KBEAR KB04 Review

V de Detalle

 

KBEAR KB04 English Review

 

Valoración

 

Construcción y Diseño
75
Ajuste/Ergonomía
78
Accesorios
60
Graves
85
Medios
78
Agudos
84
Separación
75
Escena
73
Calidad/Precio
90

Pros

 

  • Precisión, definición y rapidez de la zona baja.
  • Resolución, brillo, detalle y matices de la zona alta.
  • Expresividad y extensión de los agudos.
  • Tamaño.

 

Contras

 

  • Delgadez de la zona media-baja.
  • De la misma forma que los agudos pueden ser una gran ventaja, pueden revelarse algo excesivos en situaciones determinadas o en personas más sensibles.
  • Peso de las cápsulas.
  • Ausencia de bolsa o caja de transporte.
  • No es el perfil más adecuado para largas escuchas.

 

Rango de precios

 

27$ en el momento de la reseña.

 

Enlace de Compra

 

https://es.aliexpress.com/item/4000799521600.html

 

Enlace a la Tienda

 

https://es.aliexpress.com/store/5017064

 

Introducción

 

KBEAR es una marca relativamente reciente, originaria de Shenzen, China. Su auge ha sido rápido, sacando al mercado modelos económicos, para luego, ir creando otros más caros. En su haber, destacan modelos exitosos como los Diamond o los KB06. Curiosamente, KBEAR posee otra marca, bajo la cual, saca modelos más caros. Su nombre es TRI. El I3 es su modelo más emblemático, unos IEMS híbridos, que montan una unidad magnética planar, un driver dinámico y un driver balanced armature, a un precio inferior a los 150$. Bajo esta premisa inicial, TRI ha sacado un verdadero Flagship, hecho a mano, que consta de 4 unidades de transmisión electrostática, 2 drivers BA y 1 driver dinámico. Su precio se sitúa, actualmente bajo los 800$, precio que no está al alcance de todos…

Sin embargo, en esta ocasión, los IEMS a revisar, se sitúan muy por debajo de este precio: menos de 30$. Un segmento muy duro, en donde, actualmente, reina el tan hypeado BLON BL-03. El modelo en cuestión es el KBEAR KB04 y su nombre da una idea, acerca del número de drivers totales: 1 DD + 1 BA por cada cápsula, 4 drivers en total.

 

 

Especificaciones

 

  • Tipo de Drivers: 1DD + 1BA
  • Respuesta de Frecuencia: 20Hz – 40kHz
  • Sensibilidad: 104dB ± 3dB
  • Impedancia: 16Ω ± 20%
  • Conector Jack: 3.5mm
  • Longitud del cable: 120cm ± 5cm
  • Tipo de Conexión de la Cápsula: Conector de 0.78mm
  • Cable de cobre, chapado en plata, de 4 núcleos.

 

 

Presentación y Contenido

 

Los KB04 vienen en una pequeña caja, casi, completamente negra. Tan solo, su base, posee otro color: verde. Sus dimensiones son 78x122x36mm.

En la cara frontal, se muestra una foto de las cápsulas, el nombre del modelo, en la parte inferior izquierda y el logo de la marca, en la base verde. Su cara trasera está presidida por el logo de la marca. Bajo él, se encuentran las especificaciones. Por último, en la parte inferior, se puede leer información relativa a la marca: dirección y e-mail de contacto.

La caja viene sellada en plástico transparente. La funda exterior se desliza verticalmente, para poder abrirse. En su interior, la caja es blanca y rígida. En ella, lo primero que se encuentra, es el librito de instrucciones y garantía. Retirado éste, aparecen las grises cápsulas, embutidas en una mullida espuma negra. Bajo ellas, en el mismo molde, están dos pares de tips de silicona negra, tamaños L y S. Las tips medianas, vienen insertadas en los IEMS. Bajo el molde, una caja blanca, con el logo en negro, en su centro, guarda el resto de accesorios, en sendas bolsas zip, de plástico transparente. En resumen, el contenido es el siguiente:

 

  • Las dos cápsulas.
  • 3 pares de tips de silicona negra, tamaños SxMxL.
  • 3 pares de tips de silicona gris, de núcleo rojo, tamaños SxMxL.
  • 1 pinza para la ropa.
  • 1 cable trenzado de 4 núcleos de cobre chapado en plata, recubierto de plástico negro.
  • 1 guía de usuario (chino/inglés) con tarjeta de garantía.

 

La caja es pequeña, sobria, pero diseñada con buen gusto minimalista. Se agradecen los dos juegos de tips. Pero se echa mucho de menos, una funda de transporte o, como mínimo, un saquito protector. Este detalle, de valor mínimo, rebaja la puntuación en este apartado.

 

 

Construcción y Diseño

 

Las cápsulas han sido fabricadas en aleación de Zinc. La primera sensación que se percibe, es su peso; la segunda, el pequeño tamaño. El resultado, es una clara impresión de densidad. La superficie galvanizada de ambos IEMS, está sumamente pulida, ofreciendo un acabado altamente reflectante y liso. Su color es gris brillante. La forma de la cara exterior, es casi triangular, cuyos vértices están sumamente redondeados. Las capsulas están formadas por dos piezas, claramente dividas: la cara externa y la cara interna. La cara exterior posee un borde biselado y una hendidura, gruesa y profunda, que se extiende por todo su contorno, creando una isla en su interior. La cara interior es muy plana. Destacan dos depresiones circulares, en cuyo interior, están las letras R y L, creadas en relieve. Debajo de cada letra hay sendos orificios. No son los únicos, porque, en la base de las boquillas, existe otro más, de diámetro ligeramente inferior. Las boquillas son metálicas y parecen atornilladas en su base. En su ecuador, existe un grueso aro, que permite afianzar las tips, de manera muy segura. En el extremo exterior, su diámetro es de 5.7mm. El interior de las boquillas está protegido por una rejilla metálica, cuyos agujeros son óvalos alargados. Dicha rejilla, no está situada en el mismo borde exterior de cada boquilla, sino que se encuentra ligeramente más hundida.

Las cápsulas son relativamente pequeñas, pero gruesas. Los conectores de 0.78mm, se encuentran hundidos un par de mm y están situados en el medio de la división, de ambos cuerpos de cada cápsula. La base de los conectores, es de plástico traslúcido.

El cable es de cuatro núcleos enrollados, su interior es de cobre chapado en plata. Su exterior es de plástico negro. El conector es de 3.5mm, chapado en oro y está acodado. Su funda es de plástico. La pieza divisora, es una pieza cónica, pequeña, alargada y también de plástico negro. El pasador es una pequeña pieza ovalada, con sendos orificios, uno para cada canal. Se desliza con dificultad, ofreciendo un ajuste duradero. Los conectores de dos pines de 0.78mm, están chapados en oro. Su cubierta es una pieza rectangular, de plástico negro y rígido, en cuyo borde exterior, puede verse un pequeño topo, de pintura roja o azul, a modo de indicación del canal. El cable, en este extremo, junto a los conectores de dos pines, posee un recubrimiento plástico semi-rígido, que le otorga forma de interrogante, para facilitar su ajuste sobre oreja.

En definitiva, el cable es muy sencillo, sobrio en extremo, pero totalmente funcional, de baja microfonía, flexible y con poca tendencia a enredarse.

Las cápsulas poseen el clásico color gris metalizado, de efecto espejo. Su construcción es rígida, se sienten algo pesadas; ofrecen un aspecto duro y muy consistente. Pero, en mi opinión, la línea que divide ambas partes de las cápsulas, es demasiado evidente, restando refinamiento al conjunto global. Por otro lado, la cara interior, con sus letras en relieve y el montaje de las boquillas, me parecen excelentes.

A nivel interno, los KB04 usan dos drivers: 1 DD para las bajas frecuencias, cuyo diafragma de 10mm, ha sido construido en PU y 1 BA dual, para las altas frecuencias. También montan un crossover electrónico de dos vías, con la intención de conseguir una transición sonora más coherente y suave.

 

 

Ajuste y Ergonomía

 

A priori, el peso algo elevado, podría perjudicar, tanto el ajuste, como la comodidad. Al poseer una inserción casi superficial, el peso, podría contribuir a que las cápsulas tengan una tendencia a caerse. Es, por tanto, muy conveniente, encontrar tips que permitan un ajuste firme, además de un acople seguro. Por suerte, el diseño de las boquillas y la forma de las cápsulas, se integran muy bien, en el pabellón auditivo, consiguiendo, sin demasiado esfuerzo, una colocación ajustada y precisa. Es, entonces, cuando el peso de las cápsulas se hace despreciable y las guías del cable parecen molestar lo mínimo posible. Una buena elección de las tips, se convierte en paso fundamental, para obtener el mejor ajuste, que la ergonomía de las cápsulas, puede proporcionar.

 

 

Sonido

 

Perfil

 

Los KBEAR KB04 poseen un perfil en V moderado. Se podría discutir un perfil en W, mirando su gráfica, viendo los diferentes picos que existen desde los 2kHz en adelante… Pero pienso que no ayudaría a reflejar nada nuevo.

 

 

Graves

 

Como buen auricular en V, su punto más enérgico, se sitúa entre la transición del subgrave al medio grave. Esto no indica que el subgrave sea ligero, ni mucho menos, ya que los KB04 logran bajar con bastante autoridad. Pero, es cierto que, el mayor impacto se percibe en dicha transición.

Una de las impresiones más destacables, es la textura de la zona baja: posee una rugosidad que se percibe en los oídos, como un cosquilleo muy agradable. No es liso, ni anodino, sino que se caracteriza por una vibración particular, mezcla de rapidez, profundidad, impacto y definición. Sin lugar a dudas, es un matiz diferencial, que eleva el valor del rango.

Por otro lado, pese a su perfil en V, estos KBEAR no colorean la zona baja, sino que poseen un control muy bueno, para unos IEMS de su rango. La definición es notable e, incluso en los pasajes más complicados, ellos no se desbocan, ni se exceden, manteniendo la ejecución de manera sorprendente, sin hincharse en absoluto. De esta forma, el nivel de definición que exhiben, es muy bueno, describiendo los graves con precisión y ese color tan característico.

La zona baja es muy disfrutable, tan solo hubiese pedido algo más de subgrave, para elevar el nivel de profundidad.

 

 

Medios

 

Y, de pronto, entramos en la zona media, en el valle de la V. Entonces, el sonido se ve abocado al hueco, a un confinamiento más reducido y estrecho, simplificado, delgado, menos emotivo y, también, menos descriptivo. Lo positivo, es que la luz no se pierde y la claridad se convierte en el mejor aliado. Aunque, el menor espacio no implique congestión, sí que se demuestra poco cuerpo y un empaque más endeble, sin llegar a delicado. Definición no falta, pero la emoción se busca y no aparece, ya que su perfil vira hacia el lado analítico.

La parte alta se recupera, pero descompensa el rango, contribuyendo a limitar la anchura de las voces y a puntualizar aquellas más agudas. Sigue la escalada, que finaliza en un punto crítico, en el punto más sensible al oído humano. Los KB04 juegan, en este punto, a cara o cruz: ganar o perder, excederse o quedarse por debajo, es el quid de la cuestión. Cuando quedan por debajo, el resultado es muy bueno. Pero, cuando se exceden, fruto de ciertas grabaciones, reproductores brillantes o efectos negativos de una impedancia de salida elevada, los KBEAR bordean las sibilancias, llegando a ser fatigantes. Pero con fuentes cálidas y grabaciones buenas o suaves, los KB04 demuestran que no todo es blanco o negro.

 

 

Agudos

 

¿V o W? Es igual, llegan los agudos y el rango divierte sin pinchar, con filo pero sin cortar. ¿Se puede? Sí, KBEAR lo demuestra: micro detalle y brillo controlado, definición sin perder la naturalidad, resolución analítica sin sonar estridente, matices expresivos que no son dulces, pero sí, sabrosos. Y también hablamos de extensión y aire, de claridad y limpieza, algo que nunca se pierde, en ninguna parte del espectro sonoro.

En este rango, KBEAR ha apostado fuerte y ha ganado a muchos KZ. Es innegable que el rango posee énfasis y se demuestra adelantado. Pero, pese a que no serían los mejores IEMS para largas escuchas, sí que son muy adecuados para audiciones enérgicas y detalladas. A tener muy en cuenta, aunque, avisados quedáis los que tengan oídos sensibles a este rango.

De nuevo, el Tip Rolling, se muestra muy interesante en este aspecto, como medida para afinar el sonido de cada rango, a nuestras preferencias.

 

 

Escena, Separación

 

La separación, en términos absolutos, es superior a la escena. Se percibe, fácilmente, debido al notable nivel de definición y resolución, una gran claridad, que otorga una buena sensación de limpieza, espacio y precisión.

La escena, sin embargo, no acaba de expandirse. Hay que tener en cuenta el rango de precios… El sonido no es estrecho, goza de altura y un nivel promedio de profundidad. La ubicación de los instrumentos y detalles es grande, pero la procedencia es frontal.

Técnicamente son buenos, su capacidad de análisis sorprende. No poseen congestión, al contrario, gozan de una abundante cantidad de aire. Aunque, todo esto, no extiende la escena hacia la excelencia.

 

 

Comparaciones

 

Blon BL-03

 

La primera comparativa es obvia, contra el archiconocido BL-03. El perfil de ambos es claramente distinto: la V de los KB04 se siente desde el primer golpe de bajos. Ellos poseen unos graves más completos, de mayor impacto, contenidos y apretados, pero con mayor amplitud y buena profundidad. La textura y el poder descriptivo de la zona baja, mejora lo ofrecido por los BL-03. Estos últimos, en cambio, ofrecen mayor profundidad y bajan algo más. Pero el cuerpo es superior en los KBEAR, mientras que los BL-03 se quedan algo cortos en anchura, frente a la zona más presente y amplia de los KB04. Sin duda, son dos estilos diferentes de presentar los graves: En aquellos temas donde el subgrave predomine, los Blon sonarán más naturales. Mientras, cuando la zona baja sea más extensa, la amplitud de los KB04, se presentarán como una opción más adecuada, precisa y divertida.

Las tornas cambian en la zona media. Los KB04 adolecen de presencia en la primera mitad del rango medio. Comparativamente, se observa ese hueco como una falta de cuerpo, frente a los BL-03, que son capaces de llenar las voces y demás instrumentos, de esta parte inicial. Si se presta atención a las voces, en esta ocasión, los BL-03 sí que poseen una amplitud mayor y son capaces de dibujarlas con mayor suavidad, dulzura y serenidad. Los KBEAR polarizan las voces, recreándolas más delgadas, con menos textura y un claro acento más crispado y brillante, ni rastro del tono más liso y agradable ofrecido por los BL-03. Aunque, es cierto, que ese destello, arma de doble filo, le otorga un punto de mayor detalle y una chispa de energía. Por otro lado, es algo que no impide que uno prefiera oír las voces en los Blon.

En la segunda parte de los medios, de nuevo, se produce un cambio: los medios altos se mantienen relajados en los BL-03, siguiendo la tónica que caracteriza a estos IEMS. Ellos se muestran inofensivos, frente a la energía que aportan los KB04, en esta parte. El rango medio-alto es claramente explícito en los KBEAR, sonando más claros, detallados y definidos, también más plenos. Comparativamente hablando, los BL-03 tienden a sonar casi velados, frente a la energía descriptiva y resolutiva, que los KB04 presentan en esta mitad. Claro está, que dicha energía, puede suponer la aparición de fatiga sonora, incluso, mostrarse un poco duros en determinadas circunstancias.

En el rango alto, otra vez, se aprecia cómo la V de los KBEAR, brilla por encima de los Blon. Los agudos de los BL-03 son dóciles, suavizados, más controlados. Los KB04 suenan libres y dinámicos, con mayor presencia. Son finos y enérgicos, crujientes, definidos y ofrecen un gran nivel de detalles, matices y claridad. Sin embargo, los BL-03 no poseen unos destellos tan explícitos y los matices se dibujan más retraídos, percibiéndose más alejados, limitados, menos diversos y naturales, incluso. La extensión y la cantidad de aire, también es superior en los KBEAR.

A nivel de escena, el perfil en V de los KB04, estrecha y focaliza su sonido. La mayor amplitud de la zona media y la profundidad superior en los BL-03, le otorgan cierta ventaja en este aspecto, sin que dicha diferencia sea muy grande. Mientras que en los KB04 se siente una mayor sensación de altura, la anchura es mayor en los Blon.

La separación se siente, en ambos, de manera similar, pero la claridad prevalece en los KB04, como un punto fuerte, algo que le proporciona ventaja en este aspecto, junto con la mejor definición, resolución y ese aspecto más analítico, frente a la mayor homogeneidad y armonía de los BL-03.

Ambos IEMS son metálicos, brillantes y pulidos, del mismo color y cuentan con una división visible entre las caras de las cápsulas. Sus formas son distintas, lo que, claramente, puede repercutir en la ergonomía de ambos modelos. En particular, encuentro más cómodos y ajustados a mi anatomía, a los Blon, sin que los KBEAR resulten desapacibles, ni mucho menos. Pero, al cambiar de unos a otros, siento que los BL-03, se amoldan mejor en mis oídos, resultando más convenientes, para largas escuchas. También son, ligeramente, menos pesados. Sin embargo, prefiero el cable de los KBEAR: me gustan más sus acabados y su enrollado en espiral, lo hace más liso, suave y manejable. A nivel de conductores, no parece que existan diferencias. Tan solo se puede apreciar que, después de la división, los cables que llegan a las cápsulas, parecen más finos en los Blon.

 

 

NiceHCK DB3

 

NiceHCK sacó unos IEMS bastante económicos, con un perfil muy agradable, fruto de un refinamiento de varios hypes del momento, consiguiendo dar en el clavo. El sonido de los DB3 es más relajado que el de los KB4, sobre todo, desde el medio-alto, en adelante. Incluso la zona baja se percibe diferente, los graves de los DB3 son más gruesos, prevalecen más; mientras que en los KB04 suenan más concisos, definidos, incluso menos intrusivos. En los DB3, el grave retumba, sobre todo, en su zona central. Esto es algo que sucede en menor grado en los KBEAR, cuyo golpeo se sitúa, ágil y más veloz, orientado hacia el lado más profundo.

La zona media de los DB3, se encuentra ligeramente contaminada por el grosor de los graves. La situación difiere en los KB04, donde se sienten más liberados, en este sentido, y también, más claros, nítidos y vívidos, debido a su realce la mitad superior. Las voces, en los DB3, se presentan suaves y alisadas. Los BK04 ofrecen destellos que pasan desapercibidos en los DB3, polarizando la zona media y afilando el perfil en V. Aun así, la mayor claridad es una ventaja, ofreciendo mayor cantidad de matices, mejor definición y resolución. El resultado es, que la zona media de los KB04, aparece como más dinámica, afilada, pero divertida y explícita; cuando en los DB3 todo es algo simple, suave y alisado. Pese a esto, las voces, en los DB3, poseen una calidez más disfrutable, sonando menos delgadas y con un punto de emoción mayor.

La mayor diferencia entre ambos IEMS, se encuentra en los agudos: los DB3 aportan una zona segura y con poco riesgo, ofreciendo una presencia suave, pero poco explícita. En cambio, los KB04, apuestan por una presencia más exuberante y atrevida, de mayor riesgo. Muchas veces, los KB04 ganan la batalla, en este rango, ya que solo ellos pueden perder, por exceso. Los DB3, en este rango, apuesta por un perfil clásico, inofensivo, que se preocupa por destellos más altos, que, a veces, también son peligrosos, por descompensados. Mientras, los KBEAR no mienten, ni tan solo aflojan, extendiendo la zona más allá; aportando, incluso, más brillo y aire. La zona alta de ambos IEMS es opuesta: si os gusta el riesgo, vuestro IEM es el KB04. Si preferís algo más seguro y “aburrido”, tomad el DB3.

La mayor claridad, capacidad de análisis, refinamiento y precisión de los KB04, le otorga más sensación de espacialidad y separación, aunque, a la postre, las diferencias no son tan grandes, en este aspecto. El escenario, limitado, más bien, por el rango de precios, se observa algo más ancho en los DB3, pero, globalmente, más grande en los KBEAR.

En cuanto a peso y tamaño, aunque a que los DB3 son más grandes, pesan menos. El ajuste es simple en ambos, pero el mayor tamaño, juega en favor de los DB3, porque su encaje es mejor, consiguiendo que se muevan menos, al evitar la rotación dentro del pabellón auditivo. En largas escuchas, el peso y el ajuste más suave, favorece al NiceHCK. Por otro lado, aunque el cable es justo en ambos IEMS, prefiero la sencillez oscura del cable KBEAR, frente al color poco definido de los DB3.

 

 

Conclusión

 

Tengo una deuda con KBEAR: inicialmente, no le presté la debida atención. Fue porque ya me he llevado chascos sonados, con otras marcas que han sobre poblado el mercado, en el rango bajo de precios. Pero, después de haber leído muchas otras reseñas, quizás me estaba equivocando. Y así era. El trabajo del KBEAR con los KB04 no debe ser tomado a la ligera. Es cierto que su perfil es el clásico en V, pero han asumido riesgos en la zona alta y, pienso, que han salido victoriosos, ya que se han conseguido alejar, del fantasma de los picos excesivos y del brillo innecesario e innatural. Sin embargo, ese gran trabajo, también se nota en la zona baja: no es nada fácil encontrar la velocidad y la precisión de sus graves, en su segmento de precios; conjugando, además, una sonoridad especial y particular.

Hay riesgo sí, pero quien no arriesga, no gana ¿Te atreves?

 

 

Fuentes Usadas Durante el Análisis

 

  • xDuoo X3II.
  • Tempotec Serenade iDSD.
  • HiBy R3 PRO.
  • Burson Audio Playmate.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up