Tronsmart Apollo Bold Review

Sonido al Final del Wireless

 

Tronsmart Apollo Bold English Review

 

Valoración

 

Construcción y Diseño
80
Ajuste/Ergonomía
75
Accesorios
70
Operatividad y Conexión
88
Sonido
75
Calidad/Precio
90

 

Pros

 

  • Notable calidad sonora.
  • Amplio rango de señal.
  • Reducido tamaño de la caja de carga.
  • Comandos táctiles personalizables.
  • APP de control.
  • Muy buen desempeño en llamadas.
  • Gran reducción de ruido activa.
  • Modo ambiente eficaz.
  • Duración de la batería.

 

Contras

 

  • El tamaño y la forma de las cápsulas no es la más ergonómica para mi morfología.
  • Algunos modos de EQ se sienten menos naturales.
  • Un único juego de tips de silicona.
  • Las boquillas son cortas y de forma ovalada, no es lo mejor para buscar otras tips alternativas.
  • Cuando se activa el ANC, la zona baja se descontrola.
  • Volumen global algo limitado para mi gusto personal.

 

Enlace de Compra

 

https://www.amazon.es/Tronsmart-Apollo-Bold-Inal%C3%A1mbricos-Reproducci%C3%B3n/dp/B08C3383B7

 

Enlace a la Tienda

 

https://es.tronsmart.com/

 

Introducción

 

Sirva esta introducción como una declaración de intenciones: Soy un Bluetooth escéptico. Quizás sea por mi formación o quizás sea porque todavía no he encontrado unos IEMS TWS, que me hagan cambiar de idea. Pero las creencias están para romperse. Así que, cuando vi la oportunidad de probar los Apollo Bold, no dudé ni un segundo ¿Serán éstos los TWS que consigan que piense de otra forma…? Ojalá sea así, pensé. Y aquí estamos. Gracias a que Tronsmart buscaba revisores de audio, para analizar los presentes TWS, pude presentar mi humilde candidatura y, al final, con mucho orgullo, ser elegido entre los 10 candidatos para analizarlos. ¡Muchas gracias por seleccionarme!

Y ahora, hablemos de los Apollo Bold: son unos IEMS TWS, con una forma circular, curiosa, pero grande, a simple vista. En su interior, está integrado el chip Qualcomm QCC5124, reconocido por su gran calidad de sonido. De igual importancia es la tecnología de cancelación de ruido activa híbrida 360⁰, que, gracias a sus 6 micrófonos, consigue una atenuación del sonido externo de hasta 35dB. Otra virtud es el TrueWireless Stereo Plus, que permite el acceso individual a cada cápsula, consiguiendo una transmisión totalmente sincronizada. Por último, cabe destacar en este introito, la extensa duración de su batería: hasta 10 horas de reproducción con una sola carga.

A continuación, entraré a desgranar muchos otros detalles de este curioso producto.

 

 

Especificaciones

 

  • Tipo de Drivers: Dinámico 10mm con diafragma de grafeno personalizado.
  • Chip: Qualcomm® QCC5124, compatible con aptX, AAC, SBC. Bluetooth 5.0 TWS+
  • Respuesta de frecuencia: 20 Hz – 20 kHz
  • Compatibilidad con Bluetooth: HFP/HSP/AVRCP/A2DP
  • Distancia de transmisión: Hasta 15 metros
  • Capacidad de la batería de cada cápsula: 85 mAh. Estuche de carga: 500 mAh
  • Tiempo de Reproducción: ANC activado: hasta 7 horas (50% de volumen). ANC desactivado: hasta 10 horas (50% de volumen). Estuche de carga: más de 30 horas (50% de volumen)
  • Tiempo de carga cápsula: 2 a 2.5 horas. Estuche de carga: 2.5 horas
  • Impedancia: 32Ω±15%
  • Peso neto cápsula: aproximadamente 7.0g. Con estuche de carga: aproximadamente 54.0g

 

 

Presentación y Contenido

 

Los Tronsmart Apollo Bold vienen en una caja blanca, de dimensiones 165x115x64mm con fotos realistas de las cápsulas en su cara frontal. En dicha cara, ya se advierten la multitud de tecnologías y características de los Bold. En la cara trasera se hace un amplio resumen de ellas, junto a una foto de la caja de carga abierta, mostrando los IEMS. La tapa se despliega en varias partes, hacia la izquierda. En las caras interiores de la caja, se detalla la tecnología Hybrid Active Noise Cancelling (ANC), así como la construcción de las cápsulas. A la derecha queda la caja que contiene al producto en sí: bajo una lámina de plástico transparente, tanto las cápsulas, como la caja de carga, se encuentran embutidas en un molde protector negro. Bajo él, se guardan el resto de accesorios: las tips de silicona y un cable USB Tipo- C, de carga. En resumen, el contenido completo es:

 

  • Las cápsulas.
  • Tres pares de tips de silicona, tamaños SxMxL.
  • Una caja de carga.
  • Un cable de carga, USB Tipo-C
  • Un manual de usuario.
  • Una guía de inicio rápido.
  • Una bolsa de almacenamiento.
  • Una tarjeta de garantía.

 

La caja es grande, de cartón muy duro, vistosa y muy detallada, para enfatizar las virtudes del producto. Aunque, a decir verdad, el contenido es justo: un mínimo juego de tips de silicona, insuficiente para satisfacer todas las morfologías de cada oyente. En mi caso, ninguna de las tips de serie, se han ajustado correctamente. Tras buscar mucho, las JVC Spiral Dot Size L, han sido las elegidas.

Por otro lado, el tamaño de la caja de carga, ha sido realmente muy adecuado, tanto para su transporte, como para su almacenamiento.

 

 

Construcción y Diseño

 

Las cápsulas son prácticamente redondas, con un diámetro de, casi, 21mm. La cara exterior está formada por dos partes: un aro exterior dorado, que posee una deformación en forma de U, que contiene el micrófono, en su borde y un led, en la junta con la placa central. Dicha placa es negra y táctil y posee inscritos 9 recuadros. La altura de las cápsulas, sin contar la boquilla, roza los 17mm. Tras una corona exterior uniforme, de grosor aproximado 9mm, el cuerpo se estrecha hasta los 16mm, para volverse a ensanchar hasta más allá de los 18mm, al llegar a la cara interior de los IEMS. En ella, se encuentra una pequeña depresión en la superficie, en donde se ubican 4 contactos dorados y un sensor. Existen dos orificios contiguos a dicha zona, además de la letra que identifica al canal, inscrita en la superficie. La boquilla es corta, de unos 4mm, de forma ovalada, más estrecha en su base, que en su cara exterior. El diámetro menor del óvalo mide 5mm, mientras que el mayor es superior a los 7mm. Está protegida con una tupida rejilla negra. Tanto la forma, como la longitud, pienso que no es la ideal para el tip Rolling, limitando las siliconas que pueden usarse. Por otro lado, la cara exterior es también más ovalada, lo que busca facilitar el encaje en el pabellón.

Prácticamente todo el cuerpo es de plástico, muy ligero pese a que el tamaño no reducido. Hay multitud de orificios, dos en la cara interna y otros dos alrededor del borde externo. Posiblemente, los orificios de ese borde alberguen los micrófonos.

La caja de carga es negra, de plástico duro, con las letras de la marca inscritas en la tapa. El diámetro es casi 60mm y su altura 29mm. Bajo la bisagra se encuentra el puerto USB Tipo C, para su carga. En el borde delantero, junto a la hendidura que facilita la apertura, cercano a la base, está el LED que indica la carga y el estado.

Los materiales usados son eminentemente plástico negro. No se le puede achacar que no sean robustos, pero pienso que se ha buscado más la ligereza del producto que una contundencia constructiva y más duradera. Ojo, no digo que se sientan endebles, pero tanto plástico, no invita a pensar que sean ultra resistentes.

Por otro lado, la forma de la cápsula, a priori, se ve grande, con un diámetro que puede no encajar en todos los pabellones. Su grosor tampoco acompaña, existiendo una clara posibilidad de que sobresalgan.

La forma de las boquillas y su tamaño, tampoco parece el más adecuado para conseguir el mejor ajuste, inserción y aislamiento.

Tronsmart tendrá sus razones de peso para haber diseñado la forma de los Apollo Bold, pero no comparto con ellos que este diseño sea el más adecuado y universal. Hubiese preferido una forma más típica de IEMS semi customs. Quizás sea más difícil albergar toda la tecnología usada en ese tipo de cápsula.

Por último, cabe destacar que los Tronsmart Apollo Bold poseen una resistencia al agua IP45 y la versión de Bluetooth es 5.0.

 

 

Ajuste y Ergonomía

 

Como he comentado en el apartado anterior, la forma casi redonda y su gran diámetro, puede resultar excesivo para algunos. En mi caso el cuerpo se ajusta exactamente en mis pabellones auditivos. Aunque, con el paso del tiempo, noto que el tamaño es superior y aparecen las molestias. Un diámetro algo inferior hubiese sido más adecuado para mí. Si hablamos del grosor, éste también es elevado. De esta forma, las cápsulas sobresalen de forma visible y clara. Esto no sería mayor problema, si las boquillas fueran más largas, cilíndricas y con una disposición más ergonómica, orientada al canal. Pero no, son ovaladas y cortas, lo que dificultan la búsqueda de tips, provoca un encaje superficial, más susceptible a caídas y desprendimientos, además de una insonorización pasiva más ligera y una sensación inmersiva menor.

Pese a todo lo dicho, es cierto que, con las tips JVC Spiral Dots, que son muy flexibles, he conseguido una fijación muy adecuada, sin que se me caigan. Además, el sellado también ha mejorado mucho, respecto a las tips de serie. Aun así, el encaje es muy superficial y pienso que el sonido podría mejorar si las boquillas fueran más normales y largas. He probado tips bi-flange y tri-flange, pero la orientación no ha favorecido la adaptación a mi canal.

 

 

Operatividad y Conexión

 

El funcionamiento es el clásico: cuando se sacan de la caja de carga, los TWS entran en modo emparejamiento. Aproveche para activar el Bluetooth de su dispositivo y conéctese a ellos. El proceso de emparejamiento de los TWS normalmente es sencillo. Pero, a veces, parece que no hay manera de que se realice la conexión. Me pasa con todos los TWS que tengo. Los Apollo Bold, no son una excepción: tanto en mi móvil, como en el Hiby R3 Pro, encuentro conexiones duplicadas que a veces no funcionan y otras sí.  Al menos, el modo de emparejamiento suele funcionar a la primera y dura bastante, permitiendo activar el modo Bluetooth a los usuarios más lentos, en los que yo me encuentro. Los Bold pueden ser usados individualmente porque poseen micrófonos en cada cápsula, tan solo hay que dejar la otra cápsula dentro de la caja de carga. Por ahora no he tenido problemas de emparejamiento individual porque se hayan desincronizado. Eso está bien.

La voz que indica el estado es clara e inteligible. Es una suerte, ya hay veces que las frases resultan poco claras, para los que no dominamos el idioma inglés.

Los LEDs lucen en rojo y blanco; tanto su combinación como alternancia, indican los distintos estados de los IEMS.

El funcionamiento completo se especifica en los manuales. A continuación, dejo enlaces al manual multi-lenguaje y a la guía rápida:

 

https://www.tronsmart.com/usermanual/?file=http%3A%2F%2Ftronsmart.mediafire.com%2Ffile%2F7bdmxtjgi49r9v1%2FApollo_Bold.pdf%2Ffile

 

https://www.mediafire.com/file/r41mj3v6nm6nir8/Quick__start_guide.pdf/file%20target=

 

Las cápsulas poseen una superficie exterior táctil. Por medio de pulsaciones, se podrá acceder a un rico abanico de controles. Su funcionamiento queda explicado en la siguiente captura:

 

 

La experiencia de uso de las pulsaciones táctiles es moderadamente buena: la detección es notable, pero la velocidad entre pulsaciones es algo que no logro acertar adecuadamente. A veces, para des/activar el ANC, si son demasiado rápidas, no se detectan bien. Igual pasa si son demasiado lentas. Realmente, hay que encontrar la velocidad promedio, algo que no logro habitualmente cuando tengo prisa o estoy estresado en el trabajo.

 

 

Los Apollo Bold tienen una APP que permite ciertas funcionalidades extras. Entre ellas, se pueden personalizar los comandos táctiles, permitiendo asignar funcionalidades distintas a las programadas de serie. La APP también permite activar el modo de reducción de sonido, ambiente o desactivarlo, incluso visualizar el nivel de la batería de cada cápsula. Además, existe una pantalla donde se pueden activar las distintas ecualizaciones predefinidas:

 

  • Defecto
  • Clásico
  • Jazz
  • Pop
  • Rock

 

 

El uso de la APP no es muy rápido. La conexión de ella con los Bold, incluso con el móvil ya conectado a los auriculares, no es inmediata, sino que debe que buscarlos. Incluso, cosa no deja de sorprenderme y encuentro inconveniente, es que es necesario activar la ubicación para poder enlazarse a los Apollo.

En la APP puede elegirse su idioma, en mi caso castellano. Aunque debo remarcar que, en alguna pantalla, los textos estaban en italiano.

 

 

Otra funcionalidad de la APP es la posibilidad de actualizar el firmware vía OTA. Lo he intentado múltiples veces y durante varios días, sin éxito. Desde la web de Tronsmart existe una alternativa: una APP distinta y un proceso manual. Dicha APP se llama GAIA Control. Hay que seguir correctamente y al pie de la letra, todas las indicaciones que se explican en el siguiente enlace, para que la actualización sea satisfactoria:

 

https://www.tronsmart.com/blog/85_how-to-update-the-firmware-of-your-apollo-bold.html

 

En dicha página se encuentra la APP GAIA Control y el firmware. En el momento de la escritura de esta reseña, el firmware más reciente ha sido el v1.2.3.

 

 

Es cierto que no soy un experto en auriculares TWS, pero debo admitir que mi experiencia de uso, tanto con llamadas, como con música, ha sido la más satisfactoria hasta la fecha. He usado los Apollo Bold en mi oficina, para atender las múltiples llamadas laborales, usando el modo ambiente para no perder el hilo de lo que sucede alrededor. Y, realmente, estos TWS son los mejores que probado. Su micro quizás no sea el más claro, pero, incluso en un ambiente de poca cobertura, ninguno de mis oyentes me ha comunicado alguna pega, más allá de saber que estaba usando un dispositivo “manos libres”. El sonido siempre ha sido bueno, sin cortes, pérdidas, logrando una duración de toda la jornada completa, hablando más de una hora, incluso dos. Y al día siguiente vuelta a empezar. Por las tardes he usado los Apollo Bold con mi Smartphone personal o el HiBy R3 Pro indistintamente. El códec seleccionado ha sido aptX siempre. Una cosa que me hubiese gustado, es que fuera compatible con  aptX-HD, o incluso con LDAC y que se pudiera elegir dicho códec por la APP, así como la tasa de muestreo o la velocidad de transmisión.

Seguramente que estas buenas sensaciones, sean fruto del chip que implementa, el Qualcomm QCC5124, así como de su antena LDS. Gracias a ella, el rango Bluetooth, en habitaciones grandes y abiertas, es claramente el indicado. En cuanto me he movido dentro de mi pequeño apartamento, lleno de paredes y puertas, la conexión se ha mantenido sorprendentemente. Solo en los puntos más alejados del emisor y detrás de varias puertas y muros, he notado pérdidas de conexión. Pero, realmente, esperaba que el alcance fuera peor. Es otro punto muy positivo.

Sin embargo, el uso por la calle de los Apollo Bold, no ha sido tan satisfactorio. Usando el ANC (opción activada por defecto) es conveniente como reducción de sonido, pero puede llegar a arruinar la experiencia sonora. En las gráficas (quizás sea por el ambiente sin ruido en el que han sido tomadas) no se observan apenas diferencias. Pero cuando se activa la reducción de sonido, los graves se vuelven demasiado descontrolados, distorsionando a volumen máximo. Puede ayudar elegir otros modos de ecualización, pero siempre he preferido no usar ANC, sobre todo con música electrónica, volumen alto y el modo EQ por defecto.

Por otro lado, desactivando ANC, la cosa cambia para bien, obteniendo el mejor sonido que he podido escuchar durante mi corta experiencia TWS.

Otra funcionalidad muy agradable, es la del sensor de proximidad, que permite pausar la música automáticamente cuando se retiran las cápsulas o alguna de ellas.

 

Como es algo que puede ser relativamente habitual, quiero dejar constancia de cómo se reinician los auriculares:

 

  • Saque dos auriculares del estuche. (Asegúrese de que los dos auriculares no estén conectados).
  • Toque el panel táctil de los auriculares izquierdo y derecho cinco veces respectivamente, luego puede emparejar los auriculares izquierdo y derecho. (La luz de los auriculares parpadea en rojo dos veces y en blanco en secuencia).
  • La luz blanca del auricular izquierdo y derecho parpadea lentamente.
  • Los auriculares izquierdo y derecho están emparejados con éxito.

 

 

Sonido

 

Una cosa que no me gusta mucho de los TWS, es la limitación de su volumen. Para la mayoría de los usuarios, es bastante posible que el nivel de presión sonora sea adecuado, cuando se reproduce música actual. Pero cuando se usan grabaciones antiguas, con mayor rango dinámico, el volumen es bastante más bajo. A mi juicio y esto es una opinión generalizada entre todos los IEMS TWS que poseo, es que el volumen es justo. Quizás sea lo más adecuado para no destrozarnos los oídos…

 

 

Perfil

 

Los Apollo Bold poseen distintos tipos de ecualización, capaz de cambiar su perfil. Por defecto, su perfil tiene una tendencia entre U y V, con claro énfasis en el subgrave y en los primeros agudos. Si se elige la EQ Rock o Classic, se disminuye la presencia en el subgrave y en los primeros agudos, adoptando un sonido más en V, en donde se remarca (con menos énfasis) el medio grave y los medios altos. Con la EQ JAZZ, se rebajan los graves y se ensalzan los medios, para buscar un perfil más plano, homogéneo y equilibrado. Sin embargo, es con la EQ POP cuando se consigue el sonido más neutro, exceptuado el realce en los medios altos, para luego perder en extensión de agudos.

Para mi gusto, las dos EQ preferidas son la por defecto y la ROCK.

Mis consideraciones sobre el sonido han sido tomadas con la EQ por defecto, ya que su sonido, pese al marcado realce en la zona baja, me ha parecido más realista en el resto de bandas.

 

 

Graves

 

La zona baja, es bastante elevada, sobre todo, en el extremo subgrave. Su tono es algo oscuro, la velocidad no es muy alta, la recuperación se siente algo más lenta y la definición es correcta. Como resultado el sonido es eminentemente bajista, con una clara tendencia cálida, pero sin caer en un sonido completamente exento de luz. Aunque, es cierto que la notable presencia de graves, hace que exista una cierta inclinación a ofrecer una zona algo más difusa, cuando los pasajes son complejos, con bajos superpuestos. En estos casos, la nitidez se resiente, generándose un manto de graves acolchado y mullido, donde la precisión no es muy elevada, afectando a la capacidad de resolución general del rango bajo. Cuando el golpeo es simple, el trabajo se realiza de manera bastante aceptable, generando un sonido que goza de buena profundidad, no demasiado coloreado, que busca un timbre realista, pero sin que la recuperación sea inmediata. Es, por tanto, ese poso el que impide que la zona posea una limpieza mayor, evitando que el sonido goce de una mayor pulcritud. Con la EQ ROCK o CLASSIC, los graves mejoran en rapidez, permitiendo revelar más detalles, encontrando un sonido más contenido y libre en la zona inferior.

 

 

Medios

 

Los medios arrastran calidez y sedimentos del rango inferior, más por la media velocidad de los graves, que por una incidencia directa. Esto hace que el rango no arranque de una manera pura. Sin embargo, sí existe un beneficio claro en la parte inferior del rango medio: el cuerpo en esta parte, otorga una consistencia musical que echo de menos en el resto de ecualizaciones. De esta forma, las voces las siento con un timbre que me resulta bastante agradable, suave y exentas de sibilancias. Su presentación es ancha, redondeada, homogénea, bastante lisa y suave, con un detalle limitado, pero con un dibujo agradable, de trazos largos que finalizan diluidos. En las voces femeninas, la presencia se eleva ligeramente, ofreciendo algo más de chispa final. Por otra parte, la claridad no es muy elevada, lo que contribuye a que la definición siga sin despegar, afectando a la capacidad de resolución general. La suavidad y la calidez, limita que el sonido sea más pulcro, limpio, separado y definido. Sigo pensando que no son oscuros, tan solo que poseen una capacidad analítica media-baja. De esta forma los detalles recreados no son muy elevados y el nivel de matices es aceptable, muy aptos para escuchas sosegadas, largas y placenteras. Adalides del sonido analítico, absténganse. Pero sean bienvenidos aquellos que huyan de los medios altos elevados. (Recuerden: EQ por defecto).

 

 

Agudos

 

La zona alta está bastante bien perfilada. Para mi gusto, los agudos se muestran cuando se necesitan, con un dibujo realista, relativamente afilado, sin excesos, pero con un aplomo y presencia muy digna y palpable, además de una notable extensión. Siguen sin poseer una gran delicadeza o capacidad de resolución, que los dibuje muy finos o delgados. Pero sí que tienen una buena dosis de chispa y crujir, que los hace divertidos sin llegar a hastiar, ni siquiera a molestar. Más bien todo lo contrario, pienso que son bastante disfrutables, sin que se sientan extraños con el perfil general de la EQ por defecto. De esta forma, los agudos ofrecen un buen contrapunto, sin perder el sosiego, ni ganar en definición, pero añadiendo una buena dinámica al sonido de los Apollo Bold.

 

 

Escena, Separación

 

Los Apollo Bold presentan una escena moderada, que los aleja de la congestión, No se percibe estrechez ni agobio en su sonido. Gozan de un buen nivel de profundidad y una altura más que aceptable. De esta forma, el escenario presentado se percibe eminentemente frontal, pero con un dibujo semi circular, sin llegar a envolver.

La recreación instrumental no es muy precisa y la ubicación de los instrumentos no destaca por su exactitud, sino que más bien, la música se presenta de una manera más fluida que enfocada. En este sentido, la percepción de la separación influye bastante, ya que la suave cohesión del sonido, no contribuye a que las notas dispongan del espacio necesario para que la separación sea mayor, el fondo sea más oscuro y la escena se expanda con más facilidad y extensión. Por los mismos motivos, el detalle, pese a que los agudos son buenos, es bastante primario, destacando las partes obvias y las medias distancias, sin que a nivel micro, sea muy capaz de revelar matices muy profundos o menos accesibles. Aunque tampoco se trata de un sonido parco, demasiado matizado o insulso. No es así, más bien, se trata un sonido suave, homogéneo, cálido, fluido y sosegado, que no busca una presentación analítica, sino una exposición más coherente, amigable y generalista, sin perder de vista la calidad.

 

 

Conclusión

 

Tengo que celebrar que Tronsmart ha contribuido a que crea, que la tecnología Bluetooth todavía no ha dicho su última palabra. Con su modelo Apollo Bold, he podido disfrutar de la música inalámbrica a un nivel, que me permite soñar con una calidad sonora similar a los IEMS con cable. O al menos, hacer que me olvide de ellos por un buen rato. Es innegable que las numerosas ventajas que este modelo aporta, han contribuido a que la experiencia de uso sea mucho más gratificante: comodidad inalámbrica, amplio rango de señal, duración de la batería, facilidad de uso, reducción de ruido activa, modo ambiente, funcionalidad táctil personalizable, APP de control y un más que notable comportamiento en llamadas y conversaciones telefónicas. Seguro que todas estas ventajas se deben a que Tronsmart, ha empleado la mejor tecnología a un precio muy competitivo: chip Qualcomm® QCC5124, Hybrid ANC, aptX, TrueWireless™ Stereo Plus, antena láser LDS…Por todo ello, puedo decir que sí hay sonido al final del Wireless.

 

 

Fuentes Usadas Durante el Análisis

 

  • Xiaomi Redmi Note 8 Pro
  • HiBy R3 Pro
  • xDuoo X3II
  • Tempotec V1-A

 

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Scroll Up
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x