ISN Rambo Review

Nunca Rambo Fue Tan Dulce

 

ISN Rambo English Review

 

Valoración

 

Construcción y Diseño 75%
Ajuste/Ergonomía 85%
Accesorios 70%
Graves 75%
Medios 85%
Agudos 75%
Separación 80%
Escena 80%
Calidad/Precio 85%

 

Pros

 

  • Gran balance entre driver y cápsula.
  • Sonido equilibrado y natural.
  • Comodidad.
  • Cable, clavija.
  • Caja de transporte.

 

Contras

 

  • Zona grave limitada en extensión y cantidad.
  • Cierta falta de profundidad.

 

Enlace de Compra

 

https://penonaudio.com/isn-audio-rambo.html

 

Enlace a la Tienda

 

https://penonaudio.com

 

Introducción

 

De nuevo otro modelo de la marca ISN Audio. En esta ocasión se trata de unos earbuds, de nombre controvertido: Rambo. Lo mínimo que se puede esperar con un nombre tan combativo es batalla, guerra…Pero realmente estos earbuds son totalmente inofensivos, no hay nada que produzca ni un ápice de agresividad en ellos, ni en su diseño ni en su sonido. Para esta ocasión, ISN ha optado por montar una de las cápsulas clásicas, pero más cómodas del mercado, las de tipo PK. Mi experiencia me dice que muchos de los earbuds que poseo con este tipo de cápsula tienen una tendencia a ofrecer un sonido similar: un realce en la zona media, desde los 250Hz hasta más allá de 1kHz, con un predominio de las voces masculinas; unos bajos suaves y poco prominentes y unos agudos chispeantes. También es cierto que el resto de mis earbuds de este tipo son más baratos. Así, hay que ver qué pueden ofrecer Ios Rambo, cuyo precio se sitúa sobre los 65$.

 

 

Especificaciones

 

  • Marca: ISN Audio
  • Modelo: Rambo
  • Tipo de Drivers: Dinámico 14.8mm
  • Respuesta de frecuencia:
  • Sensibilidad: 115dB
  • Impedancia: 32Ω
  • Conector Jack: Recto 3.5mm, chapado en oro.
  • Cable: 4 hilos de 1.2m

 

 

Presentación y Contenido

 

Los Rambo vienen en una caja exactamente igual que el cable C16, sellada en plástico transparente, de dimensiones 122x78x38mm. En este caso, la caja no posee ninguna transparencia. En su parte superior hay una pegatina de fondo negro con el logo y la marca en la parte de arriba. En el centro, con unas llamativas letras rojas, cuya fuente que simula la escritura manual, el nombre del modelo: Rambo. Abajo, una foto realista de los earbuds y el cable.

Tras abrir la caja tan solo se encuentra una caja negra y rígida, con cremallera, muy apropiada para su conservación y transporte. En su interior hay una bolsa zip con 6 pares de espumas completas, de color negro. Una pinza para la ropa, un pequeño mosquetón de color violeta y, por último, otra bolsa zip que contiene los earbuds. El cable de los Rambo viene recogido con una cinta de velcro.

El embalaje es totalmente funcional, simple, sin alardes ni lujos. Pero trae todo lo necesario, excepto espumas tipo donut.

 

 

Construcción y Diseño

 

Describir un earbud que usa una cápsula tan clásica como la PK tiene poca historia, tan solo se resume en destacar los detalles. Y en realidad, estas cápsulas ofrecen varios. El primer detalle está en la tapa que encierra el driver. Normalmente suele tener un perfil más fino y redondeado, en este caso es ancho y plano. El segundo detalle se encuentra en las aperturas horizontales traseras: existen dos muescas, pero tan solo la superior está abierta, la inferior está sellada.

Yo poseo una particular teoría (aunque posiblemente más de uno también lo habrá pensado): creo que existe una relación entre el sonido/perfil de los earbuds, dependiendo del tipo de cápsula usado. La cápsula PK posee algunas limitaciones. Empezando por el diámetro, que restringe el uso de drivers mayores. También existe un límite en la profundidad, quizás este motivo tenga que ver con que la tapa de los Rambo sea más ancha, para así ganar algo más en este sentido. Al final, todos estos detalles influyen en el sonido final.

Por último está el cable. La primera impresión que proporciona es que es algo fino y delicado. Está formado por cuatro hilos trenzados, de pequeño grosor, recubierto de plástico transparente, que deja ver un material plateado oscuro. Pero a la postre el cable es muy ligero y manejable, tiene muy poca tendencia a liarse y no ofrece microfonía alguna. Por otro lado están las partes metálicas. Tanto la clavija como la pieza divisora son dos cilindros casi idénticos, negros, con un doble aro de muescas, que facilitan sobremanera su ergonomía y manejo. La clavija posee una pieza gruesa de plástico, que protege la unión del cable. En ella está escrito el nombre de la marca. El conector es Jack de 3.5mm chapado en oro. En la pieza divisora está escrito el nombre del modelo. Por último, el cable posee una pequeña esfera con un agujero pasante, que sirve para ajustar el cable bajo la barbilla.

A mi juicio el cable es casi perfecto para estos earbuds, no pesa, no se lía, es altamente flexible, los conectores son cómodos, de gran calidad y ergonomía. Además, trae pieza de ajuste. Todo lo que suelo pedir.

 

 

Ajuste y Ergonomía

 

La cápsula PK es una de mis cápsulas preferidas en cuanto a ajuste y ergonomía, su pequeño diámetro y su fina espiga representan un logro en el diseño, entre el minimalismo, la simplicidad y la practicidad. En este caso, el detalle que antes he comentado, sobre el grosor de la tapa, es lo único que podría ser susceptible a limitar la comodidad de dichas cápsulas.

Otro punto que facilita la comodidad es el cable. En este caso, el hecho que esté formado por cuatro hilos finos y trenzados es una ventaja, porque no se lía, no tiene nada de rigidez, es altamente manejable, se recoge con suma facilidad. Además, todas las piezas metálicas que lo componen no hacen más que facilitar cualquier tarea. El diseño de la clavija, la pieza divisora y la esfera de ajuste forman un conjunto excelente.

 

 

Sonido

 

Perfil

 

Los ISN Rambo son unos earbuds cálidos, pero balanceados. Poseen una zona baja más bien neutra, unos medios con buen equilibrio y una buena chispa de brillo por arriba.

 

 

 

Graves

 

La zona baja en los earbuds con cápsula PK siempre los he encontrado conflictivos. Pero los Rambo resuelven la papeleta mejor que el resto. El subgrave por debajo de 40Hz es ligero, proporcionando una profundidad moderadamente limitada. A partir de ahí su presencia mejora y se eleva, pero para mantenerse en un punto bastante contenido. El golpeo del medio grave goza de una contundencia suave y decae con moderación. Su textura es lisa y la definición no está muy acentuada. Globalmente, la presencia de la zona se mantiene un punto por debajo del resto de rangos. Como resultado, la zona baja es, en conjunto, equilibrada. Sin embargo, los Rambo poseen un cierto cariz cálido, con una pizca de oscuridad.

 

 

Medios

 

Aquí la cosa cambia. Los ISN tienen los mejores medios de todos los earbuds PK que he escuchado. La tendencia con esta cápsula es obtener un rango de 200Hz hasta 1kHz bastante pronunciado y presente. Los Rambo consiguen invertir esta particularidad y su curva desciende desde los 300Hz, permitiendo compensar el efecto en los medios de la cápsula, aligerando la respuesta en esa zona. Esta es una sabia elección, porque se evitan algunas peculiaridades negativas, como la sobre presencia de las voces masculinas, con su consecuente gran dosis de fangosidad, sonido nasal e incluso metálico. Nada de esto se percibe aquí. Los Rambo poseen un rango vocal muy equilibrado entre voces masculinas y femeninas, sin que predomine una sobre la otra. Además, la naturalidad mejora enormemente, ofreciendo una textura muy balanceada, que conjuga calidez y cierta oscuridad, con una ligera chispa brillante, que aporta claridad, detalle, separación, espacio y aire, pero sin aportar sibilancia alguna.

Es cierto que las voces se sitúan en un plano más cercano que el resto de instrumentos, lo cual lo hacen muy adecuados para géneros con predominio vocal y pocos instrumentos. Pero el resto de elementos igualmente gozan de todas las virtudes que poseen las voces, pero con un punto de alejamiento. Así, son igualmente una delicia para rock o pop.

 

 

Agudos

 

La zona alta tiene el típico fogonazo de los PK, pero se produce antes y es más estrecho. Así su incidencia se nota algo diferente pero de manera beneficiosa. El brillo se observa, se nota y se percibe de una manera bastante completa, pero ancho, extendido y no muy afilado, libre de fatiga. Ofrece una buena dosis de aire, buen nivel de detalle y aporta buena claridad y separación al sonido.

 

 

Escena, Separación

 

Los ISN Rambo poseen una escena bastante ancha para unos earbuds. La sensación de tridimensionalidad queda limitada por esa cierta falta de profundidad, pero aun así ofrecen una buena sensación de recreación esférica y bastante cenital. El posicionamiento es bueno, pero con un predominio más cercano de las voces sobre el resto de sonidos. El nivel de separación es apreciable, dentro de los parámetros de naturalidad y equilibrio que caracterizan a estos earbuds, sin resultar ni excesivo, ni irreal.

 

 

Comparaciones

 

DQSM Z & W Panda PK2s

 

La comparación es necesaria, por lo popular que son los Panda, pero no están al mismo nivel. Los Panda poseen ese sonido sobre enfatizado en la parte baja de los medios, que caracteriza a algunos modelos con cápsula PK. Suenan claramente fangosos, congestionados, apagados, nasales, faltos de naturalidad. Además, en este caso, los Panda poseen unos agudos muy limados y menos extensión, que también favorece a enturbiar sobremanera el sonido en esa zona media y a apagar más su perfil.

A nivel de escena, separación, recreación instrumental, tridimensionalidad, etc…las diferencias son igual de grandes. Y es cierto que los Panda cuestan una tercera parte que los Rambo, pero en este caso la diferencia de precio queda totalmente justificada.

 

 

Ourart Ti7

 

Los Ourart Ti7 sí que son un digno rival para los Rambo. Aunque en la zona baja los Ti7 poseen claramente menos presencia global, el impacto del grave es más rápido, seco y contenido. Los Rambo ofrecen un zona más completa, con mayor cuerpo, pegada e incidencia en el resto del sonido. En los Ouart, la ausencia global de la zona baja, libera el sonido, pero según con que géneros y/o canciones, queda algo huérfano.

En la zona media las diferencias se mantienen, los Rambo poseen un perfil más cálido, dulce, natural, más compacto y homogéneo. Mientras, los Ti7 son más fríos, analíticos y, aunque las gráficas no lo reflejen, su sonido es más brillante, de mayor resolución, limpieza y separación. La presencia de las voces es similar en ambos y los dos les confieren especial atención y énfasis, pero cada uno las enfoca desde su perfil.

Los agudos se sienten más presentes en general, en los Ti7, aunque localmente, los Rambo ofrecen un golpe más crujiente en la zona baja de los agudos.

En cuanto a separación, la mayor apertura, claridad, aire, definición y resolución de los Ti7 queda por encima de los Rambo. La escena se siente más grande también en los Ti7, mientras que los Rambo ofrecen un conjunto más íntimo y compacto, no tan etéreo ni abierto, pero también más realista y natural.

En definitiva, los Rambo poseen un perfil más cálido, analógico, compacto, equilibrado y natural, frente al perfil frío, analítico, brillante, etéreo y abierto de los Ti7. Son dos perfiles más bien complementarios que opuestos.

 

 

Conclusión

 

Los ISN Rambo son un caramelo dentro de una cápsula PK. Inteligentemente tuneados para conjugar las características sónicas de dicha envoltura, con un driver diseñado al uso, obteniendo la mejor sinergia para ofrecer un sonido natural, orgánico, analógico, equilibrado en bajos, con grandes voces y una sabia dosis de brillo. Un hombre encantador, este Rambo.

 

 

Fuentes Usadas Durante el Análisis

 

  • Burson Audio Playmate
  • Xduoo X3II
  • F.Audio S1

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up