Smabat ST-10 Review

Sonido Líquido

 

Smabat ST-10 English Review

 

Valoración

 

Construcción y Diseño 90%
Ajuste/Ergonomía 90%
Accesorios 70%
Graves 85%
Medios 90%
Agudos 80%
Separación 84%
Escena 90%
Calidad/Precio 85%

 

Pros

 

  • Sensación sonora similar a la ofrecida por unos IEMs.
  • Perfil equilibrado, cálido y pleno.
  • Diseño.
  • Ergonomía.

 

Contras

 

  • Accesorios: Pocas espumas y bolsa no rígida.
  • Cable puede mejorar

 

Enlace de Compra

 

https://es.aliexpress.com/store/product/Smabat-ST-10-Ear-Hook-Earbud-HIFI-Metal-Earphone-15-4mm-Dynamic-Driver-Smabat-Flagship-Earbud/1825606_32993154088.html

 

Enlace a la Tienda

 

https://es.aliexpress.com/store/1825606?spm=a219c.12010108.pcShopHead_6145747.0

 

Introducción

 

Smabat es una nueva marca de auriculares, pero la verdad es que el diseño de los ST-10 es prácticamente igual a los modelos de Svara. En su web tan solo hay dos modelos: los presentes ST-10 y unos IEMs, los XT-10.

A día de hoy es prácticamente imposible encontrar alguno de los dos modelos de Svara y personalmente siempre los tuve en mi lista de deseos…Pero nunca llegué a comprarlos. Hubo un tiempo que renuncié a este tipo de auriculares, por no poder encontrar un sonido pleno en todo el rango de frecuencias. Realicé muchas compras buscando el earbud adecuado, tanto en forma como en sonido. También es cierto que nunca gasté demasiado dinero en un solo modelo, pero viendo que la mayoría de los modelos más caros usaban cápsulas que ya conocía (MX500 o PK), cuya ergonomía no era la más adecuada para mi anatomía, tampoco seguí adelante. Otros modelos más originales, excedían lo que estaba dispuesto a gastar por unos auriculares que quién sabe si iba a poder extraer todo su potencial.

Pero hace poco he vuelto a entrar en la rueda de los earbuds y, por suerte, he encontrado una mejor manera de poder disfrutarlos. Se trata de girar los earbuds hacia el canal auditivo, en lugar de pegarlo contra la concha. No es una tarea fácil con todos los modelos, pero el cambio es muy grande. Así que vale la pena dedicarle un poco de tiempo a ello. El único punto negativo es que, dependiendo de algunos modelos, el encaje no es muy firme y tan solo me sirve para estar por casa.

Ahora me siento de nuevo con ganas de poder analizar de nuevo este tipo de auriculares. Y dentro de esta nueva ronda, los ST-10 serán los terceros que revise.

 

 

Especificaciones

 

  • Tipo de Drivers: Dinámico 15.4mm Three-layer Diaphragm (PEEK, PU, PEEK Titanium Diaphragm)
  • Respuesta de frecuencia: 10-22000Hz
  • Sensibilidad: 115dB/mW
  • Impedancia: 45Ω
  • Ratio de distorsión: <0.1% @1kHz
  • Conector Jack: 3.5mm
  • Tipo de conexión de la cápsula: MMCX
  • Tamaño del cable: 1.2m

 

 

Presentación y Contenido

 

Los Smabat ST-10 vienen en una caja de dimensiones 161x102x39mm. Es prácticamente negra y su superficie tiene una textura rogusa formada por puntos. Está envuelta en celofán. En el centro, en color dorado, está el logo y la marca. Por detrás, en una pegatina adherida en la parte inferior, están escritas las especificaciones y los datos de la marca.

Tras abrir la caja, se pueden observar las cápsulas embutidas en un molde de espuma negra, que los protege y una bolsa en símil piel, con el logo inscrito en su centro. Tras retirar la bolsa y una placa de espuma, aparecen unas tips de silicona, las tips de espuma y el cable. Una vez retirado el cable, hay un folleto de instrucciones.

Resumiendo, en su interior se encuentra:

 

  • Smabat ST-10
  • 1 par tips de plástico
  • 2 pares de tips de foam
  • 1 Cable
  • Bolsa en símil piel
  • Instrucciones

 

El embalaje es algo diferente a lo clásico en los earbuds, lo típico es una caja semi rígida con cremallera y una bolsa con espumas. Pese a ello, prefiero dicha funda a la bolsa de piel que viene con los Smabat, básicamente porque es más práctica, ya que el nivel de protección es mayor. Por otro lado, es extraño que vengan unas tips de silicona, cuyo uso es bastante poco útil.

 

 

Construcción y Diseño

 

Se podría decir que el diseño de los ST-10 es único, pero no es así, los antiguos modelos Svara eran casi iguales. Los earbuds están formados por dos cápsulas unidas por un eje central relativamente grueso. En la cápsula trasera está la cavidad acústica. En la cápsula frontal se encuentra el driver. Smabat destaca que usan un diafragma de titanio, una cavidad acústica de aluminio en forma de laberinto patentada y un avanzado diseño acústico y ergonómico. Dicho laberinto hace que la zona baja sea de mayor calidad y que los medios y agudos sean más confortables. En esta parte externa, existe un gran puerto de bajos, protegido por una rejilla. Si te tapa, los bajos casi desaparecen. En la cápsula existen unos agujeros que ayudan a que la escena sea más natural y enriquece los detalles. Además, los ST-10 usan conexión MMCX. Así, parece que la revolución de los cables extraíbles ha llegado a los earbuds para quedarse, ya que cada vez son más modelos los que usan este tipo de conexión.

La práctica totalidad de las cápsulas son de aluminio y la única parte visible de plástico, es la corona exterior que une la rejilla metálica por donde sale el sonido, con la cápsula.

La cápsula trasera está cubierta por una pletina verde de aluminio, doblada en forma de U. En la cara exterior está inscrito “smabat” con letras blancas y en el dorso, “ST-10” y un círculo blanco con la letra de cada lado en su interior.

El cable extraíble MMXC está recubierto de tejido trenzado hasta la pieza divisora. Luego, está recubierto de plástico negro, fino y flexible. El conector es un cilindro verde con “smabat” inscrito en blanco. La pieza divisora es otro cilindro con “ST-10” inscrito de igual forma. Existe un anillo plateado para el ajuste bajo la barbilla, pero su orificio interior es muy grande, de manera que los cables se deslizan demasiado fácilmente en su interior. De esta manera, el pasador no cumple su función de manera adecuada. El cable, en su zona cercana a los conectores MMCX, posee un recubrimiento plástico rígido que da forma para su uso sobre oreja.

La construcción y el diseño son notables. Toda pieza en sí posee una forma singular pero muy funcional. La calidad de los acabados y materiales usados es del mismo nivel. El cable es algo más sencillo, la construcción es orrecta, pero el uso de la conexión MMCX permite el uso de cables mejores que el original, así que es muy susceptible a que sea rápidamente reemplazado por otro superior.

En el lado negativo, se han dado casos que el conector MMCX de algunas cápsulas ha dado problemas, ya que tras la desconexión de los cables, las piezas pequeñas internas que conecta con el pin central, han sufrido daños. En mi caso, para realizar esta reseña he usado el cable de original, así que una vez puesto el cable no he vuelto a desconectarlo. Pero parece que solo fueron unidades iniciales, que la propia marca ha ido reponiendo, creando una buena sensación en su servicio postventa.

El driver usado es de 15.4mm, la impedancia es de 45Ω y la sensibilidad es de 115dB. Sobre el papel, la impedancia es media, pero su alta sensibilidad hace que se puedan mover moderadamente bien.

 

 

Ajuste y Ergonomía

 

El diseño es bastante ingenioso para que los ST-10 sean usados con cable extraíble MMCX y sobre oreja, además de preservar una gran comodidad, facilidad de ajuste, sujeción y ergonomía. En este sentido, todo el conjunto se convierte en uno de los mejores earbuds que he probado. Nada más que añadir en este apartado.

 

 

Sonido

 

Perfil

 

Los Smabat ST-10 ofrecen un perfil equilibrado, poseen bastante profundidad, calidez en las voces/medios y un punto de chispa por arriba.

 

 

Graves

 

La zona baja tiene como principal virtud la profundidad por encima de la presencia. Así, el subgrave, se percibe con más facilidad, pero manteniendo el equilibrio respecto al resto de la zona baja y también con el resto del espectro, donde no sobresale en intensidad. El golpeo de los graves es bastante pleno y conjunto, limpio y moderadamente rápido, no enturbia los medios. Su textura es bastante lisa y suave, no se aprecian jorobas destacadas. El resultado es una zona baja muy musical, profunda, agradable, no forzada, bien ejecutada, con una buena dosis de precisión y una cantidad global equilibrada pero claramente identificable. Pero que nadie espere que los bajos de los ST-10 sean prominentes, insisto, buena extensión, buena profundidad, lineal y sin pérdidas, pero equilibrado en ganancia.

 

 

Medios

 

Dependiendo de la fuente los ST-10 pueden ofrecer unos medios con un cierto punto de calidez, sin que se llegue a enturbiar el sonido más de la cuenta. Las voces se mantienen con una buena presencia, sin mostrarse nasales o fangosas, pero sí suaves y agradablemente moduladas hacia el lado dulce. Aunque existe en ellas un punto de chispa brillante, así como en el resto de medios. Un cariz ambivalente que proporciona viveza y profundidad, detalle y amplitud, un destello a media luz. Los medios no se reproducen totalmente limpios, pese al buen nivel de definición y eso es algo bastante común en los earbuds. Sin embargo la tonalidad es bastante natural, tanto en voces como en instrumentos, pese a un leve siseo que no llega a convertirse en sibilancia.

 

 

Agudos

 

Los agudos empiezan escalando hacia un pico, ese chispazo típico en muchos earbuds, que luego su particular forma acaba por moldear o ensalzar. En este caso, dicho ligero fogonazo sacude bastante libre. Más allá, todo vuelve a su cauce, pero aun dando un ligero repunte en el límite audible para algunos. La traducción directa es clara, estos primeros agudos son vivos, marcados y hasta vibrantes, más afilados que suaves. Su incidencia en los medios se traduce, como antes dije, en un siseo, más que en una sibilancia. Pero puede ser limado usando alguna combinación de espumas completas. En este caso, prefiero “sufrir” las consecuencias de las espumas tipo donut que perder ese punto de aire y definición que aportan los agudos al conjunto.

 

 

Escena, Separación

 

Los ST-10 desprenden una agradable sensación de profundidad, proporcionando una escena ovalada, algo menor en achura, pero con una buena dosis de altura. La sensación de tridimensionalidad se refuerza con el mayor alcance de los subgraves avalado por su diseño. La recreación instrumental es detallada, tiene buena separación, pero existe una pátina musgosa que cohesiona el sonido, que además le da una elasticidad suficiente para que éste fluya sin desperdigarse, guiado a la melodía, sin exabruptos, suave pero vivo en los extremos próximos. Esa sensación provoca que estos earbuds puedan llegar a proporcionar un sonido con una plenitud cercana al nivel que proporcionan los IEMs.

 

 

Comparaciones

 

Ourart Ti7

 

Los Ti7 son tan o más particulares en diseño que los ST-10 y tienen en común que ambos tienen hermanos gemelos en forma. En sonido quizás tengan cierta similitud en la presentación del mismo, porque ambos apuestan por el equilibrio, mostrándose más neutros los Ti7. Mientras, los ST-10 son más compensados y se extienden más en los extremos, ofreciendo mayor presencia de grave y, sobre todo, de subgrave. En agudos también aportan más brillo, chispa y brío, siendo los Ti7 más comedidos. Pero los Ti7 son intratables en la zona central, no hay nada que los pueda oscurecer: poseen mayor claridad, un sonido más detallado incluso, ganando también en micro detalle y definición, mostrando un perfil más analítico, frente a la calidez y profundidad de los ST-10. La escena es más ancha en los Ti7 pero más plana, mientras que los ST-10 hacen gala de su mayor profundidad para recrear una escena ovalada y diversa.

 

 

Ty hi-z HP-150s MKII

 

Los Ty son unos clásicos earbuds de cápsula MX500 y 150Ω de impedancia. Por supuesto, piden más energía para ser movidos. La clásica cápsula ofrece mayor pegada en bajos y en el caso de los HP-150s, ésta destruye en presencia a los ST-10, incluso en profundidad y subgrave. Sin embargo los Smabat ofrecen una respuesta en graves con mejor textura, color y definición, sonando más dinámicos frente al sonido más hinchado y lento de su zona baja de los Ty. En medios, los hi-z son una montaña rusa, tal y como se ve en su gráfica, se sienten de igual forma: se alternan sonidos próximos con otros más lejanos, presentando oquedades, unos medios desiguales y a veces incoherentes. Sin embargo con los ST-10 ocurre lo contrario, los medios siguen guiados por ese hilo invisible que los unifican con el resto de frecuencias, haciendo gala de su buen equilibrio tonal, sin perder ese cariz cálido. La zona alta de los ST-10 es más descarada y chispeante que en los Ty, ofreciendo más brillo, luz y aire. Los HP-150s poseen unos agudos que se sienten limitados y alisados casi de una manera forzada, contribuyendo a desnaturalizar todavía más el sonido.

La escena en los Ty va en consecuencia a su sonido, cierta profundidad gracias a su zona baja y anchura media, pero con un escenario reducido, más estrecho y frontal, con una sensación de lejanía en algunos pasajes musicales, que contribuyen negativamente a construir un escenario realista. En los ST-10 nada de esto sucede, pudiendo uno adentrarse entre la escena y recorrerla en profundidad y en anchura, distinguiendo detalles y distintos puntos de vista.

 

 

Conclusión

 

Los Smabat ST-10, ¡por fin! Son unos earbuds con alma de IEMs. Seguro que es una afirmación muy personal, quizás inexperta, debido a que no poseo earbuds de alta gama. Pero esto aún le da más valor a la relación calidad/precio de los ST-10. Estos verdes han conseguido que tenga una sensación musical bastante plena e inmersiva, conjugando una zona baja contenida, profunda, pero muy descriptiva, unos medios dulces y cálidos, presentes y coherentes y unos agudos chispeantes y vívidos. Pero los ST-10 no son solo una suma de bandas de frecuencias, sino que poseen un diseño que, aunque ya visto, revela un verdadero potencial diferencial con el resto de manidas cápsulas de plástico, que tanto abundan en los earbuds. Y, de nuevo, este atrevimiento en sus formas, se traduce en un salto cualitativo que contribuye a generar un sonido lleno de matices, formas y tridimensionalidad, que fluye como líquido en una escena realista y transitable.

 

 

Fuentes Usadas Durante el Análisis

 

  • Burson Audio Playmate
  • F.Audio S1
  • QNGEE X2
  • Zishan Z2-Z3

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up