NiceHCK F1 Pro Review

Planar Pro

 

NiceHCK F1 Pro English Review

 

Valoración

 

Construcción y Diseño
92
Ajuste/Ergonomía
86
Accesorios
77
Graves
93
Medios
94
Agudos
94
Separación
90
Escena
91
Calidad/Precio
97

Pros

 

  • Sonido más refinado, complejo, completo que en la versión anterior.
  • Muy buena calidad de los graves, con un gran comportamiento natural, poderoso y respetuoso.
  • Excelentes medios, con mucha personalidad, realismo, neutralidad y buen timbre.
  • Muy buena cantidad de detalle, matices, definición, resolución, sin llegar a sonar analítico.
  • Ergonomía mejorada respecto a la versión anterior.
  • Ligeros aunque sean metálicos.
  • Posibilidad de elegir un gran cable como es el New Cyan.
  • Muy buen estuche con cremallera.

 

Contras

 

  • Ya no tiene filtros de afinación como su modelo anterior.
  • Aunque el juego de tips es adecuado, NiceHCK podría crear una línea de tips especializadas.

 

Enlace de Compra

 

https://www.amazon.com/dp/B0CSW8D8JG

 

Enlace a la Tienda

 

https://es.aliexpress.com/store/1825606

 

Introducción

 

La famosa tienda de productos de audio portátil de AliExpress NiceHCK sacó a finales del año 2023 su evolución de su primer IEM planar F1. Como no, se llama F1 Pro. Se trata de un nuevo modelo que contiene la siguiente generación del controlador de diafragma plano de 14.2mm. Su grosor es de 2µm, usa imanes N55 de neodimio y un circuito magnético de doble cara. La cápsula ha sido construida en aleación de aluminio y se ha mejorado la ergonomía respecto al modelo previo. En esta ocasión no se incluyen distintas boquillas para modificar la afinación, sino que el perfil es único, algo más polarizado que la afinación F1 Silver, aunque muy en la línea de la segunda generación de IEMS planares que salieron el año pasado. De serie, los F1 Pro vienen con un buen conjunto de accesorios y su clásico cable brillante y chapado en plata que se ha usado en los últimos grandes modelos de la marca. Por supuesto, se puede elegir con clavija SE de 3.5mm o BAL de 4.4mm. Pero también se puede escoger con cables alternativos. Entre ellos el cable FirstTouch o el New Cyan Cable. Para la presente reseña, la suerte ha sido que el cable proporcionado ha sido el especial New Cyan. Con él se ha realizado el presente artículo. Veamos qué gran pareja forman ambos elementos.

 

 

Especificaciones

 

  • Tipo de Drivers: Controlador de diafragma plano de 14.2mm de nueva generación.
  • Respuesta de Frecuencia: 20-28000Hz.
  • Sensibilidad 104dB/mW.
  • Impedancia: 16Ω.
  • Material de la cápsula: aleación de aluminio.
  • Material del conductor del cable: OCC y cable mixto chapado en plata.
  • Conector Jack: a elegir entre SE 3.5mm y BAL 4.4mm.
  • Tipo de Conexión de la Cápsula: 2Pin 0.78mm.

 

 

Presentación y Contenido

 

Los F1 Pro vienen en una sobria caja mediana de color azul y letras doradas, cuyas dimensiones son 170x117x47mm. En la cara principal se puede ver el logo de la marca y el nombre del modelo en el centro. Nada más. En la cara de atrás no hay mucho más, de nuevo se repite el nombre del modelo y una pequeña descripción debajo, también en el centro. Abajo, a la izquierda están las señas y a su derecha un código EAN13 y los logos de las certificaciones que cumple. Tras retirar el cartoncillo se muestra una caja completamente blanca con el logo de la marca en el centro.. cuando se levanta la tapa se observa la clásica configuración de protección: un molde blanco que contiene las cápsulas, una caja blanca con el logo en su centro que alberga un estuche con cremallera con los accesorios. En resumen, el contenido completo es el siguiente:

 

  • Las dos cápsulas F1 pro.
  • Tarjeta de garantía.
  • Manual de usuario.
  • Estuche en símil piel con cremallera.
  • Cable OCC y mixto chapado en plata.
  • Tres pares de tips de silicona gris, tamaños S-M-L.
  • Cuatro pares de tips de silicona negra y núcleo de color, tamaños XS-S-M-L.
  • Cinco pares de tips de silicona blanca traslúcida y núcleo de color, tamaños XS-S-M-L-XL.

 

Buen juego de tips, con un estuche con cremallera notable, con el tamaño apropiado para proteger los IEMS. NiceHCK deja atrás sus buenos estuches tipo cofre y vuelve a usar la cremallera aumentando el espacio interior de forma acertada. El cable es el clásico de los últimos modelos, así como los juegos de tips. Por echar algo en falta, quizás sean las tips de foam, aunque es cierto que últimamente cada vez se usan menos como accesorios de serie.

 

 

Construcción y Diseño

 

Las cápsulas de los F1 Pro han sido fabricadas en aleación de aluminio mecanizadas por una CNC de 5 ejes. La cara externa es casi circular, pero con una esquina rectangular. En el punto que termina el rectángulo y comienza el círculo hay una pequeña zanja en forma triangular estrecha cuyo fondo es dorado. El resto de la cápsula es de un azul claro. En el borde y cerca de este bisel, está interfaz de conexión de 2Pin 0.78mm, totalmente integrado en la cápsula. Está formado por una pieza rectangular de plástico traslúcido, mientras que la conexión hembra está chapada en oro. Al otro lado del vértice, está el nombre del modelo, la marca y el topo que contiene la letra que indica el canal, todo ello con letras blancas. Se podría decir que esta parte es la base de la cápsula y que de ella nace una cara interna más cilíndrica, muy redondeada y ergonómica. Contiene un orificio en su centro, mientras que las boquillas crecen cerca del borde. No son demasiado largas, aunque superan en longitud a las del anterior modelo, un claro punto débil de aquel primer F1. Hasta la boquilla, toda la cara interna de la cápsula está construida de forma integral. El diámetro de la corona exterior es de 5.9mm. Las boquillas están protegidas por una rejilla metálica con varios patrones en espiral superpuestos. Pese a la construcción metálica el peso es bajo.
El cable de serie está formado por una trenza doble bastante suave. El material es cobre OCC mixto con núcleos chapados en plata. Es ligero, moldeable y brillante. Las fundas de los conectores de 2Pin 0.78mm son cilindros redondeados en el extremo del cable, con sendos aros de color rojo y azul, para indicar el canal. Son lisos, brillantes y pulidos metálicos, pero poseen una banda rugosa para facilitar el agarre. La funda de la clavija tiene el mismo diseño, pero de mayor longitud. La clavija es de 4.4mm balanceada. La pieza divisora es completamente lisa y el pasador es un aro metálico de superficie rugosa. Posee guías sobre oreja, pero son suaves, como todo el cable, que es muy moldeable.
El cable especial New Cyan está formado por cuatro hebras enrolladas, cada una protegida por tejido textil de color azul muy claro. La clavija es balanceada de 4.4mm chapada en oro. Su funda es un cilindro metálico pintado en color negro brillante. Posee una ligera muesca alrededor cerca de la clavija y otra más fina cerca de la salida del cable. Dicho cable no está protegido por ninguna funda de plástico tras salir del conector. La pieza divisora es igual a la funda del conector, pero más corta. El pasador es un aro metálico y negro, del mismo estilo que el resto de fundas, con un orificio interior grande. Su tamaño es algo excesivo para que el ajuste sea duradero y los cables se deslizan con demasiada facilidad por su interior, resbalando más de la cuenta. La funda de los conectores de 2Pin 0.78mm son sendos cilindros metálicos negros con una muesca alrededor con el color que indica el canal. Dicha muesca está cerca de la salida de los cables. El interfaz de 2Pin sobresale de una pieza de plástico rectangular y transparente. Hay fundas transparentes y semi rígidas de dan forma sobre oreja a los cables. El cable no es apenas rígido y aunque es algo más grueso que el normal es bastante manejable y cómodo. Su peso tampoco es elevado. Bastante bien.

 

 

Ajuste y Ergonomía

 

Uno de los aspectos más comprometidos del modelo anterior F1 era la ergonomía. Las boquillas eran muy cortas y dificultaba encontrar unas tips adecuadas. En este caso, este apartado ha mejorado bastante, siendo casi excelente. El tamaño no es muy grande, la forma interior es casi esférica con unas boquillas estilizadas, más largas y un mejor ángulo. Ahora, encontrar las tips adecuadas es más sencillo y la inserción puede variar entre un ajuste superficial y llegar casi a ser medio, dependiendo de nuestra morfología y las tips usadas.
Con mis tips caseras rellenas de foam consigo una inserción superficial, con muy buen aislamiento. El encaje es bastante bueno, las cápsulas rotan hasta quedar asentadas y bien integradas. No son demasiado aparatosas en mis oídos y tampoco sobresalen mucho. Como he comentado, pese a que las cápsulas son metálicas, el peso es bajo. Muy buena mejora respecto al modelo anterior.

 

 

Sonido

 

Perfil

 

El perfil se mueve entre una U o una w. El subgrave es lineal, sin ser predominante y continúa hacia el medio-grave, a partir de entonces disminuye. La transición hacia los medios es suave mientras que la subida hacia los medios-altos posee más inclinación. En ese punto mantiene un buen nivel de energía y se extiende hacia los 10kHz con pequeños picos y valles suaves. De nuevo, se trata de una segunda mitad del rango frecuencial explícita, aunque existe cierto cariz suave, la energía se percibe. La verdad es que los F1 Pro siguen una FR bastante parecida a la de los Letshuoer S12, pero algo más suave en muchos aspectos, limando y refinando tanto graves, medios y agudos, como si se tratara de dulcificar y homogeneizar su curva. El resultado es un sonido más homogéneo, menos denso en su primera mitad y algo más controlado en su segunda. En su conjunto se observa algo más de luz, ya que hay menos oscuridad.

 

 

Graves

 

La zona baja de los F1 Pro es profunda sin ser muy oscura. También es bastante sensorial, con muy buena y agradable textura. Eso es algo que ya se demuestra en la prueba de tonos puros de muy baja frecuencia. Comenzando por el extremo audible inferior, su reproducción es sorprendentemente pura y limpia, con un comportamiento muy bueno, casi exento de cualquier vibración inadecuada, no hay coloreo y el tono de 20Hz está en el lado perceptible y audible al 50%. A medida que suben las frecuencias se nota como crecen la energía y el poder, sin perder naturalidad, ni ese cariz profundo y realista. Incluso, se siente cómo la ejecución de las notas más bajas favorecen la aparición de una textura suave, perceptible, incluso bastante natural, con una rugosidad controlada que nunca llega a ser excesiva o impostada.
Aunque la FR se extiende de forma lineal hacia el medio-grave, no se siente hinchazón en ellos, tan solo son algo más redondeados de la suficiente manera para aportar volumen y un buen nivel de pegada, aunque sin ser predominantes. Es cierto que los graves tienen buen peso y presencia, más allá de la neutralidad, pero no llegan a territorio Bass-Heads, aunque, por su calidad, textura y fuerza caen de forma plena en el apartado Bass-Lovers. Son los suficientemente elásticos para añadir cierta gomosidad realista y natural, aportando ese volumen carnoso y físico que ya he comentado, así como una sensación golosa que invita a elevar la potencia de la fuente para sentir con plenitud su calidad, sin perder el control. Es digno mencionar cómo los F1 Pro son capaces de absorber la potencia de la fuente y entregarla en los graves de forma muy controlada, con la garra y la textura suficiente para seguir sonando natural, educado y muy atractivo. Y lo mejor es que, pese al poder que denotan, sigue siendo un grave permisivo con el resto de franjas, que no se va más allá de sus frecuencias, que se disipa con rapidez y que no pierde la velocidad en su ejecución. Se nota que los buenos planares poseen una baja distorsión en los graves y en los F1 Pro ésta es una característica principal. Además, su comportamiento en los peores pasajes de graves, en aquellos que son sucios, sin filtrar y complejos de reproducir, el F1 Pro es capaz de aportar una gran cantidad de dulzura, delicadeza, una ejecución prístina y fidedigna que hace palidecer a muchos otros IEMS en las mismas condiciones. Insisto, los F1 Pro invitan a subir el volumen y a decir “dame más”.

 

 

Medios

 

Como he querido explicar, si bien los graves no son neutros, los son en su comportamiento hacia el resto de frecuencias. Cuando la canción posee una base de graves poderosa, pero también una gran presencia vocal, los F1 son capaces de repartir la energía de manera precisa en ambos apartados. No suelo hablar mucho de la música que uso para realizar mis pruebas, pero debo reconocer que los F1 Pro se portan de forma excelente a la hora de reproducir las canciones del disco “Protection” de “Massive Attack”, donde las voces de Tracey Thorn y Nicolette se funden sobre un gran magma de subgraves sucios y sin filtrar, además de líneas continuas de graves superpuestos. Los F1 Pro no tienen problema alguno en reproducir dichos graves pesados, ni tampoco para separarlos, siendo lo suficientemente técnico para descifrarlos cuidadosamente. Pero, lo mejor es que las voces femeninas incluso están por encima de dichos graves, siendo protagonistas o al mismo nivel, pero nunca se sienten ahogadas o lejanas. Lo mismo pasa con la instrumentación, que prevalece con la suficiente autonomía para ser explícita y descriptiva.
Mi primera impresión con los F1 Pro fue bastante neutra. No sentí que fueran espectaculares. Su zona baja no es muy poderosa, aunque está claramente más allá de ser neutral, pero sin ser predominante. Los medios están algo más cercanos que en otros planares, pero sin llegar a ser protagonistas. Pero, se mantienen adelante en la mezcla, incluso sorprendentemente más cerca de lo que la FR parece indicar.
La primera mitad de los medios tiene una base física y corpulenta, las voces masculinas suenan bastante completas, pero ligeramente retrasadas frente a los graves y a las voces femeninas, que son las verdaderas protagonistas de los medios. Las voces masculinas podrán ganar presencia si son más graves o si son más agudos, en ese aspecto, los bajos y los tenores tendrán más privilegios en la mezcla. Aun así, el timbre de todas ellas es muy adecuado, dentro de esa neutralidad natural que en esa primera impresión no llama la atención, pero que en escuchas posteriores y más selectivas, uno empieza a advertir un comportamiento mejorado, un rendimiento superior, una habilidad silenciosa que los separa de los sospechosos habituales. De esa forma, sin eufemismos, los F1 Pro describen los medios con un facilismo pasmoso, con un detalle floreciente, pero nada descarado, con matices visibles, pero no acusados, ni espectaculares. Se trata de un rango sin artificios, que aboga por una presencia descriptiva, pero que no hace ruido, que no tiene pompa, que incluso es educado, casi tímido en su exposición. Pero, poco a poco, ese sonido que parece modesto, crece hasta enriquecerse, siendo capaz de recrear cada aspecto del rango central de forma adecuada, pero sin excederse.
Por otro lado, siento que las voces tienen cierta ventaja sobre la instrumentación, pero cuando ésta se llena de guitarras y sonidos más agudos, la contienda se iguala. Pero, incluso en esas situaciones, los medios-altos guardan control y suavidad. No puedo decir que el sonido sea cálido en ese punto, pero sí existe cierto cariz que apacigua la energía en esta zona, limitando sibilancias y el carácter más afilado de algunas grabaciones demasiado explícitas en esas frecuencias. De esta forma, dichas situaciones se vuelven más delicadas y agradables, pero sin menoscabar en su nivel de presencia, energía o brillo, tan solo sonando de una manera más neutra, calmada y educada.
Y toda esta riqueza y buen hacer tiene que mostrarse de alguna forma. Y sí, como ya lo fuera el anterior F1, la versión Pro sigue siendo muy detallada, pero de una forma más delicada y refinada, de nuevo, más agradable. Otra vez tengo que recurrir a términos como la naturalidad para describir cómo ejecuta el detalle los F1 Pro: sin ser completamente abierto o resolutivo, el micro detalle se muestra de una forma eficaz y sencilla, pero obvia. De esa forma, la neutralidad de los medios se siente reforzada por el enriquecimiento que supone la expresividad delicada y refinada de sus matices, detalles y micro detalles. Y todo eso, sin que apenas uno llegue a darse cuenta, sin apenas hacer ruido.

 

 

Agudos

 

Por suerte, suelo escuchar los IEMS antes de medirlos. Y aunque la elección de las tips puede contrarrestar cierto comportamiento agresivo en los medios-altos y en los agudos, debo comentar que los F1 Pro conservan ese nivel de energía de la primera generación de planares. Sin embargo, la vuelta de tuerca está en su comportamiento real. No dudo que todavía puede ser energético para algunos, pero su comportamiento ha mejorado, siendo más redondo, eficaz, menos afilado y penetrante. Existe ese brillo extendido, pero no es un crujir explícito o agresivo, no es tan cristalino o discernible. Queda claro que está por encima de la suavidad del reciente S15, pero no es oscuro. Ni tampoco lo encuentro tan fatigante como el S12, aun siendo muy parecido en su nivel de energía de los agudos. La diferencia está en la ejecución. Es posible que esta nueva generación de planares tenga algo que decir en este aspecto, aunque todavía siguen sin encontrar un nivel de aire demasiado elevado.
En resumidas cuentas, los agudos de los F1 Pro están en esa línea clásica característica planar, tanto a nivel de energía, como de extensión, pero con una ejecución más suavizada, algo más melosa y agradable. Es muy capaz de aportar gran cantidad de armónicos, mucho detalle y chispa, pero sin ser demasiado afilado o punzante. Sin duda, es una mejora respecto a la generación anterior, aun sin perder demasiada presencia.

 

 

Escena, Separación

 

Los NiceHCK F1 Pro siguen sin ser unos IEMS con un sonido planar compacto, denso, aunque es cierto que poseen un sonido más poderoso que su hermano. También, es posible que la mejora de la ergonomía y la posibilidad de usar unas tips más adecuadas, permite un sonido más completo. Con el antiguo F1 y sus boquillas tan cortas, el número de tips a poder usar era muy reducido. Entonces, tuve que recurrir a un tipo de tips muy amplias, pero sin relleno de foam. Con ellas el sonido es más limpio, vívido, claro, transparente, pero también es menos pleno, sobre todo, en la primera mitad del rango de frecuencias. Sin embargo, la versión Pro, como se puede ver en su FR, es algo más en V que la versión previa con el filtro Silver (Balanced), tiene una sutil subida en la zona baja y otra más clara desde los medios-altos en adelante. Esto le debería dar más sensación de brillo, claridad y transparencia, pero también se contrarresta con una mayor impresión de pegada y fuerza en los graves, debido al incremento y también al efecto de las tips rellenas de foam. Sea como fuere y volviendo a la descripción de la escena, ésta posee una clara sensación de profundidad y anchura. Sigue sin ser envolvente, pero consigue una gran lateralidad y sensación estéreo, que claramente llega a los 180º, incluso más allá. Hay una notable impresión de altura y un ligero atisbo de percepción etérea. Pese a ello, el sonido no es volátil, gaseoso o demasiado tridimensional, pero no posee esa sensación tan homogénea de los S12, ni tampoco en tan libre o fina como en los F1. El F1 Pro recupera esa característica densidad de su sonido, pero demuestra una gran habilidad técnica tanto para separar los elementos, como para describirlos de una forma precisa y concreta. Pero, de nuevo, de una forma natural, que no es analítica o fría. Los F1 Pro alcanzan un micro detalle realista sin ser un sonido afilado o muy separado. La separación se muestra natural, sin ser impresionante, pero es claramente efectiva. Existen capacidades técnicas muy buenas sin que, a primera vista, sea un auricular, netamente técnico. Quizás, su virtud está en esa doble sensación de tranquilidad, neutralidad en la exposición de la música, sumado a un nivel de resolución alto pero musical. Todo ello permite que el volumen se pueda subir sin problemas y ver hasta donde llega su nivel de definición.
En definitiva, los F1 Pro tienen buena separación sin ser dispersos, muy buen micro detalle sin ser analítico, notable precisión sin ser demasiado fino, transparente o brillante. Con todo ello, la recreación de la imagen es fácil, elocuente, sencilla de discernir, con un posicionamiento frontal y lateral bastante obvio, en donde los elementos quedan bien distribuidos. Pero sigue sin ser una imagen demasiado amplia o claramente específica.

 

 

Comparaciones

 

Hidizs MP145 Gold Filter (Balanced)

 

Quizás, lo más fácil sería realizar una comparativa con el modelo F1 y acabar la reseña de una manera feliz. Pero no estaría estresando al nuevo modelo de NiceHCK. Es, por eso, que mi deseo es compararlo con uno de los mejores modelos de Hidizs y, también, uno de los mejores planares de esta nueva hornada. Los MP145 con el filtro balanceado.
En primer lugar, la diferencia de tamaño entre ambas cápsulas es muy clara. Los MP145 son grandes, quizás muy grandes, pero es muy destacable comentar que esto no resulta negativo para su ergonomía y me resultan muy cómodos también. Queda claro que la integración en mis oídos no es tan neta como sí sucede con los F1 Pro, pero su elevado volumen no implica incomodidad. Yo puedo usarlo durante bastante tiempo sin problemas. Aunque, a la larga, los NiceHCK resultan más cómodos, sobre todo para un uso diario y fuera de casa. El nivel de construcción es muy bueno en ambos casos, con un gran acabado. Pero ambos poseen diseños particulares. Los Hidizs llaman la atención, mientras que los NiceHCK son algo más simplistas y no tan llamativos, pero creo que han mejorado su nivel de diseño respecto a sus hermanos. El cable de serie prefiero el de Hidizs, pero el cable New Cyan gana la partida aquí, si se escoge esta opción. Los MP145 tienen filtros como ya tenían los F1. La versión Pro está exenta de filtros de sintonización. Los Hidizs tienen tips más especializadas, pero el estuche con cremallera de los F1 Pro es claramente un acierto. Por el contrario, los MP145 tienen una bolsa en símil piel que no está a la altura de un modelo de su categoría.
En relación al sonido, en concreto, al perfil con de los MP145 con el filtro Gold, que es el más balanceado de todos, resulta muy similar al de los NiceHCK F1 Pro. Se puede ver que las diferencias son muy pequeñas. Incluso, entre ambos modelos, la diferencia entre canales podría igualar más todavía las respuestas de frecuencia. Por lo que se ve, la diferencia más clara está en los medios-altos, sutilmente más excitados, en los primeros agudos. Pero hasta los 1.5kHz ambas respuestas están completamente calcadas.
En cuanto a sensibilidad, los F1 Pro son un poquito más sensibles, al mismo volumen de fuente, suenan ligeramente más fuerte.
Si la zona baja es tan similar, el sonido también lo es. Pero encuentro que los F1 Pro poseen unos graves algo más luminosos, claros, limpios, menos opacos, menos apagados y con algo más de textura y rugosidad. Estas características le confieren a los F1 Pro una mejora técnica en el rango inferior, parecen tener más resolución, mejor definición, un poder descriptivo superior, más separación incluso.
En la zona media, esta sensación de mayor brillo, luz, claridad y transparencia se hace más patente. El sonido de los MP145 se siente más apagado, más seco y algo más conjuntado. Es más afilado el F1 pro, pero también más descriptivo y limpio. Los detalles están mejor perfilados y las voces están más adelantadas en la mezcla, pero también muy bien diferenciadas. Todo ello le otorga un nivel de matices más evidente, un sonido más explícito, analítico y vívido, pero sin ser fatigante. El resultado es un sonido más dinámico, con mayor transparencia y separación. También parece ser algo más rápido en los transitorios, siendo algo más resolutivo en los agudos y cuando se necesita representar muchas notas de una manera más veloz. Incluso, parece tener menos poso en estos casos, así como más precisión en esos casos.
La zona alta parece más clara, evidente y extendida en los F1 Pro, es algo más crujiente. Para aquellos que sean más sensibles a esta zona lo van a notar claramente. Los MP145 con el filtro Gold son más apaciguados y controlados.
La mejor sensación de claridad y la capacidad más analítica, separada y detallada de los F1 Pro le otorgan una sensación de escena más amplia, con mejor separación, más detalle y resolución.
Pero, ¿cuál es la ventaja de los Hidizs? Pues que tienen un filtro Silver para realzar los agudos que todavía hace que ambos modelos se parezcan mucho más y las diferencias sean más pequeñas.

 

 

Conclusión

 

Los NiceHCK F1 Pro no son un nuevo modelo más de planar. Queda claro que se han inspirado en los modelos más recientes. Pero han conseguido generar un sonido a la altura de sus rivales, de muy buena resolución, claridad, transparencia, detalle, en una cápsula pequeña, mucho más ergonómica y cómoda que su anterior modelo. Los F1 Pro consiguen convertir un sonido más analítico en algo más natural y neutro, más musical y agradable. Es capaz de combinar lo mejor de ambos mundos: el atractivo musical y eufónico, con un alto nivel de resolución y detalle, pero sin sonar frío o afilado, sino realista y atractivo.
NiceHCK no crea algo nuevo, se limita a refinar su primera versión, a pulirla, a mejorarla en sus aspectos más negativos, aprendiendo de sus errores y poniendo un ojo en la competencia más directa. Si a esto se le suma un precio que puede ser inferior en muchas ocasiones, buenos accesorios, una cápsula más pequeña, ligera y cómoda, sumando la posibilidad de añadir cables de calidad que la marca nos tiene acostumbrados, el resultado es muy goloso y un claro desafío a la competencia. Así se hace.

 

 

Fuentes Usadas Durante el Análisis

 

  • Aune X8 XVIII Magic DAC + EarMen ST-Amp.
  • Aune M1p.
  • Aune Yuki.
  • Burson Audio Playmate II.
  • Hidizs S9 Pro Plus Martha.

 

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x