Smabat M1 Review

El Equilibrio de la Gama Media

 

Smabat M1 English Review

 

Valoración

 

Construcción y Diseño
90
Ajuste/Ergonomía
91
Accesorios
70
Graves
82
Medios
85
Agudos
85
Separación
86
Escena
83
Calidad/Precio
90

 

Pros

 

  • Calidad global del sonido, bastante equilibrado.
  • Perfil completo y armonioso.
  • Ergonomía.
  • Construcción.
  • Gran relación calidad/precio.

 

Contras

 

  • Cable algo rígido.
  • Muy pocos accesorios.

 

Enlace de Compra

 

https://es.aliexpress.com/item/4000196831607.html

 

Enlace a la Tienda

 

https://es.aliexpress.com/store/4426025

 

Introducción

 

En esta ocasión, la tienda VS Audio Store, ha tenido la deferencia de enviarme los Smabat M1 a cambio de mi humilde valoración.

Los M1 son los segundos earbuds que ha sacado al mercado dicha marca, después de los exitosos ST-10. Este nuevo modelo posee también una forma original, también usa cable MMCX y, tanto su ergonomía como la construcción son notables. Veamos qué otras sorpresas prepara Smabat en este nuevo producto.

 

 

Especificaciones

 

  • Tipo de Drivers: Dinámico 14.2mm
  • Respuesta de Frecuencia: 10-22000Hz
  • Sensibilidad: 110dB/mW
  • Impedancia: 32Ω
  • Longitud del cable: 1.2m ± 5cm
  • Conector Jack: 3.5mm chapado en oro
  • Tipo de Conexión de la Cápsula: MMCX

 

 

Presentación y Contenido

 

Los Smabat M1 vienen en una pequeña caja blanca y cuadrada, sellada en plástico transparente. Sus, dimensiones son 100x100x36m. Aunque no lo parezca, en la cara superior de la caja, está dibujada la silueta de los M1. En la parte trasera, tan solo viene el nombre del modelo y las especificaciones mínimas. Una vez abierta la tapa, se pueden ver los earbuds, encajados en un molde blanco, con el cable puesto y unas protecciones anti-ralladuras, de plástico traslucido azul. A ambos lados de los cables, también están encajadas las almohadillas de espuma y de silicona. Tras retirar el molde superior, se accede al manual y a una bolsa con 3 pares de aletas de goma. En resumen, el contenido es:

 

  • Las cápsulas de los earbuds.
  • El cable MMCX de núcleo chapado en plata.
  • 4 espumas completas.
  • 2 almohadillas de silicona.
  • 3 pares de aletas de silicona, tamaños SxMxL.
  • Instrucciones.

 

El embalaje es sólido y compacto, de buen nivel. Pero, a mi juicio, los accesorios de goma no son necesarios. Además, 2 pares de espumas es una cantidad muy pequeña, se echan de menos espumas tipo donut y una bolsa/caja de transporte.

 

 

Construcción y Diseño

 

El diseño ha mejorado respecto a su hermano ST-10: posee un cuerpo más compacto y pequeño. Tan solo parecen varios cilindros ensamblados, de distinto diámetro. Están construidos, casi completamente, de material metálico, incluso las rejillas. La pieza externa de la cápsula, es un cilindro con un borde. En su cara exterior, la marca está inscrita en el interior de un anillo de metal pulido. En la cara inferior, está la conexión MMCX, junto al borde. Mientras que, al otro lado del borde, hay un punto blanco, con una letra en su interior, que indica el canal de cada cápsula. En la cara superior de dicha pieza, hay dos ranuras. Toda esta pieza externa, está separada por un anillo metálico, del cuerpo emisor, que contiene el driver. El borde del disco emisor, posee un grosor aproximado de 5mm. Su diámetro es decreciente, siendo de 16mm, en su parte más interior, llegando casi a 15mm, en su borde más externo, junto a las rejillas microperforadas.

El cable de los M1 es bastante simple: formado por hebras chapadas en plata, totalmente enfundadas con un protector plástico transparente, que posee cierta rigidez. Tanto la clavija, como la pieza divisora, son sendos cilindros de metal pulido. El cable que sobre sale de ellos, está protegido por una funda de plástico transparente. El conector Jack de 3.5mm está chapado en oro. Después de la división, existe un pasador, muy efectivo, de plástico semi rígido, cuyo interior tiene un orificio pasante, en forma de ocho. De esta forma, el ajuste y deslizamiento de los dos cables, por su interior, es muy adecuado. El conector MMCX, posee un cilindro metálico pulido, con la letra de cada canal, inscrita en él. Después, hay una pieza cónica de plástico traslúcido. De ella, sobre sale una funda de plástico semi rígido, de 12mm, que protege al cable de cada canal.

La construcción del conjunto es especial, de bastante calidad, dando una idea de producto muy bien acabado, de clara vocación Premium.

El diseño es muy original y, en esta ocasión, ha sido pensado para maximizar la comodidad, ajuste y ergonomía. Aparte, claro está, de maximizar las cualidades acústicas del driver dinámico.

En la parte negativa, tan solo podría decirse que la calidad del cable es cuestionable, por su rigidez.

 

 

Ajuste y Ergonomía

 

Con el nuevo diseño, los Smabat M1 han mejorado en ergonomía, respecto a su modelo anterior, ofreciendo un ajuste más simple, rápido y un encaje muy firme. Se pueden usar, tanto con el cable hacia abajo o sobre oreja. Aunque, en mi caso, prefiero el ajuste tradicional, hacia abajo. De esta forma, consigo la mejor adaptación y sonido, obteniendo mejores sensaciones auditivas y una zona baja más plena.

 

 

Sonido

 

Perfil

 

Los Smabat M1 tienen un ligero perfil en U, aunque también equilibrados y suavemente cálidos. El suave énfasis en la zona más profunda, unida a una cierta lejanía en la parte inicial del rango medio y ese punto de excitación en los agudos, sugieren ese particular y armonioso perfil.

 

 

Graves

 

La zona baja de los M1 es muy interesante, básicamente por su profundidad, realismo, timbre, textura, velocidad y control. No son unos graves anémicos ni ligeros, su presencia se siente desde el primer instante, ya que gozan de buena energía, pero no al nivel bass-head. El rango es muy disfrutable, por todas las características que he comentado. Su buen control y gran profundidad, proporcionan una zona muy realista, nada coloreada, donde cada nota se siente en su sitio, con una gran articulación y precisa ejecución. El grado de detalle y resolución proporcionan una textura muy descriptiva, fácil de seguir, compacta, prieta y notable recuperación. Otra buena virtud de la zona baja, es su ligero acento en la zona subgrave, que proporciona una zona media inicial, bastante liberada y tampoco ensucia los agudos. De ahí que la calidez esté presente, pero mostrándose suave y dulce, sin oscurecer el perfil.

Pero la gran virtud de la zona baja de los M1, es que Smabat ha conseguido una sonoridad y ejecución muy similar a la producida por unos IEMs: eso es una gran noticia y un enorme trabajo, lo que implica que la tecnología “3D Maze Acoustic Structure”, realmente funciona.

También quiero reseñar, que los M1 agradecen una fuente con cierto poder, ya que el rango bajo se expande notablemente, cuando la energía aportada es mayor.

 

 

Medios

 

Los medios son ligeramente cálidos, la zona inicial del rango se percibe algo más alejada. Pero a medida que avanza la zona media, se produce un énfasis que aporta un buen grado de definición, sobre todo a las voces femeninas. De la misma forma, esta particularidad ayuda a elevar el nivel de claridad de toda la parte central. El rango se ejecuta suavemente, de forma natural, relajada, alejándose de cualquier matiz analítico. De nuevo, cabe destacar el timbre, color y textura, sobre todo de las voces, ya que ellas suenan muy realistas, dulces, bien definidas, bastante precisas y con una proyección clara y presente.

Pero, también es cierto que este rango no se expresa frontalmente, sino que ofrece una sensación de cierta distancia, una presencia a medio camino, un matiz más relajado que otros earbuds. Dicha sensación no es una cualidad negativa, tan solo una sensación particular que aporta una sonoridad cuasi placentera, más mullida y confortable, lejos de la exigencia de un primer plano imponente. Ello no quiere decir que falte claridad, ni que el sonido sea oscuro, ni poco detallado; es, tan solo, una presentación distinta, que a veces, invita a subir el volumen para obtener una sensación más plena. ¡Y vaya si se consigue!

 

 

Agudos

 

Los agudos continúan con el cariz cálido, suave y relajado que poseen los M1. De ahí que el conjunto de su sonido sea ciertamente equilibrado, en donde cada banda se expresa con buena representación, pero sin exceso. Los agudos no son menos y así se muestran inicialmente. Algo más arriba, es cuando comienza ese cierto carácter en U, ya que la zona alta se extiende presencialmente, pero sin perder el control, ni sobreponerse a otros rangos. Los agudos de esa zona, gozan de un matiz más crujiente, un punto brillante, nada lacerante, que aporta esa sensación ligeramente chispeante, característica del sonido de los M1.

 

 

Escena, Separación

 

Los M1 ofrecen buena separación, no existe congestión, ni falto de resolución. Pero su sonido, más líquido y cremoso, no se presenta espacialmente abierto, ni con una escena muy ancha. Existe buena profundidad, una sensación de escenario cóncavo, no muy alto, ni demasiado envolvente, pero moderadamente etéreo y volátil.

La sensación global, es de un sonido notablemente compensado, muy sincero, donde la mayoría de los aspectos están bajo control y bien equilibrados. Hay claridad, definición, buen nivel de detalles y matices, una escena moderada y una separación acorde.

 

 

Comparaciones

 

Smabat ST-10

 

Como no podía ser de otra forma, la comparativa era clara con su hermano mayor. Las primeras diferencias son obvias: los ST-10 poseen un diámetro mayor y un encaje algo más forzado, al menos en mi caso. Los M1 se ajustan de una manera más directa y rápida.

A nivel sonoro, los ST-10 se mueven más fácilmente. Además, poseen una zona baja más prominente, grande, ancha, de mayor impacto y extensión, pero comparativamente, algo más oscura, más lenta y ligeramente menos controlada. Los graves de los M1 son más prietos, contenidos, con mejor resolución, donde el énfasis se concentra en la parte más profunda y subgrave. De esta forma, los medios se sienten más liberados, limpios y claros, más definidos. Los ST-10 presentan una zona media más influenciada por la presencia de los bajos, arrastrando esa cierta oscuridad, mayor calidez y una sensación más turbia, en la parte inicial de la zona. Aun así, las voces poseen más cuerpo y una presencia más cercana. En los M1, ellas se perciben algo más retrasadas y relajadas, pero con más aire, resolución y detalle. Algo similar sucede con el resto de instrumentación, más cercanía, presencia y énfasis en los ST-10, mayor claridad y definición, pero también más distancia en los M1.

El carácter más relajado y equilibrado de los M1, consigue que su zona alta se perciba más completa, extensa y con mayor incidencia en el sonido. Los ST-10 poseen una chispa inicial, pero también un recorte más temprano. En los M1, los agudos son más anchos, de mayor recorrido y alcance, generando su limpieza característica y mayor cantidad de micro detalles. Por el contrario, los ST-10 poseen un sonido más directo, compacto, presente y denso, donde los detalles quedan más suavizados y no se revelan tanto como en los M1.

A nivel de escena, ambos la describen con una forma similar, aunque en lo ST-10 su percepción es mayor, quizás debido al tamaño de su sonido. También su proximidad y profundidad parece mejorar este aspecto. Mientras que en los M1, la media distancia no parece ensanchar el sonido al mismo nivel, aunque las diferencias son pequeñas.

La separación sí se percibe superior en los M1, debido a la mayor claridad, frente al sonido más denso de los ST-10.

A modo de conclusión, los ST-10 poseen un perfil más directo, con más dinámica, denso y más frontal, con mayor presencia en la zona baja, mayor calidez y más cuerpo en los medios. Mientras que los M1, poseen un perfil más en U, de mayor limpieza, claridad, con una zona central que se percibe más distanciada, pero con mayor definición, resolución, detalle y extensión de agudos.

 

Conclusión

 

Los Smabat M1 tienen la peculiaridad de no bajar del notable casi en ningún aspecto. Poseen un gran diseño, son muy cómodos, de un tamaño, peso, diámetro y grosor que producen un ajuste firme y duradero, mejorando la experiencia sonora y la inmersión. Su construcción es excelente y el sonido no tiene fisuras, sino que busca el equilibrio en todas sus facetas. Y lo grande es que lo consiguen. Ningún aspecto sonoro se sitúa por encima de otro, sino que todo es coherente y disfrutable, tanto en conjunto, como individualmente.

Smabat ha creado unos earbuds tremendamente competitivos, muy completos, totalmente todo terreno, tanto en sonido, como en construcción, altamente disfrutables y muy agradables. Todo ello a un precio extremadamente ajustado. Los M1 son un claro exponente de gran calidad dentro de la clase media.

 

 

Fuentes Usadas Durante el Análisis

 

  • Burson Audio Playmate
  • Tempotec Serenade iDSD
  • ACMEE MF-01

 

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Scroll Up
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x