TRI KAI x HBB Review

La Arena y El Mar De Hawaii

 

TRI KAI x HBB English Review

 

Valoración

 

Construcción y Diseño
88
Ajuste/Ergonomía
82
Accesorios
90
Graves
85
Medios
80
Agudos
75
Separación
78
Escena
75
Calidad/Precio
87

 

Pros

 

  • Afinación ligeramente cálida y segura, divertida y agradable.
  • Musicalidad apta para el disfrute durante horas.
  • Notable zona baja.
  • Medios armoniosos, de presencia media y suave, exentos de sibilancias.
  • Nivel de construcción, materiales usados, acabado preciosista.
  • Gran embalaje, muy buen nivel de accesorios, con un estuche estelar.
  • Buena asociación de cable/perfil de sonido.
  • Diseño conceptual.

 

Contras

 

  • Ligeramente grandes y sutilmente pesados.
  • El cable no posee pasador de ajuste y no se puede elegir clavija balanceada.
  • Presentación controlada de los agudos, segura, pero no muy extensa.
  • La zona media se siente a media distancia, lo que limita la exposición de los detalles y su nivel de resolución.
  • Escena eminentemente frontal.
  • No goza de una habilidad técnica analítica.
  • Esto es una opinión muy personal, pero hubiese preferido otro color que fuera el dorado. Aun así, el contraste con el azul mejora el conjunto.

 

Enlace de Compra

 

https://es.aliexpress.com/item/1005004910527495.html

 

Enlace a la Tienda

 

Del 1 al 12 de noviembre, habrá hasta un 50% de descuento en la tienda de AliExpress.

 

https://kbear.es.aliexpress.com/store/5017064

 

Introducción

 

Se podría decir que TRI es la marca Premium de KBEAR. Es cierto que la casa madre tiene modelos de precio relativamente elevado, como los Aurora o los Ormosia. Pero es TRI quien pone en el mercado los diseños de alta gama. Entre ellos están los Starlight, Starshine, Starsea, I3 Pro, Meteor y TK2. Su último lanzamiento ha sido el TRI i ONE. Entre medio, está esta colaboración entre TRI y HBB (HawaiiBadBoy), llamada KAI x HBB. Se trata de uno IEMS con un driver dinámico de 9.8mm y diafragma DLC, todo ello dentro de una cápsula dorada, casi completamente, excepto por un parte de su cara externa, que es de un azul medio brillante, que recuerda al mar, en honor a su colaborador procedente de Hawaii. El dorado trata de recordar a la arena de la playa…
Construido en aleación de aluminio de grado 7 aviación, las cápsulas han sido fabricadas con una máquina CNC de 5 ejes, para proporcionar una superficie altamente pulida y delicada.
En Hawaiiano, “KAI” significa agua. Y la afinación ha sido consecuente con el nombre, posee unos graves poderosos y una gama de medios adecuada para reproducir con naturalidad el sonido de las voces y los instrumentos. Los agudos se han ajustado para que estén equilibrados, sin que se muestren demasiado duros y para que no desaparezcan demasiado pronto.
Dejando de lado las consideraciones que viene de la propia marca, siempre que tengo que analizar un producto pueden pasar tres cosas: que me guste, que no me guste o que me sea relativamente indiferente. También es cierto que estas tres opciones no son siempre absolutas y existe un gran trecho entre todas ellas. En esta ocasión, los KAI están en lado divertido de los IEMS y son de ese tipo de modelos que me gusta tener cerca para poder disfrutar de la música. Ahora veremos porqué esto es así.

 

 

Especificaciones

 

  • Tipo de Drivers: Dinámico con diafragma DLC de 9.8mm de tercera generación.
  • Respuesta de Frecuencia: 20Hz-40kHz.
  • Sensibilidad: 114dB @ 1kHz.
  • Impedancia: 36Ω.
  • Conector Jack: 3.5mm chapado en oro
  • Tipo de Conexión de la Cápsula: 2Pin 0.78mm.
  • Material de la cápsula: Aleación de aluminio.
  • Material del cable: 4 núcleos de cable de alta calidad OFC, chapado en plata. Cada núcleo posee 24 hebras de 0.05mm de diámetro, 96 hebras en total.

 

 

Presentación y Contenido

 

Los TRI KAI x HBB vienen en una pequeña caja rectangular, de dimensiones 95x80x44mm. Está pintada con un motivo fluido azul, con trazos amarillos, incluso verdosos. En la cara principal, en su centro está el nombre del modelo, simulando escritura manual, en color blanco. Debajo hay una raya, después el logo del modelo, su nombre, el logo de HBB y éstas siglas. Detrás están las especificaciones, en chino e inglés, además de las señas de la marca. Tras retirar el cartoncillo, puede verse una caja blanca. En su cara superior hay una tapa con el mismo símbolo del nombre del modelo, esta vez, en dorado. Retirado esta tapa aparece un estuche de cuero marrón suave, con el logo de TRI. Debajo hay un manual. En el interior del estuche están todos los accesorios, el cable y las cápsulas. En resumen:

 

  • Las 2 cápsulas TRI KAI x HBB.
  • 1 cable de 4 núcleos OFC chapado en plata.
  • 1 gamuza de limpieza.
  • 1 cepillo de limpieza.
  • 3 pares de tips de silicona blanca traslúcida de núcleo estrecho, tamaños SxMxL.
  • 3 pares de tips de silicona blanca traslúcida de núcleo ancho, tamaños SxMxL.

 

Las cápsulas vienen dentro de sendas bolsitas zip. Además, tienen un protector de plástico sobre la cara externa. El conector SE de 3.5mm chapado en oro, está protegido por una funda de plástico. El cable dispone de una tira de velcro blanco para recogerlo con seguridad.
El contenido es escueto en cuanto a tips, no hay de foam. Pero viene una gamuza para su limpieza, que es de una calidad muy aceptable, además de un pequeño cepillo. Son accesorios que no son muy comunes. Por otro lado, quiero destacar los ajustado del tamaño del embalaje, el estuche de piel con cierre magnético y la doble protección de las cápsulas. A veces, no hace falta un tamaño muy grande para que el embalaje sea de gran nivel. Muy bien.

 

 

Construcción y Diseño

 

Las cápsulas han sido construidas en aleación de aluminio de grado 7 aviación y fabricadas con una máquina CNC de 5 ejes. Su superficie es altamente pulida y delicada, un verdadero imán para las huellas dactilares, de ahí que traigan como accesorio una gamuza. Todo un detalle. Poseen una forma semi-custom, que se asemeja a un triángulo-rectángulo de esquinas totalmente redondeadas. En el vértice superior de la supuesta hipotenusa, está el conector de 2PIN 0.78mm. En el inferior, está el logo de TRI. La cara externa posee dos partes, digamos que el 70% está ocupado por una L de color azul turquesa oscuro y la parte restante es dorada. En ella está el logo HBB y el nombre completo del modelo, en ese mismo color azul. La cara interna es completamente dorada. Cerca de la conexión superficial de 2Pin hay un orificio. Existe otro cerca de la base de las boquillas. La cara interna se estira hacia las boquillas y éstas empiezan desde un escalón hasta su borde, tan solo miden 4mm. La corona externa mide 6mm, mientras que el cuello 5.3mm. Hay una rejilla opaca metálica perforada. La cara interna posee una pequeña protuberancia en lado contrario a las boquillas, pero el conjunto es muy redondeado. La cápsulas son medianas, pero tiene buen grosor y las boquillas no son muy largas. Se podría decir que el peso es perceptible, pero no molesto.
El cable está compuesto 4 núcleos de OFC chapados en plata de alta calidad. Cada núcleo posee 24 hebras de 0.05mm de diámetro, 96 hebras en total. Los núcleos están enrollados entre sí. Todas las partes son cilíndricas y doradas, no hay pasador de ajuste. El cable tiene guías sobre oreja. Los 2Pin 0.78mm están montados sobre una base de plástico que se integra muy bien sobre las cápsulas. Existe un punto de color, rojo o azul, sobre el lado corto de la base de plástico de contiene los 2Pin, para señalar el canal.
El diseño, la forma, está nada mal. Pero no me gusta el color dorado, así que ese aspecto es un punto negativo. Por otro lado, el azul es bonito y el diseño de la cara externa tiene su punto, con esa mezcla de dos partes y su separación en forma de L abierta. Los logos dibujados sobre dichas caras acentúan la calidad de los acabados, extremadamente lisos y suaves, aunque totalmente susceptibles a que se queden huellas en ellos. El peso, debido a la construcción metálica, se deja notar, pero no es excesivo. Echo de menos un pasador de ajuste en el cable.
El estuche es de piel, parece auténtica, incluso huele. Es de borde ovalado y en la solapa está el logo marcado. Posee costuras visibles, un cierre con dos pequeños imanes en la solapa y un interior forrado de terciopelo negro. Muy buen estuche.

 

 

Ajuste y Ergonomía

 

Debido al tamaño de las boquillas, la inserción es superficial. El ajuste es sencillo y libre, admite un ligero movimiento, porque la protuberancia lateral es ligera y no llega a tocar la oreja, al menos en mi caso. Este efecto tiene una doble consecuencia, no molesta pero tampoco ancla, de ahí que exista la posibilidad de un pequeño giro en el interior de la oreja. El cable sobre oreja quizás esté un poco más enroscado de la cuenta y cuando llevo más de una hora con ellos puesto, no contacto detrás, llegando a molestar ligeramente.
Pese a que he comentado que el peso es perceptible en la mano, en las orejas no se nota demasiado, gracias a que el ajuste es firme y duradero. Es válido para el uso diario, para andar y pasear con buen ritmo, no se cae ni se mueve.
El aislamiento, con mis tips de silicona rellenas de foam es bastante bueno. El grosor de las boquillas hace que la presión contra los canales auditivos sea un poco superior y el nivel de oclusión es más alto.

 

 

Sonido

 

Perfil

 

No siempre suelo disfrutar con los IEMS que analizo. Hay veces que tengo que ser estricto conmigo mismo y revisar el producto desde un punto de vista más neutro y aséptico. Queda claro que esto puede influir en la valoración final, pero yo creo que los lectores sabrán perdonar la parcialidad de cada revisor. Pero, en este caso, sucede al revés, porque estos IEMS me han gustado desde la primera escucha. Es cierto que preferiría un poco más de extensión en los agudos, como sí tienen los propios TRI Meteor o los Letshuoer S12. Pero también es cierto que ambos son más caros.
Los TRI KAI x HBB son unos IEMS con un perfil en U ligera, minúscula, como me gusta decir. Poseen unos graves enfocados en el extremo inferior y unos medios-altos sutilmente enfatizados. La caída de control de los agudos es sutil, pero su conjunto es neutro y suave, agradable y de buena presencia. Se trata de un modelo que posee una afinación que me gusta, cuyos medios-bajos no están muy hundidos y se puede disfrutar desde 1kHz en adelante con total seguridad y durante horas. El énfasis en el subgrave permite que sean muy divertidos para su uso con música electrónica, pero no diría que se trata de un conjunto Bass-Head, sino que es más ambicioso en este sentido, pero sin llegar a la extensión o mayor equilibrio que poseen los Meteor.

 

 

Graves

 

Por supuesto, se trata de un grave procedente de un gran driver dinámico, con todo lo que ello conlleva. El diafragma DLC posee unas grandes virtudes y el resto, es obra de una afinación acertada y enfocada en el rango inferior. No se trata del grave más compacto o preciso que hay, tampoco el más veloz, pero es verdaderamente profundo, oscuro y con buena capacidad expansiva. Pese a su predominio y extensión, es relativamente limpio con los medios, gracias a que su énfasis incide sobre el extremo subgrave y desciende hacia el centro, sin detenerse en el medio-grave. Advierto una ligera gomosidad en su ejecución, pero no resulta nada alarmante, tan solo le añade un poco más de cuerpo, un decaimiento no tan fugaz y algo más de poso, un regusto disfrutable, por cierto. Se nota que el driver ha sido afinado más para la diversión, que para ser técnico. De esta forma, el golpeo es poderoso, pero no completamente apretado o seco, sino que existe un punto de excitación y jugo. La mayoría de veces uno prefiere divertirse, disfrutar y olvidarse del tema. Y los KAI son los perfectos aliados para ello, pero, sin perder de vista el resto de frecuencias, ni tan solo un buen nivel cualitativo.
A nivel de textura poseen un buen término medio, no se trata del grave más rugoso que he visto. Pero sí es cierto que posee una mezcla de oscuridad descriptiva, mezclada con cierto grosor, que le da ese toque corpóreo y físico a la superficie de los graves. De esta forma, las líneas son fáciles de seguir, gracias a esa fisicidad de la que hablo. Pero también poseen la habilidad necesaria para no mezclarse y para mantenerse en su sitio. Todo ello contribuye a generar capas distinguibles. Además, poseen la habilidad de manejar con acierto pasajes de graves complicados, complejos, hinchados y turbios. Lo único que podría discutir es que su presencia en tiempo y espacio, puede ser limitante para los aficionados que no gusten de esa cantidad de graves. Pero, para mí están muy bien.

 

 

Medios

 

Pese al énfasis del subgrave, advierto un punto de calidez en la primera mitad de los medios. El grave es más grande y presente que los medios, eso debe quedar claro. Pero no se trata de una zona central empotrada o alejada. Existe una buena presencia por sí misma, mucho más de lo que una afinación más pronunciada podría dar. Así que, es por eso que me gusta llamarlo perfil en U minúscula. Y esa calidez inicial beneficia a las voces masculinas, más que a las femeninas. Ambas gozan de cuerpo, pero las voces femeninas son más secas, tienen menos chispa y brillo. Se nota que no hay tanta humedad aquí, tampoco la presencia de las féminas es muy destacada, quedándose a una media distancia, que no posee tal capacidad descriptiva, ni un comportamiento tan complejo, ni rico, ni con tantos matices, como las voces masculinas o la instrumentación de la primera mitad. No es que esta primera parte sea muy superior, pero advierto esa distinción cualitativa. Algo similar sucede con el timbre de los instrumentos que requieren más armónicos, les falta ese punto de vivacidad para sonar más completos. Parece que esa afinación más segura, también ha influido en la segunda mitad de los medios. De esta forma, el rango central posee una neutralidad más acentuada, que es adecuada si no se le exige demasiado. Y hablo de neutralidad entendida como contención, más que por una idea de homogeneidad, equilibrio o naturalidad. En ese aspecto, el timbre es más parco, menos complejo o completo. Por otro lado, eso tampoco quita que sea disfrutable, en la mayoría del tiempo. Con fuentes neutras o analíticas, el conjunto es muy agradable, armonioso y atractivo, incluso con un punto de eufonía orgánica. Mientras he estado disfrutando de los KAI no he tenido problemas con los medios en ningún caso. Pero en el momento que he pasado a analizarlos y siendo más estrictos, he descubierto que esta afinación beneficia a los graves más que a los medios y se olvida, un poco, de ciertas habilidades que hubiesen favorecido al rango central en mayor medida, para hacerlo más excitante, luminoso y habilidoso.

 

 

Agudos

 

Los agudos están presentados de una manera que puede parecer simplista. Hacen bien su trabajo, pero sin prodigarse demasiado. Parece que se contagian de ese aire complaciente que posee el rango medio. Existe chispa inicial, la caída de control es adecuada, suficiente para que los agudos no parezcan descuidados, sino, más bien, suaves y agradables. El énfasis es justo, en el lado amable de las cosas, pero sin tomar riesgos. Mientras que la seguridad y suavidad es su punto a favor, ese hecho de no querer tomar riesgos y ser más ambicioso, limita el potencial de estos IEMS. Se trata de una afinación permisiva y suficiente, que no quiere ir más allá en su atrevimiento. De esta forma, los agudos se dibujan con un grosor que también es medio, no son demasiado afilados, su énfasis es limitado y su brillo comedido. Es así como se cubre la zona con un buen atractivo inicial, que permite ejecutar las notas con una buena suficiencia, pero sin una extensión rica o más necesaria, apreciándose, también, falta de aire en el extremo superior. De igual forma, vuelvo a ser estricto con unos IEMS que me gustan. Pero suele pasar que, a veces, uno saca más punta a las cosas que más quiere, que a otras que importan menos.

 

 

Escena, Separación

 

La escena se caracteriza por un buen nivel de profundidad, lateralidad y una altura promedio. No se trata de un ambiente muy gaseoso, ni tampoco es una escena difusa. El nivel de expansión no es muy elevado. De esta forma, la presentación es relativamente natural, sin forzar. Predomina la percepción frontal, porque el sonido no es muy envolvente. El posicionamiento de los elementos es adecuado, no demasiado concreto, pero posee una ubicación aceptable, aunque sea frontal.
El nivel de resolución es bastante decente, aunque no son los IEMS más detallados en este rango de precios. Percibo que hay matices ocultos que conozco en canciones clave, que intentan resurgir, lo cual es bastante positivo. Existen alternativas similares que ni siquiera llegan a ese punto. Pero debo concluir que no se trata de una técnica envidiable o de una exposición muy elevada.
El nivel de separación es bueno, el sonido es limpio, pero no es cristalino. Al ser un poco seco y cálido, con un grosor de notas que tiende a medio, la cohesión de los elementos es más elevada. Tampoco es un sonido analítico o demasiado pulcro. Existe transparencia, pero ni el fondo, ni la separación son estelares. Todo esta acorde con el precio y la afinación, además del nivel de aire que posee. Debo aclarar que no se trata de unos IEMS turbios, ni mucho menos. Pero el conjunto de habilidades técnicas y firma sonora, contribuyen a ofrecer un sonido más armonioso, musical, cohesivo y suave, más apto para el disfrute de la música, que para su monitorización.

 

 

Comparaciones

 

Letshuoer D13 Silver Filter

 

Con un precio, a día de la escritura de esta revisión, de 118€, frente a 87€ de los TRI KAI (se nota que se acerca el 11.11), los D13 poseen una afinación con el filtro plateado, que se acerca mucho a los KAI. A simple vista, los D13 tienen un poco más de medios-altos y los agudos no están tan contenidos. Aunque la cantidad de aire es similar. Queda claro que un punto muy favorable de los D13 es que pueden cambiar su perfil, sobre todo en la segunda mitad del rango de frecuencias, gracias a su filtros enroscables. Con el filtro dorado se consigue más chispa, luz y alegría. Mientras que con el filtro plateado se acerca más a la afinación de los KAI, aunque no son iguales. Para esta prueba he usado los filtros Silver, para que todo sea lo más ajustado posible.
Volviendo al principio y comparando la forma de cada uno, los KAI usan una cápsula más grande y ligeramente más pesada. La ergonomía de los D13 es muy buena y la comparativa es inmediata en este aspecto. Los Letshuoer se adaptan como un guante, son más pequeños y su encaje es inmediato.
Hablando de sonido, probando con mis pistas aptas para valorar los graves, lo primero que siento es que los D13 son más claros y tienen una pegada más concisa. Los KAI son más oscuros, más difíciles de mover y un poco más opacos. El subgrave de los TRI parece más gomoso, pero también un punto más profundo. Da la sensación que la cantidad de aire que mueven los D13 es superior. Pero, incluso con eso, el golpeo es más rápido, seco y contenido. Existe una clara diferencia en el color de los graves de cada modelo. Los D13 parecen ligeramente más coloreados, con un golpe de bombo más perceptible. La oscuridad de la que hablo del KAI ofrece un grave más sensorial, con un timbre más desplazado al subgrave. Parece que en los D13 exista un poco de desplazamiento de las notas hacia el medio-grave, algo que los hace más redondos, pero también, más descongestionados y limpios. Las líneas de bajos son distintas en ambos. Creo ver un poco de mejor calidad técnica en los D13, siendo más fácil a la hora de seguir y ejecutar pasajes más complejos y de graves más pesados.
En la zona media, la primera mitad de los KAI es más física y corpórea, arrastra calidez, densidad y una pizca de oscuridad de la zona baja. Los D13 son más limpios y más ligeros, poseen una fisicidad inferior, que los hace más claros y transparentes, pero también más finos. Es algo que se puede notar en pasajes con cuerdas y voces masculinas. Existe una presencia más elevada en esta primera mitad en los de D13. De esta forma, los medios son más perceptibles, nítidos y complacientes, llegando a ser más emocionantes, detallados, ricos, incluso más excitantes. Lo que se consigue con los D13 se intenta con los KAI subiendo el volumen, pero esta parte no llega a ser tan sugerente como en los D13. Así es como, pese a ser más delgado, el tono es más complejo y el timbre más realista. También influye el nivel de detalle y la claridad de los D13. Ese punto de elevación en los medios-altos proporciona algo más que luz, porque el driver se siente más técnico, preciso y resolutivo. En los KAI se siente que se pierde algo debido a su media luz, media distancia y mayor opacidad/calidez. No encuentro que ninguno de lo dos sean los IEMS para voces femeninas. Pero, en cambio, los KAI presentan dichas voces de forma más delgada, como contrapunto a las voces masculinas. En los D13, ellas están más próximas y esa riqueza de matices se siente de forma más descarada. En la instrumentación sucede lo mismo. Los KAI, con esa media distancia ofrecen una exposición en esa misma forma. De ahí que el disfrute se sienta coartado, en pos de una presentación más parca, menos descriptiva y un poco más alejada.
Incluso con los filtros Silver la pegada inicial y la extensión de los agudos en los D13 es superior. En un golpe de agudos prolongado y extenso, se siente la limitación comparativa de los KAI, que ofrecen una exposición más simple, menos extensa y más suave de los agudos. Las notas altas escalan más arriba, son más finas, pero también más prolongadas. Hay más chispa, brillo, nitidez y finura en estos agudos de los Letshuoer, ganando en resolución, detalle, matices y transparencia. En cantidad de aire las cosas se igualan, pero la mejor inercia de los D13 les ayuda.
La calidez, ese punto de oscuridad, la profundidad, el menor índice de transparencia y separación, ofrece una escena más frontal e íntima en los KAI. La mayor cantidad de aire y luminosidad de los D13 le proporciona una separación más visible, una mejor lateralidad y efecto estéreo, un sonido más abierto y expansivo. Aunque tampoco sean un prodigio del detalle, la apertura el tamaño de la escena, los D13 ofrecen un escenario más grande y con más expansión.
Al final, esos 30€ de más de los D13 se notan, pero también una afinación similar, pero más luminosa en los puntos clave, ayuda a que los Letshuoer cuesten esa diferencia. Mientras, los KAI se defienden muy bien en su rango ofreciendo muchas virtudes, un gran embalaje, construcción y accesorios, con una afinación más cálida y suave. Y esto hay que tenerlo en cuenta.

 

 

Conclusión

 

Los TRI KAI x HBB son unos IEMS muy bien construidos, con un diseño dorado y azul (por suerte) que posee su propia simbología (arena y mar), en homenaje a su afinador (Hawaii Bad Boy). Tienen una firma en U minúscula, con graves enfatizados en su extremo inferior (subgrave), es poderoso en este rango, levemente grueso, a la par que oscuro. El rango central es ligeramente cálido, armonioso y musical. Es contenido en su parte superior y carece de sibilancias. Pero goza de una presencia bastante disfrutable. La representación de los agudos persiste en esa idea, mantiene la coherencia de la suavidad del rango central y una expresividad más simplista, de una forma que permite abordar el sonido desde un punto de vista más apropiado para disfrutar, que para una escucha más crítica o analítica. De este modo, pienso que los KAI han sido concebidos para la diversión, pero sin renunciar a un nivel cualitativo que llega al notable. Algo que los convierte en unos fieles amigos, porque me aportan ese poder en graves que suelo buscar, unos medios que poseen una buena presencia y unos agudos con la chispa justa para un disfrute sin demasiadas pretensiones, más allá de pasar muchas horas juntos. A todo esto se le une un ajuste que permite largas escuchas, un embalaje conciso y contenido, con un gran estuche de piel. Al final, de eso se trata ¿no?

 

 

Fuentes Usadas Durante el Análisis

 

  • Hidizs XO.
  • Earmen Angel.
  • TempoTec Variations V6.
  • Hidizs AP80 PRO-X Red Copper Limited Edition.
  • ACMEE MF02s.
  • xDuoo XD05 BAL.
  • S.M.S.L Sanskrit 10th MKII + iFi ZEN CAN.
  • Burson Audio Playmate.

 

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x