ISN C16 Review

Una Serpiente de Cobre

 

ISN C16 English Review

 

Pros

 

  • Construcción.
  • Sonido más transparente, nítido y claro, bajos más profundos, agudos más extensos, mejor detalle.

 

Contras

 

  • Peso.
  • Pines algo cortos.
  • Si su uso es sobre oreja, puede llegar a molestar con el paso del tiempo, al no poseer recubrimiento ergonómico protector.

 

Enlace de Compra

 

https://penonaudio.com/isn-c16.html

 

Enlace a la Tienda

 

https://penonaudio.com

 

 

Introducción

 

Uno de los componentes más necesarios dentro del audio, son los cables. Cada vez la tecnología intenta mejorar para evitarlos. Pero actualmente, el cable todavía está asociado a la mejor calidad de audio. Aunque, desde siempre, ha sido protagonista, ya sea como elemento básico o como parte de esoterismos audiófilos.

La función del cable es simple y por todos conocida: es el medio por el que fluye la señal de audio, que al fin y al cabo, no deja de ser corriente. Así, la principal virtud de un buen cable, debe ser la conductividad, o mejor dicho, su impedancia debe ser mínima. En el caso concreto del audio, dicha impedancia debe ser mínima e igual, en todo el todo el rango de frecuencia de la señal de audio.

Todas estas especificaciones deberían ser fácilmente medibles y su influencia en la señal claramente demostrable, usando los equipos de medida adecuados.

Mis sistemas de medida son muy limitados y, quizás, inexactos. El más inexacto de todos es el oído. Primero, porque es un sentido totalmente subjetivo, que además puede estar influenciado por factores ajenos al sonido final. Segundo, porque las sensaciones auditivas son casi imposibles de medir. Entonces ¿Cómo puedo determinar si este cable es mejor que otro? Pues, divide y vencerás.

El cable se debe valorar primero, por su construcción y propiedades físicas. Después, por sus especificaciones eléctricas. Por último, se debe valorar su influencia en el sonido.

Pero ¿cuáles son los motivos para cambiar el cable de unos IEMs? Un motivo puede ser que el cable de serie sea rígido, incomodo. Otro, simplemente por estética. A veces se cambia el cable para mejorar la conectividad, una clavija mejor, con mejor agarre, unos pines que provoquen una conexión más firme…Y, finalmente, para mejorar el sonido, ya sea porque el cable serie sea malo o porque el cable no esté a la altura de los IEMs.

En mi caso particular, he usado el ISN C16 para reemplazar el cable de los LZ A6mini, debido a que el cable de serie es rígido e incómodo de manejar. Veremos, a continuación, si el sonido también mejora el sonido.

 

 

Especificaciones

 

  • Marca: ISN Audio
  • Modelo: C16
  • Material: Cobre monocristalino
  • Número de núcleos: 16 núcleos, cada núcleo está formado por 19 hilos de cobre monocristalino. Conector: MMCX/2pin 0.78mm
  • Clavija: 3.5mm audio/2.5mm balanceada, chapada en oro.
  • Longitud del cable: 1.2M
  • Impedancia Medida: 0.4Ω

 

 

Presentación y Contenido

 

El cable viene en una caja sellada en plástico transparente, de dimensiones 122x78x38mm. En su parte anterior es transparente, permitiendo ver la clavija, los dos conectores y el cable. Tanto la clavija como los conectores, se encuentran embutidos en un bloque de espuma muy espesa y compacta.

En la parte posterior de la caja viene una pegatina negra, donde se encuentra el nombre del modelo, las especificaciones y una descripción de las virtudes del cable.

En el interior de la caja simplemente está el cable.

El embalaje es simple y efectivo. No trae caja ni bolsa de transporte. Tampoco viene ninguna cinta de velcro para recogerlo.

 

 

Construcción y Diseño

 

En la parte trasera de la caja, se puede leer, literalmente: Cobre monocristalino de alta pureza, de cuerpo suave y resistente. La estructura de los conectores es excelente y protege eficazmente las interferencias externas, ayudando a reducir la distorsión del sonido del conductor interno y el efecto de auscultación. La resistencia del producto ha mejorado considerablemente.

Como ya he indicado en las especificaciones, el ISN C16 es un cable de 16 núcleos, cada núcleo está formado por 19 hilos de cobre monocristalino. El resultado es un cable totalmente sobredimensionado, grueso y con un peso claramente perceptible. En mi caso, el modelo descrito tiene una clavija de 3.5mm, totalmente chapada en oro. Los conectores son de dos pines, de 0.78 mm, también chapados en oro. La funda de la clavija es también gruesa, cilíndrica, lleva inscritas las letras de la marca en una parte cuya superficie es lisa. En la parte más alejada de la clavija, separada por una hendidura azul, la superficie es rugosa, para mejorar el agarre a los dedos. El cable embutido en la funda del conector, está protegido por un plástico transparente de 10mm de longitud y de un 1mm de grosor, aproximadamente. Dicha protección es bastante rígida y cumple su labor perfectamente.

 

 

La pieza divisora es metálica, con forma de óvalo aplastado. Tras ella, existe un aro pasador, para el ajuste del cable bajo la barbilla. Los conectores de dos pines son dos cilindros negros lisos, cada uno con la letra de su lado inscrito. Los cables embutidos en dichos cilindros no poseen protección de plástico.

Cada núcleo está recubierto por un plástico transparente que permite ver el intenso color del cobre.

La construcción del cable es irreprochable. Aun siendo tan grueso, no es rígido y permite una manipulación más que correcta, sin que adopte forma.

El resultado es un cable con una impedancia muy baja, tan solo de 0.4 Ω (según mis propias medidas), que es precisamente la mitad de resistencia que tiene el cable de serie de los LZ A6mini (0.8 Ω, medido por mí).

Los puntos negativos que he encontrado, son dos:

La longitud de los pines puede ser algo corta para algunos IEMs.

En caso de que sea usado sobre oreja, debido al peso y a la carencia de protección ergonómica, puede llegar a molestar en sesiones largas de escucha.

 

 

Sonido

 

He realizado medidas de respuesta de frecuencia de los LZ A6mini, usando su cable serie y el cable ISN C16. En las gráficas, se puede observar dos cosas: una, el cable ISN C16 posee menor impedancia, así el volumen es algo más alto. Existe una incidencia positiva en las altas frecuencias.

En el resto de frecuencias no existe modificación alguna. De esta forma, el sonido no se altera. Salvo en la zona alta. En este caso, la incidencia es positiva, porque el cable original recorta la extensión de los agudos, mientras el C16 la mejora.

 

 

Siguiendo con lo escrito en la parte trasera de la caja, el fabricante dice textualmente sobre el sonido: La textura de la frecuencia media es dulce y transparente. Las bajas frecuencias son firmes y potentes, haciendo que la frecuencia completa sea más plana, el sonido vivo, rico en detalles. El campo sonoro se ha mejorado significativamente. La imagen del sonido se presenta claramente y hace que el fondo de la música sea más silencioso.

Según mis apreciaciones, lo primero que siento tras usar el cable C16 es un ligero aumento en el volumen, debido a su menor impedancia. Luego, la siguiente mejora destacable, es un incremento en el nivel de transparencia y claridad en el sonido. Como consecuencia, la separación se percibe mayor, por tanto, la imagen y la escena se sienten más amplias, al igual que la sensación de tridimensionalidad. Con estas mejoras, es cierto que fondo se nota más silencioso y oscuro. Además, el sonido parece adquirir una mayor riqueza de detalles y más resolución.

En la zona baja se gana en profundidad y definición. Los graves se sienten con una mejor estratificación y su ejecución es, incluso, más limpia y rápida. En los medios la textura es más rica, el nivel de detalle es mayor y la mejora en transparencia genera unas voces más delicadas y suaves. La zona alta gana en claridad, aire, extensión y naturalidad.

 

 

Conclusión

 

Realizar una reseña sobre un cable es, sin duda, una tarea complicada. Lo primero que un cable debe hacer es justificar su precio. En este caso, el cable ya vale su precio, tan solo por los materiales empleados, la calidad de los conectores, su grosor final y los pequeños elementos que lo componen. Toda esta exagerada presentación inicial, finalmente sí se traduce en una mejora en el sonido. Dicha mejora puede percibirse en cualquiera de los IEMs que he usado para el análisis. Por todo ello, el ISN C16, es uno de los mejores cables que se pueden comprar en su rango de precios.

 

 

Fuentes e IEMs Usados Durante el Análisis

 

  • LZ A6mini
  • TFZ Tequila 1
  • TFZ No.3
  • Jerry Harvey TriFi Special Limited Edition 10º Anniversary
  • Burson Audio Playmate
  • xDuoo X3II

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up