Ourart Ti7 Review

Arte En La Escena

 

Ourart Ti7 English Review

 

Valoración

 

Construcción y Diseño 95%
Ajuste/Ergonomía 65%
Accesorios 75%
Graves 65%
Medios 95%
Agudos 75%
Separación 90%
Escena 95%
Calidad/Precio 90%

 

Pros

 

  • Amplia escena.
  • Sonido claro y muy detallado.
  • Construcción.
  • Posibilidad de uso sobre oreja.
  • Conexión MMCX.
  • Presentación y embalaje.

 

Contras

 

  • Bajos ligeros.
  • Su grosor penaliza el ajuste.
  • El sonido puede llegar a variar mucho dependiendo de la colocación, incluso la precepción de la zona baja.

 

Enlace De Compra

 

https://penonaudio.com/ourart-ti7.html

 

Enlace a la Tienda

 

https://penonaudio.com

 

Introducción

 

Los Ourart Ti7 son unos earbuds casi revolucionarios, con su forma inspirada en ruedas de coches deportivos y su conexión MMCX. El diseño es único y su forma muy atrevida, en el límite de la comodidad y la versatilidad.

Toda la información que he leído previamente, indican que los Ti7 son unos earbuds mid-céntricos, con buena resolución, específicos para música pop, estilos vocales y relajados. Además, también se habla de su sonido analógico. ¿Qué habrá de cierto en todo ello, en mi humilde opinión?

 

 

Especificaciones

 

  • Tipo de Drivers: 14.2mm custom titanium crystal diaphragm dynamic driver
  • Respuesta de frecuencia:  20Hz-25000Hz
  • Sensibilidad: 118dB
  • Impedancia: 32 ohm
  • Longitud del cable: 1.1m
  • Conector Jack: 3.5mm en L, chapado en oro
  • Tipo de conexión de la cápsula: MMCX

 

 

Presentación y Contenido

 

La caja es casi cúbica, de dimensiones 100x100x75 mm, completamente negra, con el logo de la marca y las letras en plata. Una vez retirada la funda de cartón, aparece un cofre forrado en negro brillante. Su parte superior es igual a la funda de cartón, pero está ligeramente acolchada. En la cara inferior hay una pegatina con las especificaciones y el nombre del modelo.

Al abrir el cofre, los earbuds se encuentran empotrados en un espeso molde de espuma. Vienen con espumas tipo donut. Los cables también vienen conectados. Se trata de un cable negro trenzado, de un grosor aceptable y robusto. En mi caso no han venido con guías sobre oreja, algo que sí se puede apreciar en el folleto de instrucciones y garantía. El conector es grande, en L, de 3.5mm.

 

 

El resto de accesorios:

 

  • Una bolsita zip con 4 espumas completas negras.
  • Una bolsita zip con 4 espumas donut negras.
  • Una bolsita zip con 4 espumas completas grises y 4 espumas donut rojas.
  • Una particular y gran pinza para la ropa.

 

La presentación transmite el cuidado y el mimo con el que ha sido fabricado estos espectaculares earbuds y presagia un sonido a su altura. La calidad del embalaje es excelente, muy por encima del precio de venta.

La única pega es, como siempre y a mi juicio, la falta de una caja rígida de transporte.

 

 

Construcción y Diseño

 

El diseño requiere una mención especial: la cara por donde se emite el sonido recuerda a una llanta de un coche antiguo. Sus grandes aperturas dejan entrever una espiral de cable trenzado plateado. Efectivamente, son unas anchas llantas de coche y las espumas donut son sus neumáticos.

No menos impactante es la parte trasera adosada a la carcasa de los drivers: una caja completamente rectangular del mismo material y color. El su cara inferior se encuentran las conexiones doradas MMCX. En la cara externa se lee la marca en finas letras negras.

El conjunto es único, impresionante, espectacular y muy atrevido.

El cable no está a su nivel, los conectores MMCX recubiertos de plástico negro no están a juego con el refinamiento de las cápsulas. Al menos, el conector Jack se salva de esta odiosa comparativa.

 

 

Ajuste y Ergonomía

 

El ajuste y su ergonomía son iguales de atrevidos que su diseño. El grosor de las cápsulas no lo hace muy adecuado para todas las orejas. Y pienso que es el principal culpable de su sonido, para lo bueno y lo malo.

Gracias a su forma y conexión, los Ti7 pueden ser usados de forma tradicional, hacia abajo o sobre oreja. Personalmente, para su uso sobre oreja, recomiendo cables con guías, ya que favorecen una mejor fijación de los earbuds en los oídos.

Como digo, el grosor de las cápsulas impide, en mi caso, un ajuste y sellado óptimo. Esto es algo que no cambia, independientemente de la posición, ya sea tradicional o sobre oreja. Esta ancha forma también puede acarrear ciertas molestias, en largas sesiones de escucha.

 

 

Sonido

 

Perfil

 

El perfil es claramente mid-céntrico. Pero nos es culpa del driver, a mi juicio, la especial forma de los Ti7 favorece totalmente el sonido que se percibe: bajos ligeros y coloreados hacia el lado brillante, medios cercanos y algo fríos, muy detallados y enormemente abiertos, agudos suaves pero perceptibles.

En este caso, aunque siempre he sido muy escéptico al burning de los auriculares, el sonido general de los Ti7 ha mejorado tras horas de rodaje.

 

 

Graves

 

La consecuencia de su gruesa forma, favorece la falta de sellado. Así, los bajos son ligeros. El uso de diferentes tipos de espumas no altera significativamente la presencia de esta zona. Pero puede ayudar, al igual que su uso sobre oreja. En mi caso y contrariamente a lo leído de otros usuarios, el uso de espumas dobles, o espumas completas con donuts encima, realza ligeramente la zona baja, pero más si la posición es sobre oreja.

Los bajos percibidos son finos, poco profundos, a mi juicio, insuficientes para un amante de la zona baja como yo. Tienen una textura ligera y suave, un cuerpo muy compacto, un golpe extremadamente seco y rápido, pero reducido. Además carecen de calidez, más bien sufren cierta coloración fría, que aún le resta algo más de  profundidad y genera cierta sensación de sonido hueco.

Pero me niego a creer que los drivers de los Ti7 son incapaces de proporcionar un bajo más claramente perceptible. Lo que se ve en la gráfica de la respuesta de frecuencia, no indica esa suavidad en los graves. Es por eso que achaco la falta de contundencia en esta zona, al ajuste provocado por su diseño. Tan solo hay que despegar las cápsulas hacia fuera, de manera que queden más frontales a los orificios auditivos y la parte más alejada presione más la concha de la oreja, para notar claramente el poder de sus bajos. De esta forma, el sonido llega a cambiar bastante y para bien.

 

 

Medios

 

Sin embargo, es aquí donde el diseño de las cápsulas se revela especialmente acertado: los medios son deliciosamente delicados, claros, muy concisos y concretos, detallados pero dulcemente suaves. La zona no es especialmente cercana musicalmente hablando. Pero las voces sí que reciben un tratamiento especial, que las hace sonar con una proyección casi aislada, más próxima al oyente. No son cálidas, más bien al contrario, se sienten con una ligera frialdad, finas y sutiles, sin demasiado cuerpo, pero bellas y disfrutables.

Los instrumentos en la zona media suenan con una declarada relajación, sin ninguna agresividad ni aspereza, características que lo hacen sumamente adecuados para escuchas muy prolongadas. La anchura del sonido, la cierta lejanía de su presentación y la moderación en los extremos del rango de frecuencia, también ayudan en este sentido.

 

 

Agudos

 

Los agudos suenan bastante equilibrados, sin picos, ni estridencias, ni excesiva presencia. Se perciben nítidos pero no extremadamente extensos ni punzantes, más bien suaves y con ese cariz delicado y dulce ya característico en su sonido. Pero aun así, logran aportar gran cantidad de aire y detalle a la música, manteniendo abundante naturalidad y riqueza de tonos.

Por último, cabe reseñar que no hay rastro de sibilancias.

 

 

Escena, Separación

 

Una vez convenientemente rodados, la escena es inmensa. La sensación de apertura del sonido es vastamente perceptible. Si la zona baja fuera más profunda y ligeramente más enfatizada, la tridimensionalidad del sonido alcanzaría cotas estelares. La velocidad de las notas le confiere una capacidad de concreción y detalle en el sonido muy elevada. El sonido es muy seco y compacto, excelentemente controlado y ejecutado de forma altamente precisa.

El espacio entre frecuencias es grandioso. La sensación de aire es tal que no existe congestión alguna, tan solo luz en las notas y oscuridad abisal entre ellas.

No he escuchado otros earbuds que me produzcan una sensación igual en este apartado que los maravillosos Ti7.

He aquí el gran atractivo de estos earbuds, una sensación única de sonido etéreo y gaseoso.

La única pega es que tanta escena y separación diluye un poco la música, advirtiéndose cierta lejanía en ocasiones, incluso podría convertirse en cierta oscuridad.

Como dato adicional, la escena puede verse incrementada usando espumas finas y cables de mayor calidad.

 

 

Comparaciones

 

Ty hi-z HP-150s MKII

 

Los HP-150s son unos earbuds con una marcada sonoridad en V, con bajos presentes y profundos, voces alejadas y agudos más crujientes. Ofrecen un sonido casi contrario en perfil a los OurArt, partiendo de presentación más oscura y densa, lejos de la claridad centrada, más detallada y relajada de los Ti7. La sensación de apertura distancia aún más los perfiles, a favor de los Ourart, sin que la separación sea mala en los Ty. Pero el sonido es tan claramente inverso, que la comparativa resulta hasta curiosa, en lo que a rango de frecuencia se refiere, lo que uno da, el otro no.

 

 

Yincrow RW-9

 

Los Yincrow, pese a su precio, me gustan bastante. He disfrutado mucho con ellos, debido a su sonido algo más balanceado que otros. Cálidos, con buena presencia en bajos, medios algo alejados, pero no tanto. Voces también cálidas, con cuerpo, a medio camino entre la oscuridad, la suavidad y la distancia. Agudos en general, matizados, pero con un punto de alegría punzante. La escena es claramente menor que en los Ti7, menos claridad, mucha más presencia en la zona baja, más difusa y cercana, sin la precisión, la resolución y el detalle que ofrecen los Ourart. Los Ti7 son comparativamente más fríos y analíticos, con una presentación más relajada y con ese punto de lejanía, que aún los separa del sonido más frontal de los Yincrow. Los medios altos en los Ti7 se sienten más enfatizados que en los RW-9, así, el sonido puede llegar a variar mucho entre ambos, según el estilo musical reproducido.

En términos de separación y escena los Ti7 están a otro nivel.

De nuevo, muchas diferencias entre ambos perfiles para mantener la comparativa.

 

 

Conclusión

 

Los Ouart Ti7 son puro arte sobre el escenario, tanto en diseño como en sonido. Sus formas únicas le confieren un valor superior a su precio, debido a la sensación de exclusividad que producen, junto con su nivel de construcción. Su atractivo es innegable y probablemente nunca pasen desapercibidos. Y la pregunta se formula sola: ¿el sonido estará a su altura? Uno intenta imaginarlo por su forma y realmente resulta difícil acertar. Tras un diseño que podría resultar agresivamente deportivo, suenan claramente dulces, suaves, con gran apertura y escena, netamente centrados en medios, detallados, de extremos contenidos y muy adecuados para escuchas prolongadas. Si a esto se suma la posibilidad de poder cambiar el cable, gracias a su conexión MMCX y su uso sobre oreja, resulta sumamente difícil no sucumbir a todos sus encantos.

¡Mucho arte!

 

 

Fuentes usadas durante el análisis

 

  • F.Audio S1
  • Fiio M9
  • Burson Audio Playmate

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up