Ikko Obsidian OH10 Review

Una Mejora de 10

 

Ikko Obsidian OH10 English Review

 

Valoración

 

Construcción y Diseño
92
Ajuste/Ergonomía
91
Accesorios
70
Graves
88
Medios
89
Agudos
87
Separación
90
Escena
87
Calidad/Precio
86

 

Pros

 

  • Sonido muy transparente y aireado.
  • Capacidad de resolución y definición.
  • La zona media es próxima, muy detallada y rica en matices.
  • Calidad del subgrave.
  • Gran capacidad de separación.
  • Diseño y construcción excelente.

 

Contras

 

  • Peso de las cápsulas.
  • El cable tiene margen de mejora.
  • La bolsa de transporte, pese a ser de piel, no es muy práctica.

 

Enlace de Compra

 

https://penonaudio.com/ikko-oh10.html

 

Enlace a la Tienda

 

https://penonaudio.com/

 

Introducción

 

Ikko es una marca China, que se dio a conocer con sus primeros IEMS, los OH1. Actualmente han sacado al mercado varios productos desde entonces: El Dongle Zerda, el DAC/Amp para móviles ITM05, los presentes IEMS Obsidian OH10. Luego, existen un par de productos, cuya salida será próxima: los auriculares Bluetooth ArcITB01 y los IEMS tope de gama Musikv OH7.

Los OH10 son, prácticamente, una edición especial de los OH1. Su forma externa es igual, utilizando otros materiales y mejorando ligeramente el cable. Los drivers son los mismos, pero lo que cambia, son los materiales usados para las cápsulas y su estructura interna. En esta ocasión, Ikko ha usado cobre puro para fabricar la cavidad, que, a su vez, está equipada con una estructura de anillo de hierro. La presentación del producto también ha mejorado, ofreciendo un embalaje más cuidado y exquisito.

 

 

Especificaciones

 

  • Tipo de Drivers: 1 DD 10mm polymer composite titanium-plated diaphragm dynamic driver + 1 BA  Knowles 33518
  • Respuesta de Frecuencia: 20Hz-40kHZ
  • Sensibilidad: 106dB
  • Impedancia: 18 Ω
  • Longitud del cable: 1.2m
  • Conector Jack: 3.5mm Audio chapado en oro
  • Tipo de Conexión de la Cápsula: 2-pin 0.78mm
  • Tipo de cable: 4 strands of 8 high-purity oxygen-free copper-plated 5n silver-plated

 

 

Presentación y Contenido

 

El embalaje de los Ikko OH10 me recuerda a una revisión de “El Principito”, en versión femenina. En esa ocasión, la princesita, sentada en una pequeña roca de obsidiana, adora la música y la escucha con sus IEMS preferidos, los mágicos Obsidian OH10, que vienen volando del espacio exterior. Esta mini historia, no es más que una representación libre, del dibujo existente, en la cara principal del embalaje. En la parte trasera, viene una introducción a las características de los OH10, en múltiples idiomas, incluido el español, además de una foto de las cápsulas. Siguiendo con la descripción de la caja externa, en uno de los laterales, se muestran las especificaciones. Por último, las dimensiones totales de la caja son: 201x134x62mm

Tras retirar la funda de cartón, se puede ver una caja completamente negra, con el logo de la marca inscrito en negro brillante, en la esquina superior izquierda. La tapa se abre como si fuera un cofre y está adherida por dos imanes. En su interior se encuentran las bellas cápsulas, embutidas en un denso molde protector negro. Bajo él se encuentra una funda de piel, enrollada; un molde de espuma, en el cual están las tips de silicona y un pin con el logo de la marca, en dorado sobre fondo negro. Por último, se encuentra el cable, asido a un broche de piel. Las tips de silicona, son de dos clases, unas de silicona blanca, negras las otras. En total, 6 pares, de tamaños SxMxL.

La presentación es apreciable, se reconoce el estilo diferenciador del mismo, con la inclusión de la funda de cuero y el pin. Pero, por otro lado, la funda es poco práctica, el pin es meramente decorativo, las tips, salvo por el color, son similares y no se incluyen tips de foam.

 

 

Construcción y Diseño

 

La forma de los OH10 es prácticamente igual a la de los OH1, salvo por los materiales usados. En esta ocasión, se ha usado cobre puro para su fabricación. El resultado son unos IEMS claramente más pesados que sus homólogos anteriores. Exteriormente, se mantiene esa forma que recuerda al continente africano y las clásicas abolladuras en la cara externa. Toda la superficie ha sido recubierta de una resina especial, para mejorar el contacto con la piel, buscando una mejor sensación. El interior de las cápsulas es muy liso y suave, finamente pulido, como si de una joya se tratara. La belleza, de esta forma se maximiza, realzando el carácter Premium de las cápsulas. Las cápsulas no son gruesas. Las boquillas son del mismo material y tienen un filtro metálico. Su longitud no es muy larga. El diámetro es de 6mm.

Para la conexión de dos pines, hay montada una plaquita, de plástico transparente, que protege los dos orificios, ambos chapados en oro. En el lado izquierdo es negro, en el derecho rojo.

El cable consta de 4 hebras recubiertas de plástico negro, trenzadas entre sí. También, es sumamente parecido al del OH1, pero ligeramente mejorado: el cable es algo más grueso, los cilindros metálicos están mejor acabados, muy acordes con el material de las cápsulas. Aunque, también carece de pasador para el ajuste bajo la barbilla.

El peso y la calidad de fabricación de las cápsulas, le confieren una solidez y un aspecto excelente. Aunque el cable podría mejorar, habida cuenta la importancia que últimamente está teniendo este elemento, en los nuevos modelos de IEMS.

 

 

Ajuste y Ergonomía

 

El ajuste es superficial, pero su ergonomía sigue siendo excelente. La fricción es realmente agradable y, aunque las cápsulas son pesadas, la facilidad de acople y encaje con las tips adecuadas, garantiza un gran ajustes, firme y duradero, sin sensación de desprendimiento. Estas cualidades permiten que, el mejor sonido se consiga fácilmente, sin que sea necesario reajuste alguno, para mejorar su calidad.

 

 

Sonido

 

Perfil

 

El perfil podría describirse como una W balanceada y suave. Esto es, énfasis en el subgrave, en los medios altos y en el extremo agudo.

 

 

Graves

 

Los OH10 repiten excelente linealidad en el subgrave, liberando el medio bajo, como mandan los cánones del sonido en W. La cantidad, no es merecedora del calificativo: “apto para Bass-Heads”, pero seguro que podrán disfrutar sin queja, a no ser que se busque un grave hinchado o más enfatizado en su zona media, características que estos Ikko no poseen. Extender la potencia, hacia el extremo inferior, garantiza la notable limpieza que los OH10 demuestran en rango grave, pero también limita la grandeza de la sensación obtenida. Pero no deja de ser una regla del juego, que Ikko ha querido perpetuar en este nuevo modelo. Porque, las sensaciones que siguen persistiendo, son el control y el deseo de querer permanecer mucho tiempo sonando en nuestros oídos. Es por ello, que los graves nunca se sienten invasivos, ni excesivos. Su fin es otorgar al oyente suavidad y misterio, deseables oscilaciones de muy baja frecuencia, que golpean dócilmente, sin reverberar más de lo conveniente, generando anchos planos de profundidad insondable. Con todo ello, la idea que permanece en el ambiente, es la generación de una sensación de presencia, en contra de una sensación de cantidad o mayor potencia. El grave suena rápido y concentrado, bien definido y laminado, mínimamente rugoso, lo justo para aportar la dulce textura que posee, además de un color oscuro, pero frío: esa frialdad, que caracteriza al sonido de los OH10, en el resto de rangos.

 

 

Medios

 

Los medios disfrutan de una gran sensación de apertura y claridad. La transición entre la zona baja y la media, se realiza de manera limpia, muy quirúrgica y definida. Los OH10 respetan, de manera notable, la confluencia entre ambas zonas, aportando luz, resolución y definición. Además, generan una excelente sensación de anchura y separación. Cabe destacar la enorme transparencia existente en el rango, así como la gran cantidad de aire que se percibe. Ello favorece que los medios se distingan muy delicados, finos, analíticos, pero también algo fríos. El nivel de resolución y definición es, análogamente destacable. En una atmosfera tan aireada y abierta, es normal que el sonido adolezca de un cuerpo más redondo o de unos medios más densos: es algo diametralmente opuesto. Pero, cuando hablo de frialdad, tampoco me refiero a un sonido completamente digital o exento de total calidez o naturalidad. Más bien quiero referirme a su sonido como neutro, equilibrado, con un perfil detallado y afilado en matices. Las voces se perciben cercanas, más acentuadas las femeninas, con ese aire diáfano y luminoso que adelgaza su complexión. Su naturaleza vira hacia un cariz analítico, pero sin caer, nunca, en la artificialidad. Si algo se le puede achacar, es de híper realismo, debido a su notable expresividad y capacidad descriptiva. En el mismo sentido, la instrumentación se presenta muy detallada, libre, rica en matices, con gran distancia y separación, pero también marcada y enérgica. La sensación de velo es nula, el rango nunca se presenta débil ni pálido.

No puedo acabar de describir el rango, sin mencionar el énfasis existente en su parte superior, hecho que contribuye, junto a la tonalidad producida por su driver BA, a generar un sonido de gran resolución, pero algo carente de emoción, no demasiado orgánico, sino más directo y clínico.

 

 

Agudos

 

La zona alta de los OH10, de nuevo, ofrece más calidad que cantidad. La energía de los agudos está bastante comedida, pero, a su vez, la expresividad y definición está muy bien equilibrada. Estos Ikko logran sonar abundantes y ricos en detalle, sin mostrarse muy crujientes, demasiado brillantes o afilados. En este sentido, la idea querer ser apto para largas escuchas, queda totalmente patente, en la forma que se presentan las notas altas.

La percepción de los agudos es lisa y bastante fina, con notable extensión y gran sensación de aire. Aportan mucha claridad y nunca suenan excesivos o hirientes, debido a su delicadeza y control.

 

 

Escena, Separación

 

Debido a la gran cantidad de aire que los OH10 son capaces de generar, la escena se construye de manera muy ancha, quedando, la profundidad y la altura, en un segundo plano. De esta forma, la sensación de tridimensionalidad no es muy grande, pese a la excelente separación existente en todos los rangos. El sonido se presenta de forma muy atmosférica, muy diluido, casi gaseoso y volátil, donde las cualidades más reconocibles son la transparencia, claridad y la enorme anchura.

 

 

Comparaciones

 

Ikko Meteor OH1

 

Pese a que es una comparación recurrente, quería dar mi opinión sobre los dos modelos. Ambos comparten una respuesta de frecuencia muy similar, mismo diseño, mismos drivers, pero se han usado diferentes materiales en la construcción de las cápsulas. ¿Ello es suficiente para mejorar el sonido? Pues no queda duda de que así es. Los OH10 presentan un sonido más delicado, ancho, suave y transparente, que los OH1. El modelo anterior, ofrece el mismo perfil, pero con menos aire, un sonido más directo, afilado y penetrante, también más estrecho y plano.

Comparando la zona baja, la cantidad y la potencia es prácticamente igual. Sin embargo, los Meteor, ofrecen unos graves más planos, con menos capas, con una textura más simple y una definición menos precisa y detallada. Los Obsidian brindan una zona baja más rica, muy descriptiva, con un dibujo más exacto y un desarrollo más amplio, extenso y profundo, Los OH1 presentan un golpe muy compacto, pero sin mucha información. Por otro lado, los OH10, son capaces de recrear el grave con mayor resolución, más lleno y grande. La ejecución es más realista y se percibe con mayor fidelidad, durante todo su desarrollo, obteniéndose una sensación de mayor profundidad, plenitud, riqueza y complejidad.

Con la zona media sucede cuasi lo mismo: el perfil es tremendamente similar, pero los OH1 no son capaces de reproducir tantos detalles, ni la textura tan descriptiva que ofrecen los OH10. La comparativa llega a ser odiosa: Los Meteor ofrecen un sonido más directo, más afilado, no tan próximo. Mientras que los OH10 se revelan más claros y presentes, muy diáfanos, limpios y explícitos, con un nivel de resolución, precisión y detalle, simplemente más alto. Es como si estuviéramos delante de la copia HD del modelo anterior.

La zona alta de los OH1 es más punzante, crujiente, pero también más crispada y algo más desapacible, comparativamente hablando. Los OH10 recrean unos agudos más agradables, más lisos, delicados, suaves y condescendientes. La cantidad de aire también es superior, su sonido es más extenso en ambos extremos.

Como no podía ser de otra forma, la escena y la separación, son claramente mejores en la nueva versión, distinguiéndose una mayor anchura, mayor profundidad, un mejor posicionamiento instrumental, más preciso y realista.

Dejando el sonido de lado y entrando en otros aspectos, en los Obsidian, el cable ha mejorado ligeramente, las cápsulas son más elegantes, al ser pulidas y brillantes, pero su peso se ha incrementado drásticamente.

 

 

NS Audio NS5MKII Bass Enhanced Version

 

Los nuevos NS5 son unos de mis IEMS favoritos, de ellos me encanta su capacidad técnica y equilibrio en todo los rangos. Quizás eche de menos algo de mayor énfasis en la zona baja, pero entonces, quizás perderían neutralidad y las bondades de su sonido. Los OH10 poseen un perfil menos equilibrado, más movido y divertido. La comparativa va a ser dura…

En la zona baja, los Ikko demuestran su mayor profundidad y potencia en la zona subgrave. Su zona baja es más oscura y rugosa, de estructura compleja y descriptiva. Los bajos de los NS5 son un poco más simples, su recorrido no deja tanto poso y se percibe más ligero y con algo menos de información, gajes de la neutralidad. Aun así, los graves son más lineales y se extienden más hacia los medios, sin resultar, nunca, invasivos. Su golpeo es más apretado y compacto, muy seco. Mientras, en los OH10, el golpe se expande más, sobre todo hacia el lado profundo, siendo más protagonista y gozando de un cuerpo mayor y abultado. En este apartado, el buen amante de la zona baja, se decantaría hacia los OH10.

La zona media de los NS5 se presenta más fría, si cabe, que en los Ikko, llegando éstos, a sonar incluso cálidos, comparativamente hablando. Algo que se puede apreciar en las voces masculinas. Ellas, sin embargo, poseen un planteamiento muy destacado en los NS5, sonando muy aisladas del resto, recibiendo un tratamiento que las enfoca sobremanera y las posiciona a una altura superior y centrándolas en la escena, mostrándose casi cenitales. En los OH10, dicho tratamiento no es tan exquisito y favorecedor, ellos sitúan las voces masculinas en una zona más alejada y sin tanta altura. Pero, por otro lado, ensancha su presencia, desenfocándola ligeramente y le aporta un punto de calidez y suavidad, recreándose una pizca más dulces. Con las voces femeninas se repite lo anteriormente citado, pero la distancia ya no es tan grande y los Ikko mejoran su rendimiento, acercándose al tratamiento que los NS5 proponen. Si hablamos de instrumentación, esa cierta calidez que poseen los Ikko, le proporciona un matiz más dinámico y divertido, con algo más de cuerpo en la zona baja de los medios. Los NS5 son más completos y lineales, pero más fríos, aunque más detallados, si cabe, tanto en la parte baja, como en la alta, de este rango central. Su interpretación es más directa, definida y fina, siguiendo con esa pauta de mayor enfoque. Los OH10, por otro lado, tienden a ensanchar la escena, pero mostrándose algo más plana, con menos proyección tridimensional.

La zona alta de los NS5 es difícil de batir, ya que poseen una gran extensión, junto con una delicadeza y finura muy alta, sin perder la naturalidad. Su poder de definición, detalle, descripción, complejidad y precisión es casi excelente. Los OH10 son también buenos en este rango, pero el nivel de resolución y la capacidad de revelar micro detalles, se ve superada por los NS5. Además, sus agudos tienen más chispa y un crujir muy, muy afilado, pero también más penetrante…En cambio, los OH10 acaban siendo más sosegados en este aspecto y más suaves a largo plazo.

La escena se percibe diferente en ambos, la anchura de los Ikko es mayor, pero su recreación es más plana y baja. Los NS5 poseen una representación más envolvente, con mayor altura, su sonido es capaz de viajar de atrás hacia adelante y de arriba abajo: es más tridimensional y esférico, aunque más estrecho.

Los NS5 son muy pequeños, ligeros y cómodos, lo más parecido a no tener nada puesto. Los OH10 tienen un peso que se siente en las orejas, pero no disgusta, su forma ergonómica ayuda mucho en este aspecto. Pero, quizás, la gente que tenga el hueco más pequeño, agradezca el diminuto tamaño de los NS5.

La presentación es muy cuidada en ambos, pero sin pasar del notable ninguno de ellos. Los NS tienen más tips y una caja mucho más útil. El cable, de grosor similar en ambos, 4 hebras, chapado en plata, con recubrimiento transparente para los NS, negro para los OH10.

Difícil elección elegir entre ambos IEMS. Uno tiene que tener claro lo que busca y lo que le gusta del sonido, a la hora de decantarse por uno u otro. Es cierto que ambos ofrecen algunas cosas diferentes, el uno del otro, pero no diría que son perfiles complementarios, porque también poseen similitudes, sobre todo en la instrumentación de los medios y en la zona previa a los agudos.

 

 

Conclusión

 

Ikko ha creado algo especial: ha partido de la misma base, que sabe que es muy buena y que todavía posee potencial de mejora, y ha iterado el sonido, realizando pequeñas, pero sabias optimizaciones. El resultado es irrefutable: los OH10 han crecido en todos los aspectos técnicos, produciendo un sonido cualitativamente superior, muy refinado, altamente transparente, ancho, profundo, delicado, suave, rico y de mayor resolución. De esta forma, se ha conseguido que los Obsidian, sean unos IEMS muy adecuados para largas escuchas, apoyándose, también, en su gran ergonomía y facilidad de ajuste. Por todo ello, estos nuevos Ikko, merecen un “Ohhhh” de “10”.

 


 

Fuentes Usadas Durante el Análisis

 

  • Burson Audio Playmate
  • JWD JWM-115
  • Tempotec Sonata iDSD Plus
  • ACMEE MF-01

 

2 comments for “Ikko Obsidian OH10 Review

  1. Paolo
    24/02/2020 at 18:41

    Nice review, I got the oh10 and I agree with your evalutations and I was really interested in the ns5mk2 as I already got the ns3…..after reading the comparison I just ordered the ns5, really curious if that single driver can compete with my loved fealty. Thank you cqtek

    • cqtek
      25/02/2020 at 16:46

      Thanks for your comments, Paolo.
      I hope you have taken into account my words, as I say in the comparison, there are no big differences between the two. But, without a doubt, the NS5mk2 are very good IEMS. I hope you like them as much as I do.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up