Faaeal Hibiscus Review

Sonido Floral

 

Faaeal Hibiscus English Review

 

Valoración

 

Construcción y Diseño
85
Ajuste/Ergonomía
80
Accesorios
80
Graves
70
Medios
85
Agudos
75
Separación
85
Escena
82
Calidad/Precio
88

 

Pros

 

  • Sonido claro y neutro, libre de sibilancias.
  • Cable.
  • Diseño y posibilidad de elegir entre varios colores.
  • Presentación del embalaje.
  • Posibilidad de realizar una sencilla modificación para aumentar el sub grave.

 

Contras

 

  • Zona baja ligera.
  • Tamaño de las cápsulas.

 

Enlace de Compra

 

http://es.aliexpress.com/item/4000268695685.html

 

Enlace a la Tienda

 

https://faaeal.es.aliexpress.com/store/2178200

 

Introducción

 

Faaeal es una marca reconocida por sus earbuds de gran relación sonido/precio. Ahora, ha querido dar un paso al frente, sacando al mercado dos productos de mayor precio: Los earbuds Datura-Pro y los IEMS Hibiscus. Con ellos ha conseguido situarse en boca de muchos aficionados.

En esta ocasión, voy a analizar los Hibiscus, sus IEMS más caros hasta la fecha. Faaeal no se ha dejado nada en el tintero, a la hora de diseñar y fabricar este producto. El embalaje es lujoso y distintivo, ha usado la mejor tecnología a su alcance, para su fabricación y ha optado por montar un driver dinámico con diafragma DLC, algo que hasta ahora estaba solo reservado a productos más caros. A continuación, entraremos en detalle sobre todas estas cuestiones.

 

 

Especificaciones

 

  • Tipo de Driver: Driver dinámico de 10mm con diafragma DLC (Diamond Like Carbon)
  • Respuesta de Frecuencia: 20-20.000Hz
  • Peso: 20g
  • Sensibilidad: 110dB
  • Impedancia: 32Ω
  • Conector Jack: 3.5mm Audio
  • Tipo de Conexión de la Cápsula: 2pin-0.78mm
  • Cable: 4 Hebras de 5N LC-OFC

 

 

Presentación y Contenido

 

Los Hibiscus vienen en una caja envuelta en un cartoncillo blanco, de dimensiones 140x119x41mm. La cara principal la ocupa el dibujo de la chica Hibiscus y el nombre del modelo. En la cara posterior, vienen las especificaciones en chino e inglés. Tras retirar dicho envoltorio, se muestra una caja negra, con letras doradas inscritas en su centro (la marca y el eslogan). Tras abrirla, pueden verse las cápsulas encajadas en un molde de espuma negra. Debajo de él, hay una cajita negra, que contiene el resto de accesorios.

En resumen, el contenido es:

 

  • Las dos cápsulas.
  • 1 par de tips de silicona, tamaño M, de núcleo interno rojo, ya encajado en las cápsulas.
  • 3 pares de tips de silicona, tamaños SxMxL, de núcleo interno rojo.
  • 3 pares de tips de silicona negra SxMxL.
  • 1 cable de 4 Hebras de 5N LC-OFC.
  • 1 pinza para la ropa.
  • 1 saquito de almacenamiento, imitación piel.
  • Libreto de instrucciones y garantía.
  • Tarjeta con la ilustración de la chica Hibiscus a todo color.

 

Queda claro, que la presentación quiere ser totalmente distintiva y llamativa (con la chica Hibiscus al frente). Aunque dicho detalle recuerde a otra marca…

La caja posee un tamaño muy adecuado, no es desproporcionadamente grande. Es bastante práctica y su presentación tiene una clara vocación Premium, bastante cuidada para el precio. Los accesorios son más que correctos, con 7 pares de tips, pero hubiese preferido algún par de tips de foam y una caja de transporte semi rígida. Pero, cabe destacar, que el cable es el mejor dentro de su rango de precios, o incluso superior.

 

 

Construcción y Diseño

 

Los Hibiscus son un producto ambicioso. Las cápsulas tienen una forma semi custom, pero con un cuerpo bastante rechoncho. Su cara externa ha sido totalmente fabricada en aleación de Zinc y magnesio. Fundida a presión y grabada con CNC, lijada a mano y con un tratamiento de oxidación galvanoplástico. El cuerpo ha sido construido con resina ABS. Dicho cuerpo puede elegirse en 5 colores: rojo, transparente, azul, verde y negro. Las boquillas son del mismo material, su diámetro mayor es de 5.8mm y el menor 5mm. Su interior está protegido por una rejilla metálica. En la cara interior de las cápsulas, cerca de la base de las boquillas, hay una letra inscrita en blanco, dentro de un círculo, que indica el canal. También, muy cerca, hay un orificio.

El cable es de cobre de alta pureza Litz, libre de oxígeno y tejido a mano. Consta de 4 hebras de 224 núcleos. Las hebras están recubiertas de plástico transparente y trenzadas entre sí. La conexión es de 2Pin 0.78mm. Las cubiertas de dichas conexiones son cilíndricas, metálicas, pulidas, de cabeza redondeada y en cada una existe una letra inscrita en blanco, que indica el canal. El cable que sale de cada conector está recubierto de un plástico semi rígido, transparente, que le da forma para su adaptación sobre la oreja. La pieza divisora es del mismo material, un cilindro grueso, grande y pesado, que posee una tapa que actúa como pasador. La funda del conector Jack es igual a la pieza divisora. Inscrito en él, con letras mayúsculas y blancas, se puede leer el nombre de la marca. El cable trenzado que sale de él, está recubierto por una pequeña funda semi rígida de plástico transparente, a modo de protección. El Jack es de 3.5mm Audio, chapado en oro. Posiblemente, el cable sea uno de los mejores dentro de su rango de precio y quizás, en todos los IEMS por debajo de 100$. El único inconveniente es su peso, mayor de lo deseado. Pero, sin duda, es un lujo montar un cable de tan buena construcción y características.

Sin embargo, la construcción y el diseño de las cápsulas, me genera ciertas dudas. El diseño es preciosista y se nota que se han utilizado buenos materiales, pero el tamaño de las cápsulas es algo rechoncho, un poco excesivo para un solo driver. La pieza exterior es gruesa, quizás demasiado y, al ser metálica, incrementa el peso de las cápsulas. El hecho que todo el interior de la cápsula sea de una pieza y esté totalmente pintada, incluyendo las boquillas, produce un efecto diferencial. Pero, es cierto que hay ligerísimas irregularidades en dichas boquillas. Hubiese preferido que fueran metálicas, pero esto es tan solo una apreciación puramente personal. Como he dicho, el tamaño global de las cápsulas es algo grueso y estás sobre salen más de lo necesario de mis orejas.

Por otro lado, poco más se puede criticar a la construcción global del producto.

 

 

Ajuste y Ergonomía

 

Debido a las suaves formas interiores de la cápsula el ajuste es confortable. Por suerte, la forma es ergonómica, para encajar en la anchura del pabellón auditivo, de esta manera, la colocación es bastante buena y apenas se produce movimiento indeseado. El cuerpo rechoncho y la longitud de las boquillas, no permite una inserción muy profunda, sino que es superficial o ligeramente media, dependiendo de las tips usadas. Aun así, debido al gran tamaño de las cápsulas, el aislamiento es bastante grande. El único problema, como ya he dicho en el apartado anterior, es el peso y el grosor de las cápsulas. Pero, una vez puesto tampoco es algo que se note demasiado, a no ser que se usen para hacer deporte o caminar rápido.

 

 

Sonido

 

Perfil

 

El perfil de los Hibiscus es balanceado con vocación mid-céntrica. Posee una zona baja neutra, unos medios altos controladamente enfatizados, unos agudos bastante suaves y una buena chispa de aire.

 

 

Graves

 

La zona baja es lineal, pero retrasada respecto a los medios. Su percepción es completa y se siente la profundidad del subgrave, pero su presencia es claramente neutra, alejada del poder. Aisladamente, su calidad es considerable, pero el golpeo es bastante inocuo, muy controlado, seco, ligero pero apreciable y delicadamente gomoso. Aunque, a mi juicio, insuficiente para aportar el cuerpo necesario en la música donde los graves son protagonistas. La definición global de la zona es suave. La resolución es media, no se trata unos graves analíticos, ni todo lo contrario. Pese a su ligereza, la velocidad no es alta y el decaimiento algo más lento, todo ello contribuye a que los graves tengan cierto poso en la música, pero sin llenar el hueco.

 

 

Medios

 

Sin duda, su mejor rango, el más completo, explícito, detallado, claro y, también, enfatizado. Aunque la primera sensación que se percibe es su falta de calor, debido a la nula incidencia de la zona baja. En efecto, el rango medio de los Hibiscus vira hacia el lado frío. La presentación de las voces es delgada, sonando muy perfiladas, definidas, distintivas, pero presentes y muy bien ubicadas. Atribuyo esta delgadez a cierta falta de cuerpo, proporcionada por la neutralidad de la zona más baja de los medios. Sin embargo, esto contribuye a que su recreación goce de una excelente delicadeza y se alcen, con el papel principal, en el sonido de proporcionado por los Hibiscus. La claridad que atesoran estos IEMS, se hace patente en este apartado, pero sin llegar a abandonar cierta dulzura en la reproducción, cosa que se percibe en la naturaleza del timbre, que es bastante realista, pese a todo lo dicho.

Mención aparte, merece la luz que caracteriza al rango. Ésta, es abundante en cantidad, pero nada cegadora, totalmente cenital y muy ligeramente difusa, aportando así, una melosidad que contrarresta el cariz frío de su sonido. Dicha luz, es la responsable de la gran sensación de apertura que se percibe entre instrumentos, voces y detalles. Sí, decididamente, los Hibiscus poseen una luz especial. Quizás sea la característica que me resulta más atractiva en su sonido y la primera que se echa de menos, cuando se comparan con otros IEMS.

La instrumentación en los Hibiscus queda ligeramente de lado, si se compara con las voces. Pero, como el espacio existente es muy grande y hay una gran sensación de aire, ellos se reproducen completamente y sin ningún menosprecio, tan solo con un menor protagonismo. Pero, de igual forma, ellos también reciben ese tratamiento delicado, bello, suave, pero definido, por parte de estos Faaeal. De esta manera, se consigue una notable expresividad en todo el rango central.

 

 

Agudos

 

El rango alto empieza totalmente seguro, pero siguiendo la línea de expresividad de la zona central. Sin llegar a brillar, ni destacar, los agudos se muestran suavizados, neutros, tamizados, pero no desnaturalizados, por lo que el timbre siempre se mantiene controlado, en su ámbito natural. Los detalles están presentes, pero nunca de una manera sobre expuesta o muy explícita, sino más bien con una chispa media. En el lado positivo, la seguridad de esta zona proporciona una ausencia de sibilancias. También, cabe destacar, que su extensión llega bastante alta, proporcionando esa gran cantidad de aire, que caracteriza su sonido.

 

 

Escena, Separación

 

Las dos buenas características de los Hibiscus, su luz y su cantidad de aire, proporcionan una notable sensación de separación y amplitud, lo que genera una escena relativamente grande. Existe buena altitud y anchura en ella, pero se echa de menos mayor profundidad, ya que la distancia siempre se percibe cercana o media. La recreación instrumental es bastante buena y es muy factible ubicar a los instrumentos dentro de la escena, siempre que se tenga en cuenta la lateralidad que provoca la mayor presencia de las voces.

La reproducción de matices y micro detalles, no es tan explícita como otros apartados. Los Hibiscus poseen una buena capacidad de definición, pero más bien, es gracias a su luz, que a su capacidad de resolución. Por otro lado, resulta del todo lógico, debido al buen grado de suavidad de su sonido y, por qué no decirlo, al rango de precios donde se ubica. En ese sentido, encuentro a estos Faaeal, en una situación notable, comparativamente hablando, pero sin llegar al excelente.

 

 

Bass Mod

 

Con una simple modificación, se puede convertir el perfil de los Hibiscus a una W, con un gran aumento del subgrave, dejando los medios muy limpios y sin modificar el resto de frecuencias, más allá de los 400Hz (tan solo se observa una diferencia en el extremo agudo, cuya incidencia es mínima en el sonido final). La modificación consiste en tapar el orificio, que existe en la cara interior de cada cápsula, muy cerca de las letras que indican cada canal. Para ello, lo ideal es usar cinta Micropore y así, minimizar la aparición del efecto Driver Flex.

De esta forma, el subgrave crece mucho. Pero los Hibiscus no pasan a ser unos IEMS declaradamente Bass-Heads, porque el resto de bajos no es exagerado, ni mucho menos. Además, su intromisión en los medios es muy pequeña. En conjunto, para aquellos que deseen ganar poder en la zona baja y aumentar la profundidad del sonido, sin duda, es una modificación que puede probarse fácilmente, ya que es totalmente reversible. Lo mejor, es que la zona baja, aun viéndose incrementada, no pierde el timbre, ni la calidad que ya poseía antes de la modificación.

 

 

Comparaciones

 

NS Audio NS3

 

El NS3 es uno de mis IEMS preferidos en este rango de precio. Su perfil es más equilibrado y cálido que el del Hibiscus. La zona baja de los NS3 tiene mayor peso y acento dentro del sonido global. Mientras que los Hibiscus suenan descaradamente más “bass-light”. Las diferencias en este apartado son bastante grandes. La dimensión de la zona baja no es comparable ni en profundidad, ni en pegada, ni en presencia, ni en percepción. Incluso, si se hace el ejercicio de igualar volúmenes, tomando como referencia la zona baja, las diferencias siguen apareciendo. Los graves de los NS3 suenan más completos y complejos, con mayor profundidad, sub-grave y anchura. Su potencia y pegada es más contundente, oscura y grande. Los Hibiscus, poseen unos graves más simples, son bastante lineales, aunque el sub-grave tiene menor peso en su globalidad, impidiendo generar la profundidad y anchura que sí poseen los NS3. Lo único que podría mejorar los Hibiscus en la zona baja es en velocidad, por sonar más simples y concretos.

En el rango medio, lo primero que se nota es la mayor densidad que ofrecen los NS3, frente a la mayor delgadez y claridad que ofrecen los Hibiscus. Las voces en los NS3 se sienten con más cuerpo, sobre todo las masculinas, mientras que en los Faaeal, éstas se muestran más aisladas y presencialmente más enfatizadas. En los NS3 el tratamiento vocal goza de mayor abrigo instrumental y calidez, aunque no suenan con tanto protagonismo. La instrumentación tiene una presencia más equitativa en los NS3, frente a la mayor oquedad y frialdad que se percibe en los Hibiscus. Pero hay un apartado donde los Hibiscus brillan sobre los NS3, es en la cantidad de detalles y matices que son capaces de generar en las voces femeninas, aportando una mayor riqueza tonal, más expansión en su zona alta y también más armónicos. En este caso, se nota su claro énfasis en los medios altos. Algo similar pasa con los instrumentos que también poseen mayor presencia entre 2kHz y 4kHz.

La zona alta se percibe diferente, pese a que ambos poseen una suavidad similar. Los Hibiscus suenan más fríos, finos, pero más presentes y con más chispa. Esto genera que los detalles de este segmento se noten con mucha facilidad. Los NS3 poseen una extensión inicial mayor, pero también más equilibrio, ofreciendo un destello más suave y armonioso. De esta forma, los detalles se presentan de manera menos explícita, menos punzantes y más integrados en el resto del sonido; en general, más equilibrados. Finalmente, los Hibiscus ganan en extensión en el extremo más agudo, percibiéndose una mayor sensación de aire que en los NS3.

La luz y claridad de los Hibiscus ofrecen una buena cantidad de matices y detalles, así como una limpieza general bastante buena. Es cierto que dicha riqueza no es tan completa como la que ofrecen los NS3, ya que en ellos, ésta abarca un mayor espectro de frecuencias. La mayor cantidad de sonido que ofrecen los NS3, generan una escena más grande, ancha y, sobre todo profunda. En los Hibiscus, el escenario se contempla ancho, pero menos lleno y más hueco. Además, poseen una buena separación y aire. Sin embargo, el sonido de los NS3 ofrece una mayor densidad, aspecto que no está reñido con una mayor sensación de separación, mostrándose superiores también en este aspecto.

Los NS3 son más ligeros y cómodos, también son más delgados y una vez puestos encajan de manera excelente. En los Hibiscus penaliza el mayor peso y grosor, comparativamente hablando. Sin embargo, su cable es excelente, el mejor en su rango y por encima de él. El cable de los NS3 no es malo, es fino, chapado en plata y muy manejable. Su peor aspecto es la clavija, que es demasiado pequeña.

 

 

Conclusión

 

Sin duda, Faaeal ha lanzado al mercado un producto ambicioso: posee una presentación excelente, muy cuidada, un diseño lujoso y distintivo, gran construcción, la posibilidad de elegir entre varios colores y el mejor cable del mercado, en su rango de precios. Y, su sonido, va en esta línea, audaz y atrevida, no apto para todos los gustos. Su carácter neutro, de vocación mid-céntrico, quizás no sea del gusto de todo el mundo, pero seguramente tendrá un gran público, que, por supuesto, sabrá reconocer sus grandes virtudes.

Pero posee una buena ventaja: la posibilidad de realizar un sencillo mod, totalmente reversible, capaz de alterar el perfil, obteniendo un gran énfasis en la zona subgrave, sin alterar apenas el resto de sonido.

Ineludiblemente, habrá que estar pendientes de Faaeal, con la ilusión de que creen nuevos y valientes modelos de IEMS, que complementen al Hibiscus, sin renunciar a la gran calidad que atesoran.

 

 

Fuentes Usadas Durante el Análisis

 

  • Tempotec Serenade iDSD
  • Burson Audio Playmate
  • JWD JWM-115

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up