JWD JWM-115 Review

El Sonido Que Buscaba

 

JWD JWM-115 English Review

 

Valoración

 

Presentación y Contenido
70
Construcción, Diseño y Comodidad
93
Uso y Manejo
90
Sonido
91
Calidad/Precio
93

 

Pros

 

  • Sonido claro y espacioso, abierto, profundo, definido y de gran resolución.
  • Calidad de la pantalla, tanto para visualización, como para el funcionamiento táctil.
  • Muy fácil manejo, rápido y preciso.
  • Capacidad de conectividad: USB, Bluetooth y WiFi.
  • Diseño y tamaño.

 

Contras

 

  • Potencia más baja que la competencia directa.
  • No posee salida de línea ni puede se puede usar con un amplificador USB.
  • No puede usarse como DAC conectado a un PC.
  • Interfaz algo escueto.
  • La clavija de los auriculares se desprende con facilidad de la salida de 3.5mm del DAP.
  • Al encenderse, es un poco lento en reconocer la tarjeta de memoria.
  • No es Gapless.
  • El porcentaje de la batería no se corresponde con el icono, ni con la realidad.

 

Enlace de Compra

 

https://penonaudio.com/jwd-jwm-115.html

 

Enlace a la Tienda

 

https://penonaudio.com/

 

Introducción

 

El JWD JWM-115 es un interesante reproductor, basado en el procesador de 4 núcleos RK3308G. De él destaca su gran pantalla IPS retina, de tres pulgadas. Está construido con un denso marco de metal y dos caras de vidrio 2.5D, muy resistentes. Posee Bluetooth bidireccional, soporta la transmisión de ficheros vía WiFi y también la transmisión bidireccional, por puerto USB tipo C, con función OTG de alta velocidad. También tiene ecualizador de 10 bandas, con 8 estilos prefijados. Es capaz de decodificar formato DSD256 y su batería le confiere una autonomía de hasta 10 horas de reproducción continua.

 

 

Especificaciones

 

  • Pantalla: Pantalla táctil IPS HD a color de 3 pulgadas, resolución 360*640
  • Procesador de 4 núcleos RK3308G
  • Formato de audio: soporta DFF/DSF/APE/WAV/FLAC/AIF/M4A/WMA/OGG/AAC/ALDAC/MP3
  • Búsqueda por voz: Canciones de búsqueda de voz en línea WIFI
  • Transmisión WIFI: 2.4GHz WIFI para transmitir canciones.
  • E-book: Soporta el formato TXT.
  • Tarjeta TF: compatible con la tarjeta TF de 128GB de capacidad máxima.
  • Soporte de grabación: soporte de grabación MIC, soporte de formato WAV.
  • USB: USB2.0 de alta velocidad de transmisión, bidireccional Tipo C USB2.0.
  • Batería: Batería de polímeros de litio de 1700mAh incorporada.
  • Bluetooth: Protocolo de recepción Bluetooth: SBC/AAC; Protocolo de transmisión Bluetooth: SBC.
  • Tamaño: 94.1mm x 51.5mm x 11.2mm
  • Peso: 110g

 

 

Presentación y Contenido

 

El JWD JWM-115 viene en una sencilla caja oscura, de dimensiones 160x120x38mm. En la cara superior, viene el nombre de la marca y el eslogan, en letras plateadas. Detrás, viene una pegatina con el número de serie y datos sobre el fabricante. El embalaje es muy sencillo, tras retirar la parte superior, se puede observar el DAP, dentro de una bolsita blanca y encajado en el centro de un gran molde aterciopelado. Debajo de él está el cable carga/transferencia, las instrucciones y el sello de garantía (el atenuador, no forma parte del embalaje original). La pantalla viene protegida por un plástico. Nada más. Como se puede observar, simplicidad máxima y un solo accesorio. Me hubiera gustado que viniera alguna funda de silicona, para evitar golpes y ralladuras.

 

 

Construcción, Diseño y Comodidad

 

El JWM-115 está construido con un denso marco metálico y dos gruesas capas de vidrio 2.5D. Todos los botones físicos, se sitúan en el marco: el botón de ON/OFF está en la parte superior y posee un LED azul en su interior. En la cara lateral derecha hay 4 botones: el superior es el botón de Play/Pause, le sigue el botón +, luego el – y por último el botón M. Al otro lado tan solo hay un pequeño orificio, que parece el micrófono. En la cara inferior está la salida de auriculares, de 3.5mm, la ranura para la tarjeta de memoria y el puesto USB tipo C.

En la cara posterior, que es un panel acristalado, de fondo negro, se puede ver el logo de la marca y el modelo.

En la cara superior, está la pantalla IPS de 3”, que ocupa casi toda la superficie.

El diseño es muy simple, pero muy elegante, debido a las superficies de vidrio y a su marco metálico. Su peso medio, le confiere mucha consistencia y solidez, pero hubiese sido recomendable que fuera más reducido, para mejorar el manejo.

Sus reducidas dimensiones, le confieren un uso muy adecuado, un agarre ergonómico y sencillo. Aunque los botones laterales no poseen la distribución más cómoda. De la misma forma, hubiese preferido que la salida de auriculares, hubiese estado arriba. Las superficies tan lisas poseen una tendencia a resbalarse, con una funda de silicona, se podría haber mejorado la sujeción, además de proteger el DAP.

Sin embargo, la pantalla se ve muy bien, con mucho contraste, tan bien como la de un móvil.

 

 

Uso y Manejo

 

El JWM-115 posee dos pantallas, con 6 iconos cada una. En la primera pantalla se muestran los siguientes iconos:

 

  • Music.
  • Parameters.
  • Equalizer.
  • Folder.
  • Favorites.
  • Search.

 

En la segunda pantalla, los iconos son:

 

  • Transfer.
  • Bluetooth.
  • Record.
  • E-book.
  • WIFI.
  • Settings.

 

En la parte superior de ambas pantallas, se muestra, en letras e iconos muy pequeños, el volumen, el icono del modo de reproducción, la hora, un icono de la tarjeta de memoria, el icono indicador del estado de la reproducción y el estado de la batería, en un icono y en porcentaje. Como ya he dicho, esta línea superior posee letras e iconos muy peqeños y se hace difícil de leer. Además, el icono de la batería no coindice plenamente con el porcentaje.

El botón superior, además de encender y apagar el dispositivo, enciende y habilita la pantalla, para su uso. Cuando la pantalla está en negro, está bloqueada y también los botones de play/pause y M. Sin embargo, si funcionan los botones de volumen.

Pulsando sobre el botón de “Music” se accede al menú de carpetas, si la reproducción está parada, o a la pantalla de reproducción. En ella se puede ver, la carátula, la barra de estado, el título y número de la canción, tiempo de reproducción, pista y total y duración completa de la canción. En la parte inferior, hay un botón con tres barras horizontales, que accede a la pantalla de “Playback settings”. Luego está el botón de retroceso, play/pause, avance y añadir a favorito. En la parte superior hay un botón de vuelta a lista de canciones y el icono de “home”. De nuevo, los botones superiores son muy pequeños.

El ecualizador es de 10 bandas, y permite modificar un rango de ±6dB. Posee 8 presets (popular, sad, classical jazz, rock, dance, metal, vocals, custom).

El Bluetooth es bi-direccional, el DAP puede usarse como emisor o receptor.

El WiFi sirve para transferir canciones entre dispositivos similares conectados. Se pueden buscar canciones a través de voz, una vez conectados al WiFi: Tan solo basta con pulsar el icono y pronunciar el nombre de la canción.

En el menú “Settings” se pueden seleccionar y configurar el resto de parámetros de funcionamiento. El dispositivo no funciona como DAC, no posee salida de línea y no puede usarse como transporte, conectando un dongle USB a su puerto. Puede cambiarse el fondo del menú entre 6 fijos o se puede usar una imagen existente en la tarjeta de memoria.

Como se puede ver, hay solo dos pantallas. La cantidad de opciones finales no es muy alta, por lo que el manejo es muy sencillo. Por otro lado el movimiento gestual, a través de las pantallas es muy bueno y fluido, nunca se produce lag. El hecho que no posea ni DAC, ni la posibilidad de reconocer un Dongle USB, limita el funcionamiento del sistema, máxime cuando la potencia que posee este reproductor es baja.

 

 

Medidas

 

No-Load              0.679V

32 Ω                      0.674V                  14.2mW

100 Ω                    0.677V                  4.58mW

240 Ω                    0.678V                  1.92mW

320 Ω                    0.679V                  1.44mW

 

Extrapolando, a 16Ω, el JWM-115 proporciona 28.39mW, una cantidad baja, comparativamente hablando con otros DAPS de precio similar, pero que es suficiente para IEMS y earbuds de baja impedancia.

 

En cuanto a respuesta en frecuencia, la linealidad es notable. Tan solo se aprecia un descenso de 0.7dB entre 200Hz a 20Hz. Por la parte alta sucede algo similar, a partir de los 3kHz, comienza una ligerísima subida de ganancia, que acaba culminando e una diferencia de 1.4dB. Algo, que en realidad, apenas se aprecia: no existe una pérdida en bajos significativa, ni resulta un DAP especialmente brillante.

 

 

Sonido

 

Perfil

 

El perfil del JWD JWM-115 se caracteriza por un sonido bastante abierto, limpio y claro, sorprendentemente refinado, para su rango de precios. No lo considero abiertamente analítico, pese a que goza de un notable nivel de resolución. Podría concluir que su perfil es bastante neutro.

 

Graves

 

La zona baja está a la altura de los buenos DAPS, totalmente jugosa, luminosa y expresiva, abierta y neutralmente natural, llena de poder y profundidad. El grave golpea con mucho peso, sin atisbo de ausencia, ni falta de resolución. Todos los planos están bien representados, la laminación y el desglose de frecuencias es preciso, la anchura y profundidad alcanzada es irreprochable. Un rango de libro, sin perder de vista la emoción, ni la diversión.

 

 

Medios

 

La zona media del JWD podría resumirse como transparente y vívida. La luz continúa inundando el sonido, pero sin percibirse artificialidad alguna, ni mostrarse puramente analítico. No puedo hablar de un sonido dulce o aterciopelado, pero tampoco es duro, ni frío, sino que posee una neutralidad y un equilibrio muy sugerente, que aporta alma y cierta pasión, un poso de satisfacción producido por una ejecución muy bien elaborada, que se siente y disfruta. En este escenario, las voces se destacan totalmente liberadas, sin rastro de oscuridad, ni velo, explícitas y disfrutables. La instrumentación, de igual forma, tiende a expandirse, sin molestar a las voces, ni siquiera sobrepasarlas. De nuevo, el JWD presenta un rango sin que pueda emitir ninguna objeción, tan solo elogios.

 

 

Agudos

 

La zona alta es extensa y posee un ligerísimo énfasis, apenas perceptible, sin que ello implique que los agudos sean prominentes o predominantes. Ese carácter lo determinarán los auriculares conectados. Pese a ello, en ningún momento, existe salida de tono alguno y el equilibrio y neutralidad, continúan como los grandes destacados del sonido del JWD. La consecuencia de todo esto, es la cantidad de aire que este DAP es capaz de generar, uno de los puntos fuertes del sonido, así como su gran sensación de neutralidad y apertura.

 

 

Escena, Separación

 

La escena que origina este DAP, es bastante grande, para su rango de precios. Pero dicha escena, no es inmensa; es ancha, alta y profunda, goza de bastante tridimensionalidad, es muy realista, natural y agradable. La neutralidad del sonido se expresa, en esta ocasión, en el equilibrio que posee la recreación instrumental, ya que nunca se siente forzada, sino cómoda en un tamaño adecuado y bien proporcionado.

Gracias a la excelente cantidad de aire, el sonido posee una separación acorde e integrada en el equilibrio general del sonido. Todas las características sonoras del JWD se encuentran en completa armonía, unas con otras, para propagar esa sensación de tranquilidad y desasosiego sonoro, que permite una escucha muy placentera, con gran nivel de resolución y representación de detalles, que pueden percibirse casi sin fijarse en ellos.

 

 

Comparaciones

 

QNGEE X2

 

Una de las primeras referencias en precio, es el clásico QNGEE X2, un DAP que posee un sonido por encima de su precio y prestaciones de manejo. Pero, por fin ha llegado la hora de ser vencido. El X2 posee un sonido muy puro, algo frío, lleno de limpieza y claridad. Pero el JWD es capaz de generar más luz, es algo que se puede notar en las voces y en la mayor separación. La instrumentación se define, también, más explícitamente, en el JWM-115. Pero no solo eso, también es capaz de generar mayor anchura, alma y emoción, un componente extra, intangible, que proporciona una satisfacción y plenitud más perceptible, en el sonido del JWD. La zona baja es capaz de reproducirse más completa y las voces suenan vívidas, nítidas y claras, con un punto de pasión, que el X2 no poseía.

Las diferencias no son grandes, pero, tras largas escuchas con cada uno, el nivel de placer alcanzado con el JWD, se revela más positivo.

Por otro lado, el JWD, supera ampliamente al X2 en facilidad de uso, manejabilidad, ergonomía y pantalla. Tampoco existen clicks indeseables, ni cortes al principio de las canciones, como a veces sucede en el QNGEE. El JWM-115, tan solo pierde en potencia.

 

Tempotec Variations V1-A

 

La siguiente referencia es el V1-A, un DAP que posee un gran manejo, un tamaño muy reducido e infinidad de características, aunque también, un precio mayor. Ambos montan pantallas táctiles, pero el JWD supera al V1-A en tamaño y luminosidad. En número de opciones, el V1-A, con su Hiby OS, es prácticamente imbatible, mientras que el JWD posee un OS más ligero y sencillo, sin tantas opciones. Pero tampoco puede usarse como DAC, no tiene salida de línea, ni se le puede conectar un amplificador USB, para ser usado como transporte. Además, posee un mayor tamaño y peso, aunque la construcción es mejor y a mí me resulta más cómodo que un tamaño tan reducido, con una pantalla más pequeña. Aunque, una de las mejores características del V1-A es que posee reproducción Gapless. Y también posee mayor potencia, ya que su salida máxima está en torno a 1V.

En cuanto a sonido, ambos poseen un perfil bastante similar, en donde la parte central posee las mejores condiciones. Pero, debo reconocer, que el JWD posee una singular capacidad de generar una gran claridad y definición, un sonido más frío, más analítico, pero también más explícito. El V1-A es algo más relajado, un punto más oscuro, o, mejor dicho, algo más cálido y más sugerente. En mi caso, yo prefiero ese sonido más revelador y abierto que posee el JWD, que no deja nada a la imaginación, escupiendo todas las notas con más fuerza, pero de manera más quirúrgica y con mayor resolución. El sonido del V1-A es algo más denso y compacto, más apretado y menos aireado, es algo que se puede notar en géneros con bajos gruesos. El JWD ofrece una mayor limpieza y precisión en la ejecución de la zona baja, permitiendo mayor profundidad y anchura, además de ofrecer una escena más amplia y un sonido más libre. La zona media refleja unas diferencias similares, el cariz más limpio y claro, a la par que excitante, del JWD, supera, por poco, al sonido generado por el pequeño V1-A. La sensación de apertura, mejor definición y precisión del JWM-115 es ligeramente mayor y, pese a que la diferencia es pequeña, es apreciable.

La zona alta refleja menos dudas, la capacidad analítica del JWD estampa los agudos de una forma que el V1-A solo intuye. Los detalles se revelan más explícitos y en primer plano, mientras que el V1-A es más suave y más retrasado en este aspecto, ofreciendo una sensación de mayor distancia, donde en el JWD todo es proximidad, pero sin perder perspectiva ni profundidad.

A nivel de escena, separación, recreación y posicionamiento instrumental, la mayor sensación de apertura, claridad y resolución del JWD, le confiere una posición más ventajosa en estos aspectos.

 

Conclusión

 

El JWD JWM-115 es un DAP alternativo: de serie, monta una distintiva pantalla y un acabado que recuerda más a un móvil muy pequeño, que a un reproductor. Tras encenderlo, uno piensa que está ante un mini Android, con solo dos pantallas de iconos. Posee una gran capacidad de conectividad: USB, Bluetooth y WiFi. En el lado negativo, carece de salida de línea, posibilidad de uso como DAC y tampoco puede conectarse a un amplificador USB. Y, pese a que la potencia no es muy alta, funciona perfectamente para IEMS y earbuds, por debajo de 50 Ω. Por otro lado, ofrece grandes cualidades que permiten compensar estos aspectos: posiblemente, tenga la mejor pantalla y el manejo más simple, fiable y eficiente, de todos los DAPS que conozco, por debajo de 100$. Pero, sobre todo, el JWD produce un gran sonido, lleno de una excelente sensación de apertura, claridad, definición y resolución. Y eso, de por sí, justifica la compra y el hecho de que se haya convertido en mi reproductor de referencia, para uso diario.

 

 

Auriculares Usados Durante el Análisis

 

  • Ikko OH10
  • Dunu DM-480
  • NS Audio NS5 MKII Extra Bass
  • Magaosi V3
  • Shozy Neo BG
  • OurArt QJ21
  • Smabat M1
  • BGVP ArtMagic DH3
  • TFZ My Love III

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up