DB Monroe Review

Homenaje Romántico

 

DB Monroe English Review

 

Valoración

 

Construcción y Diseño 95%
Ajuste/Ergonomía 88%
Accesorios 85%
Graves 90%
Medios 82%
Agudos 76%
Separación 78%
Escena 83%
Calidad/Precio 90%

 

Pros

 

  • Por muchas buenas características, la zona baja está al nivel de agradar a cualquier Bass-Head.
  • Perfil diferente al mainstream.
  • Sonido emocional, dulce, cálido y analógico.
  • Excelente embalaje y diseño conceptual, posiblemente, uno de los mejores dentro de su clase.

 

Contras

 

  • Falta de cierto brillo y aire.
  • Peso de las cápsulas.
  • Quizás no sea el mejor cable.

 

Enlace de Compra

 

https://penonaudio.com/db-monroe.html

 

Enlace a la Tienda

 

https://penonaudio.com/

 

Introducción

 

DB son las siglas de Debauche Bacchus, una nueva marca que saca al mercado unos atrevidos IEMS, que poseen un aire totalmente retro, casi ochentero. Todo el diseño es un homenaje a las radio casetes: partiendo de su envoltorio, que simula el aparato completo, la caja de transporte, que es la casete en sí y las cápsulas, con sus símbolos de play, sus testigos luminosos y sus rejillas. Todo un derroche de imaginación hecho IEM.

 

 

Especificaciones

 

  • Tipo de Drivers: Dual Dynamic Driver 10mm Graphene + 8mm Titanium film
  • Respuesta de Frecuencia: 18Hz – 22kHz
  • Sensibilidad: 99dB±3dB
  • Impedancia: 32Ω
  • Diferencia de Canales: ≤2dB
  • Máxima potencia de Entrada: 10mW
  • Material de la cápsula: 316L Stainless Steel
  • Conector Jack: 3.5mm chapado en oro
  • Tipo de Conexión de la Cápsula: MMCX

 

 

Presentación y Contenido

 

La presentación de los DB Monroe es especialmente única, un homenaje apoteósico al mundo analógico de envuelve a nuestras queridas y antiguas casetes y a sus reproductores. La caja, una vez abierta, simula a un radio casete, con una cinta dentro de él, que no es más que la caja, decorada a tal efecto, que contiene las cápsulas. Mientras se va desembalando el paquete, van apareciendo más detalles que hacen única dicha experiencia: ahora una chapa numerada, con un lema de Andy Warhol; ahora una caja metálica y vidrio, decorada como una casete; un montón de pequeños cartoncillos con dibujos retros, pequeños libretos con instrucciones; hojas desplegables en donde se pueden ver las múltiples opciones de color…Un sinfín de pequeñas sorpresas casi imposible de reproducir con palabras, o incluso con imágenes…

Entre los accesorios más comunes, se encuentran:

 

  • 3 pares de tips de silicona híbridas, tamaños SxMxL.
  • 1 par de tips de foam, tamaño grande.
  • 1 adaptador de 3.5mm a 6.3mm
  • 1 cable MMCX
  • 1 caja de transporte.

 

Quiero hacer mención especial a dos elementos: la chapa numerada y la caja de transporte. La chapa dorada lleva inscrita en ella, la siguiente cita de Andy Warhol:

 

“The most exciting attractions are between two oppsites that never meet”

 

Además, el número de serie está también inscrito en ella. Todo un lujo de detalle.

 

Por otro lado, la caja de transporte está dibujada como una casete. Los laterales son metálicos y las caras superior e inferior, son de algún tipo de vidrio. Se abre deslizando un pasador con muelle, hacia el lado izquierdo. En su interior, en un generoso molde de espuma, están incrustadas las cápsulas. Queda claro que para guardar el conjunto completo de IEMs con cable, dicha espuma debe retirarse. Para proteger las cápsulas, el interior de la caja está forrado de un símil de terciopelo. La caja es única, pero la combinación de metal, la superficie acristalada y el tamaño, no la convierten en la caja de transporte más adecuada.

Sin que ello desmerezca el resultado final, la presentación de los DB Monroe, posiblemente sea la más especial e imaginativa que he podido desembalar, de todos los productos que he analizado.

 

 

Construcción y Diseño

 

Los DB Monroe llevan al extremo, su homenaje analógico: las cápsulas siguen la línea y su cara externa representa una casete. En este caso el color es amarillo. La forma de dicha cara es un pentágono irregular. La cápsula está dividida en dos partes: la exterior, de color amarillo, con las rejillas y los símbolos de Play y Rec. La interior, sobria y negra, con la letra del canal y un agujero cercano a la boquilla. Dicha boquilla posee dos niveles de diámetro: el más cercano a la base mide 4.5mm, el exterior, donde se aloja la rejilla metálica que hace de filtro, 5.4mm. Su longitud aproximada es 5mm desde la base. Están construidas en acero inoxidable 316L. La conexión es MMCX y el recubrimiento de los conectores del cable, recuerda al de los modelos de JH Audio, cuyo codo está recubierto de plástico y poseen una especie de tuerca. En este caso, dicha tuerca es meramente decorativa, porque la conexión es la típica MMCX. El cable, tras dicho codo, está protegido mediante plástico semi rígido y curvo, que le proporciona la forma sobre oreja. Cuando dicha protección termina, el cable posee una fina protección gomosa, hasta llegar a la pieza divisora. Dicha pieza es tan solo un cilindro metálico, con las letras “Monroe” en blanco. En esta sección hay una pieza corredera ovalada, igualmente metálica, para el ajuste del cable. Tras la división, el cable está forrado de nylon. La funda de la clavija, es igual a la pieza divisora, salvo que esta vez, las letras pintadas en blanco, son “dB”, a modo de logo de la marca. La clavija es de 3.5mm bañada en oro.

Una construcción impecable para un diseño singular, marcadamente retro y conceptual. Aunque hubiese preferido un cable trenzado de 4 núcleos o superior.

 

 

Ajuste y Ergonomía

 

Las cápsulas están construidas en acero inoxidable, es por ello que se sienten algo pesadas en la mano. Una vez puestas, si el ajuste es bueno, como es mi caso, no hay ningún problema. Personalmente, con mis tips de silicona rellenas de foam, el ajuste es perfecto, ya que con su gran tamaño, consigo taponar toda la concha, consiguiendo un encaje óptimo y un sellado fantástico. En esta ocasión, debido a la limitada longitud de las boquillas y al cuerpo redondeado de las cápsulas, el uso con tips tri-flange no ha sido adecuado, ya que la inserción no llega a tener la profundidad adecuada. Por eso pienso, que las tips óptimas para su uso, son de foam o de silicona.

La cara interior de las cápsulas está bastante redondeada, al igual que los vértices del pentágono. En ningún caso el roce con las partes de la oreja, supone incomodidad alguna, pese al generoso volumen de las cápsulas.

Las guías sobre oreja, proporcionan un ajuste extra cómodo y su cable no posee microfonía.

 

 

Sonido

 

Perfil

 

El perfil de los DB Monroe tiende a una ligera U, por su énfasis en la zona subgrave y en la zona de los agudos medios. Es cierto que posee también una tendencia cálida, pero realmente poseen un buen balance, ya que sus medios no están tan hundidos en ganancia, como se puede observar en su respuesta de frecuencia.

 

 

Graves

 

Un sonido que pretende ser Old School, debe cimentarse en su zona baja. Dicho y hecho. DB no se deja nada en el tintero en su primer modelo de IEM y apuesta por un doble Driver Dinámico, para que nadie se queje, en ese sentido. Pero que no esperen bajos despilfarrados, sino todo lo contrario. Los Monroe son un claro ejemplo de subgrave atronador, pero muy controlado, veloz y muy profundo. La zona se ejecuta con calculada maestría, con ímpetu, garra y fuerza, pero muy educado. Los Monroe son para Bass-Heads con clase y etiqueta, porque el control que poseen es una de sus grandes virtudes. La zona baja no es visceral, pero llena estadios. Es una alegría percibir cómo se propaga el grave en todas direcciones, pero sin manchar ni dejar rastro infinito. Cada golpeo empieza y acaba, con una definición impecable y altamente disfrutable. Mientras, por el camino, uno puede degustar la textura natural, prieta y contenida, de cada LFO y del resto de líneas de bajo, en general.

Como he dicho, los Monroe poseen una zona baja cuyo énfasis está en el subgrave, por ello, todo este rango es muy sensorial y se percibe sobremanera. Su color es el adecuado, cada frecuencia suena en su sitio, de manera natural y sin oscuridad; pero con mucha energía. Esto es un aviso a navegantes: la energía ni se crea, ni se destruye. Este nivel de potencia requiere algo más amplificación/volumen. El segundo aviso es tanto subgrave puede empachar a aquellos que no estén preparados. Pero, mientras, yo estoy disfrutando de lo lindo.

 

 

Medios

 

La ganancia de los graves desciende suavemente hacia 1kHz, compensando la sensibilidad del oído humano y respetando su natural percepción. De esta forma, la parte baja de los medios no se muestra muy hundida, tan solo un tanto más alejada. Aunque es cierto que la energía de la zona baja, es tan grande, que la percepción inicial no parece que sea así. Sea como fuere, los Monroe ofrecen, de nuevo, un serio respeto hacia el rango vocal y lo dota de naturalidad, claridad, detalle y cierta chispa. Aunque, quizás, su principal virtud sea la suavidad. De nuevo, y debido a un mayor énfasis de la parte alta de los medios, las voces femeninas destacan sobre las masculinas. Algo similar sucede con la instrumentación que ocupa esta zona, algo típico de ese perfil en U que poseen los Monroe.

Pero si existe algo totalmente característico en la zona media de los DB, es, sin duda, su marcado carácter analógico. Está claro que no suena a disco, sino que ellos desean el alma de las casetes de CrO2. No es un sonido oscuro, pero sí un tanto apagado, nada crispado, pero con todos sus atributos allí, convenientemente suavizados y alargados. Todo ello genera esa calidez bastante especial, que poseen; una afinación que, pienso, ha sido totalmente buscada.

 

 

Agudos

 

La primera sensación que tuve con los Monroe fue que no poseen una afinación habitual, es algo que se percibe también en los agudos. En donde muchos IEMs suben, ellos bajan: los agudos iniciales están ligeramente hundidos. Es posible que por ello, se perciban los medios se esa manera tan particular. Sin embargo, un poco más allá, se produce un pequeño, pero controlado, pico. Se genera así, una sensación de mayor extensión inicial, que además ofrece una sonoridad algo distinta, ligeramente penetrante, que no innatural, tan solo diferente a lo que vengo analizando últimamente. Esta particularidad consigue un nivel de detalle bastante revelador y permite extraer matices diversos a los ofrecidos por otros modelos.

Pero, de todas formas, los agudos son convenientemente moderados y no ofrecen sibilancias, ni ningún rastro punzante. Dentro de ese balance, el único pero, es una ligera sensación de falta de aire, algo que viene siendo bastante habitual en muchos modelos.

 

 

Escena, Separación

 

El carácter analógico de los Monroe vuelve a hacer acto de presencia, ofreciendo una escena muy natural y realista, con bastante profundidad, pero no artificialmente extensa. La imagen se expande agradablemente a lo ancho, alto y profundo, casi de igual forma, consiguiendo una recreación instrumental semi esférica, con un ligero punto de oscuridad, pero descongestionada y abierta. Otra gran virtud es la sorprendente espacialidad y separación del sonido, capaz de proporcionar gran direccionalidad a los pequeños detalles y sutiles matices, pudiéndose ubicar fácilmente cada uno de ellos.

 

 

Comparaciones

 

Anew U1

 

Partiendo ambos, de una curva muy similar hasta los 2kHz, es, desde ahí, cuando las grandes diferencias relucen. Y, además, se perciben claramente. Pero empezando por la zona baja, el duelo se torna bastante duro, ya que ambas zonas están producidas por estupendos drivers dinámicos. Pero los Monroe poseen un driver más y eso se nota en el poder que proporcionan. Así, su bajo goza de mayor profundidad, contundencia y energía, sonando más grande, pero contenido, muy especial. Y no es nada fácil superar en este aspecto a los Anew U1. Pero los bajos de los DB Monroe son tan poderosos, que se notan con el tiempo, llegando a fatigar de manera silenciosa.

En la zona media, los Anew poseen un perfil algo más complicado, mientras que la afinación de los Monroe es prácticamente perfecta para mi gusto personal. De nuevo, el poder que demuestran los Monroe se percibe inaccesible, mostrando una contundencia y rotundidad en su zona media-baja, algo que se percibe en las baterías, en incluso más arriba, con las guitarras. También se perciben las voces masculinas con una complejidad mayor, dotadas de más cuerpo y matices graves. Los U1 poseen una parte media-alta algo desigual, poseen más brillo y eso hace que se muestre algo más sibilantes, las voces se recrean más finas, pero también con más matices. Mientras, los Monroe se mueven en una zona más cálida y más dulce, menos abrupta y también menos alejada, más homogénea y lineal. Los Anew poseen una zona central más alejada en ciertos puntos.

Los agudos en los Anew empiezan altos, pare decaer despacio. Queda claro que en la zona alta se producen varias diferencias, ya que los U1 poseen algo más de extensión y brillo. Los Monroe poseen una curva algo diferente en la parte alta y su incidencia en el resto de sonido lo hace más apacible, dulce, más limado y menos peligroso. Los Anew son algo más punzantes y afilados, pero también dota al sonido de más detalles.

La escena se percibe diferente en ambos. Los Anew tienen un brillo que realza detalles, su claridad es mayor y esto beneficia la escena, dotándola de una sensación de separación más grande. La escena en los Monroe no es reducida, ni mucho menos, goza de muy buena tridimensionalidad, pero la limpieza del sonido de los Anew expande más el sonido.

 

 

Cozoy Hera C103

 

Los Hera son otros IEMs con una curva similar a los Monroe. De nuevo, la zona baja cae de lado de los Monroe, otra vez su potencia y profundidad supera a los Cozoy. La zona baja de los Monroe posee mayor energía, sobre todo en la parte subgrave. Además, el medio-bajo de los Hera suena un punto más coloreado que en los Monroe, percibiéndose más frío y brillante. Dicha parte baja, en ambos IEMs, es bastante descriptiva, bien definida, con textura suave y realista, buena velocidad y timbre natural. Pero los bajos en los Monroe poseen mayor incidencia en el sonido global de los IEMS, para bien y para mal.

En la zona media, los Hera destacan por una elegante limpieza. Pero, de nuevo, el cuerpo se percibe más completo y cercano en los Monroe, produciendo una sensación analógica difícil de superar, donde las voces y los instrumentos llenan toda la escena, agrandando el sonido en mayor medida. Las voces en los Hera suenan empujadas hacia la zona alta, más elevadas, con un cariz ciertamente más frío, pero también se perciben en un plano más cercano. La instrumentación se percibe mejor integrada en los Monroe, mientras que en los Hera, gozan de mejor definición y algo más de aire y detalle.

En la zona alta, los Hera poseen un pico a 5Khz y los Monroe a 6kHz. A primera vista, los Cozoy se perciben más brillantes, mientras que los Monroe tienen ese perfil más cálido, sensual y relajado, por encima incluso, de los Hera. Pese a que la extensión de los agudos es mayor en los Monroe, la enorme energía de su zona baja, afecta globalmente al sonido dificultando su claridad y matices, puntos que los Hera resuelven mejor.

Pese a la limpieza del sonido de los Hera y su buena sensación de detalle, el sonido de los Monroe es más grande, con mayor escena y algo más de separación.

 

 

Conclusión

 

Debauche Bacchus ha creado un primer modelo icónico, claramente conceptual, un homenaje espectacular. Partiendo del embalaje, pasando por la multitud de detalles e imágenes de su contenido, hasta llegar a las cápsulas; nadie puede pasar por alto el gran esfuerzo dedicado en todo este proceso. Pero, al fin y al cabo, el objetivo son los IEMs y su sonido. Y verdaderamente, ambos están a la altura. También cabe destacar, que su perfil trata de huir, aunque sea moderadamente, de la curva Harman, ofreciendo un poderoso sonido en U, bastante balanceado, de claras reminiscencias analógicas, cálido, pero con suficiente luz, meloso pero espacioso. Sin duda, algo diferente, cuya escucha no supone ningún esfuerzo para adaptarse a ellos. Los Monroe son un verdadero homenaje romántico.

 

 

Fuentes Usadas Durante el Análisis

 

  • Burson Audio Playmate
  • Fiio Q1
  • Sabaj DA3
  • F.Audio XS03

 

 

2 comments for “DB Monroe Review

  1. Jordi
    06/08/2019 at 07:26

    Muy buena review como siempre, hace un tiempo que me los estoy mirando y parecen una gran opción dentro de su precio, hay una versión «pro» que supuestamente mejora los medios, no?

    • cqtek
      06/08/2019 at 07:56

      Gracias Jordi.
      Efectivamente, tienes razón. Existe esa nueva versión «Pro» que tiene mejoras en las voces. No tengo más información. Pero, actualmente, esta versión «normal», está muy rebajada respecto la «Pro» y no creo que merezca la pena pagar esa diferencia. Las voces aquí no son malas, en absoluto, lo único que te advierto es acerca del poder del subgrave, tiene mucha energía. Pero creo que se han convertido en mis IEMs para las vacaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up