TinHiFi T2 MKII Review

La Claridad Tiene Un Precio

 

TinHiFi T2 MKII English Review

 

Valoración

 

Construcción y Diseño
75
Ajuste/Ergonomía
75
Accesorios
60
Graves
60
Medios
75
Treble
83
Separation
90
Soundstage
90
Quality/Price
80

Pros

 

  • Sonido explícito, claro, brillante y transparente.
  • Escena abierta, amplia y ancha, que ofrece una sensación gaseosa, etérea y ligeramente tridimensional.
  • Separación de los elementos destacable.
  • Buen nivel de construcción.
  • Notable diseño cilíndrico, mezclado con una forma en espiral que es más atractivo que las líneas rectas de su predecesor.

 

Contras

 

  • Existe cierta desigualdad entre canales.
  • Graves coloreados, de baja profundidad.
  • Dificultad para generar capas de sonido.
  • Los detalles altos tapan los matices del rango medio o los situados a media distancia.
  • Vuelta al interfaz de conexión MMCX.

 

Enlace de Compra

 

https://www.linsoul.com/products/tinhifi-t2-mkii

 

Enlace a la Tienda

 

https://www.linsoul.com/

 

Introducción

 

Tiantian Dongting TinHiFi fue lanzada en 2017. TinHiFi recibe su nombre con el homófono de “Listen” y “Hi-Fi”. Por otro lado, la marca publicita que una de sus mejores bazas es que trata de escuchar al mundo y, con ello, a los usuarios que compran sus productos. Aseguran que, pese a que el modelo T2 ya se ha iterado varias veces, todavía tiene margen de mejora. En esta ocasión y gracias a los usuarios, se ha optado por unas frecuencias altas más claras y transparentes, así como por unas frecuencias bajas más limpias, controladas, precisas y ajustadas. Ahora, el pefil es más neutral. También se ha vuelto a usar el interfaz MMCX y el diseño ha variado ligeramente, usando una forma en espiral. Internamente, se ha usado un diseño de doble transductor coaxial con diafragma compuesto. El driver de 10mm ejecuta las frecuencias bajas y el de 6mm se encarga de las medias y altas frecuencias. Por último, las cápsulas han sido construidas en aluminio ligero de alta dureza y durabilidad. Veamos qué más sorpresas guarda este nuevo modelo de TinHiFi llamado, como no, T2 MKII.

 

 

Especificaciones

 

  • Tipo de Drivers: 2 drivers dinámicos, 10mm woofer + 6mm midrange & tweeter.
  • Respuesta de Frecuencia: 20Hz-20kHz.
  • Sensibilidad: 103±3dB @ 1kHz 0.126V
  • Distorsión máxima: 3% Max a 1kHz, 1mW.
  • Potencia nominal: 3mW.
  • Potencia máxima: 5mW.
  • Cable: Cable chapado en plata de 8 núcleos 5N.
  • Tipo de Conexión de la Cápsula: MMCX.
  • Conector Jack: SE 3.5mm.
  • Material: Plástico Aluminio.

 

 

Presentación y Contenido

 

El embalaje de los T2 MKII sigue la tradición de los T2 y presenta una caja alargada apaisada. En esta ocasión, el color elegido es el gris. Su tamaño es 143x76x43mm. La presentación sigue siendo sobria: tan solo hay T2 MKII escrito en la en el centro con letras blancas y el logo de la marca en la esquina inferior izquierda. En la cara trasera hay unos cuantos códigos QR y los logos de las certificaciones que cumple el producto. Retirado el cartoncillo se muestra una caja que parece un libro apaisado, con una superficie ligeramente acolchada con textura en cuero. En el centro está el logo de la marca en tinta dorada. El interior es blanco, una caja que contiene un molde de espuma gruesa, que contiene las cápsulas con la particular forma en espiral. Retirada la primera capa, están el resto de accesorios, en bolsitas de plástico transparente. El contenido completo es el siguiente:

 

  • Las dos cápsulas T2 MKII.
  • 6 pares de tips de silicona, tamaños SxMxL. Un par mediano viene con las cápsulas.
  • Dos tips de foam azul, tamaño grande.
  • Un cable chapado en plata de 8 núcleos 5N con clavija SE de 3.5mm y conexiones MMCX.

 

El embalaje recuerda a anteriores modelos y no trae ni funda, ni bolsa. Posee dos juegos de tips que ahora son diferentes. Las más claras tienen un núcleo más ancho y las oscuras, más estrecho. Es un detalle la inclusión de tips de foam, pero vuelvo a incidir que no incluya nada para guardar, ni proteger los IEMS.
Se puede elegir en dos colores: Silver y Gun.

 

 

Construcción y Diseño

 

En esta ocasión, el diseño cilíndrico acopla una forma espiral en su cara externa. Desde fuera, tiene cierto aspecto de caracol, aunque la cara circular del centro no se pierde. Se trata de un doble círculo concéntrico. Mientras que el aro externo es plano y delgado, la cara interior es cónica hasta que llega al círculo central, que se eleva sutilmente en la ladera. En ese anillo divisorio hay 3 orificios. La zona creciente en espiral abraza el cilindro y contiene el interfaz de conexión MMCX. Cada canal se puede distinguir por el aro de plástico que rodea a dicho interfaz: rojo para el derecho, azul para el izquierdo. La cara interna sigue el patrón balístico ya conocido: un escalón ligero que da paso a otro mucho más pronunciado. Un nuevo ligero borde y la boquilla con dos diámetros, el central de 5.4mm y la corona de 6mm. La longitud de la boquilla es de 3mm aproximadamente. Su orificio está protegido por una rejilla perforada metálica. Hay un orificio en la ladera que va hacia la boquilla.
El cable apenas cambia, es tradicional en sus conexiones y fundas. La clavija es de 3.5mm SE, chapada en oro. La funda es un cilindro clásico con textura para mejorar el agarre, en dos partes, una más grande y otra más estrecha. La pieza divisora es un cilindro con dos anillas cerca de los bordes. El pasador es un anillo metálico a través de la cual pasan los cables. La funda de los conectores de 2Pin también son cilíndricas, con un pequeño bisel cerca del cable y dos anillas. Se repite el mismo diseño de discos de plástico, salvo que uno es rojo, el otro transparente. El cable está formado por 8 núcleos de hebras chapadas en plata 5N.
La cápsula es ligeramente diferente, con ese añadido en espiral. La superficie tiene más textura y el diseño de la cara externa es diferente, en lugar de ser plana, tiene forma cónica y presenta 3 orificios. El cilindro en sí sigue siendo el clásico. La construcción es simplemente buena, aunque se observan algunas rebabas entre el ensamblado de la pieza en espiral y el cilindro.

 

 

Ajuste y Ergonomía

 

Los T2 MKII combinan una ergonomía balística que le permite tener un cuerpo alargado. El cruce de la pieza en espiral a 90 grados, le añade la posibilidad de tener un cable alejado del centro y rígido en posición vertical. El diámetro es adecuado y si hubiese sido mayor, la ergonomía hubiese sufrido. Dada la inclinación del canal auditivo, la inserción no puede ser perpendicular y esto provoca que los conectores de los cables queden cerca del pabellón auditivo. Dependiendo de dicha inclinación y de la profundidad de inserción, esto puede ser más problemático. En mi caso, con una inserción superficial, no existe tal peligro. En esta ocasión, he tenido que recurrir a unas tips de núcleo estrecho y forma esférica, sin relleno. El conjunto es relativamente cómodo. El paso del cable sobre la oreja no es el más correcto. En esta ocasión, siento que dichas guías no son del todo agradables y pasado un tiempo comienza a molestarme. El aislamiento depende de la inserción y de las tips. En este caso, con las tips usadas el aislamiento es medio. Es posible rotar la cápsula dentro del canal, así que no se trata de un encaje único, aunque sí es duradero. A la molestia del cable sobre oreja se le añade otro punto bastante negativo: parece que hay algo en el material de la cápsula que me irrita la piel de los oídos. Al poco rato de ponérmelos me pica. Va a ser una reseña poco agradable por este aspecto.

 

 

Sonido

 

Perfil

 

El perfil se acerca ligeramente al de Rtings desde 1khz hasta los 8khz. Pero los T2 MKII tienen menos subgrave, más medios-bajos y una segunda mitad de los agudos netamente más enfatizada. Lo que se obtiene es un perfil midcéntrico brillante con una zona baja bastante limitada y anodina. Sin duda, se trata un cambio bastante drástico respecto al modelo DLC 2022. Aquel modelo me gustó mucho y su perfil fue retocado ligeramente en varios modelos de esa generación de la propia marca TinHiFi. Es cierto que fue dar vueltas alrededor de ese target hasta lograr exprimirlo. Pero el cambio que ha dado la marca en este modelo T2 MKI ha sido algo radical. Ellos dicen que han escuchado las voces de los usuarios y han dado la vuelta al perfil buscando unos graves por debajo de la neutralidad, con una sonoridad coloreada y menos realista, además de centrar la energía en las notas altas, consiguiendo un efecto más polarizante.

 

 

Graves

 

Si algo me demuestra mi experiencia después de más de 200 reseñas, la gran mayoría de IEMS, es que una afinación de graves con el extremo inferior reducido no suena natural. La respuesta de frecuencias de los T2 MKII por debajo de los 200Hz es bastante anémica, siendo ése, su punto más álgido. El resultado es un subgrave muy poco apreciable, algo que se distingue con claridad en la prueba de tonos puros de muy baja frecuencia. Al reproducir un tono de 20Hz el resultado es un sonido más audible que sensorial, un zumbido coloreado que carece de potencia, notoriedad, profundidad y realismo. El comportamiento no mejora hasta pasado los 40 o 50Hz. Aunque, en ese punto, el sonido sigue sin ser completamente natural y se sigue percibiendo ese coloreo, o lo que es lo mismo, una sonoridad que pertenece a un rango de frecuencias superior y más audible. De esa forma, los bombos suenan más agudos, con un volumen, densidad y sensación de profundidad escaso. No lo llamaría un bajo neutro, porque para ello debe sonar, al menos, natural. Existen muchos IEMS cuya presencia en graves no es notoria, pero su comportamiento sí lo es. En este caso, ni la sonoridad, ni el comportamiento es el más adecuado. Eso se puede demostrar ecualizando los graves, si se eleva el subgrave la sonoridad sigue sin mejorar por debajo de los 40Hz. Incluso, se mantiene ese comportamiento rugoso, vibrante y sonoro, de baja capacidad sensorial y física, que lo hace más audible que natural. El resultado, traspasado a la música, resulta negativamente obvio. De nuevo y volviendo a los bombos, parecen simples golpeos de tambor, con muy bajo recorrido y profundidad. Por otro lado, el resultado es más elástico de la cuenta. ¿Cómo puede ser que el grave carezca de potencia y encima no sea completamente compacto o contenido? El resultado es una sensación gomosa poco realista, que tampoco aporta una textura adecuada o natural. Teniendo una baja potencia esperaba un grave más seco, contenido y apretado. Pero estas características no llegan al notable, se quedan en un rango aceptable.
Por otro lado, en mi otra prueba de reproducción de graves sucios, sin filtrar, con multitud de capas y poca definición, el resultado ha sido mejor de lo esperado. Los T2 MKII han sido capaces de seguir las líneas de graves sin perderse, aunque las reproduce a su manera. Sigue intentando separarlas con cierta gracia y manteniendo un orden en su representación. Es cierto que la sonoridad no es la adecuada y ésta será mejor o peor según la calidad de la fuente (he usado mi fuente de referencia para este caso, la que consigue los graves más compactos, rápidos, naturales y realistas: es el combo formado por el Aune X8 XVIII Magic DAC y el amplificador EarMen ST-Amp). Pero, al menos, ha mantenido el tipo con bastante gracia y esto le otorga un comportamiento técnico que sí llega al notable, siendo preciso, hábil y resuelto. Lástima de que el comportamiento sonoro no lo acompañe. Y lo que más me llama la atención es que TinHiFi ha dedicado un solo driver de 10mm para el rango inferior. Sabemos que lo puede hacer mejor.

 

 

Medios

 

Viendo la gráfica pensaba que los T2 MKII serían eminentemente mic-céntricos. El resultado es más brillante que centrado en medios. Y eso es debido a que la primera mitad adolece del cuerpo suficiente para tener una presencia más completa. En ese aspecto, las voces masculinas se sienten algo desconectadas, con una base ligera y una presencia media y menos cercana de lo esperado. Siendo sincero, pensaba que las voces tendrían un protagonismo mucho mayor al que me he encontrado. También las esperaba más cálidas, pero en ese aspecto seguro que he interpretado mal la gráfica. Como digo, la sonoridad de las voces no es mala. En esta ocasión, encuentro que su ejecución es más natural. La siento algo desconectadas y hundidas, en un plano poco protagonista que me hace elevar el potenciómetro para hacerlas más presentes, consiguiendo un efecto más negativo que apropiado. En este sentido, toda la instrumentación está por encima de las voces masculinas. Las voces femeninas mejoran en presencia y se acercan más a un primer plano, pero se siguen mezclando a la par con la instrumentación. Y también con los detalles y matices. Existen elementos que deberían estar en segundo plano que se sitúan al mismo nivel que las voces o los instrumentos más protagonistas. El resultado genera cierto desorden dentro de mi cabeza, ya que siento que los elementos no deberían tener esa distribución tan equitativa y su distribución en los diferentes planos sonoros debería guardar otro orden. Por suerte, el driver dinámico no es muy explícito o fino y existe cierta suavidad al dibujar los bordes, algo que permite que los sonidos sean más agradables, menos punzantes y relativamente redondeados. Una afinación así procedente de un driver BA demasiado fino hubiese sido mucho menos tolerable, bajo mi punto de vista. Sin embargo, existe otro punto positivo sobre este aspecto y es que los elementos está los suficientemente separados y distantes para no saturar la mezcla. Pese a que los medios-altos y los agudos están en un primer plano, los T2 MKII resuelven con notable habilidad su distribución horizontal, consiguiendo un sonido bastante abierto en este rango de frecuencias, cargado de claridad y transparencia. He notado que las tips contribuyen mucho en este aspecto, en este caso recomiendo tips con un núcleo ancho para maximizar estos aspectos relacionados con la luz, la transparencia y el aumento de la escena. Aun así, echo de menos algo de carne y fisicidad en las voces femeninas, pero, sin duda, ellas son más protagonistas en el rango central. Se sienten delicadas, muy bien perfiladas, cargadas de detalles, pero manteniendo cierta suavidad en sus bordes que le permite lidiar con las sibilancias y sin llegar a perder la batalla frente a la sobre exposición de los detalles y matices.
Es obvio que la segunda mitad del rango central es más explícito. Pero, en este punto, vuelvo a agradecer que sea un driver dinámico quien se encargue de ello. El driver de 6mm dedicado a los medios y agudos es convenientemente ligero, pero sin sobrepasar el límite afilado. Es lo suficientemente delgado para ser, preciso, conciso y resolutivo, pero no tanto como para ser penetrante o hiriente. Y eso que el nivel de energía de los agudos es bastante elevado. El resultado es un sonido explícito, expuesto, relativamente salpicado, transparente, claro, separado, hábil técnicamente hablando, pero bastante natural en términos de comportamiento sonoro. Quién iba a pensar que diría esto de los medios-altos viniendo de unos graves como los anteriormente descritos.

 

 

Agudos

 

La zona alta es bastante explícita. Aunque empieza con una ligera zona de control que intenta suavizar y naturalizar el resultado, la segunda mitad de los agudos es bastante expuesta. Existe cierto control alrededor de los 7kHz capaz de limitar las sibilancias o, al menos, hacer que éstas no sean completamente evidentes o penetrantes. Pero, es cierto que la segunda mitad de los agudos salpica el sonido aportando un resplandor relativamente enérgico y resplandeciente. En este sentido, su protagonismo y su presencia en primer plano es capaz de ocultar detalles de otras frecuencias más bajas y planos más alejados. Y es que el cuerpo de los agudos es mayor de lo deseado. De esta forma se genera un brillo más opaco, denso, enérgico, completo y extendido. El resultado es un brillo resplandeciente, que cuesta que se diluya, cuya disipación se percibe en el tiempo. Al menos, ese comportamiento y el desarrollo de los agudos es ciertamente realista y sigo prefiriendo que procedan de un driver dinámico. Pese a su elevado nivel de energía, existe ciertos parámetros cuyo comportamiento percibo naturales, pese a que la mezcla en la música sea desproporcionada y orientada hacia las notas altas.
El resultado es un rango extenso, que contiene una elevada potencia y presencia, capaz de eclipsar a otros elementos sonoros. Sin embargo, pese al destello chispeante y largo de su brillo, aun guarda cierta dulzura que les permite guardar un sutil realismo deslumbrante… si eres capaz de aguantarlo, claro está.

 

 

Escena, Separación

 

Los T2 MKII poseen una profundidad relativamente baja. Pese a ello, el sonido no se percibe plano o compacto. Hay una notable sensación de aire, separación, vaporosidad, incluso cierto ambiente tridimensional que le ayuda mucho. El sonido es amplio, horizontalmente hablando. Se beneficia de un gran nivel de apertura, separación, claridad y transparencia. Como digo, sobre todo en el eje horizontal, incluso en el vertical. Pero adolece de distancia en el eje frontal. Tampoco es muy habilidoso a la hora de crear muchas capas. Suele distribuir el sonido de una forma muy abierta y separada, pero cuando los elementos se superponen, suele ser más explícito en las notas altas, alcanzando un protagonismo más elevado y relegado al resto de matices a un segundo plano poco perceptible. Así es como la energía de los agudos le confiere un cuerpo opaco que oculta detalles importantes en la mezcla. De esta forma, se pierde cierto nivel de resolución y se alcanza un nivel de detalle que solo es visible en primer plano, engullendo el micro detalle de las zonas medias y planos secundarios.
Por otro lado, el nivel de separación es alto y la distancia entre elementos genera un fondo bastante oscuro para su nivel de precio, algo que amplía esa sensación de pulcritud en su sonido. De esta forma, se advierte un ambiente más elevado, etéreo, incluso gaseoso, que rodea ligeramente a la cabeza, traspasando sutilmente la sensación frontal de la escena.
La habilidad técnica de los T2 MKII es suficiente para distribuir la imagen bastante bien. Posee buena precisión para ello, pero sigue fallando en el posicionamiento en profundidad de los elementos. En cambio, en muchas ocasiones, es capaz de situarlos en un plano más cercano, logrando colocarlos en una parte horizontal del amplio espacio que genera. De esta forma, el sonido nunca se siente apelmazado, congestionado o compacto. Es cierto que no existen muchas capas o profundidad, pero no se pueden negar que los T2 MKII son capaces de llenar la escena de una forma verdaderamente amplia. Eso no quita que se pierdan elementos, detalles y matices por el camino.
Por último, me gustaría realizar un pequeño comentario acerca de la forma en la que los T2 MKII ganan claridad, transparencia y separación. Normalmente, elevar la energía en los medios-altos y los agudos genera una cierta y relativamente falsa sensación de claridad forzada. No puedo evitar pensar que, en este modelo, estas características han sido forzadas de una forma evidente. Sin embargo, la claridad y amplitud del sonido que se consigue es obvia, bien resuelta, relativamente realista y natural. Existe un claro exceso de energía en los agudos. Pero el sonido, con las tips y la fuente adecuada, es realmente claro y amplio. Y es lo mejor de su sonido.

 

 

Comparaciones

 

Ikko OH2

 

Uno modelo con una afinación particular, incluso similar a estos nuevos TinHiFi T2 MKII son los Ikko OH2. Con un precio superior 79$ frente a los 59$ de los T2 MKII, los Ikko tienen una presentación más lujosa y completa, con 6 pares de tips de silicona especialmente diseñadas por la marca, de diferentes tamaños, además de 3 pares de tips de foam Ikko i-Planet. También incorpora una bolsa de piel marrón claro. Como se ve, existe algo de más variedad de tips en los Ikko, mientras que los T2 MKII no traen ningún funda para guardar los IEMS.
El diseño de los OH2 es bastante particular, es una cápsula muy plana con tres partes diferenciadas, una de ella transparente, las otras 2 son blancas y metálicas (en mi caso). La boquilla tiene un crecimiento abrupto y no es muy larga y lo que más destaca es que es ovalada. En los T2 MKII la construcción es completamente en aluminio y mezcla un diseño balístico-cilíndrico con una parte en forma de espiral. Es cierto que es un buen diseño, pero la ergonomía es algo peor. Los OH2 son muy planos y si tienes la suerte de encontrar unas tips adecuadas la integración en el pabellón es casi excelente. Además, apenas sobresalen de los oídos siendo una de las formas más discretas que he podido probar. En cuanto al cable, ambos modelos usan el interfaz MMCX, algo que no me gusta. Mientras que el cable me gusta más en los T2 MKII debido a que sus hebras son más finas, manejables y con menos tendencia a coger forma. El cable de los Ikko consta de dos hebras recubiertas de un PVC que tiende a ponerse rígido.
Se podría decir que los T2 MKII son la versión aguda de los OH2, también son más ligeros en graves. La distancia en el rango superior es la diferencia más grande. Mientras los OH2 son suaves, los T2 MKII poseen una cantidad de energía notoria en la zona de los agudos. En términos de rendimiento, los OH2 son más fáciles de mover.
Volviendo al rango inferior, no soy ningún aficionado a los graves neutros o inferiores a este nivel. Los T2 MKII están en ese rango débil y ligero, ofreciendo un subgrave tenue, de baja energía, textura lisa y sonido coloreado. Los OH2 son mejores en ese aspecto y su color es algo más oscuro, profundo, más natural, con algo más de potencia y rugosidad, con un aspecto menos coloreado y técnicamente superior. El extremo inferior es más notorio en los Ikko y su ejecución es más realista y sensorial, aunque tampoco son un prodigio en la franja de los graves, pero ganan claramente la batalla frente a los T2 MKII.
En el rango medio los OH2 agradecen que exista un rango inferior más completo. De esta forma, la primera mitad de la franja central es más plena, con más cuerpo y fisicidad. La base de las voces masculinas es más densa, su timbre es más cálido, algo que le aporta un sonido más natural, realista, incluso más emocionante. En los T2 MKII, la primera mitad de los medios es más delgada, con menos base y algo más alejada. Eso hace que se sienta una oquedad comparativa en en esta fase, algo que también afecta a la instrumentación. Los OH2 son más equilibrados en la transición hacia los medios-altos y presentan un sonido más homogéneo. En esta segunda mitad, las voces femeninas también tienen mayor base y su representación es estelar, más cercanas, muy realistas y completas. En los T2 MKII sigue habiendo un enfoque más brillante, delgado, magro, que pone en evidencia los detalles y matices, antes que el elemento fundamental. De esta forma, la riqueza de los medios y su nivel de exuberancia es más amplio en los OH2, frente a la mayor sequedad y esterilidad de base de los T2 MKII.
Los agudos suenan claramente diferentes en ambos modelos. Mientras que los OH2 apuestan por una exposición con una chispa inicial que le aporta un cariz más analógico, seco, suave, pero con cierta proyección, en los T2 MKII aparece un nivel de energía y brillo más alto. También poseen más extensión, no existe zona de control, sino que están más excitados, son más penetrantes y crujientes. A mi juicio, yo me quedaría con un punto medio entre ambos. Pero la afinación brillante de los T2 MKII tampoco le hace un favor al resto de frecuencias y eso es algo que hace que mi predilección sea clara hacia los OH2.
El sonido es más profundo en los Ikko, aunque también es más frontal. Tiene una notable sensación de detalle en el rango medio, que mejora a los T2 MKII. Los TinHiFi se prodigan mucho más en los detalles más agudos y éstos se superponen a los del rango central. No son muy dados a crear capas, pero sí a distanciar y separar el sonido. De esta forma, son más anchos, altos, poseen una sensación de mayor separación, un sonido más transparente, abierto, etéreo y vaporoso. Los OH2 tienen buena claridad y transparencia, pero es un sonido más físico, realista, más natural, con un aspecto más tangible y algo más íntimo. Sin embargo, cabe destacar que poseen un muy buen nivel de definición y precisión en su sonido, algo que, unido a su afinación más equilibrada, homogénea y suave, le otorga un nivel eufónico, musical y disfrutable más elevado que los T2 MKII, siempre, hablando bajo mi punto de vista personal.

 

 

Conclusión

 

Los TinHiFi T2 MKII son la otra cara de la moneda de los T2 DLC 2022. Si aquellos se basaban en un perfil completo, con graves más poderosos, agudos suaves y unas transiciones más homogéneas, los MKII han cambiado claramente de tercio alisando los graves y reduciéndolos por debajo de la neutralidad, pero estirando los agudos, tanto en proyección enérgica, como en extensión. La diferencia es una preponderancia del sonido en su segunda mitad del espectro sonoro, dando mucha más importancia a los medios-altos y a los agudos, generando unos graves estériles, coloreados, una primera mitad de los medios delgada, magra y relativamente alejada. Por el contrario, el sonido es muy claro, transparente, luminosos, chispeante, crujiente, separado, abierto, gaseoso, etéreo y amplio. Pero también es plano, con un predominio de los detalles altos que tapan el micro detalle de los rangos inferiores. Es un sonido especializado, dedicado a los amantes de los agudos, que se aleja de la calidez musical de su predecesor para diferenciarse de una forma obvia y abrazar a un nuevo público, que quizás no sea tan numeroso como el de su antecesor. Pero parece que TinHiFi asume el riesgo y eso es algo que vale la pena ensalzar, que intente buscar otro sonido y agradar a aficionados con gustos diferentes.

 

 

Fuentes Usadas Durante el Análisis

 

  • MUSE HiFi M3 II
  • Tempotec V3
  • Hidizs S9 Pro Plus.
  • Burson Audio Playmate II.
  • Aune X8 XVIII Magic DAC + EarMen ST-Amp.

 

 

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x