Smabat M2 Pro Review

Sonido Modular

 

Smabat M2 Pro English Review

 

Valoración

 

Construcción y Diseño
95
Ajuste/Ergonomía
92
Accesorios
75
Graves
87
Medios
85
Agudos
86
Separación
87
Escena
85
Calidad/Precio
93

 

Pros

 

  • Primer earbud modular del mercado: Su sonido puede cambiarse, tras sustituir varias partes del auricular.
  • El sonido mejora a la versión M1.
  • Ergonomía.
  • Construcción.
  • Cable.
  • Muy buena relación calidad/precio.

 

Contras

 

  • Muy pocos accesorios.
  • Medios algo alejados.

 

Enlace de Compra

 

https://es.aliexpress.com/item/4001267044768.html

 

Enlace a la Tienda

 

https://smabat.es.aliexpress.com/store/5881794

 

Introducción

 

Smabat no para de crecer e innovar. Tras los ST-10s Silver y Gold, ahora, sacan al mercado un novedoso producto, que supone algo más que una mera iteración de su anterior generación M1. Basados en su misma cápsula, Smabat ha querido añadir un interesante plus: se trata del primer earbud modular del mercado. ¿Y eso qué significa? Pues que las distintas partes que componen el interior de la cápsula, pueden ser cambiadas. Y estas partes son, la unidad de accionamiento (que contiene el diafragma y la rejilla exterior) y un componente de sintonización (un disco de plástico), que puede ser cambiado con facilidad. Cambiando dichos discos, ya se puede obtener un cambio sensible en el sonido. Pero, además, se puede elevar la calidad del sonido, incluso su impedancia, si se suelda alguna de las distintas unidades de accionamiento a elegir: la unidad del ST10S Black Gold de 150Ω, una unidad con cúpula de titanio o la que viene de serie, con membrana de titanio de tres capas, que es la misma que traen los ST10S Silver. Como se puede ver, Smabat no se ha dejado nada en el tintero y proporciona, incluso, un cable que mejora el que traen los modelos anteriores. Todo ello a un precio muy asequible.

A continuación, veremos de qué es capaz este nuevo modelo y cómo se pueden cambiar sus distintas partes.

 

 

Especificaciones

 

  • Tipo de Drivers: Dinámico 15.4mm Three-layer Diaphragm 2.0 (PEEK, PU, PEEK Titanium Diaphragm)
  • Respuesta de Frecuencia: 10Hz-22kHz
  • Sensibilidad: 110±3dB/mW
  • Impedancia: 40Ω
  • Distorsión Armónica Total: <1% a 1KHz
  • Conector Jack: 3.5mm
  • Tipo de conexión de la cápsula: MMCX
  • Tamaño del cable: 1.2m

 

 

Presentación y Contenido

 

Los M2 Pro vienen en una pequeña y plana caja blanca, con el logo de la marca en la cara superior. En la cara trasera, en su parte inferior, hay una etiqueta negra con las especificaciones, el nombre del modelo, la dirección de la sede y la página web. Las dimensiones de la caja son las siguientes: 130x90x22.

Tras retirar la tapa aparece un manual con instrucciones y especificaciones, escrito en chino y en inglés. Bajo él, hay un espeso molde de espuma blanca, recubierto de cartoncillo del mismo color. En él, están embutidas las cápsulas y unos recubrimientos de silicona, ya clásicos dentro de los accesorios Smabat. Bajo dichas siliconas, hay un par de espumas completas. El molde posee dos solapas, una situada en la parte superior, pequeña, en cuyo interior hay una bolsita transparente que contiene los módulos de sintonización y la herramienta que ayuda a su desinstalación. La solapa más grande está en el centro y bajo ella se encuentra el nuevo cable MMCX, de 4 hebras de cobre monocristalino mezclado. En resumen, el contenido completo es:

 

  • Las cápsulas.
  • Dos recubrimientos de silicona negra.
  • Dos espumas completas.
  • Dos módulos de sintonización.
  • Herramienta de desinstalación de los módulos.
  • Cable MMCX de 1.2m y clavija dorada de 3.5mm.

 

Adicionalmente, de regalo, ha venido una bolsa plana, en símil piel negra, con un clip para su cierre. La bolsa no es muy grande, pero su tamaño es justo para el almacenamiento de los earbuds. El nivel de protección de este tipo de bolsas no es muy adecuado, pero se agradece mucho el detalle, últimamente, las fundas para guardar los auriculares escasean.

Como suele ser habitual en los Smabat, el juego de espumas es único, muy reducido para la duración de dichos elementos. Por el contrario, de serie, vienen con el mejor cable que Smabat ha realizado hasta la fecha y dos módulos de sintonización adicionales.

 

 

Construcción y Diseño

 

El diseño de la cápsula es igual al del modelo anterior M1. Parecen varios cilindros ensamblados, de distinto diámetro. Están construidos, casi completamente, de material metálico, incluso las rejillas. La pieza externa de la cápsula, es un cilindro con un borde, más fino y redondeado que el anterior M1. Ésta es la principal diferencia. Dicha parte de la cápsula es más cónica que su predecesor y posee la virtud de que es desenroscable. Sobre ella está montado el diafragma, todo su conjunto recibe el nombre de unidad de accionamiento. Como elemento modular, además del que viene de serie, pueden comprarse tres unidades diferentes (información extraída de la propia web https://www.smabat.com/):

 

  • M-a-1 Unidad de accionamiento de tamaño completo chapada en titanio: Todo el diafragma está recubierto con material de titanio, lo que aumenta su resistencia, de modo que los agudos, los medios y los bajos son cómodos.
  • M-a-2 Unidad de accionamiento de cúpula de titanio: Sólo la parte central del diafragma está chapada con material de titanio. La parte aguda tiene excelentes detalles, lo que es muy adecuado para las canciones con sólo voz.
  • M-a-3 Unidad de accionamiento ST10s Black Gold 150Ω, cúpula chapada en titanio reforzado: Posee un fuerte rendimiento de bajos y los agudos son muy claros y precisos.

 

Siguiendo con el interior de la cápsula, existen dos módulos de sintonización. Uno viene preinstalado y el otro viene como accesorio:

 

  • Módulo de sintonización Tipo 0: todas las frecuencias son uniformes.
  • Módulo de sintonización Tipo 1: hace que los medios y los agudos sean más claros. Posee un agujero superficial que lo diferencia del Tipo 0.

 

Dichos módulos, no son tan simples como parecen, sino que han sido diseñados con la tecnología Micro Maze Structure, usando la tecnología de impresión 3D.

 

Tanto las partes, como los auriculares, pueden comprarse en la tienda de Smabat en AliExpress, como en su web:

 

https://www.smabat.com/collections/all

 

Allí se podrá ver fotos, videos y explicaciones, tanto de las partes del M2 Pro, como del montaje de cada una de ellas.

 

Siguiendo con la descripción de la cápsula, en su cara exterior, la marca está inscrita en el interior de un anillo de metal pulido. En la cara inferior, está la conexión MMCX, junto al borde. Mientras que, al otro lado del borde, hay un punto blanco, con una letra en su interior, que indica el canal de cada cápsula. En la cara superior de dicha pieza, hay dos ranuras.

 

Todo el sistema de partes, montaje y accesorios, es realmente ingenioso. Cabe destacar la facilidad para desenroscar la unidad de accionamiento y proceder al cambio de los módulos de sintonización. Tan solo hay que tener cuidado con los cables, para no romperlos, aunque tampoco es una operación tan delicada. Pienso que se podrían proporcionar más módulos de este tipo, que permitieran un cambio del sonido rápido y, más o menos simple. El cambio de la unidad de accionamiento no es tan sencillo, ya que requiere habilidad para soldar los cables. Es cierto que Smabat proporciona un soldador muy adecuado y económico, pero no todo el mundo tiene la técnica necesaria para realizar esta operación. Aunque, seguro, que los más manitas y atrevidos, disfrutarán montando las distintas unidades de accionamiento y gozando, así, de un sonido mucho más personalizado. Personalmente, pienso que, para aquellos que no se atreven a soldar, Smabat podría poner a la venta todas las combinaciones de cápsulas y distintas unidades de accionamiento.

 

A continuación dejo un enlace a un video, donde se podrá ver cómo se cambian las distintas partes del M2 Pro:

 

https://www.youtube.com/watch?v=wBEQrcf2ZgY

 

Otra novedad en este modelo, es el nuevo cable. Se trata de 4 hebras enrolladas, en cuyo interior hay cobre monocristalino mezclado. Las hebras enrolladas proporcionan una comodidad superior, cero microfonías y una flexibilidad muy alta. Realmente se trata de una gran ventaja respecto a los cables anteriores. La clavija de 3.5mm, está chapada en oro. Su funda es un cilindro liso, metálico y plateado. Posee una muesca ligera y redonda, cerca de su extremo superior. La salida del cable está protegida con una pequeña funda de plástico transparente y semirígido. La pieza divisora sigue la simplicidad expuesta, tan solo es un cilindro metálico, pequeño, liso y pulido. El pasador es una diminuta pieza de plástico rígido y transparente. Por último, las fundas de los conectores MMCX vuelven a ser dos cilindros metálicos, lisos y plateados. Pero, en esta ocasión, el borde externo está ligeramente biselado y posee dos muescas en forma de anillos. Los bordes internos, cercanos a las conexiones, poseen sendos aros de plástico, cuyo color identifica el canal: rojo para el derecho, transparente para el izquierdo. Por último, cabe destacar el recubrimiento semi-rígido que da forma al cable, para su ajuste sobre oreja. Una pequeña cinta de velcro, ayuda a recoger el cable.

 

Creado a partir de la excelente construcción del M1, el nuevo M2 Pro, sobrepasa cualquier diseño anterior de otros earbuds, creando el primer earbud modular del mercado. Viendo las cápsulas, cualquiera diría que se trata de un diseño modular y desmontable, ya que las partes quedan muy bien ensambladas, sin que se aprecien juntas separadas o huecos que permitan advertir la unión de las partes. Simplemente excelente.

 

 

Ajuste y Ergonomía

 

La ergonomía es ligeramente diferente al M1, ya que el borde de la unidad de accionamiento, es más fino y delgado. Además, el cuerpo es algo más cónico. Esto facilita, incluso más, el encaje. Así, se puede conseguir una inserción algo más profunda.

El ajuste puede ser sobre oreja, que es como está pensado, ya que el cable lleva las famosas guías. Pero, si se usa otro cable que no lleve dichos recubrimientos, el ajuste podría ser, perfectamente, el tradicional, con el cable hacia abajo. En esta ocasión, debido a estos ligeros cambios, no encuentro muchas diferencias sonoras, entre el ajuste sobre oreja o el ajuste tradicional. Pero, debo comentar que la comodidad de ambas posiciones, es bastante elevada, lo cual es una gran noticia.

 

 

Sonido

 

Perfil

 

El Smabat M2 Pro posee múltiples configuraciones sonoras, pero tan solo he podido probar las que vienen de serie, esto es, con el módulo de afinación Tipo 0 o Tipo 1. Por adelantado, debo decir que me ha gustado más el Tipo 1. Supuestamente, este módulo ofrece una afinación que acentúa la claridad de los medios y los agudos. Mientras, el Tipo 0 hace que todas las frecuencias sean más uniformes. En las gráficas de respuesta de frecuencia no se ve así: el módulo Tipo 0 posee mayor énfasis en los medios bajos, pero presenta un hundimiento mayor en la parte central y un pico más alto en los medios altos, lo que polariza más su sonido. De esta forma, su perfil tiene una tendencia hacia una V cálida, que presenta oquedades evidentes en su zona central. Con el módulo Tipo 1, esta tendencia no es tan acentuada y a mis oídos, el perfil gana en claridad, resultando más uniforme, equilibrado y liberado.

Las siguientes consideraciones de sonido las he realizado con el módulo de Tipo 1.

 

 

Graves

 

La zona baja de Smabat es como un sello de garantía. Aunque, es cierto que, con cada modelo, la marca va intentando crear perfiles que huyan de un perfil declaradamente Bassy. En esta ocasión, la presencia se siente, pero no es predominante, ya que el perfil global es más equilibrado.

La zona baja de los M2 Pro se percibe ligeramente coloreada, algo que se nota en el medio bajo. La profundidad se aprecia, pero en menor grado, en parte por el empuje hacia arriba que poseen los graves. Aun así, el golpeo goza de una buena cantidad de fuerza, contención, sequedad, pero no demasiada velocidad, generando una zona baja con cierto poso, sin llegar a ser gomosa. De esta forma, los graves garantizan una buena presión sonora, pero la limpieza no es muy alta, dibujándose de una manera ligeramente difusa. La textura es uniforme, con poca rugosidad en la zona central. Sin embargo, ésta se acentúa a medida que se tiende al subgrave. Pese a ello, no es suficiente para aportar el detalle necesario a los bombos, sonando contundentes, pero no muy descriptivos o complejos. El nivel de profundidad tampoco ayuda en la recreación de planos y la resolución es, simplemente, buena. Se echa de menos algo más de espacio, tanto lateral, como frontal, así como algo más de luz, precisión y una mejor técnica.

Todo lo expresado anteriormente, no es un impedimento para que la zona baja de los M2 pro pueda calificarse, tranquilamente, de notable. Lo que sucede es que Smabat ha puesto el listón muy alto en sus modelos anteriores y uno se ha mal acostumbrado a ello. De ahí que la crítica haya sido rigurosa. Aunque no todos los earbuds tienen unos graves Smabat.

 

 

Medios

 

Con el módulo Tipo 1, el favor que los graves realizan a la zona central, es grande. Ya que las voces pueden desacoplarse fácilmente de la zona baja, sin que éstas se vean contaminadas. La sensación difusa que se percibe en el extremo inferior, posee una tendencia a desaparecer, a medida que se aumenta de frecuencia. En este sentido, las voces ya poseen una mejor definición y una textura más rica, pero sin llegar a la excelencia, porque la resolución sigue estando limitada. Por otro lado, el timbre es ligeramente cálido, sin que la claridad sea total, ni la limpieza, absoluta. Siguiendo con las voces, su cuerpo tiene una anchura justa, suficiente para que no se sientan delgadas, pero sin mostrarse exuberantes o con mucha pulpa. Su percepción es suave, de resolución media, con una capacidad analítica baja y una representación que vira hacia el lado dulce-neutro, equilibrado. No existe mucha diferencia entre las voces masculinas y femeninas, ya que la recreación de ambas, es muy similar, sin que se note un favor hacia una de ellas. El nivel descriptivo del recorrido de las voces no es muy exhaustivo, dada la orientación melodiosa de los M2 Pro. Pero es cierto que el final posee un punto brillante, un ligero chispazo.

Por otro lado, la instrumentación no difiere demasiado de la representación de las voces, ofreciendo un sonido muy coherente, dentro de la musicalidad de los medios. De esta manera, su exposición es relajada, fluida y aterciopelada. La separación no es muy elevada, dando lugar a un sonido más líquido, que técnicamente más pulido y diferenciado. Pese a ello, el nivel de limpieza mejora lo expuesto en la zona baja, consiguiendo un sonido bastante libre, pero relajado, agradable, no estridente, con una buena dosis de viveza, que lo diferencia de otros earbuds eminentemente cálidos.

 

 

 

Agudos

 

La zona alta de los M2 Pro, se caracteriza por tener más chispa que extensión. Su representación es puntiaguda, focalizada en los primeros agudos, sin que se muestre persistente o muy marcada. Dentro de la musicalidad de su perfil, dicha chispa se percibe ligera, aunque a veces más fina y claramente perceptible. La definición de las notas no es muy elevada, siguiendo con la tendencia suave del sonido. Pero debo insistir, que no se trata de unos earbuds oscuros, sino todo lo contrario, ya que poseen un sonido bastante libre y vívido, con clara tendencia hacia la luz, sin que se observe un ápice de velo, ni una marcada congestión, más allá de una ligera calidez. Como resultado, los agudos, salvo por el destello inicial, son ligeros, confortables, controlados y aptos para largas escuchas. Su capacidad descriptiva, analítica y de resolución, se encuentra en un nivel medio/bajo, proporcionando una cantidad de detalle promedio, sin destacar por su cantidad, ni por su definición. Por el contrario, pese a la homogeneidad de los medios, los matices parecen más obvios en la zona media, que en la alta, cosa que favorece una mayor naturalidad en el rango central.

 

 

 

Escena, Separación

 

Como buenos earbuds, el sonido se muestra abierto, con una anchura casi notable, pero limitado en profundidad y más, en altura. La escena es eminentemente frontal, sin demasiado espacio lateral, ni mucha tridimensionalidad. Pese a ello, se aprecia más espacio que congestión. Aunque la presentación de sonido es bastante líquida, su cohesión no es tan grande para apreciarlo como un continuo sin fondo. El silencio, aunque estrecho, se percibe ligeramente, proporcionando esa sensación de libertad y apertura, de la que he hablado en los apartados anteriores. Y dicha cualidad es la que proporciona una cantidad de luz, que alivia el sonido y le otorga una separación apreciable.

 

 

 

Comparaciones

 

Smabat M1

 

A simple vista, las capsulas son iguales, cambia el grosor de la unidad de accionamiento. Además, el cable es completamente nuevo y muy mejorado.

A nivel sonoro destaca que los M2 Pro se mueven fácilmente, el cambio de volumen, entre uno y otro es claro. En cuanto a perfil, ambos modelos (M2 Pro Tipo 1), poseen un perfil similar, aunque algo más cálido, con agudos menos obvios. La claridad mejora en los nuevos M2, consiguiendo un sonido más limpio y abierto con unos medios más destacables y separados de la zona baja. Se aprecia mayor congestión en el M1, mientras que la separación existente en los M2, produce una mayor transparencia y distancia entre los graves y los medios. Algo que también ha mejorado es la textura de la zona baja, más apreciable, distinguida y rugosa, con una pegada más disfrutable y algo más contundente. En los M1, los agudos son más sutiles y delgados, con menor presencia. En los M2 Pro, la zona alta se dibuja con más chispa y cercanía, ofreciendo mejor detalle, más aire, separación y sensación de apertura y claridad. De igual forma, la escena se contempla más ancha y abierta, en los M2 Pro, en donde los M1 se muestran más homogéneos y continuos, con mayor congestión, comparativamente hablando. Pero algo que puede sorprender es el timbre de ambos, es bastantes similar, aunque el M2 pro es más vívido, mientras que los M1 son más apagados, un poco más oscuros.

 

 

ISN Rambo  II

 

Los Rambo II son unos grandes earbuds, que comparten rango con los M2 Pro. Su construcción es excelente y su comodidad también, aunque son claramente distintos en diseño, cada uno ha aportado algo nuevo a la escena de los earbuds. Entrando en materia auditiva, los Rambo II poseen un perfil más cálido, con una zona media más grande, densa, cercana y con mayor cuerpo. Las voces son más plenas y próximas, claramente presentes, en primer plano. En los M2, las voces son más finas, frías, con una textura que vira hacia la claridad, enfocada más en los detalles, que en su cuerpo o desarrollo. Claramente, se percibe que el perfil de los M2 Pro es más en V, con las voces más retrasadas, respecto a los Rambo II.  En éstos, la zona baja posee buena rugosidad, pero su presencia es inferior a la de los Smabat M2 Pro, con menos impacto y una contundencia menor. Aunque, los medios bajos tienen mucha más presencia, algo que hace que, incluso los bajos, se sientan más completos, aunque su capacidad descriptiva no sea tan explícita como en los M2 Pro. Volviendo a los M2 Pro, en esta comparativa, se siente en ellos, una oquedad en esa zona que los Rambo II llenan tan bien. En este sentido, se nota el carácter más mid-céntrico de los ISN, mientras que los Smabat destacan en la zona baja y en los primeros agudos, remarcando ese carácter más en V. La zona alta de los M2 Pro es más brillante inicialmente, con más chispa y vivacidad que en los ISN. De esta forma, y de manera complementaria, su sonido es más técnico y fino, donde los detalles y matices se sienten más próximos. En los Rambo II, el sonido es más exuberante, llenando la escena en todas las direcciones. Mientras, en los M2 Pro, la disposición espacial es bien distinta, los extremos se sienten más próximos y los medios más retrasados, eso le confiere una escena más panorámica, con más profundidad en el centro, o, más bien, lejanía. Pero su anchura no puede competir con la mayor tridimensionalidad y mejor posicionamiento instrumental, de los Rambo II, que, además, poseen una recreación más realista y natural.

 

 

Conclusión

 

Smabat sigue dando pasos de gigante en el mundo de los earbuds. Y ahora se atreve a hacer algo original, que hará las delicias de aquellos a los que les gusta trastear y modificar sus auriculares. Por un módico precio, los M2 Pro ofrecen múltiples opciones de configuración: 3 unidades de accionamiento enroscables y dos módulos de sintonización. De serie vienen con dos módulos y una unidad de accionamiento, además de un gran cable. Y ya, con lo puesto, el sonido es bastante bueno, ligeramente en V, con graves marca de la casa y unos agudos chispeantes, generando unos medios finos y delicados, con mucha claridad y luz. La comodidad sigue siendo sensacional, al igual que su diseño y construcción, lo que otorga una gran facilidad para su modificación.

¿Qué será lo próximo que haga Smabat? Lo espero impacientemente.

 

 

 

Fuentes Usadas Durante el Análisis

 

  • Burson Audio Playmate
  • Qudelix-5K
  • xDuoo XP-2Pro
  • HyBy R3 Pro
  • Tempotec Serenade iDSD

 

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Scroll Up
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x