NiceHCK EP10 Review

Metal Power

 

NiceHCK EP10 English Review

 

Pros

 

  • Sonido en V balanceado limpio y ancho.
  • Medios muy disfrutables.
  • Diseño elegante y particular.
  • Nivel de construcción y acabados. Sensación de robustez.

 

Contras

 

  • Peso
  • Boquillas algo cortas.

 

Enlace de compra

 

https://es.aliexpress.com/store/product/NICEHCK-EP10-In-Ear-Earphone-Dynamic-Drive-Metal-Earphone-HIFI-Bass-DJ-Subwoofer-Sports-Headset-Monitor/1825606_32953684155.html

 

 

Enlace a la Tienda

 

https://es.aliexpress.com/store/1825606

 

 

Especificaciones

 

  • Tipo de Driver: Driver Dinámico 11mm con diafragma de PET
  • Respuesta de frecuencia: 20-40000Hz
  • Sensibilidad: 95dB/mW
  • Impedancia: 32 Ω
  • Conector Jack: 3.5mm
  • Longitud del cable: 1.2m

 

 

Presentación y contenido

 

Los EP10 vienen en la clásica caja de cartón blanco de NiceHCK, con el nombre de la marca en su frontal y el perfil de los IEMs grabados. En la parte posterior vienen las especificaciones en varios idiomas, incluido el inglés. En su interior se encuentra el estuche con cremallera también clásico de la tienda. Una vez abierto se pueden encontrar las cápsulas de los IEMs protegidas dentro de bolsitas Zip. También vienen otras dos bolsitas Zip, una como 3 pares de eartips de silicona de núcleo rojo tamaños S-M-L, y la otra con dos pares de eartips de silicona bi-flange de igual tamaño pero de distinto color, azul y blanco, ambos translucidos.

El contenido y la presentación siguen en esa línea de ofrecer lo mínimo e indispensable.

 

 

Construcción y diseño

 

El diseño parte de una base ya conocida para acabar en algo casi distinto, con esa forma de almendra metálica de superficie pulida. La parte trasera recuerda a un earbud, pero en la otra mitad aparecen las boquillas en disposición asimétrica para facilitar el ajuste contra la concha de nuestros oídos.

Encuentro su diseño muy elegante, algo atrevido en el sentido que la forma puede que no se ajuste a todos los oídos, pero sin duda totalmente distintivo y particular. Sin duda todo el que lo tenga no podrá confundirlo con otro IEM que posea.

 

 

El único punto negativo de su diseño es que las boquillas son muy cortas y esto puede dificultar aún más el ajuste.

El metal usado es pesado en la mano, pero personalmente, una vez puestos no los noto así.

El cable es también muy similar al usado en los earbuds, de cobre de 4 núcleos. La clavija es recta y metálica, con la marca grabada en blanco. En el splitter, también metálico, está grabado el nombre del modelo. Además posee pasador para el ajuste de los cables bajo la barbilla. Para el modelo de cápsulas negras el cable es de color marrón.

Como el ajuste es hacia abajo facilita la microfonía, aunque en un grado aceptable, ya que el cable trenzado mejora este aspecto.

 

 

 

Ajuste y ergonomía

 

Como digo, por su diseño el ajuste podría llegar a ser crítico. Por suerte para mí no ha sido así. Pero es cierto que para ajustarlos necesito unos segundos hasta poder encajarlos completamente. Como las boquillas son cortas la inserción es superficial. Una vez encajados ni noto su peso ni se mueven y el sellado que consigo, usando mis eartips híbridas caseras, es bastante bueno, logrando un buen aislamiento.

 

 

Sonido

 

Para evaluar el sonido he usado unas eartips de tamaño L, con diámetro interior de 4,5mm que son bastante bajas, rellenas de foam. Lo que trato de conseguir con ellas es un diámetro exterior grande para facilitar el ajuste superficial y que las boquillas queden lo más cercanas posibles al exterior.

 

 

Perfil

 

En V pero suave, sin tener los medios tan alejados, es más, diría que la parte central se encuentra enfatizada casi más que el resto de segmentos.

 

Graves

 

Una vez que se encuentran las eartips adecuadas los bajos tienen una presencia bastante adecuada. No son excesivos ni bajan muy profundo, aunque tienen un buen golpe a los 40Hz. Por debajo su poder ya no es muy significativo. Por encima, hasta los 100Hz, mantienen el nivel, más allá su ganancia se suaviza.

Los bajos no son gruesos ni demasiado focalizados, ni tampoco destacan en rapidez. De ninguna forma los encuentro sosos pero tampoco serían unos IEMs para disfrutar con música electrónica por encima de otros que poseo.

Concluyendo podría decir que este segmento es bastante balanceado, sin grandes picos, no goza de excesivo cuerpo y tiene un carácter cálido.

 

 

Medios

 

Lo primero que percibo es la calidez en los medios bajos y sonido más lleno en esta zona debido al lento descenso en la ganancia de los graves, esto es algo que sin duda aprecio. Las voces masculinas ganan así en cuerpo y matices, su presencia se hace más ancha, lejos de quedar aisladas y sonar finas. No existe ningún tipo de velo en los medios, ni tampoco ninguna sensación de fangosidad en las voces.

La tonalidad de los medios es, a mi juicio, neutra pero ligeramente cálida. Existe un realce en el medio rango, característica que condiciona el sonido global de los IEMs. Así las voces femeninas gozan de cierto realce.

Los medios son limpios y anchos, con buena separación, muy agradables y musicales, sin ser analíticos ni descaradamente detallados.

Las sibilancias quedan bastante controladas, sin llegar a alcanzar niveles desagradables ni excesivos.

 

 

Agudos

 

A mi juicio los agudos aportan más claridad y aire que brillo, consiguiendo un sonido de agudos controlados, que no recortados. El detalle y la precisión es buena sin destacar. El sonido no es punzante ni afilado. El resultado de este segmento aporta al sonido la neutralidad, la musicalidad, la limpieza y la relajación que posee.

 

Escena, Separación

 

Una característica bastante destacable de estos IEMs es la anchura de su sonido, junto con su limpieza. Ambas cualidades se perciben casi al instante, sin necesidad de escuchar muchas canciones. La escena se percibe con esa anchura, aunque no con la misma profundidad ni tridimensionalidad.

La separación es buena debido a la limpieza del sonido, su neutralidad y al aire que posee.

 

 

Comparaciones

 

KZ ED16 (15€)

 

Por rango de precio y por ser relativamente recientes, los ED16 eran los primeros en la lista para ser comparados con los EP10. Previamente debo decir que sellé los agujeros delanteros de los ED16, con la finalidad de conseguir más bajos.

Los ED16 son más sensibles. Pero realmente la firma sonora difiere más de lo que me esperaba. En comparación los ED16 son más cálidos, oscuros, con bajos más presentes y medios más llenos y congestionados. Las voces suenan un tanto lejanas y veladas en comparación, casi fangosas y más nasales a veces. El nivel de detalle queda por debajo de los EP10, los ED16 suenan romos en comparación. Es cierto que los medios de los EP10 son más brillantes pero ese brillo nunca es perjudicial, además aporta un nivel de detalle y claridad que no poseen los ED16. En algunas grabaciones el sonido de los ED16 resulta poco natural comparados con los EP10.

A nivel de escena e imagen los ED16 quedan bastante por debajo de los EP10. El sonido de los ED16 es bastante enfocado y aunque goza de buena separación, carece del aire y la anchura de los EP10.

Tengo bastantes KZ, pero desde hace tiempo estoy renegando de su sonido. Aunque no puedo negar que hasta ahora los ED16 me parecían bastante bien, en comparación con mis otros KZ. Pero tras compararlos veo que mi preferencia se decanta claramente hacia los EP10 y tan solo elegiría los ED16 si deseo mayor presencia de bajos y un ajuste sobre oreja.

 

Artiste DC1 (33€)

 

A priori y de memoria los EP10 me han recordado a los DC1. Y en cierta manera veo en ellos más parecidos que diferencias. Los EP10 son algo más cálidos y un poco más en V. Tienen unos bajos más anchos y se extienden más en ambos sentidos. Este efecto provoca que dichos los bajos se entrometan algo en los medios, Así, las voces masculinas no son tan bien enfocadas como en los DC1, donde realmente están muy bien recreadas, definidas y más cercanas. Las voces femeninas sin embargo, tienen algo más de cuerpo y presencia en los EP10.

La presencia de los agudos bajos parece más punzante en los EP10 mientras en los DC1 se extienden más y son más finos. En general el sonido de los DC1 es más preciso, algo más analítico frente a la solidez y mayor sonido en los EP10. Vuelven a sonar más anchos y llenos los EP10, generando una sensación más completa en la imagen y llenando más los huecos que dejan los DC1, si perder claridad ni detalle, dando una sensación de sonido algo más masivo que los afilados DC1.

En definitiva el sonido en los EP10 es más grande, con mejor escena e imagen, mientras los DC1 suenan más fríos, menos viscerales, más delicados y precisos.

En cuanto a la construcción los EP10 son bastante más sólidos que los DC1, tanto en cable, clavija y cápsulas. Los DC1 solo ganan en ergonomía y en ligereza.

 

 

Conclusión

 

Los EP10 son unos IEMs con alma de earbuds, tanto en diseño como casi en sonido. Destacan por su elegante y pulido diseño, además de por su agradable perfil sonoro, donde el balance, la madurez, la anchura y la limpieza son sus principales características. Estas virtudes lo convierten en unos IEMs muy versátiles que pueden ser usados para muchos géneros musicales. Todo ello por un precio realmente contenido para todo lo que ofrecen. Es un producto muy redondo que solo queda empañado por el tamaño de sus boquillas, característica que puede provocar ciertos problemas de ajuste y posterior percepción sonora.

No quiero acabar sin escribir cuánto me gusta el sonido de estos IEMs. Mientras más los comparo con otros modelos, más me voy dando cuenta de su valor y de la calidad global que ofrecen por tan poco dinero.

 

Fuentes usadas durante el análisis

 

  • FX-Audio DAC-X6 (OpAmp Burson Audio V5i-D)
  • Audio S1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up