Moondrop SSP Review

Una Simple Rotación Horaria

 

Moondrop SSP English Review

 

Valoración

 

Construcción y Diseño
80
Ajuste/Ergonomía
80
Graves
74
Medios
90
Agudos
67
Separación
75
Escena
75
Calidad/Precio
88

 

Pros

 

  • Diseño y construcción.
  • Gran zona media.
  • Cable.
  • Tamaño muy reducido.

 

Contras

 

  • Requieren cierta potencia para moverse.
  • Zona alta poco explícita.
  • La zona baja no es capaz de manejar graves muy pesados, descontrolados o sin filtrar. A un volumen elevado, existe el riesgo de clara distorsión.
  • Bolsa de almacenamiento demasiado pequeña para su uso.

 

Enlace de Compra

 

https://shenzhenaudio.com/products/moondrop-ssp-super-spaceship-pulse-beryllium-plated-dome-diaphragm-dynamic-driver-in-ear-earphone

 

Enlace a la Tienda

 

https://shenzhenaudio.com/

 

Introducción

 

Con la intención de no tocar la afinación de los SSR, Moondrop ha sacado al mercado un producto exactamente igual, pero con una zona baja más elevada. Aquellos que encontraron el SSR algo tibio en los graves, han visto cómo sus sugerencias han sido tenidas en cuenta, en este nuevo modelo. Aparte de este pequeño cambio en la respuesta de frecuencia y el color, el resto es idéntico. Tan solo hay un color para elegir, un azul oscuro muy elegante y llamativo, más destacable que los del SSR. La chica anime de la portada ha cambiado de ropa, con algo más “actual” y menos cursi. Veamos si existen más diferencias que las planteadas a priori.

 

 

Especificaciones

 

  • Tipo de Drivers: Dinámico con diafragma de Beryllium-Coated Dome + PU Suspension Ring
  • Circuito magnético: N52-High Density Magnetic Circuit.
  • Respuesta de Frecuencia: 20-20000Hz
  • Sensibilidad: 115dB/Vrms @1kHz
  • Impedancia: 16  @1kHz
  • THD: < 1%
  • Material de la cápsula: Liquid Metal Alloy Housing
  • Bobina: ⱷ 0.035mm – CCAW [Daikoku]
  • Filtro acústico: Patented Anti-blocking Filter.
  • Conector Jack: 3.5mm en ángulo
  • Cable: Silver Plated 4N-Litz OFC
  • Tipo de Conexión de la Cápsula: 0.78-2pin

 

 

Presentación y Contenido

 

Los SSP vienen en una caja violeta y, prácticamente, cuadrada. Sus dimensiones son 116x115x42mm. En su cara principal hay un dibujo de una chica Anime, como clásica imagen de Mondrop, algo que se viene repitiendo en otros modelos, incluso en otras marcas. En esta ocasión, su ropa ha cambiado por algo más sport. En la cara trasera, viene un esquema con el desglose del interior de la cápsula, las especificaciones, en chino y en inglés, así como la respuesta de frecuencia.

Una vez se destapa la caja, pueden verse los SSP, con su cable conectado, embutidos en un molde de espuma muy negra. En la parte inferior, hay una cajita alargada, de cartoncillo negro, con el logo de la marca en letras plateadas. Dentro de ella hay un pequeño saquito negro, con el logo en blanco, en la esquina inferior derecha y una bolsita con las tips de silicona. En resumen, el contenido completo es:

 

  • Las dos cápsulas SSP.
  • El cable 4N-Litz con conector de 3.5mm acodado y chapado en oro. Conectores de 2 pin 0.78mm
  • Saquito de transporte.
  • Instrucciones y tarjeta de garantía.
  • 3 pares de tips de silicona gris oscuro, tamaños SxMxL.

 

La caja es muy compacta y decorada con buen gusto, a destacar el despiece de la cápsula y la FR. El saquito de transporte es demasiado pequeño y no resulta adecuado para guardar los SSP, porque la tarea no es fácil, ni rápida. El juego de tips es el mínimo imprescindible.

 

 

Construcción y Diseño

 

De nuevo, la forma de las cápsulas es exactamente igual al modelo SSR, con diferente y único color azul. La cápsula está construida con una aleación de metal líquido. Su cara externa es asimétrica, una mitad parece el clásico dibujo de un corazón y la otra, una casita invertida, dibujada por un niño. En el vértice inferior, destaca un tornillo Allen completamente dorado, cuya punta sobresale por la cara interior. Junto a ella existe un orificio considerable. Las letras R y L, que identifican el canal, están profundamente inscritas en el metal. La boquilla está montada sobre una gran base cilíndrica, su longitud es de 5mm, aproximadamente y de 5.5mm de diámetro. Su interior está protegido por una densa rejilla metálica. Al pie del cilindro metálico, cerca de la punta del tornillo, hay una hendidura que posee un orificio en la parte más cercana a las boquillas. En la base de la “casita” está embutida la placa de conexión de 2Pin, es de plástico transparente y los dos cilindros conectores huecos, son dorados.

El cable Litz es de 4 núcleos chapado en plata. Está recubierto en plástico transparente. El conector Jack es de 3.5mm, acodado y bañando en oro. Su funda también es de plástico transparente, de estilo clásico. La pieza divisora es un disco de plástico negro; en una cara está inscrito el logo de la marca y en la otra su nombre. No hay anilla de ajuste. Cerca de los conectores de dos pines, hay un recubrimiento semi-rígido, para facilitar el ajuste sobre oreja. El conector de dos pines es rectangular, algo más abultado en su cima y los dos pines son completamente externos. Una anilla roja, situada junto al conector, sirve de indicador del canal.

Realmente, las cápsulas son muy pequeñas y están pintadas en blanco brillante. Su diseño es especial, no pasa desapercibido. Pero su reducido tamaño, puede perjudicar la reproducción de los graves muy potentes, quizás no haya el suficiente espacio para que la elongación completa del diafragma…

 

 

Ajuste y Ergonomía

 

Una cápsula tan pequeña, pese al diseño de la columna de las boquillas, solo puede ofrecer un ajuste superficial. Su reducido tamaño permite rotación en el interior del pabellón. De esta forma, la elección de las tips resulta fundamental para que el ajuste sea duradero. En mi caso, tengo que recurrir a las tips más grandes o de foam, para asegurar su posición y un buen encaje. Por otro lado, para orejas pequeñas, puede que su tamaño sea muy adecuado; para mí, ha resultado un poco más problemático. Sin embargo, dichos problemas no han sido relativos a la ergonomía, sino, más bien, al sellado y, sobre todo, al sonido obtenido. He tenido que buscar entre muchas tips hasta encontrar la mejor relación entre el encaje y el mejor sonido, algo que normalmente no suele resultarme muy complicado.

 

 

Sonido

 

Perfil

 

En mi caso, el perfil de los SSP no es igual al descrito en la respuesta de frecuencia de la caja. Hay muchos más cambios en mi modelo, respecto a los SSR. No solo posee una elevación máxima de 4dB en los 100Hz, sino que dicha diferencia se mantiene, pero en negativo, desde los 3kHz hasta los 7kHz. De esta forma su perfil es más como una ligera pero equilibrada V. Debo decir que se ajusta mucho más a mis preferencias, pero el nivel de detalle y claridad se resiente.

 

 

Graves

 

El hecho de que tenga una mayor presencia en graves, no lo convierte en unos IEMS bajistas, ni siquiera apropiados para música donde predomine la zona baja. Parece que han llevado al límite al pequeño driver, consiguiendo que sufra más, cuando se le demanda con un volumen medio-alto y música de dicho estilo. De nuevo, en estos casos, se llega a una distorsión audible, siempre existe algún canal que sufre más que el otro o que resiste mejor.

El medio grave, ahora, destaca con mayor claridad, pero deja al subgrave más desnudo, desnutrido y menos profundo, dada su mayor polarización. La zona baja es menos lineal y más convencional, con un énfasis centrado en los 100Hz. Sin embargo, parece que incluso, la zona baja haya padecido técnicamente. El hecho de haber forzado la afinación de los graves, ha limitado la velocidad, el golpeo más contenido y mejor dibujado de los SSR. Tengo la sensación que el decaimiento es más lento, generando más poso, un sonido más cálido y no tan limpio. La ausencia de subgrave colorea la sonoridad de la zona, además de adelgazarla. El cuerpo de base más estrecha, se aleja del realismo a la hora de reproducir bases de puro subgrave, perdiendo una tonalidad más profunda y acorde a la naturaleza de la zona baja. Realmente, no era la afinación positiva de los graves, que me esperaba encontrar en este SSP, pese a que agradezco que este rango sea más abundante, porque el factor diversión ha aumentado considerablemente.

 

 

Medios

 

La zona media de mis SSP es “especial”, con mayor énfasis en la zona baja, algo natural debido a la mayor presencia de graves. Pero los medios altos no son “iguales” a los del SSR, sino que todo lo que se ha subido en la zona baja, se ha quitado de 1kHz en adelante. Este hecho tiene una gran parte positiva: las voces masculinas son mucho más naturales y completas. Incluso, en las voces femeninas ha desaparecido la sibilancia. La calidez del sonido ha sentado muy bien a la primera mitad de la zona media. Pero también se ha vuelto más convencional, sin esa polarización que tenían los SSR, que le aportaban una mayor inclinación hacia los detalles, que hacia el resto. Ahora el protagonismo vuelve a su sitio, haciendo gala de una sonoridad y un tono más realista, a cambio de perder en brillo y en detalles; quizás hasta demasiado. Si he recibido una unidad con una afinación “especial”, hubiese preferido que no se alejara tanto del original, en los medios altos. A veces soy crítico con este énfasis en esta zona, tan de moda últimamente. Pero en unos IEMS cálidos puede tener un beneficio mayor, que le aporte claridad, lo salve de la oscuridad y le proporcione una chispa en los detalles y pequeños matices. No es así en esta unidad y lo que antes consideraba algo más excesivo, ahora es seguro, pero se echa en falta esa pizca de picante que dinamice el sonido. Aun así, las voces son muy disfrutables, así como los instrumentos, siendo muy adecuados para rock, géneros vocales, acústicos, gracias a la plenitud de su primera mitad.

Entrando en detalles, la textura de las voces masculinas, así como su tono, es plenamente agradable y realista, sin ecos indeseables. Poseen una mezcla justa entre la rugosidad y la suavidad, que las hace notorias y netamente perceptibles en sus detalles y matices. Las voces femeninas, en cambio, adolecen de cierta chispa y alegría, pero no dejan de sonar muy bien dibujadas y definidas, con bastante claridad, pese a que el perfil es algo más oscuro y apagado, pero conservando una naturalidad muy saludable.

La instrumentación posee una sonoridad muy analógica, nada fría, con un tono muy acorde para las buenas grabaciones de los 80’s. La separación se siente notable, al igual que la sensación de espacio. El sonido es muy palpable en esta zona, presente y próximo; se percibe una intimidad cercana y una relación con la música estrecha, como si fuera un escenario recogido, de club, aunque no exento de aire, pero sí de brillo. Esta sensación, producida por la especial afinación de los medios altos en esta unidad, genera un vínculo altamente disfrutable con el oyente: es cierto que se echan de menos micro matices y otros tecnicismos proporcionados por un perfil más analítico. Pero, por otro lado existe una suavidad híper realista muy regocijante. Debo reconocer que con géneros distintos a la música electrónica, estos SSP son para enamorar.

 

 

Agudos

 

La zona alta de mi unidad posee un control acorde al resto del perfil, calmado y cálido, algo exento de brillo y notoriedad en la primera zona. Encuentro que los agudos se expresan recortados, limados, sin expandirse hacia arriba con la suficiencia para dinamizar el sonido y aplicarle una pátina más reluciente. De esta forma, el sonido mantiene esa oscuridad y un perfil más suave, muy controlado, quizás demasiado, resultando un sonido poco animado, sin filo ni alegría. La extensión es igual a la del SSP, pero con una tendencia clara a la baja.

 

 

Escena, Separación

 

En esta ocasión, el SSP posee una escena más íntima y recogida, pero bastante disfrutable. Existe espacio y separación, una buena dosis de aire para evitar que su representación sea cerrada. Pero es próxima y cercana, algo que contrasta con la mejor profundidad otorgada a este modelo. La anchura se mantiene notable, así como el posicionamiento instrumental, pero no resulta tan preciso y definido como en su modelo anterior, quizás por su menor expresividad en los detalles y micro matices. La mayor suavidad en el sonido, también contribuye a que su hilo conductor sea más homogéneo, siendo más complicado observar un fondo más oscuro, nítido y distinguible.

Pero si hay algo a destacar en este SSP, es so sonido conciso: no existe eco alguno, las notas son inmediatas y nunca son proyectadas más allá de la irrealidad. Quizás resulte algo recortado en armónicos, o tal vez sea fruto de un control más elevado. Pero la cuestión es que dicha sonoridad es algo que llama mucho la atención y son muchos factores los que contribuyen a recrearla de esta forma. Sin duda, es la gran baza opuesta al SSR y la que hace que yo me incline más hacia este modelo.

 

 

Comparaciones

 

Tin HiFi T1 Plus

 

Ambos IEMS son recientes y guardan similitudes en su respuesta de frecuencia, al presentar un perfil similar. Aunque, realmente, las diferencias sonoras son notables. Una de las primeras cosas que llama la atención es el brillo, mucho más notorio en los T1 Plus. Segundo, la zona baja, los Tin HiFi aguantan todo lo que les echen, mientras que los SSP son bastante más delicados en este sentido. La tercera gran diferencia es la sensibilidad: pueden ser necesario más de 10dB de volumen para igualar su salida, siendo los T1 Plus muy fáciles de mover. Los SSP requieren mucha más potencia. El resto de diferencias son fáciles de ver pero no tan grandes.

La menor cantidad de brillo hace que el sonido general de los SSP sea mucho más parco, seco y apretado, sin un ápice de eco, mucho más concreto y cortado. El T1 Plus ofrece una sonoridad más común, más fluida, líquida, con más destellos y expansión, que llena los silencios con sus armónicos y un poso más largo en la propagación de los agudos. Mientras que los SSP ofrecen un sonido más apagado, tranquilo, bastante  peculiar y particular, realmente diferente.

De todas formas, la batalla entre ambos IEMS, en la zona media, es bastante compleja y mucho dependerá de los gustos de cada uno. Los T1 Plus, pese a ser en V, poseen unos medios con bastante cuerpo, al igual que los SSP, pero la tonalidad y la expresión de ambos es muy diferente. Aquí es donde se juntan todos los adjetivos escritos anteriormente y que definen el comportamiento de cada uno. Por su carácter especial y embriagador, los SSP vencen en esta lucha.

Otra cosa es la zona baja, mucho más completa y plena en los T1 Plus, con un golpeo más poderoso y profundo, quizás algo más gomoso y menos contenido. Los SSP parecen tener más control, pero también están más coloreados. Por otro lado, los T1 Plus no sufren ante graves grandes, gordos o distorsionados, mientras que los SSP claramente sí.

En los medios altos hay un claro énfasis de los T1 Plus sobre los SSP, lo que le proporciona un brillo inicial y más claridad, además de un empujón en los agudos iniciales, con una proyección más perceptible. Pero llega un punto en donde los T1 Plus parecen pararse y los SSP continúan un poco más allá. Aunque ninguno de los dos se caracteriza por unos agudos especialmente trabajados, sino que se mantienen bajo control y siempre acordes a su perfil.

A nivel de escena, los T1 Plus ofrecen una imagen más redonda, tubular, con mayor profundidad y sensación de escape. Los SSP poseen una proyección más plana, aunque ancha, con una proximidad de los elementos más acentuada, que le proporciona mayor intimidad. Existe menos profundidad, pero su sonido más concreto y conciso le proporciona algo más de separación entre elementos, ante la mayor fluidez del sonido de los T1 Plus. Si hablamos de matices y detalles, a nivel micro son más perceptibles en los T1 Plus, la menor profundidad de los SSP parece ocultar algunos pequeños detalles centrales.

 

 

Blon BL-01

 

Este es el último modelo que Blon ha sacado al mercado, además a un precio bastante reducido, ya que cuesta menos de la mitad que los SSP. En cuestión de precios, quizás no sea muy acertada la comparativa, pero a nivel de respuesta de frecuencia, ambos IEMS también guardan similitudes en su zona central, mientras que en los extremos las diferencias son mayores.

Las gráficas no mienten y el BL-01 destroza la comparativa con el SSP en la zona baja. Cualquier comparativa por debajo de los 100Hz no tiene sentido, habida cuenta que los SSP no soportan una carga de bajos pesados. Si no se pueden medir los graves con música electrónica, ¿de qué sirve un análisis de graves, pura observación de sus tecnicismos? Si para escuchar los graves de los SSP hay que situar el volumen a nivel medio para no llegar a la distorsión…Resulta muy difícil su comparativa. Aun así, los SSP se caracterizan por carecer de profundidad, enfocados en el medio grave, con una definición también media, los BL-01 ganan en profundidad, impacto, sonoridad realista, potencia, pegada e incluso contención. No creo que los SSP posean un zona baja mejor técnicamente con los BL-01, al menos no logro a distinguirla.

Los medios de los SSP son más planos y oscuros, comparativamente hablando, con esa sonoridad más cercana y concisa. En los BL-01 existe un claro brillo y también profundidad, aunque la mayor influencia de la zona baja se deja notar en este caso. Uno puede escuchar las voces, pero también una línea de bajos muy cercana, incluso superior. En este sentido, los medios de los SSP están menos contaminados por su zona baja, que solo le aporta calidez. Aunque la zona alta tampoco le ayuda en la aportación de brillo. Pero, singularmente, gracias a estos hechos, el sonido de los medios de los Moondrop es tan especial y distintivo y bien seguro que tendrá mucho éxito entre muchos oyentes. De nuevo, los medios de los BL-01 se observan más unidos, con menor separación, mientras que los SSP poseen mejor definición, unos medios más rápidos, con más espacio entre ellos, una sensación de fondo más oscuro y mayor proximidad.

En la zona alta, los Blon se expresan con más libertad y con algo más de presencia y extensión. Es claro su cariz más brillante y con más luz, pero la sonoridad y la expresión no dista mucho entre ambos IEMS. Pienso que los SSP siguen teniendo mayor control y contención, mientras que los Blon pueden sonar algo más erráticos y desapacibles en ocasiones, ofreciendo una representación más excitada, pero menos refinada.

La escena de ambos no es muy grande. Se observa algo más de separación en los SSP, mientras que existe una pizca de mayor tridimensionalidad en los Blon, gracias a que sus detalles son más salpicados y posee mayor profundidad. Pero aunque los Moodrop se sientan más íntimos, la anchura de su imagen es mayor, incluso su altura. A nivel de detalles, en los BL-01 se vislumbran de manera más sencilla, aunque los micro matices son igualmente poco distinguibles.

 

 

Conclusión

 

El modelo SSP recibido supone una rotación clara de su respuesta de frecuencia, respecto al punto central de 1kHz. Clavando una chincheta en ese punto, uno puede rotar, en sentido horario, la curva de los SSR 4dB y casi se obtendría el perfil de estos SSP. Este movimiento, es el culpable de que los graves se enfaticen y de que los medios altos y primeros agudos, se apaguen en la misma proporción. De esta forma, el sonido vira hacia la calidez, hacia la música y no hacia los detalles. Y es la musicalidad resultante el mayor exponente de este nuevo e idéntico modelo. Y, sin embargo, lo que gana se sitúa en el centro, en donde se ha encontrado una tonalidad distinta a la convencional, que se ejecuta con una maestría que produce una oscura y pálida belleza, a la que es muy fácil sucumbir. Una de las mejores sensaciones en medios que se pueden escuchar por este ridículo precio.

 

 

Fuentes Usadas Durante el Análisis

 

  • Burson Audio Playmate
  • Qudelix-5K
  • xDuoo XP-2Pro
  • HyBy R3 Pro
  • E1DA #9038D

 

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Scroll Up
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x