Tempotec Variations V1-A Review

El Poder de la Verstilidad

 

Tempotec Variations V1-A English Review

 

Valoración

 

Presentación y Contenido
75
Construcción, Diseño y Comodidad
92
Uso y Manejo
95
Sonido
85
Calidad/Precio
90

 

Pros

 

  • Bajísima impedancia de salida.
  • Es Gapless.
  • Dimensiones.
  • Pantalla táctil y controles.
  • Manejo y cantidad de opciones.
  • Sonido, en especial el subgrave y la zona media.
  • Duración de la batería.
  • Versatilidad.
  • Capacidad para usar dos tarjetas de memoria.

 

Contras

 

  • En algunas ocasiones, la pantalla no responde.
  • Potencia limitada.

 

Enlace de Compra

 

https://penonaudio.com/tempotec-v1-a.html

 

Enlace a la Tienda

 

https://penonaudio.com/

 

Introducción

 

Otoño y nuevo producto a revisión, Otra vez, de la competente marca Tempotec. En esta ocasión se trata de un pequeño DAP, que posee unas dimensiones y peso, realmente reducidas. Además, es táctil, cuenta con un panel IPS de 2 pulgadas. También tiene botones físicos, para las principales funciones. Posee una gran batería que le proporciona hasta 25h de autonomía en modo de reproducción vía Bluetooth, o hasta 15h en modo directo. Otro detalle importante, es que posee doble ranura para tarjetas de memoria, algo casi impensable para un producto tan pequeño. Cabe destacar, que su interfaz es Hiby OS, lo cual da una idea de su tremenda sencillez y cantidad de opciones que posee. Por último, el DAC que usa, se trata de una evolución, dos en uno, de la marca AKM. Se trata del chip decodificador y amplificador AKM4377ECB (768khz/32bit), capaz de entregar 60mW a 16Ω, lo que supone algo más de 1V RMS, cifra totalmente suficiente para IEMS y earbuds.

 

 

Especificaciones

 

  • Dimensiones: 81x45x12.7mm
  • Peso: 80gr
  • SNR: 125dB
  • Potencia de salidar: 60mW/16Ω (mono channel)
  • Impedancia de salida: < 1Ω
  • USB: Type-C (USB2.0)
  • Doble ranura para tarjetas de memoria
  • Máxima capacidad de almacenamiento: 256GB x 2
  • Batería: 1200mA
  • Duración de la batería: 15h en modo directo
  • Tiempo de carga: 2.5h (apagado)
  • Fuente de alimentación: DC5V
  • Conector Jack: 3.5mm Audio

 

 

Presentación y Contenido

 

Lo primero que llama la atención, es el reducido tamaño de la caja. Sus dimensiones son: 131x98x25. En la cara principal, hay una foto del reproductor, la marca y el modelo. En el dorso, de nuevo viene la marca y modelo, además de algunas especificaciones y advertencias.

En el interior hay:

El DAP, envuelto en un plástico blanquecino, encajado en un molde de espuma.

Un caja blanca, que contiene el cable de carga y un adaptador USB de tipo C a micro-B.

Un sobre de cartón blanco, que contiene el certificado de garantía, la tarjeta de garantía y las instrucciones.

La pantalla del DAP posee un protector, que, a su vez, está protegido por una lámina de plástico transparente removible.

El DAP posee el sello Hi-Res Audio, serigrafiado en la esquina inferior izquierda. En la esquina inferior derecha se observa el modelo V1.

La presentación es sobria, casi mínima, pero con buen grado de protección.

Los accesorios son también mínimos, pero de gran calidad.

 

 

Construcción, Diseño y Comodidad

 

El cuerpo del DAP, parece estar construido en metal ligero. Toda la cara anterior, es un panel, pero la pantalla solo está en la parte superior, cuyo tamaño es de 2 pulgadas. Los laterales son redondeados, mientras que las caras inferior y superior, son planas. En el lado derecho hay tres botones, situados en la zona de arriba. El botón más alto es el de retroceso, el central, el de play/pause, y el último, el de avance. El lado izquierdo, en la zona de arriba, hay dos botones de volumen, el “más” está arriba, el “menos” abajo. En la zona de abajo, están las dos ranuras para las tarjetas microSD. En la cara inferior, en su lado izquierdo, está el conector USB tipo C. A su derecha, la toma de auriculares estéreo de 3.5mm. En la parte derecha de la cara superior, se encuentra un botón redondo, para encender/apagar el DAP. Junto a él, existe un pequeño led bicolor, en azul indica funcionamiento, rojo carga. En dicha cara, se encuentra el emisor/receptor Bluetooth.

En el panel frontal, en la esquina inferior izquierda, está serigrafiado, el logo “Hi-Res Audio”. En la esquina inferior derecha, está el nombre del modelo V1.

La construcción es sólida y por su densidad, se aprecia que es robusto. El diseño es muy funcional, la ergonomía y comodidad mejora, gracias a sus laterales redondeados. Tanto el tamaño, como la forma, son muy adecuados; el conjunto resulta manejable y fácil de guardar.

Tanto los botones, como la pantalla, responden rápidamente. Hubiera preferido los botones de volumen a la derecha, como están ubicados en muchos otros DAPS.

 

 

Uso y Manejo

 

El Hiby OS es el elemento diferencial de este pequeño DAP. El menú principal tiene 8 iconos:

 

  • Browse: Navegador de carpetas de las dos ranuras de memoria. Incluso se puede conectar una unidad de almacenamiento, vía USB.
  • Category: Organización de los archivos de música vía TAGS.
  • Bluetooth: Activación del dicha función
  • MSEB: Ecualizador no frecuencial, que permite modificar el sonido en base a parámetros tales como temperatura, extensión de graves, textura de graves, etc.
  • Equalizer: Ecualizador de 10 bandas
  • Play Settings: Multitud de funciones de reproducción, entre ellas, la activación de Gapless Playback
  • Settings: Ajustes de pantalla, tamaño de fuente, temas, personalización de los botones…y un largo etcétera.
  • About: Firmware v1.2

 

 

Cuando se entra en un menú, para volver atrás, se muestra una flecha en la parte superior izquierda de la pantalla.

Estando en el menú principal, si hay algún archivo reproduciéndose, se muestra en una barra inferior, junto con la carátula.

 

La cantidad de opciones que posee, es abrumadora. A las personas que les guste jugar con ellas, estarán entretenidas por un buen rato. Es genial que sea Gapless.

El MSEB es un ecualizador muy particular, que permite modificar el sonido de una forma totalmente alternativa. Cada parámetro (Overall Temperature, Bass extension, Bass Texture, Note Thickness, Vocals, Female Overtones, Sibilance LF, Sibilance HF, Impulse Response, Air), modifica un apartado particular del sonido. No todos son igual de drásticos. Pero es cierto que algunos funcionan muy bien y se ajustan a lo que indican. Por otro lado, los ajustes personalizados pueden guardarse. Las escalas pueden regularse de -20 a 20, de -40 a 40 y de -100 a 100, dando una idea del excelente ratio de personalización que permite. El MSEB es una ventaja que permite experimentar con el sonido, ofreciendo gran cantidad de variaciones, hasta conseguir dejarlo a nuestro gusto.

El ecualizador clásico posee 10 bandas y se mueve por octavas, desde 31Hz, hasta 16kHz. Por supuesto, tiene 8 presets y la posibilidad de ajustarlo a nuestra voluntad.

 

 

En la pantalla de reproducción, hay muchas y pequeñas opciones: los modos de reproducción se pueden elegir desde un icono situado arriba a la izquierda. Abajo, a la derecha, hay un corazón para añadir la canción actual a favoritos. Hay un “+” arriba a la derecha, que, tras pulsarlo, muestra una lista adicional de funciones: acceder a la lista de canciones, al álbum, borrar el archivo, añadir a playlist, ecualizador… Por supuesto, desde la barra inferior, se puede cambiar de canción, acceder a un punto concreto de ella, también pausar y reanudar. Si se desliza el dedo hacia arriba, se muestra un pequeño menú, con opciones para cambiar el brillo de la pantalla, el volumen, la ganancia… Haciendo doble click sobre la pantalla, se muestra la letra de la canción, en el caso que la tuviera. En la parte de arriba se muestra el volumen, el estado, la hora, la salida y la batería.

Para encender/apagar el dispositivo, hay que pulsar largo el botón superior. Si se pulsa corto una vez, des/bloquea la pantalla.

El uso general del DAP es muy agradable, aunque hay pequeñas opciones en la pantalla, que pueden ser complicadas de acceder, dependiendo del tamaño de los dedos.

El funcionamiento es fluido, sin retraso, pero a veces, en el paso de pantallas, el movimiento se queda bloqueado. Haciendo click en el botón superior, se sale de esta situación. Supongo que en futuras actualizaciones irán desapareciendo estos pequeños inconvenientes.

La duración de la batería es la que promete, sobre todo se puede alargar, usando el “Low Power Mode”. Toda una gran ventaja.

Como se puede ver, el uso y la cantidad de opciones son extraordinarios. Son tantas, que para enumerarlas todas sería necesario dedicarle gran cantidad de tiempo y espacio. El resultado es un manejo al alance de muy pocos DAPs en este rango de precios.

 

 

Medidas

 

Las medidas, sin llegar a la máxima potencia, con varias impedancias conectadas, se muestran a continuación:

 

  • En vacío               1.012V
  • 32 Ω                      0.995V
  • 100 Ω                    1.007V
  • 240 Ω                    1.01V

 

Esto implica que la impedancia de salida ronda los 0.5 Ω, algo completamente extraordinario.

Realizando el cálculo de potencia, suponiendo, por aproximación, que da 0.99V a 16Ω, la potencia de salida, sería la especificada à  0.99²/16 = 61mW. Con esto, queda claro que las especificaciones no mienten. Pese a que 1V pueda parecer poco, es una cifra bastante común en DAPs de este rango de precio o inferior, suficiente para mover IEMs o earbuds de baja o media impedancia.

 

 

Sonido

 

Perfil

 

El perfil del Tempotec V1-A es equilibrado, con una ligera tendencia mid-céntrica e inclinación hacia el subgrave, sin que ello suponga restar presencia en agudos. Pero sí da una idea de su sonido limpio y claro.

Para la descripción del sonido, tanto el MSEB, como el ecualizador, han sido desactivados.

 

 

Graves

 

Desde la zona baja, ya se percibe el cariz limpio y eficaz del V1-A, vívido, con una textura bien definida y suave, marca de la casa AKM. A mi juicio, el V1-A tiene predilección por la zona subgrave: la parte más inferior, recibe un tratamiento especial, que dota al rango de gran profundidad y de una energía particular. No goza de una pretenciosa pegada, sino que posee la virtud narcótica de grave más profundo y sensorial. Por otro lado, el impacto de los graves es rápido, controlado, de fondo oscuro. Ellos se recogen a buena velocidad, dotando a la zona de un timbre característico, dulcificado, nada áspero, pero con una vibración muy singular, marcada, algo digital. Como he adelantado, el rango posee excelente profundidad, notable laminación, buena capacidad para recrear capas y llega muy, muy abajo, sin decaer. La definición global es bastante buena, al igual que la resolución. Todos estos parámetros dotan a los graves de ese color oscuro y profundo, de subgrave muy perceptible y descriptivo, medio bajo neutro y nada abultado, además de un gran control, totalmente permisivo con el resto de frecuencias.

 

 

Medios

 

Los medios se perciben con gran naturalidad, equilibrados, bien balanceados; también próximos y cercanos, vívidos y frontales. Las voces gozan de un timbre suave y aterciopelado, que tanto proclama AKM. En esta ocasión, el V1-A es más AKM que nunca. Esto genera una gran dosis de transparencia, unos medios muy coherentes y agradables, ligeramente cálidos, pero sin caer en una pérdida de resolución, definición, ni oscuridad. Los medios distan de ser analíticos, ya que suenan más orgánicos y dinámicos, que ultra detallados y perfilados. Aun así, esos detalles están muy bien recreados y son altamente descriptivos, en base a esa sensación de sonido líquido, casi cremoso y bien hilvanado que posee.

 

 

Agudos

 

La suavidad impera en el sonido del V1-A, no se podía esperar otra cosa que unos agudos acordes al perfil realista que este DAP posee. Si dije antes, que la zona baja poseía un regusto digital, los agudos suenan mucho más analógicos, pero sin rastro de recorte, con una factura bella, de timbre muy natural y color neutro. Poseen una buena dosis de transparencia, pero sin ser analíticos, pese a la buena resolución que destilan. La zona alta es bastante expresiva, con una buena capacidad de recreación de micro detalles, pero sin excederse, permitiendo una escucha siempre placentera. No es un DAP brillante, pero sí preciosista.

 

 

Escena, Separación

 

La limpieza, la naturalidad y la dulzura del sonido, marcan el perfil del V1-A. Goza de notable separación, un fondo limpio, pero no abisal. La escena es muy realista, natural, como no podía ser de otra forma. Pero no excesiva ni grande. El sonido no se pierde en los extremos, sino que se recoge para no perder su base aterciopelada. Globalmente, el escenario se siente más redondo que ancho, más frontal que envolvente, fácil de seguir, con buena ubicación y una procedencia determinada, sin perder nunca el foco emisor. No se aprecia  lejanía, el sonido siempre está bien dirigido, sin rastro de nubosidad, bruma o enfoque turbio.

 

 

Comparaciones

 

xDuoo X3II

 

Tempotec V1-A supera al xDuoo X3II en menor tamaño, mejor manejabilidad, mayor duración de la batería y cantidad de opciones. Pero no en sonido ni en potencia. El X3II posee un AK4490 completo, su sonido es, simplemente más grande. Se aprecia inicialmente en su mayor escena y separación. El bajo está más apretado, posee mayor contundencia y un grado de mayor energía en el X3II, mientras que el V1-A es más concreto, con menos aire, extensión y profundidad. El aire existente, también es rasgo diferencial en los agudos: el xDuoo posee una presentación más etérea y extendida en la zona alta. El Tempotec posee unos agudos más enfocados y marcados. La zona media, sobre todo las voces, se benefician del enfoque más frontal y cercano que el V1-A, un tratamiento de aproximación y mayor dulzura, frente a la mayor dispersión existente en los medios del X3II, que diluye un poco su sonido en esta zona. La mayor concreción que posee el V1-A en la zona media, lo convierte en más disfrutable, cercano, pleno y contundente para este rango. Mientras que el xDuoo suena más alejado, más relajado y menos dinámico.

En general, el sonido del V1-A se muestra más acotado y enfocado, ante la libertad y espacio que propone xDuoo con su X3II.

 

ACMEE MF-01

 

El MF-01 es un DAP que ha apostado prácticamente todo al apartado del sonido, dejando que el manejo sea algo mínimo y muy simple. En este aspecto, el V1-A está a años luz en versatilidad, de lo que el ACMEE ofrece. El MF-01, es más grande, más pesado, su pantalla es mínima, la batería dura la mitad…Pero, es innegable que posee un encanto muy particular. Y eso no se refleja solo en el sonido. El V1-A posee una impedancia de salida mínima, mientras que en el MF-01, es alta. La potencia tampoco es comparable, a favor del ACMEE.

La principal diferencia es la contundencia del sonido: el MF-01 posee más energía en todos los rangos, incluido el rango medio, algo que el V1-A no puede proporcionar. La dinámica es mayor también, pero a nivel de perfil de sonido, las diferencias no son tan grandes. Ambos poseen un perfil de sonido marcado, enfocado y concreto, con buena definición. La zona alta del MF-01 es más etérea, pero es más extensa en el V1-A, aunque la definición de ambas es diferente, con un punto más marcado, algo más crispado, en el V1-A y más dulce y suave en el MF-01.

Los bajos son más anchos en el MF-01, aunque ambos subgraves poseen buena cantidad de energía. Considero la zona baja del MF-01 más completa que la del V1-A, con una textura más áspera y rugosa, pero con ese color especial que me entusiasma, además de una dosis de profundidad extra.

En la zona media se observa más transparencia y profundidad en el MF-01, frente al sonido más directo y cercano del V1-A, algo que particularmente se aprecia en las voces. El ACMEE ofrece mayor anchura también en este rango, demostrando esa dosis de suavidad extra, un sonido más relajado, pero no tan vívido y próximo. Pero es cierto que ambos DAPs poseen un tratamiento del realismo y la naturalidad muy aproximado, con una senda similar, que posee mayor refinamiento en el MF-01.

La escena en el V1-A es más limitada que en el ACMEE, dado su sonido más cercano, próximo, vívido y directo. El MF-01 posee una presentación más retrasada, que favorece el espacio, una recreación más aireada y ancha, con mayor profundidad, algo más de altura y separación. Pero, realmente, lo que se gana por un lado, se pierde por otro, sobre todo en la zona media.

 

 

Conclusión

 

A la perfección se puede llegar desde muchos y distintos caminos. Tempotec ha cogido la senda del manejo ideal, para llegar al corazón de los audiófilos más audaces, aquellos que no desean renunciar al mejor uso y prestaciones, para obtener la excelencia en el sonido. Y esta marca lo ha conseguido: existen muy pocos DAPS en el mercado, que con su precio, aúnen unas prestaciones estelares, con un sonido notable y una excelente versatilidad. Pero no solo eso. Gracias a su bajísima impedancia, el V1-A es totalmente capaz de casar perfectamente con todos los IEMs del mercado, extrayendo las mejores virtudes de cada uno. ¿Alguien da más? Que otra marca lo demuestre.

 

 

Auriculares Usados Durante el Análisis

 

  • TFZ No.3
  • Tansio Mirai TSMR-2
  • BGVP ArtMagic DH3
  • TFZ My Love III
  • DB Monroe
  • OurArt QJ21

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up