Geekfly GF8S Review

Sonido Real

 

Geekfly GF8S English Review

 

Valoración

 

Construcción y Diseño
85
Ajuste/Ergonomía
90
Accesorios
60
Operatividad y Conexión
70
Sonido
88
Calidad/Precio
80

 

Pros

 

  • Sonido y afinación similar a unos IEMS con cable.
  • Boquillas y cápsulas también muy similares a IEMS con cable.
  • Excelente claridad, transparencia, nitidez y definición.
  • Sensibilidad.
  • Ergonomía y facilidad para usar gran cantidad de tips.
  • Caja de carga compacta.

 

Contras

 

  • No soporta los códecs Bluetooth más avanzados, tan solo AAC.
  • Superficies demasiado lisas y resbaladizas.
  • Quizás no tenga las mejores características Bluetooth: sensibilidad del micrófono media, superficie táctil no muy uniforme a las pulsaciones, carece de sistemas de reducción de ruido activo, etc.
  • No trae funda para guardar la caja y protegerla contra el rayado.
  • Pienso que los GF8S priman la calidad del sonido por encima del resto de características, algo que, por mi parte, es una ventaja. Pero, comparativamente hablando, frente a otros productos TWS, en dichas características está más limitado.

 

Enlace de Compra

 

https://penonaudio.com/geekfly-gf8s.html

 

Enlace a la Tienda

 

https://penonaudio.com/

 

Introducción

 

Según su página WEB, Geekfly es una marca de audio Hi-End, procedente de Estados Unidos, centrada en el desarrollo y fabricación de productos de audio inalámbrico de alta gama. Ponen especial énfasis en la innovación, investigación y desarrollo. Actualmente cuentan con más de 20 patentes de invención. Pese a todo esto, sus productos están fabricados, como no, en China. Su primer modelo fue el GF8, cuyo parecido con el actual modelo a revisar, el GF8S, es bastante grande. Ambos modelos son Triple Hybrid Driver y montan un BA + 2 Piezoelectric Ceramic + Dynamic Driver. Su forma es similar, incluso sus características. Aunque el nuevo GF8S ha sido diseñado para maximizar la calidad de sonido, integrando un chip de amplificación en clase A y un circuito de filtraje especial para su batería, que reduce el ruido y las interferencias. A continuación, trataré de ampliar todas estas características, así como el resto de sus cualidades.

 

 

Especificaciones

 

  • Tipo de Drivers: 1 Balanced Armature + 2 Piezoelectric Ceramic + 1 Dynamic Driver
  • Respuesta de Frecuencia: 20Hz-50kHz
  • Sensibilidad: 106dB
  • Impedancia: 10Ω
  • Interfaz de carga: USB Tipo-C
  • Voltaje de carga: DC5V/800mA
  • Capacidad de la batería de los auriculares: 3.7V/70mAh
  • Duración de la batería: alrededor de 5 horas.
  • Capacidad de la batería del compartimento de carga: 3.7V/800mAh
  • Protocolos soportados: HSP1.2/HFP1.7/A2DP1.3/AVRCP1.6/SPP1.2/PBAP1.0
  • Protocolo Bluetooth: AAC

 

 

Presentación y Contenido

 

La caja de los Geekfly GF8S es muy compacta, una pequeña caja casi completamente negra, de dimensiones 102x81x61mm. Viene sellada en celofan protector transparente. En su cara principal hay una foto realista de la caja de carga abierta, con un IEM dentro y otro fuera. Abajo, a la derecha, hay pictogramas que indican las principales características del producto. Arriba a la izquierda, en letras mayúsculas color azul turquesa, viene el nombre del modelo. Abajo, ya en letras blancas y de tamaño diverso, se comentan las especificaciones del producto. En la cara trasera hay otra foto realista, con el despiece interno del IEM TWS. Bajo ella, en un recuadro gris, se exponen todas las especificaciones. Por último, en la parte inferior, se muestran las diferentes certificaciones cumplidas y la dirección web de la marca. En la cara lateral derecha hay tres fotos de cada uno de los drivers usados. En la cara lataral opuesta, 8 pictogramas con más características del producto. Tras deslizar la cubierta de cartoncillo, puede verse una caja negra y mate de cartón. Una vez levantada la tapa, aparecen los IEMS y su caja de carga, protegidos por un espeso molde de espuma. Bajo dicho molde hay una pequeña cajita de cartoncillo, con un orificio en su centro, que alberga el resto de accesorios, que son los siguientes:

 

  • Los dos IEMS TWS.
  • La caja de carga
  • Un cable para la carga USB macho a Tipo C.
  • 3 pares de tips de silicona negra, tamaños SxMxL.
  • 2 pares de tips de silicona transparente, tamaños S (núcleo ancho amarillo) y L (núcleo ancho azul)
  • 1 par de tips de silicona negra, tamaño L, insertadas en los IEMS TWS.
  • Manual de instrucciones completamente escrito en inglés.

 

Como ya he comentado, la caja es ultra compacta y solo trae lo justo, necesario e imprescindible. Nada más. Se echa de menos alguna bolsa para guardar y proteger a la caja de carga, frente a golpes o roces y alguna otra tip de foam. Muy justo.

 

 

Construcción y Diseño

 

La caja de carga es rectangular pero con sus esquinas redondeadas. Sus dimensiones son 60x33x35 (ancho, alto, profundo). Es completamente negra y la parte superior de la tapa viene el nombre de la marca en letras grises. En la base se especifican las características, tanto de la batería de los TWS, como de la caja, así como el voltaje y amperaje recomendado para su carga. En la cara principal hay una pequeña ranura para facilitar la apertura. En la cara opuesta se encuentra la conexión USB Tipo-C hembra, para su carga. Y bajo ella, 4 LEDS blancos que indican su carga. La tapa tiene un ligero cierre magnético y en su interior no existe ningún otro LED o característica reseñable, aparte de la lógica geografía adaptada para albergar los TWS y alimentarlos para su carga.

Los IEMS son completamente oscuros y lisos, demasiado incluso. Su cara externa es metálica, de un gris oscuro muy brillante y pulido, superficie que resulta un imán para las huellas, además de ser muy resbaladiza. Dicha cara tiene la clásica forma de continente africano y posee un LED en la parte superior. La cara interna parece ser de plástico altamente pulido y duro. Hay sendos topos dorados para la carga junto a los distintivos R y L, que se hayan en el interior de un círculo. La superficie de esta cara posee un micro granulado interno de color blanco. Las boquillas son metálicas, de color gris metalizado y están incrustadas en el cuerpo de las cápsulas. Su base es fina y posee un diámetro de 7mm. El cilindro central tiene un diámetro ligeramente inferior a los 5mm y la corona de la boquilla mide 5.75mm, con un grosor de 1.35mm. Su interior está protegido por una rejilla también metálica, de agujeros relativamente grandes. La longitud total de la pieza casi llega a los 6mm.

El diseño es bello, muy pulido y estilizado. No es demasiado grande para ser un TWS, al menos no mucho más que otros IEMS multidrivers. En este sentido la forma semi custom es genial para un modelo de este tipo y sirve como elemento diferenciador en positivo frente a muchos de sus rivales.

Por otro lado, la superficie tan lisa y brillante es muy propensa a retener huellas, grasa y puede llegar a ser muy resbaladiza. Dependiendo de las tips usadas, en mi caso uso otras más grandes que se quedan muy bien encajadas en la caja de carga, necesito una fuerza ligeramente superior a la normal para sacar los TWS. Esta operación la tengo que realizar con mucho cuidado, porque se me han caído unas cuantas veces al suelo, por culpa de su resbaladiza superficie. Por suerte, son resistentes y cada vez trato de tener el máximo cuidado al realizar esta simple operación.

La caja de carga no parece especialmente resistente o consistente, nada fuera de lo común. La fuerza del imán de cierre no es muy potente y la bisagra no parece el mecanismo más preciso o robusto para su nivel de precio. Eso sí, no se puede negar que el diseño es bonito y atractivo, aunque las cápsulas parecen de una calidad claramente superior a la caja.

A nivel interno, el Geekfly GF8S, posee un diseño triple híbrido, con 4 drivers: 1 BA + 2 piezoeléctrico cerámico + 1 dinámico. El driver BA es responsable de las frecuencias medias y altas. El driver dinámico posee un diafragma de titanio y es el responsable de las frecuencias bajas. El driver dual piezoeléctrico cerámico, posee un diafragma de 10 capas con un diseño de alta capacitancia y se encarga de extender la frecuencia hasta los 50kHz.

La energía de la batería es filtrada para mejorar la experiencia sonora, por medio de un circuito de doble filtrado. Gracias a un amplificador de potencia importado, que opera en clase A, la distorsión de audio es muy baja, mejorando la señal resultante.

También se ha montado un divisor de frecuencias de 3 vías, para que las transiciones entre drivers sean suaves y sin interferencias.

En la construcción interna de la cápsula se ha implementado una cámara acústica metálica para que el sonido se muestre más puro y limpio.

La batería interna de los GF8S es de 70mAh capaz de proporcionar 5 horas de funcionamiento. Mientras que la caja de carga posee otra batería de 800mAh, que permite recargar los TWS 4 veces más.

El micrófono usado en este modelo usa una tecnología de reducción de sonido.

 

 

Ajuste y Ergonomía

 

Dado que su forma es muy similar a unos IEMS, su ergonomía es bastante buena. El hecho que sus boquillas sean relativamente largas y anchas, le proporciona una inserción que puede variar entre superficial o media. Gracias también, a que dichas boquillas poseen una forma clásica, pueden usarse multitud de tips de recambio que permitirán a los usuarios encontrar aquellas que mejor resultado le proporcionen, ya sean las tips de serie o cualquier otro modelo. Con unas tips de silicona de canal ancho y tamaño grande, la insonorización es bastante buena y también el encaje, permitiendo una firmeza extras que aporta un gran grado de libertad, sin que exista problemas de desprendimiento o caídas durante una actividad normal o diaria. Es por ello que me siento muy satisfecho con el diseño de dichas cápsulas, en lo que se refiere a ajuste y ergonomía, a la altura de los buenos IEMS. Algo que es distintivo frente a otros TWS. Excelente.

 

 

Operatividad y Conexión

 

Los GF8S poseen sendos paneles táctiles en cada una de sus caras externas. Su funcionamiento es el siguiente:

 

Operación Táctil

Auricular Izquierdo

Auricular Derecho

Pulsación 5-8s

Apagado/Encendido

Apagado/Encendido

Pulsación simple

Pausar/Reproducción

Pausar/Reproducción

Pulsación simple

Responder la llamada

Responder la llamada

Pulsación doble

Disminuir el volumen

Aumentar el volumen

Pulsación doble

Colgar o rechazar la llamada

Colgar o rechazar la llamada

Pulsación triple

Siguiente canción

Canción previa

Pulsación 3s

Asistente de voz

Asistente de voz

Si el Bluetooth no está conectado cuando se enciende, las luces parpadean en rojo y azul, si se pulsa 7 veces

Restauración de fábrica por defecto/Re-emparejamiento LR de los auriculares

Restauración de fábrica por defecto/Re-emparejamiento LR de los auriculares

 

Como puede verse, la operativa es sencilla. Una de las cosas positivas de su funcionamiento es que ninguno de los auriculares es principal sobre el otro y pueden funcionar individualmente, aunque su conexión es conjunta, no existe un canal de conexión para cada uno.

Usa Bluetooth v5.0 bajo protocolo AAC y posee una latencia ultrabaja, ideal para usar con juegos online. Es una lástima que no sea compatible con los nuevos codecs Bluetooth como aptX, LDAC, etc. Pero por medio de esta conexión, el enlace es bastante estable y permtite un mayor alejamiento de la fuente emisora. Yo he podido comprobar que no existen pérdidas de señal o decremento de calidad sonora, aunque esté en otra habitación, incluso con otra entre medio, usando mi transmisor Bluetooth de sobre mesa. Usando mi smartphone u otros DAPS, la distancia no es tan alta, permitiendo el uso en la misma habitación o en una habitación grande sin paredes de por medio.

Lo que sí es cierto, es que la operación táctil no es la más fluida, porque la sensibilidad de la superficie es algo relativa. A veces es muy sensible, otras parece no responder con la misma rapidez. Parece que toda la cara externa sea sensible al tacto, pero es más sensible a la yema de los dedos que a la punta. La velocidad de pulsación también suele ser algo delicada. Incluso, parece que los bordes de los IEMS sean sensibles a las pulsaciones, porque cuando los intento ajustar, se producen pulsaciones accidentales.

El micrófono parece tener una sensibilidad media y en mis grabaciones comparativas con otros TWS el sonido parece más apagado y menos vívido, pero con un nivel de claridad aceptable.

 

 

Sonido

 

Perfil

 

En donde el GF8S sobresale especialmente, es en su sonido. Sin duda es el mejor TWS en este aspecto que he podido probar. Su sonido es tan bueno como otros IEMS con cable, ofreciendo un sonido excelente que hace olvidar que se trata de unos TWS. Su respuesta de frecuencia es normal, no tiene una forma extraña que se aleje de los IEMS normales, como suele pasar con otros TWS. Es más, su respuesta de frecuencia es muy similar a la del TFZ Live X, prácticamente calcada. Esto quiere decir que los GF8S poseen un perfil en U-V, con un subgrave muy profundo y pronunciado, una zona media-baja limpia, algo retrasada, unos medios-altos presentes y unos agudos libres, con buen control y gran extensión. El sonido es muy natural, la tonalidad es neutra, de tendencia más oscura que brillante, aunque depende de la fuente que esta sensación vire hacia un lado u otro.

 

 

Graves

 

La profundidad de los graves y el realismo en su reproducción es muy bueno. Pese al gran énfasis en el subgrave, el predominio no es total, sino que el perfil en U, permite liberar al resto de frecuencias de su presencia, siendo muy sencillo separar su influencia. De esta forma se obtiene una zona baja con poder abundante pero no atronadora, sino que es más sensorial y perceptible, con un medio-grave menos protagonista. Queda claro que las frecuencias más bajas son la estrella de la función y ellas se reproducen con una rugosidad muy natural, una vibración realista y no coloreada. Su velocidad es notable para unos TWS, aunque su recogimiento no es tan bueno, lo que da lugar a que exista un poco de poso en la zona grave, algo que oscurece el rango y limita su nivel de resolución y limpieza. Pero, gracias a su naturalidad y enfoque en el subgrave, el rango no se siente completamente inundado. Los planos y las distintas líneas de bajos coexisten con calidad y armonía, siendo fácil su distinción y seguimiento. La definición de las notas es buena, aunque sigo notando que es ligeramente difuso, algo que añade más textura a su recreación y ese toque de oscuridad y calidez que caracteriza al sonido.

 

 

Medios

 

Es cierto que por el perfil en U de los GF8S se pueda suponer que la primera mitad de los medios se sienta alejada. Pero en realidad, la sensación de hundimiento no es tan obvia, ni siquiera es muy acusada. Es cierto que el nivel de energía de la zona baja está por encima de esta primera mitad, pero cabe recordar que dicho énfasis está ubicado mayormente en el subgrave, lo que permite liberar en gran medida, esta fase inicial del rango medio. De esta forma los primeros medios se sienten cálidos, pero sin perder un timbre natural y realista. Las voces están recreadas con un cuerpo relativamente ligero, pero muy bien adornadas con detalles y matices, en todo su rango, desde los tonos graves, hasta los agudos. Esto hace que se sientan bastante ricas, complejas pero, aun así delicadas. Cabe destacar también, su textura, muy completa y distinguible, aunque no se sientan en primer plano. Es por estos motivos, por lo que pienso que el Driver BA y los piezoeléctricos trabajan muy bien, complementándose en la recreación de los medios, aportando esas virtudes que he destacado líneas atrás, gracias a su buena integración y notable transición entre ellos. En este aspecto, también se siente favorecido por el clásico énfasis en la zona superior de los medios, muy bien resuelto, ya que no se siente muy expuesto, ni se pierde el perfil relativamente cálido o neutro del sonido. Como suele ser habitual, este efecto aporta claridad y limpieza, aunque también adelgaza el rango medio, inclinando el acento en los detalles, más que en el cuerpo de las voces o instrumentos. Por suerte, en esta ocasión, esta sensación no es negativa y aunque la influencia se siente, el sonido no queda descompensado o sobre expuesto en esta parcela. Y vuelvo a recalcar el buen timbre que posee el driver BA en estas notas y también la estela del driver piezoeléctrico, que conjugados aportan una sonoridad especial, llena de velocidad, detalles ultra finos y precisos, que fácilmente permiten destacar los matices de la música.

 

 

Agudos

 

Los agudos tienen la habitual presencia mixta, empiezan con una enfoque vívido, pero controlado. Y en este sentido, el rigor se percibe incrementado gracias a los buenos tecnicismos de los drivers de agudos y agudos superiores. Existe más contención que suavidad. Mientras que dicho control se observa en la ausencia de sobre exposición en la primera parte, aspecto que resulta muy positivo; la falta de suavidad no se refiere a una crudeza en el sonido, ni a una pérdida de naturalidad o indicio de dureza en su reproducción. Sino que se atribuye a la viveza, dinámica y filo de sus notas. Los agudos son bastante delgados, pero no muy afilados. Poseen ese timbre y reproducción característica que aporta el driver piezoeléctrico, una sonoridad muy fina, de mucho nivel resolutivo y brillo especial, pero afinado de forma que busca un control que no haga perder esos buenos tecnicismos, ni su carácter equilibrado. En este sentido, la zona alta se beneficia de un tratamiento especial, que intenta evadir las limitaciones de la transmisión Bluetooth, en esta zona del espectro sonoro. Así es como los agudos se presentan claros, nítidos, dinámicos, no excesivamente crujientes, pero sí ricos, contundentes, aireados, bien extendidos, con un nivel excelente en su perfil, forma, definición y un timbre característico y poco fatigante.

 

 

Escena, Separación

 

La escena es bastante sorprendente para ser un TWS. Los GF8S poseen una notable anchura y un nivel aceptable de tridimensionalidad. Aunque el cariz semi difuso de la zona baja contrarresta esta sensación de expansión, no puede negarse la capacidad de profundidad que atesora. El escenario tiene aire y goza de separación, aunque no se representa completamente envolvente, sino que se percibe eminentemente frontal, con una lateralidad bastante decente y una altura más que digna. Gracias a estos elementos, es como se forja ese nivel 3D del que he hablado previamente.

La capacidad de recreación de detalles y matices, a nivel macro es bastante buena. A nivel micro, da la sensación de que los drivers son muy capaces, pero parece que el medio de transmisión no juegue a favor en este sentido. De esta forma, los GF8S parecen tener buenas cualidades para revelar detalles nimios, mostrando un gran potencial de resolución y definición, pero quedándose a las puertas de un desarrollo superior, evidenciando las limitaciones del protocolo Bluetooth.

 

 

Comparaciones

 

Tronsmart Apollo Bold

 

Los Apollo Bold son unos TWS cuyo precio actual es la mitad de los GF8S. En cuanto a la tecnología usada, prestaciones y características, se trata de un producto muy cuidado. Puede usarse junto una APP para su configuración e incluso posee varias ecualizaciones fijas que permiten variar la respuesta de frecuencia. Para este análisis se ha dejado la EQ por defecto. Los Geekfly no pueden rivalizar en prestaciones puras típicas TWS, ya que no tiene APP, ni siquiera soporta aptX, ni tiene cancelación de ruido activa, ni cuenta con 6 micrófonos. Aunque si se habla de otros parámetros como la construcción o el sonido, las diferencias son grandes a favor del GF8S.

La construcción de los Tronsmart es mayoritariamente plástico y su forma circular no es la mejor para sesiones largas. Los Geekfly poseen una construcción más natural, similar a unos IEMS tradicionales y eso es algo que le da ventaja en ergonomía y ajuste. Su boquilla es cilíndrica y moderadamente larga, mientras que la boquilla de los Apollo Bold es corta y ovalada. De esta forma, los GF8S son mucho más sencillos de emparejar con distintas tips y encontrar la mejor solución para satisfacer nuestras necesidades.

En cuanto a sonido, la diferencia de precio se nota. Los GF8S parecen unos TWS totalmente orientados a ofrecer el mejor sonido y ni siquiera el aptX parece mejorar las prestaciones sonoras de los Apollo Bold. En primera instancia, los Geekfly poseen mayor volumen que los Tronsmart, además, también están mejor preparados para soportar volúmenes más altos.

El perfil de los Tronsmart en su EQ por defecto tiene forma de U y su zona baja se presenta bastante profunda, aunque también posee incidencia en el medio-grave, algo que proporciona una mayor anchura en este rango. Aunque, en realidad, existen bastantes parecidos entre ambos IEMS en esta zona: los dos poseen una tendencia hacia el subgrave, tienen un punto de oscuridad, una velocidad de recuperación no muy elevada y un nivel de resolución algo difuso. Sin embargo, encuentro que los GF8S tienen un mayor grado de limpieza y velocidad en la ejecución. De esta forma, las lineas de bajos no se observan tan juntas, existe más aire y distancia entre los distintos planos. Gracias a esto, la definición es mejor y el rango bajo se percibe menos congestionado y natural, frente a la mayor densidad y opacidad de los Apollo Bold.

La zona media de los Tronsmart, en su EQ por defecto, se siente más alejada respecto a la de los GF8S. Las voces suenan claramente más finas, con menos textura y detalles, demasiado lisas, comparativamente hablando. El cambio hacia los GF8S es un paseo hacia la luz, hacia la claridad, pasando por la naturalidad y la transparencia, en donde las voces se presentan más cercanas, llenas, completas, vívidas, con muchos más detalles y una textura mucho más descriptiva. Los Apollo Bold, en cambio, persisten en una recreación más lejana y simplista de las voces, que aporta menos emoción y alma. Además, la relación entre las voces, los instrumentos y la zona baja está en clara desventaja, frente a la propuesta de los GF8S, debido a que su zona baja es mucho más respetuosa y se entromete en menor grado que en los Tronsmart. Quiero hacer hincapié en los parámetros de transparencia y limpieza de ambos TWS: simplemente, los Apollo Bold no son capaces de llegar al nivel de silencio, separación y distancia que ofrecen los GF8S. Comparativamente hablando, los Apollo Bold parecen difusos, opacos, mientras que en los GF8S es fácil observar su fondo mucho más nítido y silencioso, así como un nivel de resolución más elevado. Por otro lado, los Apollo Bold son más sensibles a las sibilancias, resolviendo este compromiso de una manera menos natural, en los casos más extremos, sin que ello quiera decir que sean malos en este sentido.

En la zona alta, los GF8S suenan más naturales y acordes, mientras que los Apollo Bold hacen gala de su perfil en U más pronunciado, que deja una mayor sensación de oquedad en la zona media, pero que ensalza los agudos de manera más explícita y extensa. De esta forma, mientras que en los GF8S, los medios tienen más protagonismo, generando un sonido más completo y realista; los Tronsmart ceden dicho protagonismo a la zona alta, que suena más libre y prominente. Es así como su sonido se percibe más polarizado y menos equilibrado. Aquellos a los que les guste sentir los agudos de forma más clara, podrán disfrutar de los Apollo. Pero pienso que los GF8S están muy en consonancia con el equilibrio demostrado, ya que su zona alta sirve para completar y complementar al sonido, aportando detalles y matices, más que para un lucimiento particular del propio rango, como sucede en los Tronsmart. Además, su sonoridad es más precisa y rápida, característica de un driver BA bien respaldado por otro piezoeléctrico. De esta forma, independientemente de la afinación, encuentro técnicamente superiores a los Geekfly.

Entrando a valorar la escena, el sonido más cohesionado, polarizado y denso de los Bold los aleja del mejor rendimiento en este apartado que muestran los GF8S. Su mayor transparencia y separación, contribuye a recrear una escena más aireada, abierta y clara, con un mejor posicionamiento y una ubicación instrumental más precisa. Es cierto que técnicamente, los Geekfly son más analíticos, resolutivos y precisos, parámetros que contribuyen a expandir el escenario en amplitud, pero también en profundidad, gracias a su acento en el subgrave y a su marcado fondo silencioso y nítido. Y aunque comparativamente hablando, la recreación sonora de los GF8S es netamente superior, se echa de menos un poco más de tridimensionalidad o una mayor sensación envolvente. Aunque quizás sea pedir demasiado.

 

 

Conclusión

 

Viniendo del mundo de los IEMS con cable y pensando, todavía, que la música requiere un canal físico y metálico, para poder viajar y recrearse con la mejor calidad, se me hace muy difícil evaluar productos TWS. Pero, por otro lado, como verdadero creyente en la tecnología, considero que en algún momento, los cables se caerán. A día de hoy, pienso que aun no se ha llegado a ese punto. Pero queda claro que los Geekfly GF8S están aquí para darme dos bofetadas, gritando: ¡Espabila! Y así es, no tengo mucho recorrido en IEMS TWS, apenas 5 o 6 modelos. Por eso me alegra tanto haber encontrado pronto, con esta gran piedra de toque, que me haga confiar mucho más en un futuro irremediablemente Wireless. ¿Qué cómo suenan los Geekfly GF8S? Pues, sencillamente como unos IEMS con cable no mucho más baratos. En cuanto el medio de transmisión sin cable mejore lo suficiente para proporcionar el mejor ancho de banda y la integración de conversores, amplificadores y baterías avance un paso más, habrá llegado el momento. Y creo que Geekfly estará ahí, porque al GF8S no le falta mucho para llegar a ese nivel.

 

 

Fuentes Usadas Durante el Análisis

 

  • Xiaomi Redmi Note 8 Pro
  • HiBy R3 Pro
  • JWD JWM-115
  • Tempotec Variations V1-A

 

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Scroll Up
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x