TFZ Live 1 Review

Baby No.3

 

TFZ Live 1 English Review

 

Valoración

 

Construcción y Diseño
83
Ajuste/Ergonomía
80
Accesorios
73
Graves
87
Medios
77
Agudos
83
Separación
85
Escena
85
Calidad/Precio
87

 

Pros

 

  • Gran zona baja, potente, profunda y rápida.
  • Agudos brillantes, que proporcionan un detalle muy explícito.
  • Gran anchura y tamaño de la escena.
  • Separación y fondo oscuro.
  • Sonido muy vívido, claro y enérgico.
  • Calidad del cable.
  • Comodidad.

 

Contras

 

  • Tanta energía puede agotar.
  • Sonido muy explícito y cercano, de la mitad en adelante.
  • No trae caja/bolsa de almacenamiento.

 

Enlace de Compra

 

https://penonaudio.com/tfz-live-1.html

 

Enlace a la Tienda

 

https://penonaudio.com/

 

Introducción

 

De nuevo, la conocida marca de IEMS, The Fragrant Zither (TFZ), con sede en la ciudad de Shenzen, (Guangdong, China), saca al mercado, un modelo económico, cuyo precio no supera los 40$ (unos 35€). En esta ocasión, puede elegirse la opción de cable con micrófono. Además, existen 8 modelos diferentes para escoger, cuyo color de la cara externa, es su principal diferencia. Este nuevo modelo, de nombre Live 1, usa su patentada unidad Tesla, con un diseño reoptimizado, con doble circuito magnético. De esta forma, la resolución es muy alta, favoreciendo el posicionamiento de la imagen y ampliando la sensación de espacio, gracias a que dos circuitos magnéticos, proporcionan un mayor flujo magnético. Dicha elevación, también favorece una mayor sensibilidad, una zona baja poderosa y se amplía la riqueza de los detalles.

El imán usado, es de alta resistencia, de nivel N52. Usa un diafragma de grafeno de nivel nano, que mejora la respuesta transitoria y la sensibilidad dinámica, en más de un 50%, respecto las unidades ordinarias. De esta forma, se consigue un ancho de banda HD, desde los 5Hz hasta los 40kHz. Dicho controlador, ha ganado el premio VGP durante 3 años consecutivos.

El recinto acústico ha sido desarrollado de manera profesional y su sonido ha sido afinado para proporcionar un alto rendimiento, que proporciona un sonido más impresionante, dinámico y vívido.

A continuación, desarrollaré el resto de características, de estos apetecibles IEMS.

 

 

Especificaciones

 

  • Tipo de Drivers: Dinámico de 11.4mm, con doble circuito magnético. Unidad de grafeno con divisor de frecuencia de dos vías.
  • Flujo magnético: 1 Tesla.
  • Respuesta de Frecuencia: 5Hz-40Hz
  • Sensibilidad: 110dB/mW
  • Impedancia: 16Ω
  • Potencia mínima: 8mW
  • Conector Jack: 3.5mm
  • Tipo de Conexión de la Cápsula: 2 pin 0.78mm
  • Longitud cable: 1.2mm

 

 

Presentación y Contenido

 

Los TFZ Live 1, vienen en una caja eminentemente blanca, de dimensiones 167x82x45mm. En la cara superior, tan solo puede leerse, el nombre del modelo, inscrito en letras mayúsculas y plateadas. En las caras laterales más estrechas, está dibujado el logo de la marca, con el mismo tipo de tinta plateada. Mientras, en las caras laterales más largas, está escrito “IN EAR MONITOR”. En la cara inferior, hay información sobre la marca, fotos de las 8 diferentes cápsulas que pueden elegirse y la indicación del modelo actual. También hay una etiqueta holográfica, certificando la autenticidad del producto, por medio de un número de serie único, bajo una superficie protectora, que se retira tras rascar. Por último, hay un código de barras EAN13 y la leyenda “Made In China”.

En el interior, también completamente blanco, están las cápsulas, encajadas en un molde rígido de plástico. Junto a dicho molde, hay una caja de cartoncillo blanco, con el logo de la marca, en letras plateadas, en su centro. Enganchado en el interior del molde de las cápsulas, está el cable, enrollado con una tira de velcro. En el interior de la cajita (sellads en ambas aperturas), hay dos pares de blísteres, que contienen las tips de silicona, el manual de uso y una pinza para la ropa. En resumen, el contenido completo es:

 

  • Las dos cápsulas, con sendas tips de silicona blanca, tamaño mediano y canal estrecho.
  • Un cable con clavija dorada de 3.5mm, conectores de 0.78mm y una cinta de velcro para recogerlo.
  • Un blíster con tres pares de tips de silicona blanca, semi translucida, tamaños SxMxL y canal estrecho.
  • Un blíster con tres pares de tips de silicona blanca, semi translucida, tamaños SxMxL y canal ancho.
  • Un manual de instrucciones, en chino y en inglés.
  • Una pinza para la ropa.

 

El embalaje es relativamente grande, para el contenido que lleva. La caja de accesorios queda algo vacía, ni siquiera lleva un saquito para almacenar los IEMS. Es lo único que se echa en falta. Por lo demás, dado el precio de venta, encuentro adecuado su contenido y presentación.

 

 

Construcción y Diseño

 

Los Live 1 poseen una cápsula, cuya forma es clásica, dentro de otros modelos de la marca TFZ. La cara externa se parece mucho a la de los My Love III, de tipo semi-custom, construidas en policarbonato transparente, excepto la placa exterior. Dicha cara es opaca y posee un color que puede ser elegido, entre 8 variedades. En su centro, puede verse el logo de la marca, pintado en tinta plateada. En el interior, hay purpurina plateada, desigualmente repartida. En el vértice inferior de dicha cara, existe un símil de diamante, incrustado en la placa. La montura de la conexión de dos pines, es superficial, está situada en el borde superior de la cápsula y consta de una plaquita rectangular transparente, que posee dos orificios, cuyas conexiones son doradas. En el borde contiguo a dicha placa, está inscrita la frase “TFZ-IEM COLLECTION”, mientras que en la cara interna, está el nombre del modelo y la letra que identifica   al canal. Todas inscripciones están realizadas en una tenue tinta gris clara. Sobre todo, las inscripciones la cara interna, son difíciles de distinguir, siendo casi, imposible, ver las letras R y L. Esto es, por culpa de la transparencia de la cápsula y del color de la tinta escogida, además de porque se puede ver, el recinto que contiene el driver dinámico, cuyo color, también es gris plateado. En el centro de dicha cara, hay un orificio, que coincide con el centro del driver. Las boquillas están totalmente integradas en la cápsula, siendo del mismo material, sin observarse división alguna. Su longitud es, de casi 4mm. La primera parte, la más baja, tiene un diámetro de 5.6mm. Luego, hay una pequeña corona ensanchada, cuyo diámetro es 6.2mm. Por último, el diámetro del borde más exterior, vuelve a ser de 5.6mm. Su interior está protegido por una rejilla metálica perforada.

El cable es igual al que lleva el modelo No.3. Está recubierto de plástico y es plano, pero grueso. Los hilos internos son plateados y se ven algo finos, en comparación con su recubrimiento. La cubierta del conector es recta, de un metal gris y ligero. La clavija está bañada en oro. La pieza divisora es de plástico, recubierta de una placa gris de metal ligero. No hay pieza para el ajuste bajo la barbilla. El cable posee una cinta de velcro para recogerlo. Por suerte, el cable carece de microfonía y rigidez, pese a su grueso recubrimiento plástico.

Buena construcción, atractivo diseño y cable de calidad contrastada. Las letras inscritas podrían ser de otro color, para facilitar la legibilidad. De todas formas, pese a que todos los colores son bonitos, la purpurina y la incrustación del símil de diamante, es de “dudoso” gusto. Por otro lado, la base de las boquillas, podría tener un diámetro mayor, para evitar que las tips de canal ancho, se hundan cuando se insertan en los oídos.

 

 

Ajuste y Ergonomía

 

El tamaño y la apariencia clásica de las cápsulas, de forma externa semi-custom, con un interior muy redondeado y sin bordes, ni aristas, proporciona un ajuste superficial, bastante libre de contacto con las partes externas de la oreja. Y, si éste existe, el roce es muy suave, debido a la lisura del material usado. Ello permite que, con el paso de las horas, no suponga lastre alguno, en la percepción de la comodidad que proporciona este modelo. De esta forma, la ergonomía, ampliamente contrastada en otros modelos de la marca, es alta y bastante buena. Una vez encajados, apenas existe posibilidad de rotación y, con las tips adecuadas, no hay riesgo de desprendimiento, ni caída de los IEMS.

Con mis tips de silicona, rellenas de foam, aunque el ajuste es bastante superficial, el sellado es muy adecuado y el nivel de aislamiento, elevado.

Apartado superado con mucha holgura.

 

 

Sonido

 

Perfil

 

El perfil de los TFZ Live 1 se presenta como una W, donde el acento está en el subgrave, en los medios altos y en los agudos. Tanto los medios bajos, como la parte más central, presentan un empotramiento moderado, algo que polariza el sonido. En ese sentido, parece claro que la tecnología usada, (el doble circuito magnético y el divisor de frecuencia de dos vías), tiene influencia en este particular perfil.

 

 

Graves

 

TFZ siempre es TFZ y eso es algo que agradezco, ya que la zona baja nunca defrauda. Y solo por eso, ya justifica su compra. Los graves son profundísimos, llenos de energía, enfocados en un subgrave poderoso y marcado, que proporciona una sonoridad muy limpia y amplia. La ejecución sorprende por su velocidad: su golpeo es duro, fuerte, pero se recupera con una inmediatez, impropia de su rango de precios, máxime, cuando el poder demostrado en la pegada, es tan grande. Quizás, tal rapidez, limite su rugosidad, observándose que la ejecución tiende hacia la lisura, más que a una textura más rica y perceptible. Por otro lado, los Live 1 no tienen ningún problema en reproducir complejos pasajes de graves, siendo muy capaz de estratificar los distintos planos, tanto a nivel de frecuencia, como a nivel de presión sonora. Su énfasis en la zona más baja, libera el medio grave, al igual que el rango medio, proporcionando, además, una mayor sensación de anchura y separación.

Por último, el nivel de detalle y matices, existentes en la ejecución de las LFO, es bastante elocuente, demostrando una notable capacidad de resolución y definición.

 

 

Medios

 

Los medios son la zona más polarizada de estos TFZ. La mitad inferior se caracteriza por su limpieza y lisura. La textura es simple y la ejecución es enérgica, inmediata, con una ligera tendencia hacia la frialdad. La complejidad no es muy alta y el desglose de las distintas partes no está muy desarrollado, produciendo un sonido cohesionado, hilvanado, directo, vívido, pero sin gran capacidad descriptiva. Pese a ello, el nivel de limpieza roza una pulcritud elevada, expandiendo la escena, sin perder la procedencia de los sonidos, ni empañarlos. Las voces masculinas, pese a que no son muy anchas, gozan de muy buena profundidad, destacando por la ligera textura de las notas más graves. A medida que las voces van subiendo frecuencialmente, éstas se van adelgazando, pero aún conservan una buena presencia, sin ser predominante, pero sin sentirse muy alejadas o empotradas. La instrumentación de esta primera mitad, goza de una ejecución precisa, pero adolece de un cuerpo más completo, que relaje y equilibre el sonido y lo llene, musicalmente hablando.

La segunda mitad es diferente, está más sobre expuesta, lo que hace brillar las voces femeninas y los instrumentos predominantes en esta zona, sobre todo en sus detalles, más que en su grosor o cuerpo. En esta ocasión, su textura se debe a los matices, más ricos y marcados, gracias al mayor énfasis de la zona alta, que acompaña y estira las notas en sus destellos, más que en su desarrollo inicial. Quizás, esta característica produzca un mayor cansancio. Los Live 1, como su nombre indica, poseen un sonido bastante vivo, enérgico y abierto, pronunciado en sus extremos y muy dinámico. Pero, es cierto que, dicha energía, sobrexpone al oyente a un caudal mayor de detalles, poso y armónicos, ofreciendo una escucha más divertida y potente, pero, a la larga menos apacible y suave.

 

 

Agudos

 

Los Live 1 continúan su expresividad, también en la zona alta. La presencia es destacable y los primeros agudos se muestran bastante completos, totalmente explícitos, finos, brillantes y crujientes. Pese a lo que se podría esperar, no son hirientes, ni chirriantes. Su sonido es también enérgico aquí y los amantes de los agudos, seguro que disfrutarán de ellos. Pero no se trata de una versión desapacible, irregular o demasiado punzante, sino, más bien, de un perfil marcado en W, que busca impresionar a primera escucha. ¡Y vaya si lo consiguen! Buena muestra de ello es, la cantidad de detalles que arrancan sus agudos y la extensión de la que gozan. Gracias a la velocidad que atesoran, la zona alta se desgrana con bastante separación. La exuberancia inicial, no impide que los matices y detalles más pequeños no se reproduzcan. Al contrario, la notable cantidad de aire existente, habilita que los pequeños elementos se distingan con bastante facilidad y claridad. Para finalizar, cabe repetir que la extensión de la zona favorece la existencia de bastante aire, mejorando la separación y ampliando la escena.

 

 

Escena, Separación

 

Siguiendo con lo comentado en los anteriores apartados, los TFZ Live 1 ofrecen un sonido muy descongestionado, aireado, limpio, claro y detallado. Su escena goza de gran anchura, buena profundidad y una altura más que aceptable. La imagen se reconstruye de manera frontal y vasta, con muy buena separación lateral, una notable definición y capacidad de resolución. De esta forma, el sonido se percibe muy fresco, vívido, con detalles bastante chispeantes y dinámicos. El posicionamiento instrumental no es muy explícito, sino que es más fácil ubicar los detalles, así como su procedencia y desvanecimiento, que vislumbrar una completa reconstrucción instrumental o vocal. Y no pienso que sea por falta de espacio, sino, más bien, por la delgadez o ausencia de un cuerpo más completo, en la primera mitad de la zona media, así como de la lisura del sonido en esa parte. En todo caso, este motivo no debe empañar, las muy notables cualidades, que los Live 1 poseen, en los apartados de escena y separación.

 

 

Comparaciones

 

Blon BL-05

 

Los Blon BL-05 son un modelo que salió a rebufo, del éxito cosechado por los BL-03, intentando “mejorar” algunas cosas de aquel primer modelo. A mi juicio, no fueron capaces de superar su sonido, tan solo la ergonomía, aunque no el peso. En ese sentido, pese a que las cápsulas de los Live 1 son de policarbonato y las de los BL-05, metálicas, prefiero la ligereza de los TFZ.  En su conjunto, los Live 1, también son más cómodos.

El perfil de los Blon es en V, casi podríamos hablar de una w, más ligera, suave y menos pronunciada que la W de los TFZ. A nivel de sensibilidad, los Live 1 se mueven mucho más fáciles que los Blon.

En primera instancia, los Live 1 poseen similitudes con los BL-05: su sonido es cristalino, de tendencia brillante, con énfasis en los medios altos, en los agudos y en el subgrave. Pero en los TFZ, todo va más allá. Algo que no me acaba de gustar en los Blon, es su anodina zona baja: es un quiero y no puedo. Su respuesta es ágil y veloz, pero apenas posee textura y la pegada se queda a medias. TFZ le propina un repaso aural, en este sentido, a los BL-05, superándolos en presencia, profundidad, pegada, contundencia y textura más descriptiva, sin perder, ni en velocidad, ni en recuperación. De esta forma, la zona baja de los TFZ es más dinámica y posee ese punto de diversión extra, del que adolecen los Blon. Quien quiera una zona baja algo más equilibrada y menos presente, puede elegir los BL-05, pero yo, soy fan declarado de los graves TFZ.

En la zona media, territorio que debería ser para los Blon, por cantidad de presencia, éstos tienen un timbre menos acertado que su predecesor y que los TFZ. Eso es algo que se puede observar en las voces masculinas más graves. En los BL-05 suenan delgadas e incompletas, lastradas por una oquedad lateral, más pronunciada en su zona baja. Pese a que las voces, en los Live 1, se presentan más alejadas, la percepción de su timbre es más acertada y, pese a dicha lejanía, su cuerpo es más homogéneo, sin sonar raras, tan solo más distantes. El punto negativo, comparativamente hablando, es la mayor tendencia a la sibilancia, que poseen los TFZ. Aun así, las voces femeninas, poseen más destellos y matices que en los BL-05, que suenan más apagadas y dormidas. Esa es otra faceta, donde los TFZ destacan, la facilidad que poseen para desgranar detalles y llenar la escena con ellos, es algo que los Blon no logran reproducir. La mayor dinámica y viveza del sonido, en los Live 1, tampoco ofrece discusión. Los Blon, pese a que no son del todo suaves, sí lo parecen, al lado de la energía que destilan los TFZ. Para bien o para mal, esto es un hecho que salta a primera vista. Y prueba de ello, se siente, claramente, de la zona media-alta en adelante. No es una cuestión, solo, de mayor presencia, sino del dibujo, ejecución y timbre reproducido. A mi juicio, en estos aspectos, prefiero el TFZ, pese a que su energía resulta más fatigante; pero, la claridad, la fuerza y la cercanía de los detalles y los graves, proporciona un plus más atractivo, un golpe de realidad, frente a la sonoridad más insulsa de los Blon.

Y, a todo esto, se le debe sumar la anchura de la escena, bastante más amplia, profunda, rica, aireada, con más separación instrumental y detalles, de la que gozan los TFZ. En definitiva, viva la vida, Live 1.

 

 

TFZ No.3

 

Se podría decir que el Live 1, es el hermano pequeño y atrevido del No.3. Ellos comparten muchas cosas, teniendo un perfil más excitado y polarizado los Live 1, quizás sean cosas de la juventud… Incluso, el cable de ambos es el mismo, una clara reminiscencia al modelo superior. La eficiencia es muy alta en ambos modelos, siendo, el No.3, incluso, más fácil de mover.

Comenzando por la zona baja, ambos IEMS poseen una presentación muy similar, con una sonoridad muy parecida. Quizás destaque, ligeramente, el subgrave de los Live 1. Pero, el grave de los No.3 es más redondo, compacto, apretado, completo y quizás tenga un punto de visceralidad más elevado, que su hermano menor. Por otro lado, en términos de velocidad y decaimiento, los parecidos son muchos, pero pienso que, como ya he dicho, el grave de los No.3 es más vigoroso y ancho, lo que inclina la balanza hacia su lado. Además, su timbre es algo más oscuro, revelándose más natural.

Desde las primeras notas del rango medio, se percibe que el No.3, es un IEM más equilibrado que los Live 1. Su timbre, es más matizado, si se compara con la superior energía de los Live1, de la mitad hacia adelante. Sí, es cierto, éstos últimos, son más vivos, atrevidos, más extremos, con una clara tendencia hacia la luz y el fulgor. Lo que hace que los detalles se perciban instantáneamente, sin buscarlos. Pero, también, sus ecos y armónicos son más notorios, convirtiéndolos en algo más desapacibles y menos naturales. Los No.3, no es que sean unos IEMS completamente tranquilos, en este sentido, pero sí se aprecia una mayor contención, una afinación más madura, que busca conjugar equilibrio y brillo, dentro de su marcado perfil. En este sentido, la instrumentación posee más cuerpo y los medios se presentan más cercanos y algo más anchos. También, es gracias a que sus agudos no son tan afilados, presentes y en primer plano, como los de los Live 1, cuyo nivel de atrevimiento es descaradamente superior, ofreciendo unos agudos más crujientes y fulgurantes. La extensión de la zona alta es similar, pero existe mayor cantidad de aire en los Live 1. De esta forma, su escena se beneficia bastante, ofreciendo una sensación de apertura, limpieza y separación, incluso, mayor que en los No.3. Así, la anchura del escenario, se siente más grande en los Live 1. Su fondo parece más oscuro y los detalles más expuestos, provocando que los matices exploten con inmediatez y viveza.

 

 

Conclusión

 

Cuando TFZ saca un nuevo modelo, uno, que ya posee varios de sus anteriores IEMS, se pregunta cómo serán los graves…  En este sentido, ellos nunca defraudan. Pero, realmente, la pregunta más adecuada sería… cómo serán sus agudos. Porque, en realidad, las mayores diferencias se encuentran ahí. Los Live 1, son un canto a la energía, a la luz y a la dinámica. Son totalmente descarados, como ese hermano pequeño, malcriado e irreverente, cuya potencia nunca se acaba, llegando a ser un poco pesado… a la larga. Todos tenemos un miembro en la familia, que puede encajar en esa descripción. Y, aun así, lo queremos con locura. Así son los Live 1, deja que entren en tu casa, verás cómo se vive la vida.

 

 

Fuentes Usadas Durante el Análisis

 

  • Burson Audio Playmate
  • Qudelix-5K
  • xDuoo XP-2Pro
  • HyBy R3 Pro
  • Tempotec Variations V1-A

 

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Scroll Up
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x