Cozoy Hera C103 Review

Recordando A Un Clásico

 

Cozoy Hera C103 English Review

 

Valoración

 

Construcción y Diseño 70%
Ajuste/Ergonomía 85%
Accesorios 70%
Graves 80%
Medios 80%
Agudos 70%
Separación 75%
Escena 80%
Calidad/Precio 75%

 

Pros

 

  • Sub grave
  • Profundidad.
  • Recreación sonora
  • Sonido dulce, calmado y natural

 

Contras

 

  • Cable, es fijo y rígido.
  • Poca extensión en los agudos.

 

Enlace de Compra

 

https://penonaudio.com/cozoy-hera-c103.html

 

Enlace a la Tienda

 

https://penonaudio.com/

 

Introducción

 

Los Cozoy Hera C103 son los primeros IEMs de una marca creada en 2014, que hasta ahora diseñaba DAC/Amps. Siguiendo la propia filosofía, han sido fabricados en metal, partiendo de un diseño simple tipo balístico, con algunos toques personales en su parte trasera. Han puesto especial cuidado en el diseño interno de la cámara acústica, para contribuir a reproducir un sonido natural e inmersivo, que consiga extender tanto las bajas, como las altas frecuencias, reduciendo al mínimo las indeseadas resonancias. El driver utilizado es dinámico, construido con una membrana de doble capa de alta sensibilidad y ultra banda ancha.

 

 

Especificaciones

 

  • Tipo de Drivers: Dinámico de 9.2mm de diámetro.
  • Respuesta de frecuencia: 10Hz – 20kHz
  • Sensibilidad: 103±3dB @1kHz 0.126v
  • Impedancia: 32Ω ± 15%
  • Potencia nominal: 2mW
  • Conector Jack: Recto 3.5mm chapado en oro
  • Cable: Fijo, de longitud 1.2m.

 

 

Presentación y Contenido

 

Los Hera C103 vienen en una caja de tamaño mediano, prácticamente cuadrada y blanca, de dimensiones 174x184x62mm. El diseño exterior es simple y limpio como los propios IEMs. La caja posee una funda de cartón exterior, en cuya parte frontal hay una foto de los IEMs, el nombre de la marca, su lema y el modelo. En la parte trasera, hay un recuadro donde se dan detalles sobre el diseño, el material usado y el cable. En la parte inferior de dicha cara posterior, sobre un fondo rojo, están escritas las especificaciones. También hay unas pequeñas fotos con los accesorios.

Una vez retirado el cartón exterior, se descubre una caja negra, con el nombre de la marca únicamente en el frontal. La caja se abre como un cofre y en su interior todos los moldes de espuma están recubiertos de un tejido aterciopelado. En la parte de la tapa se vuelve a mostrar la marca, además de la dirección web. En la parte de la base, los IEMs están encajados en el molde, así como una caja rígida de recubierta de piel. Dicha funda tiene forma de petaca chata, con el nombre de la marca inscrita en la parte frontal. Es bastante rígida, se abre también como un cofre y su cierre es magnético. Dentro de ella hay una bolsita zip con tres pares de tips, dos son de silicona negra, de tamaño pequeño y grande. El otro par es de foam azul. El tercer par de tips de silicona, de tamaño mediano, viene encajado en los IEMs. Las tips poseen un canal interior ancho.

El embalaje es grande para lo que trae, 4 pares de tips es lo mínimo exigible. Se agradece la bella caja de transporte, fabricada en piel, tanto externa como internamente. Pero a la hora de la verdad, resulta poco práctica para su uso, ya que ocupa más espacio que otras más clásicas y simples. Además, guardar los IEMs, debido a la cierta rigidez del cable, no es tarea rápida. Se echa de menos una cinta de velcro para recoger el cable y facilitar dicha tarea.

 

 

Construcción y Diseño

 

El diseño de los IEMs es la clásica forma balística, pero con un corte en L en parte trasera. Dicha parte está acabada en rojo con patrones artísticos. Están construidos en metal ligero, finamente pulido. Como he escrito en la presentación, la cámara acústica se ha diseñado especialmente para incrementar la calidad de la reflexión interna y contribuir a generar un sonido más brillante y natural.

El cable es de aleación de plata y cobre de alta pureza, libre de oxígeno, reforzado con fibra de Kevlar. Es fijo, posee cierta rigidez y es propenso a coger forma.

Todas las partes del cable son metálicas, de la misma calidad y material que las cápsulas. El conector es recto, pequeño, pero con un diseño ergonómico que mejora el agarre del mismo. La pieza divisora es similar y existe una pieza cónica para ajustar los cables bajo la barbilla.

Las cápsulas carecen de marca indicadora del canal. Están en el cable, en la cubierta de plástico que protege la conexión con ellas. Las letras R y L están inscritas en dicha funda, de manera muy sutil y poco perceptible. En el lado izquierdo, al otro extremo donde está la letra L, existe una protuberancia, para contribuir a la distinción de cada canal.

 

 

Ajuste y Ergonomía

 

El ajuste es libre y simple, no exige ninguna dificultad y, con las tips adecuadas, la sujeción es firme, no se mueve ni se cae. La forma lisa y pulida favorece la comodidad. La inserción puede variar dependiendo de las tips usadas, ya que es posible el uso de tips de doble o triple brida. En mi caso, para la presente review, he usado tips de doble brida, porque consigo una inserción algo más profunda y así, un sonido más cercano, pleno y detallado.

 

 

Sonido

 

Perfil

 

El perfil es equilibrado con un ligero énfasis en la zona subgrave. Así, el resultado tiene un punto de calidez, pero sin ser demasiado oscuro, aunque los agudos son suaves y comedidos.

 

 

Graves

 

La zona baja se caracteriza por el claro énfasis del subgrave, lo que otorga una notable profundidad al sonido. La zona media del rango no posee ninguna joroba, sino que desciende suavemente hasta los 200Hz. De esta forma, los Hera carecen de un golpeo pronunciado en los graves, sino que su respuesta es más contenida y abisal. Contenida, porque otra buena característica es la rapidez, sorprende el buen control que consigue Cozoy con estos IEMs. Esta virtud también se aprecia en la reverberación de los graves, que es poco perceptible, prueba del buen trabajo del diseño interno de las cápsulas. El conjunto se remata con una ejecución seca, compacta, con un buen grado de precisión, detalle y una textura bastante natural, pudiéndose apreciar una notable estratificación de las frecuencias y una clara diferenciación entre las bases y las voces, sin que exista intromisión ni entubación en ellas.

 

 

Medios

 

Los medios destacan en su zona baja por su pronunciada linealidad, casi planos desde los 200Hz hasta los 1500Hz. Así, las voces, tanto masculinas como femeninas, gozan de una notable presencia, gracias también a que la zona baja no posee una ganancia mucho mayor sobre los medios, sino que predomina el equilibrio. Por tanto, no existe ningún hundimiento ni alejamiento pronunciado, ni en las voces, ni en los medios, percibiéndose el conjunto como un bloque bastante frontal, aunque no se destaca sobre los bajos. Pero la gran virtud de la zona media, aparte del buen balance con los graves, es su falta de velo, la ausencia de fangosidad o cualquier tipo de sensación de sonido nasal o enlatado. Todo lo contrario, el rango vocal suena muy natural, presente en su justa medida, exento de sibilancias, con un timbre muy real y armonioso, notablemente dulce, suave y con una buena dosis de calidez. La claridad y separación es buena, pero no excelente, los Hera no son unos IEMs analíticos, aunque la resolución y el detalle son buenos, el refinamiento muy adecuado, el sonido vira hacia un cariz netamente más meloso y relajado que afilado.

Por último, existe un ligero énfasis alrededor de los 2kHz, culpable de cierta chispa y destello en la zona alta de los medios, que beneficia al conjunto, proporcionando al sonido viveza, dinámica y un empuje al detalle y la definición de la zona.

 

 

Agudos

 

Los agudos bajos comienzan con un suave pico comprendido entre los 5kHz y 6kHz, pero sin exceder el equilibrio general de todo el rango de frecuencias. Luego la caída es acusada. El resultado es que los agudos no gozan de una especial resolución ni extensión, sino que son bastante comedidos y totalmente libres de picos, filos penetrantes y sibilancias. Pero se echa en falta algo más de extensión, claridad, mayor definición y aire, sin que ello signifique el sonido sea oscuro y romo.

En resumen, la zona alta de los Hera quizás sea la menos equilibrada debido a su recorte en extensión.

 

 

Escena, Separación

 

Pese a la limitada zona alta de estos Cozoy, su extensión en el otro extremo es de notable alto y compensa cierta falta de resolución, con una gran capacidad de profundidad. El buen equilibrio se nota también en la disposición espacial, resultando sencilla la ubicación mental de los instrumentos y su situación sobre un escenario, que se percibe semicircular, con buena distancia en la distribución. Gracias a esta sensación de espacio, el sonido se siente claro, sin que la definición ni el detalle destaque sobradamente.

Los Cozoy Hera C103 tienen una virtud especial en el aspecto de la recreación sonora, pese a su cierta falta de extensión en los agudos, consiguen destacar en este apartado gracias al resto de características técnicas, logrando generar una escena moderadamente grande, con una distribución realista y natural, bien proporcionada, con notable profundidad y una altura más que adecuada.

 

 

Comparaciones

 

Dunu DN-1000

 

El primer IEM que me vino a la mente tras probar los Hera C103 fueron los clásicos Dunu DN-1000. Sus FR se parecen mucho. Los Dunu poseen más presencia global en la zona baja, ofreciendo más punch en el medio grave, un sonido más bassy y cálido en general. Pero su definición ahí no es tan apreciable como en los Cozoy, llegando a sonar más gruesos. Las voces en los DN-1000 se sienten algo más congestionadas, retrasadas, con cierta oscuridad, debido a una mayor densidad en todo el rango medio y al mayor énfasis en los graves. Los Cozoy suenan más limpios y claros en esa zona, liberados en comparación, más abiertos y espaciados, haciendo gala de su mayor profundidad, separación y escena. La zona alta de ambos esta limada, pero la extensión es mayor en los Dunu, aunque el sonido es algo más nítido, con un punto de mayor brillantez y mejor definido en los Hera.

Los Cozoy Hera, para tener un solo driver dinámico, parecen una evolución en sonido respecto a los Dunu DN-1000, mejoran en resolución, en balance y equilibrio. Además, son más cómodos, ligeros y ergonómicos. Incluso el cable es mejor, más resistente, pese a que es igualmente fijo.

 

 

1More Triple Driver

 

Otros IEMs con un sonido cálido y con agudos contenidos son los 1More Triple Driver. En este caso los 1More son más cálidos aun, más oscuros, con menos detalle, menos brillo y con un sonido más denso y menos refinado. En la zona baja los 1More se destacan por tener un medio grave más pronunciado, pero sensiblemente menos subgrave que los Hera. Así, no llegan al nivel de profundidad que ofrecen los Cozoy. Tanto en la zona baja como en los medios bajos, los 1More ofrecen un sonido más congestionado y difuso. Los C103 sin embargo, poseen mayor claridad y una limpieza que los diferencia para bien. Las voces tienen también mayor definición, más presencia, claridad, timbre y mejor resolución que los Triple Driver, que suenan más alejadas, oscuras y romas. En el resto de la zona media los Hera poseen las mismas virtudes sobre los 1More, sobre todo una mayor definición, un sonido más analítico que los demasiado suaves 1More, con mayor predominio de la distancia y separación instrumental, mejor detalle y micro detalle, un sonido más refinado, claro y de mejor resolución.

La zona alta empieza muy contenida en los 1More y eso se nota bastante en la firma del sonido, que adolece de chispa y brillo. Los Hera poseen un ligero pico en los primeros agudos que favorece la claridad, el detalle y aporta al sonido una capacidad de resolución y luz que los Triple Driver carecen. Además, le proporciona un mejor balance, equilibrio y naturalidad a la globalidad del conjunto.

Los 1More poseen una escena más congestionada y densa. Los Hera hacen gala de su mayor separación y resolución para ganar claramente la partida en este aspecto, tanto en anchura como en altura y ubicación instrumental.

 

 

Ikko OH1

 

Otros IEMs cuya FR es muy similar, sobre todo desde la zona baja hasta la zona central, son los Ikko OH1. Ambos IEMs tienen una zona baja bastante profunda y una respuesta y comportamiento similar en este rango. Los Hera poseen una pizca de más subgrave mientras que los Ikko algo más de acento del medio grave en adelante. Aun así, el timbre de la zona baja no es igual en ambos, sino que el perfil analítico de los Ikko y la calidez de los Hera dejan su clara huella en él.

Pero las verdaderas diferencias se encuentran en la zona central. Aquí los Ikko son los verdaderos protagonistas, primero, porque ofrecen un obvio énfasis en la zona media alta, dicha característica repercute sobremanera en su perfil. Su sonido parece más frontal, comparativamente más agresivo y frío que el de los más relajados y cálidos Hera. Los OH1 ofrecen un sonido más analítico y fino, con mayor acento en el detalle y la resolución. Dicho cariz también puede provocar que suene más penetrante y, con el tiempo y según las grabaciones, más desapacible. Los Hera suenan bastante más relajados en esta zona, ofreciendo una suavidad más natural, agradable y más adecuada para largas escuchas.

La presencia de las voces es similar en ambas, aunque suenan más cercanas y frontales en los Ikko, pero el enfoque es diferente, cálido y meloso en los Hera, frío y analítico en los OH1.

En el rango alto, los Ikko predominan ofreciendo mayor presencia y extensión. Los agudos son más afilados, penetrantes y crujientes en los OH1. Los Hera poseen un buen equilibrio en la zona baja de los agudos, pero después la presencia decae comparativamente respecto a los Ikko.

La claridad de los Ikko sobre los Hera es obvia, el nivel de detalle es superior, así como su resolución. Pero esto no consigue que su escena sea mayor a la de los Hera. El sonido más frontal y explícito de los OH1 le resta cierta profundidad y su escena no se ensancha tanto como la de los Cozoy, cuya separación se basa más en crear una mayor distancia instrumental, que no en una separación de los detalles.

 

 

Conclusión

 

Los Cozoy Hera C103 tienen una clara tendencia a convertirse en un clásico, la forma, el diseño, la construcción, los materiales usados, el driver dinámico, el sonido casi analógico, incluso el cable fijo…aportan ese aire añejo. Pero realmente es un clásico renovado, un buen ejemplo de sonido equilibrado y dulce, que se forja conjugando la excelencia del driver usado y el diseño de su cámara acústica. Entre sus virtudes, destacan su naturalidad, suavidad, su balance cálido y su notable escena. Pero ser tan clásico conlleva alguna pega, el uso de un cable fijo no es una tendencia actual y la limitación en la zona alta produce una sensación de sonido lejos de la moda Hi-Res.

Pero nada de esto debe empañar un buen comienzo de la marca Cozoy en su primera incursión en el mundo de los IEMs, porque, sin duda, es un buen clásico que nunca falla.

 

 

Fuentes Usadas Durante el Análisis

 

  • Burson Playmate
  • F.Audio S1
  • xDuoo X3II

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up