BQEYZ Summer Review

La Evolución de las Estaciones

 

BQEYZ Summer English Review

 

Valoración

 

Construcción y Diseño
84
Ajuste/Ergonomía
91
Accesorios
70
Graves
86
Medios
88
Agudos
84
Separación
85
Escena
90
Calidad/Precio
88

 

Pros

 

  • Notable rango inferior, con más velocidad y buena técnica.
  • Sonido más dinámico y disfrutable, aunque agradable para largas escuchas.
  • Gran escena y tridimensionalidad.
  • Cápsulas muy ligeras y cómodas, con una buena ergonomía.
  • Buen cable, cómodo y flexible.

 

Contras

 

  • No es tan atractivo como los modelos Spring, ni tampoco tan duradero.
  • El diseño de la cara externa es poco vistoso.
  • En general, la textura de todos los rangos no es muy pronunciada.
  • Aunque tiene buen nivel de detalle, el micro detalle y los matices más pequeños no están muy expuestos.
  • A los agudos les falta un poco homogeneidad.

 

Enlace de Compra

 

https://es.aliexpress.com/item/1005002351172998.html

 

Enlace a la Tienda

 

https://bqeyz.es.aliexpress.com/store/4997112

 

Introducción

 

La marca BQEYZ, procedente de Dongguan (China), sigue iterando su modelo triple híbrido. En esta ocasión, toca pasar de estación y llegar al verano. Es así como se llama este nuevo modelo: BQEYZ Summer. Las diferencias externas son obvias: con respecto a los modelos Spring, se ha pasado de una cápsula metálica, a una construida en resina, cuyo peso es de solo 4.2 gramos. Internamente, siguen usado tres drivers distintos: un driver dinámico de 13mm, cuyo diafragma está compuesto por un material compuesto de PU+LCP. Un driver BA de segunda generación, rediseñado exclusivamente para este moderlo, que proporciona una mayor sensación de aire, mayor claridad en las voces y en el desarrollo acústico, así como una mayor escenario sonoro. Por último, la unidad piezoeléctrica posee 5 capas, con los que se intenta que el sonido carezca de sibilancias indeseables y se mejore el nivel de resolución. Por último, los Summer vienen con un nuevo cable de 8 hebras, compuesto de 0.08×18 núcleos de cable de cobre monocristalino bañado en plata.
En la siguiente reseña veremos cómo todas estas nueva mejoras ayudan a este nuevo modelo en su principal función, que no es otra que reproducir música de la mejor forma posible.

 

 

Especificaciones

 

  • Tipo de Drivers: 1 Driver dinámico coaxial de 13mm, 1 Driver piezoeléctrico de 5 capas, 1 Driver de armadura equilibrada.
  • Respuesta de Frecuencia: 7Hz-40kHz
  • Sensibilidad: 107dB
  • Impedancia: 32Ω
  • Conector Jack: A elegir entre 2.5mm/3.5mm/4.4mm
  • Tipo de Conexión de la Cápsula: 2Pin 0.78mm
  • Longitud del cable: 1.2m

 

 

Presentación y Contenido

 

Los BQEYZ Summer vienen en una caja azul claro, de dimensiones 167x103x56mm. La cara principal es muy simple, en el centro está la palabra “SUMMER”, en letras parcialmente blancas y azul muy claro. Arriba a la izquierda está la marca, en una fuente más pequeña y blanca. En la cara trasera están las especificaciones, en chino y en inglés, el contenido y la dirección de la sede, así como su dirección de e-mail. Tras retirar el cartoncillo, se puede ver una caja negra, con el logo de la marca plateado, en su centro. Tras levantar la tapa, como si de un libro se tratara, puede leerse la frase “Best Quality Earphone for You”, en su dorso, frase que conforma la mayor parte de las siglas de la marca. En la cara derecha hay un cartoncillo, que repite el nombre del modelo y la marca, que además contiene una pequeña ventana, en la parte superior, que permite ver las cápsulas azules. Debajo se encuentra un estuche cuadrado, con cremallera, de color gris y con el logo en su centro. Parece que está fabricado en símil piel, de tacto muy agradable. Las cápsulas están encajadas en un molde de espuma y debajo de él hay dos juegos de tips de silicona, entre otras cosas. Dentro del estuche está el resto de accesorios. En resumen, el contenido completo es el siguiente:

 

  • Las 2 cápsulas.
  • 1 cable 2Pin 0.78mm de 8 hebras, compuesto de 0.08×18 núcleos de cable de cobre monocristalino bañado en plata, con conector balanceado de 2.5mm.
  • 1 estuche con cremallera.
  • Cepillo para la limpieza.
  • 1 juego de tips de silicona transparente y núcleo azul, tamaños, SxMxL.
  • 1 juego de tips de silicona negra y núcleo azul, tamaños, SxMxL.
  • Certificado de garantía.
  • Manual de instrucciones.

 

El estuche, cuadrado y relativamente alto, es perfecto para almacenar el producto, ya que el cable es un poco grueso y un estuche menor complicaría la operación de guardarlo. Se agradece el cepillo de limpieza, al igual que los dos juegos de tips, aunque se hecha de menos algunas tips de foam.
Por otro lado, la posibilidad de poder elegir entre conectores de balanceados de 2.5mm/4.4mm y SE de 3.5mm, es un detalle que debería ser una tónica generalizada en todos los IEMS, ya que, cada vez más, la salida balanceada está siendo más popular entre las fuentes.

 

 

Construcción y Diseño

 

Los Summer se pueden elegir en dos colores, negro y azul. También se pueden elegir entre los tres tipos de cable 2.5mm/3.5mm/4.4mm. La conexión de las cápsulas es 2Pin 0.78mm. En esta ocasión, éstas han sido construidas en resina traslúcida, respetuosa con la piel. Cada una de ellas tan solo pesa 4.2 gramos. La cara externa posee unas ondas. A través de ella se puede ver el interior, el driver dinámico y sus conexiones. La forma de esta cara no presenta la clásica silueta con forma de almendra, sino que presenta dos sutiles vértices. La anchura máxima es inferior a los 23mm y la altura es inferior a 17mm. En cuanto al grosor, en su nivel inferior no supera los 14mm y contando la boquilla completa, llega a los 23mm. La cara interna posee una protuberancia en un extremo, que sirve de ancla, para la parte superior de la oreja. Cerca de ella, hay una pequeña hendidura con un orificio. Cerca de la base de la boquilla, existe otro. Dicha boquilla es metálica y posee tres partes diferenciadas. La longitud total es de 5.5mm. Su base tiene un diametro de 7.4mm, la parte central de 5.2 y la corona de 5.80mm. El interior está protegido por una rejilla metálica perforada. Son extremadamente ligeras, 4.2 gramos y no se advierten fallos en su construcción. En el borde de la cápsula derecha puede leerse “Summer” y en la izquierda “BQEYZ”.
El cable está formado por 8 hebras, y está compuesto de 0.08×18 núcleos de cable de cobre monocristalino bañado en plata. Tienen funda con forma sobre oreja, conectores de 2Pin 0.78mm. Las partes metálicas del cable, fundas de los conectores, pieza divisora y pasador, son de un color plateado brillante, que posee una micro rugosidad. Dichas fundas, poseen una forma cilíndrica, que se estrecha en su centro. En los conectores de 2Pin, hay letras R y L para identificar cada canal. El cable es relativamente grueso, pero es flexible y presenta una rigidez baja. El pasador ajusta bien y se mantiene en el sitio ajustado. Lleva una cinta de velcro para poder recogerlo. No parece que sea necesario cambiar el cable y lo encuentro apropiado para el precio y su calidad. Además, debido al perfil de los Summer, veo adecuado que esté chapado en plata, con la intención de mejorar la claridad del sonido.
Las cápsulas, ahora en resina, son irremediablemente menos llamativas y elegantes que las de los modelos Spring. En este sentido, no es que tenga quejas de la construcción, pero el metal siempre es más resistente. Y pese a que la forma es bonita, este nuevo modelo me resulta menos atractivo.

 

 

Ajuste y Ergonomía

 

Sin embargo, la ergonomía de los Summer es superior. Su peso mínimo y su anclaje preciso, hace que no se muevan, ni se puedan rotar, produciendo un ajuste excelente. Aunque, cabe reseñar que el grosor de sus boquillas puede resultar más crítico en aquellos que tengan un canal auditivo estrecho. No es mi caso, sino todo lo contrario. De esta forma, la inserción puede ser de superficial a media, dependiendo de las tips usadas. El aislamiento dependerá del juego elegido, pero de base, resulta bastante bueno.
El cable es cómodo y no molesta la guía sobre oreja. No existe la microfonía y el peso del conjunto es bueno.
En este sentido, este apartado es superior a los anteriores modelos.

 

 

Sonido

 

Perfil

 

El perfil de los BQEYZ Summer podría encajar en una suave W creciente. Posee un grave lineal, ligeramente enfatizado, con una primera mitad central poco retrasada y equilibrada, en donde la segunda se eleva con suavidad, para ganar en claridad. Por último, el ya típico flash producido por el driver piezoeléctrico. Es cierto que mi sistema de medida genera un pico de resonancia alrededor de los 8kHz, pero queda claro que este efecto se ve ”ayudado” por dicho driver, como ya pasara en los modelos Spring. El resultado es un perfil poco polarizado, aunque más vívido que los anteriores modelos Spring, donde los graves son más llamativos y la claridad también se siente mejorada.

 

 

Graves

 

La sensación es que los graves son bastante lineales, desde el subgrave hasta el medio grave, con una buena extensión hacia los medios, debido a su caída moderada. Pese a que el subgrave es bastante audible en su comienzo, no se siente tan profundo y se atisba una ligera mayor intensidad en el medio grave. De esta forma, el rango posee un predominio que puede llegar a ser claro, en los géneros con graves en abundancia. Sin embargo, no creo que los BQEYZ puedan llegar a caer en terreno Bass-Head. La definición está bastante bien, incluso su golpeo tiene una buena cantidad de energía y poder. Su textura es relativamente lisa, no existe mucha capacidad descriptiva y quizás éste sea el punto negativo de la ecuación, que limita el atractivo de una zona que no acaba de tener la garra para atrapar a un Bass-Lover como yo, aunque se agradece mucho el esfuerzo realizado respecto a su modelo anterior, a la hora de proporcionar un rango más rico e influyente en el sonido.
Si continuamos con los aspectos técnicos del rango inferior, se puede comentar que en términos de velocidad son notables, con un decaimiento a la par. El resultado es un golpeo bastante seco, como he dicho, con una buena dosis de poder y movimiento de aire, pero algo anodino en su ejecución. Quizás, también su buena precisión y capacidad de resolución le reste poder de sorpresa o ese carácter más bruto que a veces busco. Pero no se puede negar que la zona es muy capaz, hábil en la recreación de planos y en la ejecución de notas, quizás más del gusto audiófilo, aunque claramente vitaminado.

 

 

Medios

 

El rango medio es ligeramente cálido y arrastra cierto peso de la zona baja, debido a que la transición se realiza de una forma bastante suave. De esta forma, tanto las percusiones, como los bajos, poseen una presencia y cuerpo importante, incluso superior a las voces masculinas. Como resultado, en esta primera mitad, la instrumentación recibe un tratamiento de favor frente a otros elementos.
La presentación de la zona persiste en esa idea de suavidad y sosiego, características en el modelo Spring. Pero es cierto que hay una mejora en la claridad, el detalle, la dinámica y la vivacidad, gracias a un ligero énfasis en algunos puntos clave de los medios altos. Esta ligera brisa añade un beneficio superior al rango, aportando un cariz sutilmente más brillante y alegre, que reanima los medios y los aparta de la neutralidad, planitud y cierta apatía del modelo anterior, aunque sin ser definitivo. Además, gracias a este empujón, las voces femeninas destacan en presencia, pero sin sonar persistentes o sibilantes, siempre dentro de ese margen seguro.
Pese a que esta fase se percibe bastante completa, no es densa, ni abruma, ni se caracteriza por presentar demasiada información. En este sentido, el perfil sigue siendo agradable y musical, sin que se muestre exigente con el oyente, ni lo aturda con una sobre exposición de detalles y matices. Queda claro que la sobriedad sigue predominando, siendo unos monitores muy aptos para largas y relajadas escuchas.
El timbre se mantiene en una neutralidad que se inclina hacia la calidez, en donde el tono se presenta tenuemente oscuro. Es curioso, porque yo asocio Spring y Summer a la luz y al brillo, mientras que ambos modelos los percibo más como un atardecer o como un cambio hacia el otoño.
La definición es elevada, sin que esta cantidad implique un sonido analítico. Aunque es cierto que, junto con el notable nivel de resolución y la nueva chispa, exista una ligera percepción de un sonido más definido y técnico. Por el contrario, la textura es más lisa y menos descriptiva, sin que se observe, apenas, rugosidad alguna en las voces, algo que le resta un punto de atractivo a la zona media, perdiendo garra y alma.

 

 

Agudos

 

La zona alta de los Summer tiene dos caras, la amable y la insolente. Y es que el driver piezoeléctrico sigue jugando a ese doble juego cuando más le conviene. De entrada, no se trata de unos IEMS eminentemente agudos, en su primera parte sobre todo. Pero, es cierto que hay algunas fases algo más penetrantes, que aportan ese tono rebelde, inexistente en los rangos anteriores. Esta rebeldía no es siempre bien entendida, pese a que sus intenciones sean buenas, a veces resulta ligeramente incongruente. La mayoría de veces, predomina la amabilidad y los agudos suenan delicados, finos, sutiles, veloces, definidos, incluso bastante bien extendidos, sin sonar enfatizados o sobre expuestos.
Pese a todo ello, no puede negarse que su sonoridad sigue siendo particular y se siente que su procedencia le aporta esa naturaleza distintiva, que añade una calidad, generalmente, superior. No hace falta elevar la presencia sobre todo lo demás, para destacar a nivel de definición y resolución, sin perder completamente la naturalidad. Parece que el driver piezoeléctrico se va refinando, sobre todo, en muchos puntos de su timbre y tonalidad.

 

 

Escena, Separación

 

Quizás uno de los aspectos mejorados en este nuevo modelo sea el escenario sonoro. A la tradicional anchura, se le ha sumado una sensación lateral más marcada, capaz de extender el sonido de una manera más semicircular, o incluso superior. De esta forma, tanto los instrumentos, como las voces, sobre todo las femeninas, son capaces de ocupar una parte grande de la escena, abarcando, tanto esas zonas laterales, como posiciones cenitales, otorgando un carácter envolvente, dotándolo además, de una buena altura y presencia en la zona superior. Es así como se puede llegar a una sensación de tridimensionalidad incipiente, a la que le falta un punto de mayor profundidad para generar una cúpula semiesférica más completa.
Sin embargo, la separación no está a la par de la escena, quizás traicionada por la homogeneidad, el equilibrio o la falta de una mayor dinámica en el sonido. Pese al buen nivel de detalle y resolución, en la distancia entre elementos, no se observa el suficiente espacio para distinguir la oscuridad del silencio o la transparencia de los micro detalles o matices más nimios, quedándose en un nivel más notable que superior.

 

 

Comparaciones

 

BQEYZ Spring II

 

Empezando por lo obvio, las cápsulas de los Spring II son más pequeñas, en la forma de su cara externa y también, ligeramente menos voluminosas. Queda claro que la construcción en metal supera a la durabilidad de la resina, aunque el peso es superior. El anclaje de los Summer hace que su ajuste sea más duradero y su ergonomía encaja mejor en la anatomía de los oídos.
El cable de los Spring II es de 4 hebras de cobre, mientras que el de los Summer, es de 8 hebras chapadas en plata. El cable de cobre es sutilmente más rígido, con una tendencia mínimamente superior a coger forma. Los conectores y fundas son iguales, la diferencia está en el pasador.
Los Spring II son más sensibles y eso es algo que se nota, se consigue un mayor volumen con la misma potencia.
A nivel sonoro los nuevos Summer tienen una zona baja con mayor énfasis, algo que ofrece un desequilibrio comparativo, frente la homogénea zona media de los Spring II. En el modelo antiguo las voces permanecen con mayor protagonismo respecto a los graves. En los nuevos Summer, la zona baja predomina sobre las voces. Su subgrave más poderoso le aporta un calor diferente, además de un factor de diversión superior. Aunque quien prefiera unas voces más protagonistas, deberá recurrir a los Spring II, básicamente por el mayor respeto de los graves sobre su presencia. Pero volviendo a la zona baja, además de una menor incidencia, los graves se presenten más lentos en los Spring II. Tanto su poder, como la capacidad de mover aire es inferior y ese menor impacto también reduce su textura, sintiéndose más lisos. Los Summer tienen la capacidad de hacer retumbar los graves en nuestros oídos, sensación que con los Spring II se reduce. A priori se podría pensar que la técnica cae del lado del modelo anterior. Pero en los Summer no se siente una pérdida de resolución o definición, ya que su mayor velocidad y decaimiento, contribuyen a la mejora sonora de este rango.
La zona media de los Spring II, pese a que su sonido es más equilibrado, se siente un poco más atrasada. A mi juicio, hay una ligera percepción de velo comparativo, que en los Summer ha desaparecido, sobre todo, gracias a la mayor chispa existente en los medios altos. Ahora, las voces son más dinámicas, incluso esa mayor luz, acerca su presencia y los detalles. En los Spring II, se sienten más densas y anchas, pero también más opacas y algo más oscuras. Aunque en los Summer suenen más finas, definitivamente se perciben con un timbre más realista, además de más vívidas y netas, con más aire y claridad, algo que supone un avance en este nuevo modelo. Con la instrumentación del rango medio, sucede prácticamente lo mismo, aunque no siempre es tan obvio. La mayor densidad y ese sonido más apagado puede beneficiar a algunos géneros o canciones. Pero la chispa superior de los Summer, conjugada con su mayor claridad y transparencia, gana en dinámica, matices y brillo, algo que aleja al sonido de este nuevo modelo, de la planitud y mayor apatía de su predecesor.
Los agudos se inician con la misma tónica. Mientras que en los Spring II se sienten más matizados y suaves, como desplazados, en los Summer tienen un color más real, con un timbre más acertado. De nuevo, la dinámica es superior, incluso la velocidad. De esta forma, el tono es más acorde a la realidad, sin esa pátina más sedosa existente en los en los Spring II. Los agudos de los Summer se muestran más afilados, suben más arriba, con un brío mejorado, algo que vuelve a otorgarle ese punto superior en el factor diversión. Es cierto que la zona es más segura en los Spring II, pero, de nuevo le persigue esa tendencia más aburrida y apagada que, por suerte, ha desaparecido en los Summer.
La escena de los Spring II es más como un muro homogéneo y continuo, situado a media distancia. Los Summer suenan más salpicados y su mayor dinámica le aporta un sonido más ágil, en donde el movimiento se traduce en una sensación de mayor libertad, que expande la música en todas las direcciones. Ya no existe ese anclaje mutuo existente entre todos los elementos de los Spring II, sino que se aprecia más espacio y transparencia en los Summer. El resultado es una escena más grande, etérea y más tridimensional, frente a la anchura más plana y compacta de los Spring II. De la misma forma, los detalles se distinguen con mayor facilidad, gracias a que son más explícitos en los Summer.

 

 

NF Audio NM2

 

Los NM2 son una de mis referencias en el rango de 100$, no en vano NF Audio está siendo capaz de extraer mucho potencial de sus drivers dinámicos. En esta ocasión, les toca enfrentarse a un triple driver híbrido. Y lo primero que descatan los NM2 es su enorme sensibilidad, se mueven con mucha facilidad, aportando una sensación de poder superior a los Summer. En cuanto a su perfil, los NM2 poseen una W más marcada, con graves todavía más poderosos y una zona media-alta más notoria, en donde los agudos se sienten más explícitos. Pese a ello, que nadie vea en el poder de los graves de los NM2, un descenso de calidad, porque no es así. Los NM2 tienen mayor impacto, una textura clara y rugosa, un temblor atronador, un subgrave muy profundo y mucha energía. Técnicamente, parece poco posible que se comporten tan bien como los Summer, pero lo consiguen. ¿Qué más se puede pedir? En el aspecto de graves, poco más.
El rango medio de los NM2 queda más retraído, debido a la polarización y superior énfasis, en los rangos contiguos. Aunque las voces femeninas, se sienten próximas, pero más finas, menos completas y con un timbre más agudo que en los Summer. Los BQEYZ se muestran más planos y anchos, con una luz más tenue, pero más homogéneos. Queda claro que suenan más suaves y sosegados, con mayor compenetración entre los elementos de este rango central. También ofrecen un cuerpo más grande y compacto. Mientras, los NM2 se sienten más dispar, como si la V se sintiera más afilada: por un lado el poder de la zona baja, puede sobreponerse a la primera mitad. Por el otro, los medios altos pueden hacer que los detalles sean más perceptibles que la fundamental de las notas. De esta forma, los Summer, con su mayor sosiego y amabilidad, presentan una zona con más equilibrio, agradable y más redonda.
En la parte alta de los NM2 todo es más descarado y presente, la diferencia de brillo es muy clara y explícita. Esto hace que el sonido se sienta más afilado, crujiente y luminoso. Pero, técnicamente, los agudos en los Summer son bastante buenos, aunque se sienta sosegados y suaves. El único pero es su cara rebelde, algo que los NM2 no tienen, mostrándose más coherentes con su presentación más prominente y extensa, sobre todo en la primera mitad.
El sonido más polarizado y enérgico de los NM2 los hace más divertidos para escuchas cortas. Mientras, los Summer permiten una escucha más prolongada, gracias a su mayor amabilidad y unos agudos menos penetrantes. Pero, claro, esto también dependerá de los gustos de cada uno.
Los NM2 ofrecen unos detalles más explícitos, pero a nivel de micro matices, no existe apenas diferencias, estando a un nivel similar. Parecen más dinámicos, algo que le da una sensación de mayor separación, ya que sus notas parecen más afiladas y aisladas. Pero la escena se observa ligeramente superior en los Summer, con esa sensación más etérea, vaporosa y tridimensional más perceptible.
En el tema constructivo, ambos son parecidos, fabricados en resina traslúcida. Los NM2 poseen una forma más estilizada, pero carecen del anclaje de los Summer. De esta forma, los NM2 pueden rotar ligeramente dentro de los oídos. La inserción es muy similar y salvo el detalle anterior, el ajuste se parece, al igual que la sensación de aislamiento. La diferencia puede estar en el diámetro de las boquillas, superior en los Summer, algo que pueden notar aquellos con un canal auditivo más estrecho.
En general, enfrentados a unos grandes IEMS, los BQEYZ Summer ganan enteros, aportando aptitudes diferentes y muy buenas cualidades, que superan, en algunos aspectos, a los NM2.

 

 

Conclusión

 

BQEYZ ha mejorado, prácticamente, todos los aspectos sonoros en este nuevo modelo. Partiendo de una variación sutil en la afinación, que busca un factor de diversión mayor, pero sin caer en una tendencia clásica y sin perder la personalidad de sus anteriores modelos, los Summer potencian esos puntos frágiles, que antes lastraban la calidad de los modelos Spring. Con un mayor énfasis en la zona baja y en los medios altos, el sonido ha ganado en dinámica y velocidad, pero también en escena y tridimensionalidad. Además, los cambios estéticos son notorios: en las cápsulas se pasa del metal a la resina, ganando en ligereza, pero perdiendo en durabilidad. Y en el cable, la plata sustituye al cobre y se duplica el número de hebras, mejorando, incluso, en flexibilidad y reduciendo la rigidez. No cabe duda que BQEYZ ha realizado algunas concesiones, pero con la idea de mejorar en los más importante: el sonido. Lo mejor es que lo consigue.

 

 

Fuentes Usadas Durante el Análisis

 

  • Xuelin H7
  • S.M.S.L Sanskrit 10th MKII + iFi ZEN CAN
  • Earmen Sparrow
  • Hiby R3 Pro
  • Hidizs DH80S

 

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Scroll Up
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x