TFZ No.3 Review

¿Y por qué no el No.1?

 

TFZ No.3 English Review

 

Valoración

 

Construcción y Diseño 85%
Ajuste/Ergonomía 80%
Accesorios 70%
Graves 85%
Medios 85%
Agudos 75%
Separación 75%
Escena 80%
Calidad/Precio 85%

 

Pros

 

  • Calidad de la zona baja, sobre todo el sugbrave.
  • Medios limpios, claros, cercanos y vívidos.
  • Comodidad y ligereza, incluido el cable.

 

Contras

 

  • Ausencia de tips de foam y de caja rígida de transporte.

 

Enlace de Compra

 

https://penonaudio.com/tfz-no-3.html

 

Enlace a la Tienda

 

https://penonaudio.com

 

Introducción

 

El No.3 es un nuevo modelo de la marca TFZ, que utiliza la tercera generación de drivers construidos por la marca. Utiliza dos imanes, dos cavidades y tiene doble bobina de voz. Los imanes pertenecen al grupo magnético Tesla para ofrecer una mejor escena y más realista. El diafragma es de diamante y debido a su alta rigidez, puede suprimir las ondas armónicas producidas, reduciendo la distorsión y mejorando la claridad.

 

 

Especificaciones

 

  • Tipo de Drivers: 4mm double cavity & voice coils, tesla magnetic group
  • Material magnético: NdFeB N50
  • Diafragma: Diamond diaphragm
  • Respuesta de frecuencia: 5Hz-40kHz
  • Sensibilidad: 108dB
  • Impedancia: 20Ω
  • Cable: 3.5mm silver-plated cable
  • Tipo de conexión de la cápsula: 2pin, 0.78mm

 

 

Presentación y Contenido

 

Los TFZ No.3 vienen en una caja blanca y alargada, simple y minimalista, con el nombre de la marca y el modelo en ambas caras. Sus dimensiones son 213x83x43. Su interior es igualmente simple y sencillo: las cápsulas embutidas en un molde recubierto de cartón blanco. Debajo de él, está el cable. Otra caja alargada con los accesorios, completa el contenido:

 

  • Un blíster con 12 tips de silicona blanca SxMxL. Además, hay un par de tips medianas insertadas en los IEMs.
  • Una pinza.
  • Una bolsa-saco para guardar los IEMs.
  • El folleto de instrucciones y garantía.

 

La presentación no es tan lujosa como en los Tequila 1, al contrario, es bastante austera. Se echa de menos tips de foam y una caja rígida de transporte.

 

 

Construcción y Diseño

 

La forma de las cápsulas es casi semicircular, con un diámetro y grosor relativamente grande. Son de plástico transparente, salvo las boquillas que son metálicas y doradas. En el interior de la cara externa hay una placa que parece metálica, de color gris jaspeado. En ella se aprecia el logo de la marca y el nombre del modelo. Las caras interiores tienen escrito “TFZ-IEM” y las letras R y L dentro de un círculo, para indicar el canal.

El conector de dos pines es de un plástico transparente y distinto al de las cápsulas.

El diámetro de las boquillas es de 6mm y son algo más largas que las de los Tequila 1. Una rejilla metálica y tupida protege su interior.

 

 

El cable está recubierto de plástico y es plano, pero grueso. Los hilos internos son plateados y se ven algo finos. La cubierta del conector es recta, de un metal gris y ligero. La clavija está bañada en oro. La pieza divisora es de plástico recubierta de una placa gris de metal ligero. No hay pieza para el ajuste bajo la barbilla. El cable posee una cinta de velcro para recogerlo.

Contrariamente a lo que puede parecer, el plástico del cable no es nada rígido, sino que es muy flexible y nada microfónico. Es uno de los mejores cables con recubrimiento plástico que he podido probar.

El diseño llama la atención por ser transparente: puede verse sin problemas el gran driver dinámico que hay en su interior. Él es culpable de tamaño exterior de las cápsulas.

En conjunto, la placa metálica externa, la cápsula tan transparente, las boquillas doradas y el diseño semicircular, proporcionan una elegancia muy atractiva, que no pasa desapercibida.

El plástico usado para las capsulas, aunque es suficientemente rígido y grueso, da una falsa sensación de fragilidad. Pero por otro lado permiten que los No.3 sean muy ligeros.

 

 

Ajuste y Ergonomía

 

En mis orejas encajan bien, pero en orejas más pequeñas no tanto: he podido comprobarlo con otra persona, cuyas orejas son diferentes a las mías y el encaje no es tan perfecto. Personalmente, para mí son más cómodos, comparativamente hablando, que los TFZ Tequila 1. Su encaje es más natural y suave. En este sentido, el material usado es una ventaja (plástico), además de ser más redondeado. La inserción es algo más profunda, en el límite de ser superficial.

 

 

Es cierto que los No.3 son voluminosos también, es por eso que, si el encaje es adecuado, no es posible el movimiento ni la rotación. La alteración del sonido es mínima ya que el encaje es bastante firme, en este sentido, por encima de sus hermanos, los Tequila 1. Su forma, algo más ergonómica, facilita el uso diario y caminar con ellos no supone ningún problema, tan solo hay que tener en cuenta que el aislamiento está por encima de la media: que ello no suponga ningún peligro por la calle.

 

 

Sonido

 

Perfil

 

El perfil de los No.3 se encuentra a medio camino de unos IEMs en V o en U. Poseen un mayor énfasis en la zona subgrave y en la zona de los medios altos y agudos bajos, así como un repunte sobre los 8-9kHz.

Pese a que TFZ es bien conocida por su poder en la zona baja y los No.3 no desmerecen en este sentido, su realce entre los 2 y 5 kHz, le aporta mucha claridad, un matiz claro y más brillante, que no un predominio bajista.

 

 

Graves

 

En este caso el subgrave es el claro dominador de la zona. Así, el sonido es más profundo que claramente bajista. Y su precepción es casi descarada: no hace falta nada más que unos segundos para darse cuenta de la profundidad, casi abisal, a la que los No.3 puede hundirnos. Queda claro, entonces, que la zona baja se siente, se percibe, más que golpea. De esa forma, el sonido no es tan divertido pero posee una visceralidad diferente.

TFZ es TFZ y su sello vuelve a quedar patente en esta zona, pero esta vez su huella es diferente. La zona no se presenta tan grande ni tan ancha. Así, el sonido generado es diferente, al ser el rango más estrecho, se entromete menos en los medios.

La rapidez es buena hacia moderada, los bajos nunca llegan a ser difusos en absoluto. La definición es también notable pero el cuerpo no es tan completo.

 

 

Medios

 

Los medios altos de los No.3 tienen un claro énfasis. Este hecho resta calidez a las voces, pero le aporta una claridad y definición extra, sobre todo a las voces femeninas. Mientras, las voces masculinas se sienten algo más alejadas.

El acento en el subgrave aísla los medios y se perciben más separados, detallados y finos. El rango no es tan compacto tampoco, pero suena ancho, claro, limpio, próximo y más descongestionado. Pese a que el nivel de detalle es bueno, no se trata de unos IEMs analíticos que ofrezcan un micro detalle muy elevado, sino que la resolución es la propia de un buen driver dinámico.

 

 

Agudos

 

Partiendo de unos medios altos enfatizados, los agudos empiezan descendiendo para repuntar alrededor de los 8-9 kHz. La zona alta se presenta algo afilada y delgada, sin llegar a ser crujiente. La extensión es moderada, pero proporciona un buen nivel de luminosidad y aire al conjunto, ofreciendo un sonido con un buen nivel de detalle, separación, definición y resolución.

 

 

Escena, Separación

 

La escena es moderadamente buena, con una anchura y profundidad claramente perceptible. El posicionamiento instrumental, a veces, es sensible a la presentación en primer plano que ofrecen los No.3, diluyéndose entre la cercanía.

La separación es notable, toda la luminosidad, el aire, la proximidad y el cierto brillo, juega a favor de una presentación nítida, detallada, limpia y clara.

 

 

Comparaciones

 

Anew U1

 

Obviando las claras diferencias de sensibilidad, a favor de los TFZ, los U1 ofrecen un sonido más cálido, con cierta mayor oscuridad, pero a la vez los agudos son más finos y punzantes. Aunque la tonalidad de los No.3 es más brillante y clara, esa franja de agudos es más suave. El perfil de los U1 presenta una V más pronunciada hacia los bajos, con unos medios algo más hundidos y apagados. En cambio, el cariz general de los TFZ es más claro y diáfano, aportando mayor luminosidad y una sensación de apertura más grande. Las voces son más presentes y vívidas, aunque es más probable que se escapen algunas sibilancias, comparativamente hablando. Mientras, los Anew ofrecen un sonido más relajado y confortable para largas escuchas.

 

 

La zona baja es similar en ambos, siendo algo más extensa en los No.3. El nivel de profundidad es muy parecido en ambos, aunque la velocidad es mayor en los U1.

La separación y definición es mayor en los No.3, así como el nivel de detalle, sobre todo debido a una zona media más prominente. A nivel de escena son similares en cuanto a anchura y profundidad, tan solo la proximidad de los No.3 puede alterar la percepción en este aspecto.

A nivel constructivo, tanto el cable, como las cápsulas, los Anew ofrecen un acabado más lujoso, distinguido y llamativo.

 

 

Ikko OH1

 

Mirando las gráficas de respuesta de frecuencia, a primera vista se pueden ver más similitudes que diferencias. Ambos IEMs tienen unos medios parecidos, siendo el énfasis en su parte alta, más ancho en los No.3. Incluso los agudos parecen más presentes que en los Ikko. Por supuesto, la zona baja también posee mayor ganancia, más subgrave y mayor extensión. Pero ¿cómo se traduce todo esto al sonido final de ambos? Pese a estas obvias diferencias, existe una cualidad física que proporciona una disparidad mayor: los drivers usados. Mientras los Ikko usan un driver dinámico y un Balanced Armature, los No.3 solo usan un driver dinámico. De esta forma, aunque las curvas se parezcan en su zona media, el sonido no es igual en esta parte. Claramente los OH1 son más analíticos, precisos, definidos y con mayor resolución, mientras que los No.3 son más cálidos y compactos. La zona baja en los TFZ es sensiblemente más presente y esto afecta al resto de frecuencias, enturbiando, comparativamente hablando, su sonido. Así, no se puede concluir que los No.3 sean unos OH1 con un plus en la zona baja, porque cada driver produce una sonoridad claramente diferenciada: la definición y el detalle caen en la banda de los Ikko, mientras la pegada de bajos y la calidez van hacia los No.3.

 

 

A nivel de escena andan muy a la par, pese a la notable definición de los Ikko, la pegada de los No.3 ofrece mayor dinámica y una sensación, a mi juicio, de mayor profundidad y algo más de anchura. Sin embargo, los OH1 proporcionan una sensación de escena más ovalada, donde los medios se presentan algo más distanciados, mientras los extremos están más cerca, contrastando con el sonido en primer plano de los No.3

En términos de construcción, los Ikko son metálicos y los No.3 de plástico, sin embargo prefiero el cable de los TFZ.

Por último, la comodidad tiene sus pros y sus contras en cada modelo. Los Ikko son más cómodos, su tamaño más reducido encaja mejor, frente al mayor volumen de los No.3. Pero las boquillas de los OH1 son más cortas, ofreciendo una inserción más superficial.

 

 

TFZ Tequila 1

 

El hermano rico de los No.3 no posee una respuesta en la zona subgrave tan potente como los No.3, pero su medio bajo es más prominente, ofreciendo más cuerpo y una zona baja más completa. Los bajos de los Tequila 1 son más rápidos. También tienen un perfil más cálido, aspecto que se nota mucho en las voces. En los No.3 los medios suenan más finos, con mayor claridad y proximidad, acentuados por su mayor énfasis en esta zona. Mientras que en los Tequila 1 los medios gozan de mayor contundencia y poder, siendo también más suaves y seguros. Los medios altos y agudos de los No.3 son más brillantes y pueden generar más sibilancias, comparativamente hablando, que los Tequila 1. Pero también ofrecen algo más de detalle y resolución.

 

 

En cuanto a escena son muy similares en anchura, pero la profundidad de lo No.3 se aprecia mayor y con algo más de separación. Sin embargo, los Tequila 1 ofrecen mayor sensación de apertura.

Como conclusión, los Tequila 1 son más viscerales, potentes, cálidos y abiertos, siendo los No.3 algo más profundos, limpios, claros, con más brillo y algo más de detalle, ofreciendo un sonido más fino.

 

Conclusión

 

Los No.3 son una alternativa en V que ofrecen un sonido más enfocado en el subgrave y en los medios altos. Además, sus medios son más cercanos, con voces próximas y muy disfrutables. Su perfil se aleja de la típica V de medios hundidos, más oscuros y lejanos, garantizando una escucha más vívida, clara  y nítida, sin agudos martilleantes.

Pese al tamaño de sus cápsulas, la comodidad es alta y su ajuste es suave y firme, garantizando un confort elevado tanto en largas escuchas, como en su uso diario y en el exterior. Además, posiblemente poseen uno de los mejores cables de recubrimiento plástico de su franja de precios.

Y, por supuesto, una zona baja con el sello de TFZ.

 

 

Fuentes usadas durante el análisis

 

  • Burson Audio Playmate (OpAmps V6 Vivid Dual + V6 Classic Dual).
  • Audio S1

 

4 comments for “TFZ No.3 Review

  1. Enther
    06/09/2019 at 21:56

    ¿Es un buen upgrade partiendo del TinHifi T3 que es el que tengo?
    Sería para escuchas de EDM principalmente.

    Gracias y un saludo.

    • cqtek
      07/09/2019 at 14:39

      Buenas.

      Desgraciadamente no poseo los TinHiFi T3 que comentas. Pero, indiscutiblemente, los TFZ No.3 son un «must have» dentro de su rango de precios. Tranquilo, que seguro que no te defraudará.
      Saludos.

  2. RBH
    23/09/2019 at 12:28

    ¿Me puede recomendar un iem mejor que el TFZ NO3?
    Lo he probado y lo noto algo falto en medio y agudos.

    Dudo entre el IKKO oh10, el moondrop kxxs, el ikko oh1…

    Sería para escuchas de edm, pop y pelis

    • cqtek
      24/09/2019 at 23:20

      Hola.

      Gracias por sus comentarios.

      La verdad es que los TFZ No.3 son unos buenos IEMs, yo lo recomendaría a cualquiera. Y precisamente no está muy recortado en agudos. Debe pensar que casi todos los IEMs que he analizado, salvo el NiceHCK NX7, no son extremadamente agudos.
      De los que comenta, no he podido probar ni el IKKO oh10, ni el moondrop kxxs, el OH1 sí, y aunque parezca más agudo, no es más extenso en esa zona. Eso puede verlo en las respuestas de frecuencias. Quizás encuentre los bajos más pronunciados en los No.3 y puede que eso le influya en su percepción de medios y agudos.
      Cambiado totalmente de tecnología, sí que puedo aconsejar otro tipo de IEMs, como son los Rose Mini2 MKII 2.0, más equlibrados y extensos en agudos. Puede leer mi reseña sobre ellos.
      Pero si quiere algo con lo que poder jugar, ya que posee unos mini interruptores que modifican el sonido a su gusto, yo no perdería de vista los BGVP ArtMagic DH3. Son de lo mejor que se puede comprar por 150$. Lo tengo pendiente de revisión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up