Tanchjim Cora Review

Sensación Adolescente

 

Tanchjim Cora English Review

 

Valoración

 

Construcción y Diseño 70%
Ajuste/Ergonomía 90%
Accesorios 65%
Graves 80%
Medios 80%
Agudos 70%
Separación 65%
Escena 65%
Calidad/Precio 75%

 

Pros

  • Respuesta similar al Harman Target.
  • Comodidad, ergonomía y ligereza
  • Bajos y medios enfatizados, agudos seguros.
  • Claridad y profundidad.

Contras

  • El cable es fijo y rígido.
  • Baja sensibilidad, requieren potencia para mostrar su potencial.

 

Enlace de compra

 

https://penonaudio.com/tanchjim-cora.html

 

Enlace a la Tienda

 

https://penonaudio.com

 

Introducción

 

Tanchjim es una marca procedente de China, establecida en 2015, según se advierte en su logo. El modelo Cora es el IEM de menor precio que la marca tiene en el mercado. Otros modelos de la misma marca son el Darkside y el Oxygen. El Cora quiere ser un modelo con una filosofía divertida, joven y desenfadada, prueba de ello es su embalaje, su diseño y los múltiples colores a elegir.

 

 

Pese a parecer muy sencillo, existe tras de él mucha más investigación y desarrollo de lo que a simple vista puede observarse: tanto los materiales usados, el diseño de las cápsulas, su interior, los drivers y los cables, han sido cuidadosamente diseñados para ofrecer el mejor sonido.

 

Especificaciones

 

  • Tipo de Drivers: Driver dinámico con diafragma de carbono de 9.9mm
  • Respuesta de frecuencia:10 Hz – 40 kHz
  • Impedancia: 16 Ω
  • Ratio de distorsión: <0.2%
  • Conector Jack: Recto 3.5mm
  • Tamaño del cable: 1.2m

 

 

Presentación y contenido

 

Los Cora vienen en una llamativa caja roja, decorada con múltiples dibujos simples y estilos musicales. En la portada de la caja puede verse una foto de los IEMs, el nombre de la marca y el modelo. Detrás están escritas las especificaciones en varios idiomas. En los laterales se pueden leer varios estilos musicales y diversos dibujos esquemáticos  que hacen alusión al contenido interior.

 

Tras abrir la caja se puede ver:

 

  • Las cápsulas encajadas en un molde de gomaespuma.
  • Una caja en la parte inferior que contiene los accesorios.
  • Manual de uso.
  • Certificado de garantía
  • Tarjeta de presentación
  • 3 pares de tips de silicona roja tamaños SxMxL de canal interior estrecho
  • 3 pares de tips de silicona roja tamaños SxMxL de canal interior ancho
  • Una bolsa de transporte

 

 

El embalaje es muy llamativo por su diseño desenfadado, además de por el color tan vivo en intenso que posee. La caja es compacta, de buena calidad y grosor. Su interior es simple pero destacable en su deseo de mostrarse muy atractivo.

Su contenido es acorde al nivel de precio, dos juegos de tips de silicona con diferente diámetro interior, para modificar el sonido y un saquito para su almacenamiento. Echo de menos tips de foam y una caja de transporte dura.

 

Construcción y diseño

 

Los Cora son unos IEMs pequeños, muy ergonómicos y ultra ligeros, pensados para ser usados sobre oreja. El cable es fijo y pese a la calidad del conductor, el recubrimiento de goma es bastante rígido, con un efecto memoria muy alto. Se lía con facilidad y adopta la forma de almacenamiento de manera permanente. Sin duda, el cable es lo peor que se puede encontrar en este modelo; además, es fijo. Lo mejor de él son el Jack, el divisor y la pieza de ajuste para el encaje bajo la barbilla.

 

 

El cable está conectado en las cápsulas directamente, protegidos por un cono de plástico traslúcido. En el cono izquierdo existe un punto para indicar el lado.

Las cápsulas están formadas por una placa exterior, de aluminio fino mecanizado y por un cuerpo de plástico transparente. Su forma es muy redondeada y muy bien diseñada para acomodarse en el interior de los oídos. Las boquillas son anchas y cortas. Poseen un filtro muy fino y microperforado, casi transparente.

En la placa externa izquierda está escrito el nombre del modelo y en la derecha está dibujado el logo de la marca, ambos en blanco.

A mi juicio el diseño llama la atención en sí mismo, pero no da una sensación de robustez a simple vista, debido a su mínimo peso. Luego, una vez observados con detenimiento, en ningún momento se aprecia ningún atisbo de imperfección o debilidad en su construcción. El ensamblaje de ambas piezas es conciso y forman un conjunto muy compacto y eficaz.

 

 

Ajuste y ergonomía

 

El ajuste es excelente, pese a que las boquillas con cortas y anchas. Con unas olivas de diámetro exterior estrecho, como las que vienen de serie, se consigue un buen encaje superficial. Aunque el cable no posea guía sobre oreja, no impide que su colocación sea fácil. Además, con la ayuda de la pieza metálica del cable, su posicionamiento será incluso más seguro. La conjunción de estos elementos proporcionan un encaje casi perfecto: apenas se notan, apenas pesan, apenas rozan, no se mueven, no molestan. Se puede decir que el diseño en este caso es muy acertado ergonómicamente hablando.

 

 

Una vez ajustadas las cápsulas apenas se mueven ni permiten rotarse. La variación de sonido debido al movimiento es casi inexistente. Una vez encontradas las tips adecuadas, el proceso de colocación para encontrar el mejor sonido es muy rápido.

El aislamiento es medio, debido a que la inserción es superficial.

Los puntos negativos son: la aparición esporádica del efecto Driver Flex y la ausencia más visible de la indicación de cada canal (derecho-izquierdo).

 

 

Sonido

 

Perfil

 

El perfil es muy cercano al Harman IEM Target 2017, con algo más de presencia en la zona baja, pero también más recortado en agudos bajos. Pese a ello, las características sonoras esenciales de los Cora son la claridad, la profundidad de los bajos, la limpieza del sonido y una descarada caída en los agudos.

 

 

Graves

 

La zona baja es destacable, muy limpia y profunda, con buena pegada y control. Se extiende más de lo que el Harman Target indica, a mi juicio es un acierto porque el grave se siente completo y sin pérdida de energía en todo el rango. Y aunque innegablemente posee un perfil con énfasis en esta zona, nunca su presencia es abrumadora ni se siente por encima de los medios.

 

 

El subgrave es bastante rápido, de una explosividad enormemente contenida, con excelente recuperación. Y digo explosivo porque se siente como un pequeño cañonazo que apenas deja eco. Este aspecto es sin duda una característica excepcional de estos pequeños IEMs. La otra característica del sonido en general es su limpieza, a mi juicio no observo oscuridad en ningún rango, tampoco en los bajos.

La textura de la zona es bastante natural y pese a la limpieza y a la carencia de emborronamiento, la zona baja ofrece un nivel medio de detalle y separación.

 

Medios

 

Si la pegada del subgrave es destacable, la presencia de las voces también lo son. Anteriormente he comentado que los Cora no poseen una gran separación, porque no generan esa sensación de hueco, de silencio, entre las notas musicales. Pero sí que consiguen una buena diferenciación entre los niveles bajos y las voces. En piezas donde los graves destacan y existen voces, éstas nunca se presentan alejadas, sino todo lo contrario, se muestran frontales y fácilmente distinguibles en sus propios planos. Queda claro que los bajos no se inmiscuyen en los medios, sino que conviven en perfecta armonía. Las distintas capas sonoras se aprecian con gran facilidad. En este sentido, el posicionamiento vocal e instrumental es bastante bueno y su seguimiento individual es sencillo y disfrutable.

 

 

Las sibilancias son absolutamente cero. El perceptible recorte en los agudos ayuda en este sentido.

El cariz de los medios es bastante balanceado, se sienten naturales, ni cálidos, ni fríos, sin rastro de oscuridad, pero tampoco de brillantez. Las mejores palabras para definir el perfil siguen siendo limpieza y nitidez.

No solo se debe poner el acento en las voces, porque el resto del rango está al mismo nivel de calidad y percepción.

 

Agudos

 

Es la zona con menos énfasis y más recortada de los Cora. A partir de los 4kHz, comienza el descenso en ganancia. Tan solo un pequeño repunte entre los 7kHz y 8kHz. Como se deduce la extensión no es muy grande. Esta característica se percibe en el resto de rangos, sobre todo en el detalle, pero no en la oscuridad.

 

 

Los agudos de los Cora, son justos, su cantidad y presencia bordean el límite: aportan el preciso detalle, la justa viveza, el suave matiz, el brillo natural y una abundante claridad.

 

Escena, Separación

 

La escena goza de mayor profundidad y separación entre planos, que de anchura. Los Cora ofrecen un enfoque más frontal que abierto, donde prima una facilidad para distinguir la distancia de los diversos planos sonoros. Así, la separación se aprecia más en dicha distancia frontal que a lo ancho.

Aun así, la definición y la nitidez son bastante buenas para su rango de precios.

 

 

Pero el aspecto más destacable sigue siendo la claridad global del sonido y su limpieza en la recreación. El nivel de resolución es bueno, pero sin llegar al nivel que puede ofrecer algunos drivers BA bien afinados.

 

Comparaciones

 

BQEYZ KB100

 

Empezaré por las cosas más obvias: La primera gran diferencia entre ambos es el volumen, los KB100 son mucho más fáciles de mover que los Cora. La segunda diferencia está en la zona baja. Según la curva de respuesta de frecuencia, ambos IEMs parten de una misma ganancia de subgrave. Desde ahí los KB100 suben, mientras que los Cora bajan. La tercera obviedad es una cierta similitud en ambas curvas, a partir de los 1000 Hz.

 

 

Si se sube el volumen para que la zona baja quede igualada en ambos IEMs, el subgrave es bastante similar, tanto en pegada como en presencia. Lo que cambia claramente es su relación con el resto de frecuencias. Es ahí donde los Cora destacan, ofreciendo una profundidad de bajos y una potencia netamente mayor.

Las voces tienen un predominio similar, pero se nota el perfil de cada IEM. Los Cora poseen una zona baja enfatizada, esto aporta más cuerpo y una calidez mínima. Los KB100 ofrecen más brillo y definición, debido a su mayor presencia en los medios altos respecto al resto de frecuencias.

En concreto, las voces masculinas, por la leve joroba que poseen los KB100 alrededor de los 200Hz, tienen mayor cercanía, pero también un cierto punto fangoso en algunas grabaciones.

El resto de la zona media se muestra igualmente influenciada por el perfil de cada IEM, así como de los drivers usados. Los Cora presentan este rango desde un punto de vista más suave y natural, mientras que los KB100 se dejan influenciar por su driver BA, que aporta más definición, detalle y una puesta en escena más fría y analítica.

En la parte alta, aunque en ambos se nota el recorte, los KB100 ofrecen mayor presencia de agudos bajos que en los Cora, condicionando su sonido globalmente.

En cuanto a la escena, los KB100 poseen una escena más ancha, mientras que los Cora ofrecen mayor profundidad. La tridimensionalidad, la recreación estereofónica, la separación y la definición, también son mayores en los KB100.

 

 

Ostry KC06A

 

De nuevo la gran diferencia inicial es la sensibilidad. Como se observa en la gráfica, existen 10 dB de diferencia entre uno y otro, siendo los Ostry bastante más sensibles.

Las gráficas muestran una curva similar, donde las diferencias se encuentran en los medios altos y los agudos bajos. Dichas diferencias repercuten sobremanera en el sonido final. Los KC06A se perciben más oscuros, más cálidos y menos detallados que los Cora, mucho más limpios y claros.

 

 

La zona baja de los Ostry es más difusa, menos definida, más gruesa, más abrumadora. Los Cora ofrecen más información, mejor textura, una zona baja más analítica y definida, con mejor recuperación.

De forma análoga, las diferencias en los medios se repiten ente ambos IEMs. Si bien las voces muestran una presencia similar, la oscuridad se hace patente en los Ostry en la comparativa directa. Además, la falta de claridad de los KC06A afecta en la separación: el sonido es más contundente, sin fisuras, pero sin distancia, demasiado homogéneo y denso. Los Cora ofrecen mayor profundidad y una mejor recreación instrumental.

La zona alta, en su parte más elevada, es similar. Pero los agudos bajos se diferencian. Los platillos suenan algo más completos en los Cora, mientras que en los Ostry suenan más aislados y finos, muy enfocados sobre esos 6kHz. Ese pico no es suficiente para proporcionar algo de extensión en los agudos bajos, tan solo sirve para remarcar esa banda, sonando a veces irreal.

La escena en los KC06A está bastante enfocada y centrada, debido a la homogeneidad del sonido. Los Cora proporcionan más anchura y profundidad sonora.

 

 

Conclusión

 

Los Tanchjim Cora son unos IEMs con un perfil basado en el Harman Target, pero con un ligero recorte en los agudos bajos y algo más de énfasis en la zona baja. Su presentación sonora es clara, limpia y profunda, con buenos rangos bajo y medio, exenta de sibilancias y picos indeseables. Son comodísimos y ultraligeros, con un embalaje y un diseño joven, divertido, atractivo, con posibilidad de elegir entre 5 colores distintos.

En contra de la tendencia actual, el cable es fijo y rígido, con bastante efecto memoria. Otro punto negativo es su baja eficiencia.

 

 

Fuentes usadas durante el análisis

 

  • Burson Audio Playmate (OpAmps V6 Vivid Dual + V6 Classic Dual).
  • Sabaj Da3.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up