Auglamour T100 Review

El Grave Cilíndrico

 

Auglamour T100 English Review

 

Valoración

 

Construcción y Diseño
80
Ajuste/Ergonomía
80
Accesorios
63
Graves
88
Medios
82
Agudos
72
Separación
72
Escena
76
Calidad/Precio
88

 

Pros

 

  • Sonido cálido y bajista.
  • Comodidad y ligereza.
  • Muy apto para realizar Tip-Rolling.
  • Aislamiento y ergonomía.

 

Contras

 

  • Accesorios mínimos.
  • Sonido ligeramente oscuro.

 

Enlace de Compra

 

https://penonaudio.com/auglamour-t100.html

 

Enlace a la Tienda

 

https://penonaudio.com/

 

Introducción

 

La conocida marca procedente de China, Auglamour, ha sacado al mercado un nuevo producto de precio muy asequible. En este rango, la competencia es muy dura y cada vez hay más y mejores modelos que aspiran a encontrar un hueco en el mercado. Por suerte, también hay mucha variedad y todos los perfiles son bienvenidos. En esta ocasión, el modelo T100 busca su estatus, entre el perfil de los IEMS cálidos y con un claro énfasis de la zona baja. En este aspecto, este ergonómico modelo no defrauda. Partiendo de un dual driver dinámico de 8mm, montado de manera coaxial y su diafragma de grafeno, los T100 han sido diseñados en resina de grado médico, para asegurar el mejor encaje y la óptima transmisión del sonido a nuestros oídos. El cable usado consta de micrófono y control a distancia, ha sido construido con un cable de cobre sin oxígeno, de 56 núcleos. El método de conexión empleado ha sido el de 2pin 0.78mm, con el fin de proporcionar la mayor compatibilidad y óptima conexión.

 

 

Especificaciones

 

  • Tipo de Drivers: 8mm graphene coaxial double dynamic driver
  • Respuesta de Frecuencia: 20Hz-20kHz
  • Sensibilidad: 98dB±1.5dB at 1kHz
  • Impedancia: 19Ω
  • Material: Resina epóxica
  • Conector Jack: 3.5mm Audio, chapado en oro
  • Longitud del cable: 120cm
  • Tipo de Conexión de la Cápsula: 2pin 0.78mm

 

 

Presentación y Contenido

 

Los T100 vienen en una curiosa caja cilíndrica, de cartón duro, cuya parte superior consta de una tapa de plástico transparente. A través de ella se pueden ver las cápsulas de los IEMS, incrustadas en un molde de espuma negra protectora. Las dimensiones de la caja son 85mm de diámetro por 79mm de altura.  Está decorada con manchas blancas sobre fondo negro. Dichas manchas de pintura blanca, parecen simular columnas de humo, aunque parecen adoptar patrones simétricos menos aleatorios.

El nombre del modelo aparece en lateral de la caja. Mientras que en la base se encuentran el resto de información, junto con las especificaciones. Todo el texto está escrito en chino. De la parte lateral de la tapa, sobre sale una cinta negra y ancha de tela.

Una vez retirada la parte superior del cilindro, el molde con las cápsulas quedan al descubierto. Debajo de dicho molde hay otro espacio interior, que contiene el cable, un saquito de transporte, una bolsita con las tips de silicona y un manual de instrucciones/garantía. En conjunto, hay tres pares de tips de silicona blanca traslúcida, de tamaños SxMxL.

El contenido es estrictamente el mínimo, pero la presentación es bastante original.

 

 

Construcción y Diseño

 

Las cápsulas han sido construidas con resina epóxica de grado médico, para asegurar la mejor seguridad. Su color es oscuro, pero son traslúcidas, excepto en su cara externa, que simulan un patrón zebrado, con barras blancas y negras, de grosor aleatorio. En el centro de cada cara, está inscrito el logo de la marca, con letras doradas. La conexión de 2pin es superficial, moldeada en plástico duro transparente y sobre sale un par de mm. Puede verse el interior de cada cápsula, observándose los cables de conexión desde el conector de 2pin, hasta el driver, situado en la base de las boquillas. El resto de la cavidad está vacía.

La forma de las cápsulas es de tipo semi custom, de tamaño mediano. El peso es mínimo.

Las boquillas son metálicas. En el extremo más exterior, el anillo posee un diámetro de 5.15mm, mientras que en la parte central, es de 4.55mm. Existen sendas rejillas metálicas que protegen los orificios. Cercana a la base de cada boquilla, existe unas inscripciones en pintura plateada, donde se puede leer “RESIN 3D Tempo T100” y el lado de cada canal.

El cable está formado por 4 hebras trenzadas, recubiertas de protector plástico negro. El conductor es cobre libre de oxígeno, de 56 núcleos. Posee un conector Jack acodado, con clavija de 3.5mm chapada en oro. La pieza divisora es de plástico negro. El cable, en su canal derecho, posee una pieza que alberga el micrófono y un botón plateado en su parte central. La funda de los conectores de 2pin es transparente y acodada. El cable presenta protección semi rígida, para dar forma sobre oreja en esta sección final.

El diseño no es muy original, pero sí posee algunos detalles distintivos, como el patrón exterior, con el logo dorado en su centro, así como las boquillas metálicas, que siempre son de agradecer, ya que aumentan la durabilidad del producto en una zona delicada. El ensamblaje de las cápsulas es perfecto y no se observa nada irregular. Seguro que la construcción es duradera y cómoda.

 

 

Ajuste y Ergonomía

 

El ajuste es rápido y cómodo, la fijación es elevada y el peso es mínimo. Las cápsulas son aptas para usarse con tips simples, dobles o triples, con todas ellas la ergonomía es adecuada. Se puede pasar de una inserción ligera a una más profunda, dependiendo de las tips usadas. Esto quiere decir que los T100 son muy permisivos con el uso de muchos tipos de tips. Por eso, tanto el ajuste, como el sellado y el aislamiento obtenido, siempre serán adecuados.

Mi grado de satisfacción en este sentido es de notable alto.

 

 

Sonido

 

Perfil

 

El perfil de los Auglamour T100 es bajista, cálido y con cierta tendencia a la oscuridad. Para el siguiente análisis he usado tips tri-flange, ya que proporcionan un mejor balance entre todas las zonas, ganando, incluso, en claridad y profundidad.

 


 

Graves

 

Los Auglamour T100 son unos IEMS declaradamente Bass-Heads. Y dentro de este tipo de IEMS, los T100 se sitúan en el rango que pone su acento en la zona subgrave, pese a que el extremo más bajo posea una ligera caída. Este matiz, en realidad, pasa casi totalmente desapercibido, porque hasta los 40Hz, los graves demuestran una gran energía y linealidad. Su textura y color es ligeramente oscuro y hacen gala de una rugosidad generosa, no áspera, sino suave y muy disfrutable para los amantes de los graves. Queda claro que no se trata de un grave muy rápido, pero posee un control aceptable, que genera un poso de eco muy profundo, que se magnifica, a nivel sensitivo, en el centro de la cabeza, perdurando de manera perturbadora. El golpeo decae con suavidad, hacia el lado profundo, hacia la oscuridad, sin rastro de coloreo alguno, lo cual, es un buen síntoma. Los planos son gruesos, de un nivel descriptivo básico, pero aceptable, que hace que su seguimiento no sea complejo, ya que su precisión es moderadamente buena, tanto para el nivel de precios, como para la cantidad de energía generada por la zona.

 

 

Medios

 

La acertada afinación, enfocada en la zona subgrave, permite liberar, notablemente, a los medios, de la influencia de la zona baja. La parte inicial de la zona central, se mantiene relativamente cálida, levemente oscura, con bastante cuerpo, sin ser muy lejana. Las voces masculinas, se benefician de estas cualidades, sonando más plenas y completas. Las voces femeninas se reproducen más apagadas, aunque suaves, mullidas y aterciopeladas, muy confortables. La precisión y la resolución no son muy grandes, pero ofrecen un buen término medio, que aporta una sensación muy melodiosa a la hora de reproducir voces e instrumentos. Los medios altos poseen un ligero énfasis, que resuelve positivamente el rango, ofreciendo un lustre comedido a la zona, consiguiendo el color clásico del atardecer otoñal. La combinación de todas las cualidades, genera un rango musicalmente cómodo, tranquilo, reposado y sedoso, muy fácil de digerir, apto para largas escuchas, máxime si los estilos musicales no son bajistas.

 


 

Agudos

 

La zona alta se sitúa como el rango más relajado, matizado y suave de todo el conjunto. Los agudos están muy controlados, poseen un énfasis bajo, que limita su chispa. Aun así, con su extensión y tibia presencia, son capaces de aportar claridad sonora, para que el resto de rangos no adolezcan de la luz suficiente. Así, se consigue limitar una calidez excesiva y mayor oscuridad, generando un sonido por encima de la media luz, dócil, azucarado, pero limpio, descongestionado y convenientemente aireado, no exento de detalle y matices, que invita a subir el volumen.

 

 

Escena, Separación

 

La escena posee buena profundidad y su anchura es bastante satisfactoria. Incluso la altura sorprende, para ser unos IEMs descaradamente bajistas. Es cierto que, el buen hacer de la zona baja, ayuda a expandir el sonido semi esféricamente. De esta forma, el escenario no se siente tan limitado, como se podría pensar a priori. En buenas grabaciones de música electrónica, la reconstrucción de la imagen sonora, llega a sorprender, debido a una más que positiva capacidad expansiva y de recreación de los detalles existentes. En este sentido, la separación juega un buen papel: no puede decirse que sea grande, pero el sonido nunca se siente congestionado, cerrado, opaco; sino que existe un buen grado de transparencia, que favorece, mucho, la percepción global de un conjunto, ya de por sí, de escucha muy agradable.

 

 

Comparaciones

 

BGVP SGZ-DN1S

 

Un duro rival, muy cercano en precio, es el BGVP SGZ-DN1S. Los BGVP son unos híbridos 1DD + 1BA con un perfil en U, mientras que los T100 son algo más bajistas y cálidos. Las diferencias de sonido en ambos son evidentes a primera vista. Empezando por los graves, los T100 poseen una zona baja más atronadora y grande que los SGZ-DN1S, aunque existe más control en los BGVP, ya que sus graves son más contenidos y veloces, con una textura más lisa. Si pasamos directamente a la zona alta, las diferencias vuelven a ser obvias: El SGZ-DN1S posee un BA que proporciona una mayor cantidad de chispa, presencia y extensión de agudos. De esta forma se aprecian más detalles y definición, además de un perfil más claro y diáfano. Aunque también es cierto que los BGVP, podrían mostrarse más incisivos para personas sensibles.  Por el contrario, los T100 son mucho más relajados en esta zona, calmados y seguros. Aquellos que deseen evitar “problemas” con la zona alta, se sentirán cómodos con ellos.

He dejado el rango medio para el final porque para mí ha sido la zona más determinante para elegir uno u otro. Queda claro que Bass-heads y Treble-heads ya se habrán decidido por uno u otro, aunque en la zona baja puede que no exista un claro ganador, dependiendo de los gustos de cada persona. Sin embargo, en los medios, observo diferencias que polarizan mi preferencia: la zona media de los BGVP se siente más hueca, debido a ese perfil más en U, mientras que los T100 ofrecen una zona central mucho más coherente y plena, con mayor presencia en medios bajos, que realza las voces y genera mayor representación instrumental. Los medios en los SGZ-DN1S son más finos, más aislados y fríos. Sin embargo, la calidez de los T100 genera mayor cuerpo y naturalidad sonora, pese a que no posean la chispa de los BGVP.

La escena de los T100 posee mayor profundidad y altura, mientras que la anchura es similar a la de los SGZ-DN1S. Pero la tridimensionalidad vuelve a caer del lado de los T100, además, son capaces de recrear una escena más realista, sin la polarización que desprende el perfil de los BGVP.

Pese a que ambos IEMS son ligeros y cómodos, la ergonomía de los T100 es mejor, ya que permite un ajuste más preciso y la posibilidad de usar tips de diverso tipo y forma.

 

 

Conclusión

 

Cada marca de audio posee la libertad de seguir una firma sonora propia. Pero también puede diversificar sus productos, creando perfiles distintos. En este caso, Auglamour ha lanzado unos IEMS claramente bajistas. Pero no solo eso, los ha dotado de una buena compañía, con notables medios y agudos acordes. Además, su construcción y diseño poseen mucha clase, calidad y belleza, aportando gran comodidad y ligereza. Su presentación es distintiva, original y el precio, invita a sacar a relucir el lado Bass-head que todos poseemos. Los Auglamour T100 son unos IEMS que no pueden faltar en la colección de un buen audiófilo. Y para aquellos que tengan un presupuesto limitado y busquen un perfil bajista, no hay nada mejor que los T100, en su rango de precios.

 

 

Fuentes Usadas Durante el Análisis

 

  • Burson Audio Playmate
  • Serenade iDSD
  • Tempotec Variations V1-A

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up